5 de marzo de 2018

Cariocas de Xánthi {Aptos para Diabéticos}


Se dice, que las cosas buenas hay que compartirlas con los demás, 
y eso hago hoy con estos ricos pasteles.

Hace unos meses, recibí un libro de cocina griega. Tuve la suerte de ganarlo en un concurso y ciertamente, después de ver las preciosas fotos y ojear las más que apetitosas recetas, solamente puedo decirte que me encantó. La autora es una cocinera nacida y criada en Grecia llamada María Zannia. Actualmente vive en nuestro país impartiendo talleres, showcookings y por supuesto cocinando.

El libro no se limita a presentar la receta, explica de forma amena la historia de cada plato, y ese detalle siempre resulta más atractivo. No incluye el paso a paso, y en algunas recetas igual hubiera venido bien. Sobre todo en el apartado de las masas. Pero en general las explicaciones son claras y puedes llevar a cabo la ejecución de la receta sin mayor problema.
Como ejemplo, estos Cariocas, que más fáciles no pueden ser y más deliciosos y ricos, tampoco.

Xánthi o Xanthe es una ciudad situada en el norte de Grecia, en Macedonia oriental y Tracia. Por supuesto no había oído hablar de ella, y creo que a no ser que hayas viajado al país heleno, seguro que tú tampoco. Pero mira, entre las virtudes de la gastronomía, además de alegrarnos algunos sentidos, está la de enseñarnos otros países y hacernos recorrer medio mundo detrás de la receta que nos gustó.
        


 La historia cuenta, que la cobertura de chocolate negro es el motivo por el que tienen este nombre tan exótico y relacionado con los habitantes de Río de Janeiro. Empezó siendo un dulce típico de la ciudad de Xánthi, y a día de hoy, unos noventa años después se consideran todo un clásico de la repostería griega que están presentes en la mayoría de las pastelerías. Por supuesto, la receta original sigue siendo un secreto requetebién guardado bajo siete llaves.
La que María Zannia nos enseña en su libro, la llevan haciendo en su familia desde hace dos generaciones, y oye los Cariocas originales no se cómo estarán, pero a estos habría que ponerles un piso.



Me llamó la atención de los Cariocas, que no llevan ningún tipo de grasa, huevos ni harina en la composición (amén del pan rallado). Y siguiendo mi intuición de "loca por el chocolate", fue la primera receta que hice del libro. Así que desde entonces, cada poco tiempo los preparo. Se conservan en el frigo y duran días en perfecto estado, por lo que los tienes a mano para darte un capricho u ofrecerlos a tus amigas en alguna tarde de café y charleta. Eso, si no llegan antes tus hijos y dejan el tuper donde los guardabas estratégicamente colocado, y va-cí-o . . . si yo te contara . . . 




No necesitan horno, la mezcla la haces en cinco minutos al fuego, luego viene el tiempo de enfriado. Y por último el baño de chocolate. Pero la complicación, cero patatero. Si eres novata y te da miedo la repostería o no tienes tiempo, pero quieres algo dulce; lúcete a base de bien. Te dejo una receta perfecta, hazme caso que no exagero.


 {12 Cariocas}

 100 grs Azúcar (yo de Abedul)
200 ml  Agua 
 1 Cda Cacao Puro
 1 Pizco Canela molida
2 Cdas Coñac
100 grs Nueces picadas  a tamaño mediano
80 grs Pan rallado (necesité 20 grs más)
250 grs Chocolate Negro para repostería
3 Gotas Aceite de Girasol

 ** Si utilizas azúcar blanca, son los mismos gramos**






- Ponemos una cacerola a fuego medio y echamos el agua, el azúcar, el cacao y la canela.


 - Cuando rompa a hervir, retiramos del fuego y añadimos el coñac, las nueces y el pan rallado.
 - Mezclamos bien con una cuchara hasta crear una masa desigual y compacta. Si la masa no está suficientemente consistente, agregamos algo más de pan rallado. En mi caso fueron necesarios 20 grs.


 - Sobre una superficie plana, ponemos papel film y encima la masa, enrollamos como un caramelo, haciéndolo rodar y cerrando bien los extremos. Llevamos al frigo al menos una hora.
 - Pasado este tiempo, sacamos la masa del frigo y cortamos discos de 1 centímetro de grosor.


 -Derretimos el chocolate negro con el aceite de girasol al baño maría y bañamos los discos por las dos caras uno a uno. A medida que los sacaba del  baño, alisé la superficie con un cuchillo para arrastrar el exceso de chocolate y que la capa no fuese gruesa.
 -Dejamos enfriar colocándolos encima de una rejillla o papel de horno. Encima del papel de horno me gusta más porque no quedan marcas.
 - Llevamos al frigo nuevamente hasta que el chocolate endurezca. Una media hora será suficiente.
      


 Con esa capa exterior de chocolate crujiente y un relleno que asombrosamente parece un bizcocho con tropezones de nueces . . . te recomiendo que no dejes escapar esta receta.
Te vas a enamorar.





   Eso es todo por hoy, nos vemos en unos días.
Hasta entonces espero, que seas feliz.


25 comentarios:

  1. Me enamoré. Tengo el libro de María Zannia en casa y creo que esta receta se me ha pasado por alto. Bien es cierto que no le estoy sacando apenas partido porque hasta para mirar libros ando escasa de tiempo.

    Pero ha sido ver tu receta y crecer de manera imperiosa mis ganas no sólo de hacer estas Cariocas (que por cierto no recuerdo haber probado en mi viaje a Grecia) sino de desempolvar el libro de María y revisarlo de punta a punta porque recuerdo tener marcadas algunas recetas para hacer.

    Muy mal lo de dejar el tupper vacío en la nevera. En mi casa soy muy "sargento" con la comida y hasta un poco controladora porque si no mi marido se lo comería todo de una sentada y no me parece mi medio normal. Con Lara no hay problema. Ella pasa de comer, como si no fuera necesario. Supongo que después las cosas cambiarán pero por el momento así estamos.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.Claro que sí, que la voy a hacer, porque ya me he enamorado viendo las fotos. Es curioso porque llevo unas semanas haciendo unas trufas que tienen más o menos esta textura y tienen ingredientes parecidos. Ayer hice unos cambios y me quedó como bizcocho, como tú dices y he pensado igual es parecido..pienso probarlo porque vaya pinta tiene, y esa chica me gusta mucho, la veía en canal cocina (también me encantaba la cocina tan blanca y azul :)). Un besazooooooooooooo

    ResponderEliminar
  3. Así de primeras me ha dado la impresión de parecerse a la morcilla dulce que aquí preparamos con su carga de frutos secos y cacao, pero igualmente ricas esas cariocas. Muy apropiadas para darse un gustazo con el café de la merienda o cuando nos apetezca, que a veces abrir la nevera y encontrarlas se convierte en un reclamo difícil de rechazar. Así que diremos como siempre: por un dia...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Nuria!! Qué hambre tengo ahora mismo, estoy esperando a que salga Luca del cole a las 14 para poder empezar a comer y no he tenido mejor idea que venir a verte... Jaja! Estoy salivando ! Qué cosa más rica, no había visto nunca este postre y de la cocina griega salvo el queso feta y la moussaka no me se mucho más jeje! Te han quedan divinos y se ven realmente ricos, me llevo unos cuantos 😋 Besitos! Y feliz semana!

    ResponderEliminar
  5. Que ricas que se ven y te creo porque si las hago en casa a la que me descuide me encuentro el recipiente VACIO y si es que en casa mi hija huele el chocolate.
    Que curiosa esta receta en vez de harina con pan rallado, si es que cada día se aprende algo nuevo.
    Lo dicho se ven deliciosas!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Pero qué cosa tan buena, Nuria!! ¡¡Y yo sin conocerla!! ¡¡Y con chocolate!! Sin horno, saciante, y reciclando pan, que en mi casa siempre sobra. ¡¡No se le puede pedir más a esta receta!! Y bueno, la pinta que tienen....Te aseguro, que conmigo al lado, te había desaparecido hasta el tupper, ja, ja. Me encanta, a ver si un día cae (aunque temo comérlelos todo de una sentada). Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Querida Nuria. Tengo mono de chocolate y de tus galletas desde que he visto el email. Después, leerte, aún me ha confirmado más las ganas que me han entrado de prepararlas. Si te parece, te envío mi crema de chocolate y avellanas y la cambiamos por unas cariocas.
    Me guardo la receta y no sé si encontraré el tiempo, todavía para ponerme a hacerlas, pero está claro, que fáciles y buenas, lo son.
    Aprovecha el libro y comparte todo lo que aprendas y disfrutes.
    Muchos besos desde Valencia ya casi en Fallas.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¿Pero que haces pecadora?!! Poniéndome los dientes largos, haciéndome la boca agua, mientras te deleitas comiendo estas maravillas que deben estar para perder la cabeza, jajaja... Y no, yo tampoco conocía Xánthi ni los alrededores, que por muy leída que sea una, tampoco lo sabemos todo, jajaja. Pero para eso estamos aquí, para descubrir cositas ricas como estas, y si además me dices que no son fáciles, sino súper fáciles, me las apunto, porque el que más y el que menos, en mi casa, metería la mano en el táper, hasta finiquitarlas por completo, y luego no sé donde lo mete el muy ladino, porque está que lo miras cuatro veces y casi ni lo ves de canijo, jajaja. Y una por más que cierre el pico, no hay manera ¡Ayomá! Jajaja.
    Besitos y gracias por ampliar mis horizontes culinarios.

    ResponderEliminar
  9. A Maria Zannia la he visto alguna vez en canal cocina y me encanta ,no me extrañana que hayas ganado su libro en un concurso todo y todo lo que haces esta para ponerle un piso enhorabuena ,seguro que le sacaras muy buen partido.
    Con lo lamboreteira que soy estas galletas son toda una tentacion , no dudo lo mas minimo que esten de rexupete, te han quedado de relujo.
    Como buena miembra del club cuo veo culo quiero no pienso tardar en hacerlas ains mira que eres tentadora xiquillaaaaaaaaa ,me marcho pipitando que me esta esperando el costillo para ir hacer unos recados y no hay manera de que apague el ordenadoooooo.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaa.

    ResponderEliminar
  10. Hola Núria, pues me he enamorado de las Cariocas, tienen un aspecto muy bueno. Para nada conocía esta delicia de la repostería griega. Y con nada de grasa, fácil de preparar, lo tiene todo. Qué bueno venir y descubrir recetas nuevas de otros lugares, me encanta! muchas gracias por compartir. Besitos!

    ResponderEliminar
  11. Sorprende. En España tenemos un dulce parecido, se hace en Navidad, diferente formato pero prácticamente mismos ingredientes. Deseando ver más recetas de ése libro. Un beso apretao y me llevo dos para la merienda. Muakkkkkkkk

    ResponderEliminar
  12. Madre mia niña, esa ultima foto me ha echo babear, esos pastelitos tienen que estar de vicio¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  13. Que pintaza tienen estos pastelitos guapa!! no los conocía, veras, en Pontevedra llamamos cariocas a las pescadillas pequeñitas que se fríen con el rabo en la boca jaja, pense en pescado nada más leer el titulo, me han encantado y tienen que estar deliciosos, además sanos, que eso es mmucho, me comería alguno más de la cuenta por loo de ser más sanos...Bess

    ResponderEliminar
  14. Nuria tengo que seguir tu ejemplo con libros que me han regalado y no me he puesto en marcha de hacer recetas. Este que recibiste que bonito, he visto algunos programas de esa cocinera y es que enamora. Leí dos veces los ingredientes y es una maravilla de receta, como para aprovechar un pedazo de pan viejo, algunas nueces que guarde desde navidad en casa y convertirlo en algo especial como estos cariocas. Del nombre, me llama la atención.., con esa cubierta de chocolate y como describes su interior de verdad que no hay que perderse estas maravillas. Como siempre es un placer pasar por tu cocina, leerte y contemplar el proceso,
    te mando un gran abrazo y que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  15. Hola Nuria
    Una receta bien curiosa, y nadie diría que a simple vista fuese tan fácil de preparar.
    Por la combinación de ingredientes no dudo que esté riquísima, eso sí, yo suprimiría la canela, que me gusta a rabiar en algunos postres (natillas, leche frita, arroz con leche...)pero en otros, tipos bizcochos y similares, la detesto.
    Con canela o sin ella, estos pastelitos tienen que estar de vicio. Lo sabré cuando los prepare porque pienso hacerlos, así que otra receta tuya que se va a la lista de pendientes.
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  16. Qué cosa tan rica Nuria, yo también soy una loca del chocolate, del buen chocolate. Estos cariocas se ven deliciosos, pero todo un peligro para tenerlos en la nevera porque en mi caso no durarían ni un día. Desconocía que fuera una receta griega.
    Me parece muy interesante este libro que te tocó en un concurso, para mí un libro de cocina es un gran tesoro. Miraré si lo encuentro en las librerías y le echaré un vistazo.
    Una buena receta para estrenarlo.
    Pasa una feliz tarde.

    ResponderEliminar
  17. Bueno mi reina, primero gracias por los cariocas que tienen una pinta de empezar y no parar hasta acabar en urgencias con todos los aparatos pitando y luego más gracias por la aclaración pues, yo que soy bastante políticamente incorrecta, lo primero que pensé es que Xanthi era algún alcohol de alta graduación que o bien iría en el mismo carioca o al lado para ayudar a digerirlo...Qué bruta soy!! Espero que sigas ilustrándonos con más recetas de este maravilloso y merecido obsequio. Bss

    ResponderEliminar
  18. Hola, ya sabes que mi repostería es siempre sin demasidas complicaciones, por no decir ninguna y de lo más tradicional y clásica. Así que si tu dices que esto no es comlicado, la guardaré en is pendientes pues engo en casa varios a mantes del buen chocolate. un beso preciosa y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  19. Nuria, esta maravilla no la conocía y ya lo he puesto en mi lista Pocket para que no se me pierda.
    Me encanta el chocolate hasta con pan rallado, eso seguro. Te han quedado preciosos estos cariocas chocolatosos. Al principio al verlos me recordaron a los alfajores argentinos redondos y creo que del mismo tamaño. Esto lo hago ya mismo, no me voy a quedar con las ganas.
    Muchos besos y buen resto de semana

    ResponderEliminar
  20. Hola guapa.
    Unas galletas excelentes, me encantó la receta, nada de grasa, nada de hornear, un tanto curiosas.
    Gracias por compartir porque no las conocía.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  21. Tu si que eres buena ehhh Compartir un dulce tan atrayente con nosotras es de ser muy buena amiga jeje
    Esta cocinera la he visto en el canal cocina, pero nunca le he puesto mucha atención a sus recetas.
    Me parece un dulce diferente y que con ganas probaría!!

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  22. Pues lo primero que me vino a la cabeza es que era un dulce brasileño, por lo de cariocas... pero oye, cada día se aprenden cosas y en tu cocina muchísimas más. Me esperaba alguna masa, jajaja, así que me quedo encantada porque esta sí que la puedo hacer y como chocoadicta me has tocado el punto débil. Una pasada tus cariocas, hermosa, ya te contaré las mías porque las pienso hacer!
    Un beso gordo

    ResponderEliminar
  23. Muy curiosa querida amiga, la receta de esta delicia, la verdad que todo lo que viene de Grecia me encanta y hechas por ti aun mucho mas, me gusta todo de ellas esa envoltura de chocolate le tiene que dar un sabor especial, y lo que me ha enamorado esa fotp con ese tazon y plato de la cartuja, que mi madre lo tenia muy parecido, Bueno mi reina que me encanta todo lo que haces y que me encanta visitarte. Un abrazo te quiero

    ResponderEliminar
  24. No me extraña nada que te decidieras por hacerlo primero, solo de ver ese chocolate ya se me hace la boca agua, me encanta el chocolate negro y si encima me lo das rellenos con esos frutos secos...una delicia, se me hacen irresistibles!! ya me comía yo ahora un par de ellas... Bs.

    ResponderEliminar
  25. Qué aspecto! Se hace la boca agua. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?