29 de enero de 2018

Tortilla de Pollo


    

Casi casi, se pasa este lunes sin publicar.
No voy a repetirme y contar el poco tiempo del que dispongo ultimamente y la desgana que me acompaña para entrar en la cocina. Pero estaba deseando que llegase el fin de semana, bueno más bien el viernes por la tarde que es cuando termina mi jornada laboral y conducir hasta casa para decir bien alto: ¡¡¡ Por fin es Viernes !!!
¿Los planes? ninguno en especial, y muchos a la vez. Quería quitarme las gestiones personales y los compromisos familiares entre el viernes y el sábado para disfrutar el Domingo vagueando todo lo que pudiera. Sin despertador, sin horario y apenas el teléfono móvil . . .  y lo conseguí.

Me di esta mañana (estoy escribiendo esto el domingo por la noche) un buen paseo por los blogs amigos, me faltan aún algunos pero tendré que dejarlos para estos días. Antes de tomarme un buen café de forma relajada,  la báscula me dio una buena noticia. Algo habíamos bajado desde la semana pasada y casi sin darme cuenta. Bueno, sin darme cuenta es una exageración  mentira cochina, que solamente ceno fruta, y algo de hambre paso, pero es lo que hay.

Y aparte de empezar la mañana haciendo pan para el desayuno y para dejar congelado e ir sacándolo durante la semana, me apetecía preparar una buena y caliente sopa de fideos al medio día y una tortilla de papas. Es que tenemos un viento helado desde hace dos días que llega hasta el último rincón y ando como encogida por la vida por mucho que me abrigue. Pero al abrir el frigo me di de bruces con media pechuga que mi hija había dejado allí olvidada, y como no es cuestión de que se estropeara, decidí darle salida.
        
             

Me acordé de la Tortilla de Pollo que comían en casa de mi querida amiga Concha, y aunque en su familia es una de esas recetas con solera, yo no había oído hablar de algo igual en la vida. Y mira que soy una loca tortillera y me las hago de casi todo, siendo la de berenjenas una de mis preferidas.

Bueno, pues ahí estaba yo, cociendo mi pechuga en caldo de cocido para que tuviera más sabor y cambiando los planes de la tortilla porque evidentemente la de papas sería para otra ocasión. Aproveché que tenía el horno caliente del pan, para cuajar la tortilla allí. Quedó perfecta, bien jugosa, riquísima y sin apenas nada de aceite. Por si no te lo he dicho nunca, las tortillas me gustan cuajadas pero no secas, de tal forma que cuando las comes no caiga el huevo líquido a medida que la vas partiendo, eso me produce repelús.

Así que totalmente recomendada esta Tortilla de Pollo. Aunque estés a dieta se pueden comer cosas bien ricas, solamente hace falta darle un poco a la imaginación y combinar bien los alimentos. Y esto me lo aplico personalmente, que muchas veces por comodidad y ultimamente más de lo que me gustaría, no paso de la verdura cocida y el filete a la plancha. {Quien me ha visto y quien me ve}.Y fijate lo poco que he tardado en hacer la tortilla de hoy, si es que cuando las recetas son de confianza, no hay duda que salen bien, aunque las fotos no le hagan justicia.



 {2 personas}

1 Pechuga de Pollo Asado o del Cocido  
4 Huevos de Gallinas Felices
Unas ramitas de Perejil Fresco
Un pincelada de Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal marina al gusto.


- Picar la pechuga a cuchillo lo más fina posible. La pechuga tardó en cocerse unos 20 minutos a fuego medio.

 - Cascar los huevos en un plato, batir y añadir el perejil.
 - Incluir la sal y el pollo cocido o asado.

 - Mezclar bien.
 - Pincelar con un poco de aceite el molde donde vamos a cuajar la tortilla en el horno. O hacerlo en sartén, según preferencia.
 - Verter la mezcla y llevar al horno a 200º durante quince minutos con calor arriba y abajo, posición media. Lista y cuajada.
- Desmoldar y dejar templar antes de partirla. 

La serví ya troceada y con una poca mayonesa casera alegrada con guindilla y unos pepinillos encurtidos. Nos encantó.

  

Y eso  es todo por hoy, nos vemos en unos días.
Hasta entonces espero que seas feliz.
Estoy procurando ponerme al día con vuestros blogs, un poco de paciencia que llegaré.


24 comentarios:

  1. Pues fíjate que yo no he cocinado una tortilla en el horno todavía y eso que también soy tortillera y variada en este tema, pero no ha caido esa breva. Voy a tener en cuenta ésta tuya de pollo, pues no es solo una vez la que me sobra carne y con esta preparación voy más rápida y tiene pinta de estar muy, muy rica.
    Y relájate un poco cuando puedas que las prisas no son buenas consejeras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Nuria querida, esta Tortilla está que se sale, me encanta y con esa mayonesa debe ser para perder el sentío, jajajaja. Me ha gustado la idea de hacer tipo fritatta, es un sistema práctico, además de quedar perfectamente cuajada y jugosa, ya sabes que yo también soy de las que no pueden con el huevo líquido, me da un no se qué, que pa'qué te cuento, amén de ser peligroso por la salmonela, con un susto en mi vida, ya tengo suficiente.
    Me alegra saber que una de mis tortillas favoritas se te viniera a la cabeza a la hora de cocinar, y mira que es cosa sencilla de hacer, pero ¡más rica está! ¿a que sí? Y ya puedes corroborarlo, jejeje.
    De momento me la llevo para El Club de la Tortilla Perfecta, que últimamente lo tenemos un poquitín abandonado y son tortillas como estas las que hacen falta para llenarlo con las mejores del mundo.
    Besos muy muy gordos, y achuchones. Gracias de todo corazón.
    PD: Me la llevo también, a mi página Tu Cocina, Mi Cocina, hoy me vas a dar trabajo con mucho gusto, jajaja.

    ResponderEliminar
  3. Pues no veas que cosa más rica. Apuntada la tengo ya, porque si que es sana y como mi marido está adieta se la voy a hacer, bueno, para él y para los demás jajaja. Ha quedado un pastel de pollo de lo más apañado!! Me ha encantado. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapísima
    Muy interesante la idea de hacer la tortilla al horno. Cualquier día que me encuentre un poco vaga probaré a ver qué tal.
    Tampoco la hice nunca con pollo, pero los huevos me gustan tanto que seguro que me encanta.
    Por lo demás me pasa como a ti, la tortilla me gusta cuajada y jugosa. Si veo una tortilla que al abrirla se desparrama ya no la como, me darían arcadas ^-^
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Qué delicia, Nuria! Como siempre!!!La voy a probar en casa!!
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Nuria!

    ¿Ves? la falta de tiempo y matarte de hambre dan sus resultados.

    Cuando he leído el título de tu entrada me he dicho "no puede ser, no he oído en mi vida hablar de una tortilla de pollo y en cuestión de dos semanas la publica Concha y ahora Nuria... ¿viviré en un lugar extraño?"

    Después me he dado cuenta de que tú tampoco la conocías hasta que viste la receta de Concha. Ahora me siento más tentada aún. Compré pechuga de pollo el fin de semana y está en el congelador, esta tortilla sería una buena opción y hecha en el horno me gusta aún más si cabe.

    Me quedo con las ganas de probarla. Ánimo con la comida sana, en nada estás divina

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco habia antes una tortilla con pollo y la tengo en pendientes desde que se la vi a Concha ,admiro tu fuerza de voluntad para hacer dieta yo la empiezo el lunes a la mañana y a a noche la termino que le voy hacer si soy una pecadora y cada vez que os visito se me antojaaaaa todo lo que haceis .
    Uummmmmm como me tientas con tu tortilla echa en el horno sin apenas aceite ,es una pena no poder meter la mano y dar cuenta de un trozo seguro esta de rexupete,te ha quedado divinisimaaaaaa.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaa.

    ResponderEliminar
  8. Impresionada estoy, con la boca abierta y unas ganas locas de hacer una tortilla de pollo, para mañana tengo verdura pero del miercoles no creo que pase sin que la ponga en mi horno. Además hay una planta de albahaca en mi cocina que está pidiendo a gritos que más pronto que tarde le de buen uso. Tu tortilla, o la de Concha, pasará a ser mi tortilla en poco y menos. Me ha encantado. Bss

    ResponderEliminar
  9. Que maravilla de tortilla Nuria, te ha quedado maravillosa y al ir al horno es mucho más sana si cabe, tu a tu ritmo, no te preocupes que ya dura es la vida como para andar a correr para estar por estos lares. Hay que bien que vas bajando, yo de momento nada de nada jeje...Bess

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Hola Nuria!! Al principio, tu tortilla, me había parecido un pudin, y bueno, algo de lógica tiene, pues está hecha al horno y en un molde de plum cake, y encima, con pocas calorías y sabrosa de verdad. Yo soy de las tuyas, me gusta la tortilla no seca, pero cuajada, aunque reconozco, que yo no es la yema medio cuajada la que no que gusta, sino la clara, que parecen babas, uajjj, así que un huevo frito, me gusta que la yema esté blanda, pero una tortilla, que no, que no, que parecen babas de verdad, ja, ja. Pero bueno, siempre respetable el gusto de cada uno.
    Oye, y qué envidia lo de la báscula, a ver si me animo yo también a bajar la grasilla de las navidades, pero yo tengo poca, poca, fuerza de voluntad.
    Ay, el trabajo, verdad, bien le pusieron el nombre, trabajo. Pues imagina, yo no puedo decir ya es viernes, porque también trabajo los fines de semana, y encima, cuando acabo la jornada laboral, tampoco puedo decir que se acabó por hoy, pues mi trabajo se prepara primero en casa, así que siempre te da la sensación que estás trabajando. Eso sin contar a cenar, fiestas y festivales, que tienes que hacer fuera de horas y sin que te apetezcan muchas veces nada, absolutamente nada, pero encima, agradecidos de tener un trabajo, ay, a ver si me toca la primitiva esa que nunca hago, ja, ja (y ya sabes, por mi no te preocupes por eso de las visitas, eso si, te espero por lo menos una vez al mes, ja, ja). Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Bueno ¿cómo no te va a dar una alegría la báscula, si estás haciendo bien los deberes? La verdad es que quien te diga que come todo lo que quiere y no engordar un gramo ni le creas, porque eso no puede ser. Por desgracia si se quiere mantener la línea hay que cerrar la boca, un rollo pero es lo que hay y más después de Navidades Y el problema es que estamos a la vuelta de la esquina de carnaval, y ya sabes los dulces que se presentan..., así que yo estoy como tú, aunque la verdad me cuesta mucho porque me encanta comer, vamos como a la gran mayoría de personas que se pasan la vida cuidando la línea.
    Bueno me parece una tortilla estupenda, hay que aprovechar los restos de comida. Yo me pongo súper contenta cuando aprovecho lo que me queda en una esquina de la nevera y no tengo que recurrir a tirarlo a la basura por un descuido mío. Que no estamos para tirar nada.
    Muy rica, para cenar no me vendría nada mal.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  12. Buenas noches, Nuria. Menuda adaptación más buena de la tortilla de Concha. En ese formato, es ideal y queda preciosa.
    Yo tampoco soy de tortillas poco cuajadas.Tu hija te lo puso fácil y seguro que la repites.
    Yo no la probe y ganas ya tengo.
    Besos y descansa.

    ResponderEliminar
  13. Hola Nuria
    Felicidades, tu bascula es más agradecida que la mía, esta es al contrario, parece que contra menos como peor, que pena, tengo que reconocer que mi cuerpo no ayuda con el hipotiroidismo, pero bueno, ya estoy acostumbrada a este tira y afloja, jeje, que le voy a hacer...
    Tu tortilla me parece estupenda, desde luego se merece estar en el club de concha, es ligera y más hecha en el horno donde apenas si usas el aceite, tiene que estar muy rica.
    Besos cielo.

    ResponderEliminar
  14. Hola Nuria!! a sido leer el titulo y me ha venido a la cabeza Concha, porque sera jeje.
    Que contenta se abra puesto al ver esta deliciosa tortilla, te ha quedado perfecta y con un colorcito divino, sabes a mi me gusta la tortilla como a ti al punto me da un no se que, el ver el huevo crudo ufff
    Una cena maravillosa te has marcado.
    Un besazo mi niña

    ResponderEliminar
  15. Nuria, a mi marido le doy esto y puede ser el más feliz del planeta. No veas el hambre que también estamos pasando nosotros, nos pusimos a dieta el tres de Enero y ya llevamos tres kilos menos...pegándonos unas palizas de andar y yo además de bici (que lo hago siempre), pero ya sabes, se van acumulando siempre de temporada a temporada y no veas, cuando te quieres dar cuenta...¡zas! Ya no te entran los pantalones o note abrocha aquella falda ideal que te encanta.

    Bueno, tu tortilla además es de dieta, no lleva nada que no podamos comer. Esas gallinas felices de nuestra amiga Concha, deben de ser para ponerles un monumento. Vaya diferencia con los del supermercado...

    Alguien y no sé si fue Concha, no estoy segura, decía que lo que no iba a tortilla iba a croquetas; verdad. Somos unas expertas y en general la cocina española casera recicla divinamente.

    Una cena riquísima, voy para allá.

    Muchos besos y ánimo con las dietas que cuando nos pesamos nos da una alegría tremenda, como la que no hubiese notado la hambruna..ja ja ja

    ResponderEliminar
  16. Mira tú como cambia una tortilla según el molde! Parece un pudin de los míos, es más si le pones un poco de pan (ahora se me está ocurriendo) ya tienes la comida completa. Pues nada, me voy con la idea de hacerlo y probar lo que te digo. Una buena salsita como la tuya, una ensalada verde y oye, más feliz que una perdiz,jajaja.
    Un besazo guapísima, tómatelo con calma y no te preocupes de visitas...

    ResponderEliminar
  17. Hola Nuria! Creo que tu y yo estamos en el mismo plan, nos falta tiempo para todo y nos da un poco de pereza el blog pero al final llegamos y proponemos lo mejorcito de nuestra cocina verdad? jajaja! Me ha encantado tu tortilla, primero porque te has inspirado de la reina de las tortillas y segundo porque la forma que le has dado es ideal! Es original y así queda más sanota que hecha en la sartén, genial! A mi sí que me gusta cuando el huevo babea jaja pero no que este crudo del todo eh? Pero una tortilla bien jugosita a mi me chifla pero tiene que ser de patatas sino no jeje! Por qué? No sé jaja!
    Un besito muy fuerte y sigue disfrutando del fin de semana jeje!

    ResponderEliminar
  18. Niña, mañana voy a preparar tu tortilla de pollo, a ver cómo me sale a mi. Ya te contaré.

    ResponderEliminar
  19. Pero bueno Nuría!! Esto si que es tener una cena rápida y rica!! Todo lo que se hace en horno es genial, que así no hay que limpiar la vitro luego ;)

    Felicidades por tu triunfo en haber bajado peso, el esfuerzo merece la pena.
    Yo si quiero perder peso me cuesta la vida. No sé por que mi cuerpo no reacciona :(

    Oye.. lo de "loca tortillera" me ha hecho gracia jaja por el doble sentido jajaja

    Bueno preciosa te dejo que sigas disfrutando del domingo

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  20. Pues yo como que tampoco Nuria, no había oído hablar de tortillas de pollo. Después de verla por aquí, ya que no recuerdo la de Concha (mala cabecita), pienso ponerla en práctica, a ver si no la olvido.
    Muchos besos guapísima.

    ResponderEliminar
  21. Con manos expertas como la tuya, no me extraña nada que de una pechuga olvidada hayas logrado un plato fantástico, y mira de qué modo más sencillo. No siempre las cosas complicadas con ingredientes imposibles son las mejores. La presentación es de fiesta, y el sabor con su guarnción de pepinillos etc, seguro que es buenísima. ¡¡Descansa y disfruta de lo que te gusta!!

    Un besín.

    ResponderEliminar
  22. Hola guapa, qué bien que la báscula te dé tan buenas noticias, a mí me las da muy malas y por eso ni la miro... pero bueno, no ceno fruta ni tortillas tan ricas como esta, yo también como mucha tortilla pero de pollo, nunca.
    Y es tiempo es que es un poco complicado, escasea, corre mucho y no hay quien le pille "el punto", espero que alguna vez podamos encontrar el equilibrio para que no sea algo tan dominante en la vida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Hola Nuria, un poco más y se me junta esta receta con la de mañana. Vengo bien tarde a verte. pero que no sé muy bien ni donde estoy.
    Pero ahora , estoy disfrutando bien a gusto de tu tortilla. Imagina a Concha de lo más contenta y feliz, pues si le gusta una tortilla más si es suya. Encima es de aprovechamiento, ya sabes que para mí, eso es tener buen gusto , algo que a ti te sobra.
    Mil besos y aunque he cenado, me llevo mi trocito para probarla.

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?