26 de febrero de 2018

Pimientos Rellenos de Tortilla {Light al cuadrado}


Rellenar verduras es una actividad cocineril de lo más agradecida, y cada vez que me decido por unos pimientos, en casa hacen la ola.
Son entretenidos, pero cuando te sientas en la mesa, se te olvida el tiempo que te llevó hacerlos.

Hoy tenía que terminar unos trabajos en el ordenador y dejé el blog abierto para empezar a escribir esta entrada a ratitos. Y no es que una sea una artista y necesite inspiración,  pero es que no había modo de que enlazara dos frases con sentido, por más vueltas que daba no me llegaba ningún tema recurrente. Tampoco es que sea parca en palabras, porque soy un poco cotorra a poco que me descuide . . . pero no arrancaba con el tema de la introdución.

Pensé hasta hablar del tiempo, como si fuese una conversación de ascensor donde te encuentras con la vecina del quinto derecha. Porque especialmente desde esta madrugada estamos con un viento y  una lluvia que parece que nos hemos trasladado al Norte de la Península. Pero no, no me convencía.

También consideré hablar del Panorama Nacional, pero ya estamos lo suficientemente informadas todas las miembras  😜   de la comunidad bloguera como para repasar aquí la actualidad. Total que seguía trabajando, y a cada rato me venía un ratito a ver la entrada, pero el texto sin aparecer mentalmente.
      


No era cuestión de hacer una receta muda ¿verdad? pues sigo escribiendo sin ningún fin, y contándote por si te convenzo que estos pimientos rellenos de tortilla que habrás visto en muchos blogs, hoy los traigo casi libres de grasa y hechos facilmente entre el microondas y el calor de un caldero al fuego.

Estoy ultimamente cocinando más con el micro, será por cuestión de tiempo y por recuperar algunas recetas que antes las hacía muchas veces en ese aparato eléctrico, pero que al final lo fui arrinconando y como casi todas, dejándolo para calentar leche y descongelar alguna que otra cosa.

. . . Sigo sin tener inspiración y esto se está alargando, así que pasemos a cocinar y dejaré mis historias para próximas entradas. Prometo darle un tirón de orejas a las musas, que no es serio dejarme con la mente en blanco.


{para dos personas}

 6 Pimientos Italianos
2 Huevos L
2 Papas hermosas
1 Lata mediana de tomate triturado (400 grs)
2 Cdas de Aceite Virgen Extra para freir el tomate
1/2 Medida de la lata de tomate, de Agua
1/2 Medida de la lata de tomate, de vino blanco
1  Hilo de aceite para hacer las papas
Sal marina al gusto



           


- Pondremos el tomate triturado en un cuenco apto para el micro. Me gusta que sea de cristal porque el tomate mancha el plástico.
- Tapamos, pero sin encajar la tapa para que pueda salir el vapor, dejamos a máxima potencia 10 minutos.
- Movemos y lo dejamos 5 minutos más. Listo el tomate frito. Mira qué buena pinta tiene.


- Pelamos las papas y las cortamos en rodajas finas.
- En un recipiente apto para microondas las ponemos junto a un hilo de aceite de oliva.
- Las tapamos, y llevamos al micro 10 minutos. Movemos a media cocción y dejamos 5 minutos más si fuera necesario.


- Pinchamos las papas para ver si están ya blandas. Sacamos y dejamos que templen un poco.
- Batimos los huevos y le añadimos las papas, mezclamos bien. Rectificamos de sal.


- Los pimientos los lavamos, cortamos el pedúnculo y eliminamos las semillas.
- Cuidamos de dejar cada rabito con su correspondiente pimiento, después los vamos a necesitar.
- Con una cuchara pequeña, los rellenamos. En este paso me ayudo del mango de una cuchara de madera para empujar la mezcla y que llegue hasta el final.


- Cuando estén rellenos, le pondremos el rabito dentro del pimiento. Ya verás como no se sale en la cocción y no necesitas poner palillos ni nada. También te lo explico aquí


- En un caldero añadimos el tomate frito, la medida de 1/2 lata de agua, y el vino blanco.
- Vamos dejando los pimientos rellenos, que queden justos para que no se muevan mucho, a fuego medio hasta que los veamos que cambian de color.
- Pasado unos 20 minutos, les das la vuelta con cuidado para no romperlos y los dejamos 10 minutos más. La salsa ya estará espesa, en su punto.


 Ya están listos, ahora a servirlos y disfrutar. 

Porque no me digas que aunque estés a dieta, no es un plato estupendo, sin apenas grasa y oye, que te quitas un montón de calorias de encima al no ir fritos ni los pimientos, ni las papas, ni el tomate.

A mí es que me encantan.



Y esto es todo por hoy, nos vemos en unos días.
Hasta entonces espero que seas feliz.

25 comentarios:

  1. Pues sin tener tema para la entrada te la has hecho del tirón y la has enlazado muy bien con la receta que nos presentas, estos pimientos rellenos lights. El microondas yo lo uso para calentar y poco más, pero tengo que animarme a hacer más preparaciones con él por cuestión de rapidez a veces, por darle más utilidad en otras. Y viendo lo guay que te han quedado esos pimientos sin apenas grasa, no me lo tendría que pensar dos veces. Lo bueno de las amigas virtuales, son los truquitos tan prácticos que nos dais en más de una ocasión, bueno, además de otras cosas. Te deseo una estupenda semana, ya que el comienzo no ha podido ser mejor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola otra vez! Pues si te digo la verdad creo que me atrevo antes con la masa de hojaldre (que aún no me he convencido del todo en hacerla) que tus pimientos rellenos jeje!! Nunca los he cocinado pero no sé me parece un poco laborioso, yo seguro que los rompo rellenándolos jijiji! Pero creo que vale la pena arriesgarse viendo la pinta que tienen y sé que es una receta que puede gustar mucho a mi chico, a Luca no tanto quizás pero a lo mejor me da la sorpresa de que sí... Es que a veces me deja a cuadros cuando veo lo que come (de bien y variado).
    Bueno no encontraste la inspiración con esta entrada pero a mi me has hecho reír así que, te ha quedado genial jeje!
    Un besote y feliz semana guapi!!

    ResponderEliminar
  3. Jajaja Nuria!Pues a lo tonto a lo tonto has completado tu post jaja
    Además... que tu te quedes con la mente en blanco es raro, raro ehhh. Pero bueno... puede pasar por culpa del frío y lluvia que tienes en estos momentos.

    Aquí me ha venido sin llamarle nadie un bajón de temperatura que da miedo. -10 había esta mañana a las 8
    Esto, ya no solo te deja la mente en blanco sino que te vacía por completo jaja
    La receta de hoy ya puede ser un clásico, pero no la he comido nunca, y mira que pide mojar pan ehh. Habrá que comprarlo light para no romper el esquema ;)

    Un beso guapa!! Me encanta siempre venir por aquí. Me lo paso pipa!!

    ResponderEliminar
  4. Ay esas musas inspiradoras jajaja...me has hecho reír un montón....
    A mi me tienen abandonada últimamente en lo relacionado al blog, son etapas y circunstancias, ya volverán, el caso es que no nos quedemos en blanco con la comida y eso sigue en auge , así que no hay por qué preocuparse jaja...
    Estos pimientos me retrotraen a dieciocho años atrás cuando comencé a visitar el foro de KA, ya llovió , madre mia como pasa el tiempo y me parece que fue ayer mismo.
    Son muy ricos y tal como los has hecho mucho más sanos.
    Un abrazo lindura.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja!!! Has rizado el rizo, eso de que no vayan fritos es todo un logro. cuando los he preparado en casa, frío todo, patatas y pimientos y claro, bueno está que te mueres pero calórico, ni te cuento. La próxima vez me acordaré de tí y de tus pimientos, princesa. Bss

    ResponderEliminar
  6. A veces Nuria, es verdad que parece que nos falte inspiración, bueno hablo por mi claro!! porque a veces me pasa es por eso que digo, bueno vamos a la receta y tiro para alante, porque no me sale argumento.
    Yo también tengo en el blog pimientos rellenos de tortilla pero no tu versión light, que me parece perfecta y me gusta la idea del micro, yo apenas lo utilizo solo para calentar.
    Me llevo un trocito para la merienda ya pongo yo el pan.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Bueno no me ves pero no he dejado de hacerte la ola desde que he empezado a leerte como me alegra ver el uso que le das al microondas ,hace tiempo que preparo en el las patatas apenas las hago fritas en la sarten en el microondas quedan riquisimas sin apenas aceite ,y el tomate frito desde que llego a casa la thermomix no lo he vuelto hacer en ningun otro sitio pero antes alguna que otra vez si lo hacia en el microondas y queda de miedo sin estar pendiente de remover.
    Los pimientos rellenos de tortilla hace tiempo que los hago no los llegue a publicar en el blog pero siempre los frio ,esta forma de prepararlos con la salsa de tomate no la habia antes asi que no tengo mas escusa que esa para hacerlos asi la proxima vez.
    Te ha quedado un plato de relujo no lo siguiente y no dudo lo mas minimo que esten de muerte relenta.
    Si te sirve de consuelo ultimamente tampoco tengo inspiracion para cocinar ,por suerte tengo muchas recetas en mi carpeta de pendientes de publicar y van saliendo a la luz gracias a ello.
    Bicos mil y feliz semana potita mia.

    ResponderEliminar
  8. Nuria esta "miembra" de la blogosfera (me cuesta horrores escribirlo porque me da vueltas el estómago con estos términos tan modernos, liberales y que no rebajan a la mujer ¿o se dirá ahora mujera?) se sorprende de llegar el mismo lunes a tu cocina. Será que me estoy poniendo las pilas porque el miércoles es día de fiesta en Andalucía y no quiero dejarme visitas pendientes más que las justas (o sea ninguna a poder ser)

    Chica no siempre llegan las musas, a mí a veces me pasa, pero ahora tengo el tema de Lara que da para mucho ja ja ja Aún así te ha quedado una entrada bastante aceptable ¿eh? porque estos pimientos poca presentación necesitan ¿sabes? y si encima son light van a tener visitas a puñados que el verano asoma por ahí aunque con el temporal nos parezca que nunca llega.

    Por cierto yo soy de las que tiene un calienta leches la mar de caro, pero no le lanzo a darle otra utilidad ¡cuando se es cerrada de miras se es!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. Nuria ¿estos pimientos podrían ser ideales para el club de la Tortilla Perfecta? Y es que yo donde vea esa palabra, me pierdo, jajaja.
    No te preocupes que a todas no pasa, yo soy de las que recurren al tema del tiempo, aunque resulte manido, jajaja, pero es que si no cuento el frío, el calor, o la lluvia que no cae, no transmito el ambiente en el que me encuentro, jajaja. Pero es verdad, es tema de ascensor, aunque nos pese.
    Tus pimientos se ven increíbles, yo tenía ganas de hacerlos para el blog, y esta Navidad pasada, preparé una cazuela especular con pimientitos de colores rellenos de tortilla, pero ya sabes que no son días de andar cámara en mano, así que lo tengo pendiente porque están riquísimos.
    Nunca he hecho el tomate en el micro, pero lo probaré, porque yo si soy de cocinar mucho en él, especialmente por la noche cuando no tengo ganas ni de mirarme.
    Solo le pongo un pero, que me hará falta mucha miga de pan para rebañar, jejeje.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Que pintaza¡¡¡¡ y con esa salsita de tomate... ummmm para perderse mojando pan, besos

    ResponderEliminar
  11. Nuria estos pimientos los hago en verano siempre con los del huerto, y aunque los relleno de tortilla nunca los he puesto en salsa de tomate y esto te lo copio descaradamente, tengo que probarlos así, que pintaza tienen, más de uno me comería, te han quedado fabulosos...Bess

    ResponderEliminar
  12. Nuria pues mira que de esos ratitos debidas y venidas a tu blog, te ha quedado una introducción de lo más original, porque a veces las musas no llegan (pero creo que tampoco las necesitaste, que ya con lo de miembras... me has sacado una sonrisa, que no solo en España, en todo el mundo estamos patas arriba con tantas cosas, donde el cinismo se ha vuelto el pan de cada día... pero ya no quiero ni hablar del tema, así como de corrupción y otras tantas cosas a las que una cortina idiomática, pretende ocultar lo trascendental)

    Las recetas con micro, para mí son novedad, y es que no tengo y en casa nunca hemos tenido (que a veces me siento de la era paleolítica). Sin embargo, te digo que tu receta es una de muchas maneras en que últimamente he visto el buen aprovechamiento de esta máquina, y como lo dices sin fritos ni grasas, te ha quedado un plato delicioso. Que si lleva o no muchos pasos, esa parte nunca la he visto como un “pero”, porque me vendes la idea de lo sano, además de lo rico y con el plus de no llevar frituras y me dejas enamorada desde la salsa de tomates fritos, las patatas y los pimientos, y para terminar esa bonita mesa servida!! Lo de light al cuadrado me gusta, y esos dos montoncitos de arroz con esa salsa mmmmm para saborear todo y sentarme a tu mesa con la sonrisa dibujada por la presentación, el aroma y sabor!!!

    Te mando un abrazo y que tengas una bonita semana!

    ResponderEliminar
  13. Hola guapísima, pues ni miembras, ni nieve ¡pimientos! ¡que te parece!
    a mi me ha encantado esta receta, como bien dices la he visto en varios blogs pero nunca me he decidido hacerla.
    Tomo buena nota porque casi nunca cocino en microondas y creo que debería empezar a utilizar este electrodoméstico para amortizarlo ¿no crees?.
    Receta perezosa pero light, sabrosa y deliciosa. Al probarla piensas: "mereció la pena".
    Feliz tarde


    ResponderEliminar
  14. ¡¡Hola Nuria!! Pues hablar del tiempo es muy recurrente, y más con el clima que estamos teniendo últimamente. Hoy aquí está nevando, y es que sólo nieva una vez al año, como mucho, porque hay años, que nada de nada, y sinceramente, con estos años de pasar inviernos suaves, cuando llega uno de verdad, ya no recordabas lo crudo que eran los inviernos de antes, y ya me he cansado de este, tengo, ¡¡muchísimas ganas de que llegue la primavera!!
    En fin, y siempre mejor hablar del tiempo que de política, que el hartazgo creo que es mayúsculo, y de estar pegada al televisor todo este tiempo atrás, he pasado ya a ni querer saber más, pero de nadie, ja, ja.
    Y tú dices que esta receta se ha visto mucho por la red, pues yo creo que ni me he enterado (confieso que presto mucha más atención a los dulces que a lo salado, je, je), pero cuando se trata de una receta ligera, ahí si que presto toda la atención del mundo, pues en mi día a día, intento comer siempre muy sano (menos los fines de semana que me toca comer en lo de mi suegra y ella, directamente no sabe qué es la palabra comer sano, ja, ja).
    Me ha gustado la idea del microondas, es verdad, tan olvidado el pobre. Y mi microondas, más aún, pues hace dos semanas que está estropeado y sólo calienta si le pones la mano en el mando, pero periodos cortos y nada más. Intenté descongelar y nada de nada. Estamos que lo llevamos a arreglar, que no, pero es que estamos un poco hartos ya. En seis años de vida funcional que tienen nuestros electrodomésticos, sólo falta que se me estropee el horno (y ya hace ruidos raros). Lo demás se me ha estropeado, ¡¡todos!! Y los electrodomésticos, todos de marca y regalo de mi suegra comprados en El Corte Inglés, por cierto. Con sólo un año de vida se me estropeó la vitro, una Smeg, pero estropeada que tuvimos que comprar otra distinta con lo que nos dio el seguro. Al año siguiente lavadora, nevera y centro de planchado (el mismo día, por cierto). El año pasado el lavavajillas (nos tuvimos que comprar otro nuevo) y ahora el microondas. Así que ya entenderás que estemos hartos. En fin, al final, lo tendremos que desempotrar y llevarlo a que nos lo arreglen. Besitos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Nuria, pues para no saber qué escribir, lo has largado de maravilla, es más , así me siento yo muchas vees a la hora de empezar a escribir, que no sé qué poner, ni qué decir. Todo lo que pienso me parece tonto y aburrido, pero bueno, poco a poco van saliendo las palabras.
    Los piminetos rellenos gustan mucho en casa, los hago rellenos de tortilla y tanto el rellno como los pimientos los hago en el micro. Quedan geniales y con menos trabajo.
    Los tuyos me parecen extraordinarios, con esa salsita que le has puesto. Me los llevo a mi casa pues sé que les van a encantar. un beso guapísima!!!

    ResponderEliminar
  16. Nuria, vaya cosa rica, yo los he hecho parecidos; pero al horno y sin salsa. Con esos mismos pimientos y rellenos igual que los tuyos, me los enseñó una amiga de Almería. Una cosa para matarse de rica... yo siempre tan moderada...

    Me encantan con esta salsita tuya. Será cuestion de hacerlos en cuanto pueda. Qué antojadiza que soy...mamma mia!

    Muchos besos y feliz media semana

    ResponderEliminar
  17. Hola Nuria
    Los pimientos rellenos de tortilla me encantan, yo los tengo publicados en el blog, pero hechos de modo tradicional, en cambio en el microondas hay que reconocer que se evitan muchas calorías, y no dudo que estén igual de ricos, lo pena es que yo soy muy negada con este aparato. No nos entendemos bien el microondas y yo, así que las pocas veces que lo uso es para calentar leche y poco más, aunque últimamente he preparado algún postre en él con mucho éxito, e igual me atrevo con tus pimientos rellenos de tortilla, porque se acerca la primavera, toca dejar los abrigos y las parkas, y no me viene nada mal perder algo de peso.
    Te escribiré por privado un día de estos. Mil gracias por tu apoyo, de corazón...
    Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  18. Mi querida amiga, tengo que decirte que para mi tus entradas siempre son importantes y de lo mas agradable , hables de lo que hables , quiero decirte tambien que a pesar de no entrar tanto como antes al blog , siempre te recuerdo y con el maximo de cariño, ahora ya estoy volviendo a la normalidad, por que despues de la muerte de mis padres aunque he querido seguir haciendo la vida lo mas normal posible , no podia ser asi, Los otros dias vi tu correo de Navidad imaginate que no habia abierto el correo hasta hace nada y aunque lo ley tarde pero me hizo mucha mucha ilusion eres maravillosa, Bueno y ahora te dire que esta recetica es una maravilla como todas las que hacen tus manos no la conocia pero la pinta es divina, y mas para los amantes de los pimientos como es mi caso, Bueno cielo que ya sabes que te quiero muchisimo y que estoy muy orgullosa de ser tu amiga. Mil besicos

    ResponderEliminar
  19. Nena, me parecía que tu entrada la estaba escribiendo yo cualquier día. A veces me cuesta tanto que me llego a obsesionar y hasta me acuesto pensando qué narices escribir, y eso que tengo una semana entre una y otra, pero hay temporadas que me pillan en blanco como un folio. Entonces me entran las dudas sobre si seguir o no, pero también me pasa al contrario y si de repente tengo unos días inspirados acabo pensando que menudo tostón estoy contando a la gente que a lo mejor sólo quiere ver la receta y a correr... en fin, ojalá supiéramos como acertar.
    Lo que es un acierto son esos pimientos rellenos superlights, a mi todo esto me viene de coña, mi cuerpo ya no es el que era y se ha vuelto más tiquismiquis, si le doy alguna grasa de más me responde de malas maneras así que un diez a tus pimientos!!
    Un beso de los gordos.

    ResponderEliminar
  20. Esos pimientos con ese relleno y salsa se ven de locura, yo me olvidaria de la dieta de tenerlos en vivo frente a mi, mmm!
    Bs

    ResponderEliminar
  21. Mmm! esas introducciones, no sabes cómo te entiendo, difíciles a veces porque debemos tener la mente en otras cosas pero cuando sale y todo "conjunta" qué alegría, no?. Ahora que yo creo que te has explicado divinamente y la receta sensacional, con lo que me gusta a mi la tortilla. Besos

    ResponderEliminar
  22. No te alarmes por lo de las musas que de seguro andan flotando en alguna charca, dada la cantidad de agua que cae estos días. Volverán como las oscuras golondrinas, y si no vuelven en una temporada ni te calientes el tarro, receta y punto pelota. Ya sabemos que es tuya, es tu blog, jjj. Prometo dejar mi comentario en blanco para no hacerte feos, jjj. Hoy estoy chistosa.
    Tus pimientos me los zampo sin meditarlo, me han encantado, por eso me llevo la receta. Besitos.

    ResponderEliminar
  23. Hola guapísima, por fin llego¡¡¡ llevo unas semanas perdida y no veas como os cunde, jeje, se me escapan los platos como el agua entre las manos y la verdad es que con las recetas tan estupendas que nos traes no es cosa de perderse ninguna.
    Me encantan los pimientos rellenos de tortilla, suelo prepararlos en casa para mi marido y para mi, los demás ya sabes, la tortilla sola, o ni comen, no saben lo que se pierden porque queda muy rica, eso sí, la mía de lingt nada, yo con fundamento, jeje, así me va, se me junta una dieta con otra, jaja.
    Lo dicho, que me gustan y que me encanta que los hayas hecho más ligeritos, me la apunto, buenísimos.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  24. Ay! Nuria, yo es lo que peor llevo, eso de tener que hacer una entradilla en las recetas me trae de cabeza,soy más bien parca en palabras , nunca se me ha dado bien expresarme por escrito...y mi imaginación no es ni mucho menos como la tuya, así que días de estos tengo muchos jajaja. En fin, estos pimientos hablan por si solos, no necesitan mucha presentación. Bs.

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?