30 de octubre de 2017

Panellets de Piñones {Apto para Diabéticos}



Un año más y siguiendo la tradición familiar en la Festividad de Todos los Santos, he preparado Panellets . . . ¡ ¡ ¡ Mentira cochina ! ! !

Ni es costumbre en mi familia ni los había hecho antes, pero oye casi cuela, de lo bien que me han quedado . . . y que viva mi abuela 😜 !!!
En cuanto pensé estrenarme en estos menesteres, me fui derechita a buscar los Panellets de mi querida Raquel {Mi diversión en la cocina} y he de deciros que son los mejores que he comido nunca. Ella hace cantidades para un regimiento y con una receta familar de hace años, pero para debutar en el mundo de estos pastelitos, reduje medidas. Con los que salieron nos quedó una bandeja estupenda para la sobremesa del Domingo, te puedo asegurar que fueron todo un éxito. Ya he repetido en dos ocasiones más, así que mira lo que nos gustó.

Se acostumbra a elaborar estos pequeños dulces, para el día de Todos los Santos. Siendo Cataluña, Comunidad Valenciana y las Islas Baleares las que disfrutan de una gran tradición.
Se le atribuye su origen a los antiguos cultos funerarios, pues era costumbre preparar comida y llevarla a las tumbas de los familiares fallecidos. Se tiene constancia que desde el siglo XVIII los payeses elaboraban en familia estos dulces aprovechando los frutos secos que habían sido recolectados y después se llevaban a las iglesias para que fueran bendecidos. Aunque parte de estos rituales se han ido modificando, la popularidad de estos pequeños dulces creció y se sigue manteniendo en el tiempo la fecha del 31 de Octubre para hacerlos y celebrar La Castañada.

Los panellets de piñones son los más tradicionales y solicitados, si bien a día de hoy la variedad es impresionante  en sabores, colores y formas. Debe ser un espectáculo en estas fechas, ver los escaparates con bandejas repletas de todos ellos. La papa cocida o boniato (según gustos), se incorporó a la masa para abaratar el producto, y si te digo la verdad me gusta más con ella; aunque los puristas digan que no debe llevarla, al ser mazapán. Pero no se puede negar que la masa queda más esponjosa, suave y húmeda.
En casa son unos dulces que gustan mucho, pero siempre los habíamos comprado. Para estrenarme, escogí los de piñones y los de cerezas, aunque pienso hacer y probar de más sabores.



           

Los ojos infantiles cuentan con un don especial para resumir lo obvio, así que los niños siempre los llamábamos: bolitas de piñones. Y a uno de mis hermanos, era tanto lo que le gustaban que como se te ocurriera coger los que venían en la bandeja de pasteles que compraban los Domingos para la hora del café, te daba un pellizco de monja por debajo de la mesa  . . . que a día de hoy creo que todavía me pica.

Aunque mi madre tenía la receta anotada en El cuaderno de recetas, nunca llegó a hacerlos. A ella eso de añadir papa cocida le sonaba a chino y pensaba que mi prima Tina no le anotó bien la receta en una ocasión que vino a visitarnos. Por prudencia no le preguntó después si estaban bien los ingredientes, y siempre que decidía hacer algo de repostería y llegaba a la letra - P -  en el índice, decía lo mismo:
 -" Mira que con los años que lleva en Barcelona esta sobrina mía, lo único que se le ha pegado es el acento, porque la cocina catalana con lo rica que está, me parece que no la aprendió todavía."
Al final resultó que la receta era perfecta 😂 y nosotras desconfiando durante años . . .

A raíz de tener el blog y ver aparecer panellets como setas, en cuanto llega esta época, me entró de nuevo la curiosidad, de este año no pasaba que me pusiera con ellos. Aquí están, y ahora si puedo decirlo, creo que voy a implantar nueva tradición familiar: Panellets para estos días señalados.

Estáis todas invitadas, faltaría más.


{20 Panellets}

100 grs Almendra molida
100 grs Azúcar (yo de abedul)
1 Papa cocida (50 grs)
2 Yemas de huevos pequeños
1 Clara de huevo
Ralladura de 1/2 limón
10 Cerezas en almíbar 
125 grs Piñones

** Los panellets de cerezas no serían aptos para diabéticos precisamente por el tipo de fruta que lleva, bañada en almíbar. Pero los de piñones sin abusar, perfectamente para darse un capricho**
** Si utilizas azúcar blanco, que suele ser el habitual, necesitarás la misma cantidad**




                        

- En un caldero con abundante agua hervimos la papa con piel hasta que esté bien cocida.
- Dejamos que pierda calor para no quemarnos y la pelamos.
   

- Retiramos la parte que necesitamos y aplastamos, dejándola hecha un puré fino sin grumos.
- En un cuenco amplio añadimos la papa, la almendra molida, el azúcar (de abedul en mi caso), la ralladura de limón y la yema de huevo. La clara la reservamos para pincelar después.
- Empezamos a mezclar con un tenedor.
    

- Terminamos de amasar a mano, es una masa muy agradable.
- Tapamos  con un paño o plástico y dejamos reposar la masa para que endurezca. Con dos horas es suficiente, pero por cuestiones de tiempo hice la masa un día y los formé al siguiente. Así que la dejé en el frigo. Estaba perfecta.
- Dividir la masa en tantas partes como tipo de panellets queramos hacer.
- Hacer bolitas del tamaño de un chupa chup hasta terminar.


- Los de piñones: Hacemos bolitas, pasamos por clara de huevo, después rebozamos en los piñones y pincelamos con yema de huevo (no está esta foto).
**Abajo en Anotaciones, explico un truco que me funcionó para rebozar los piñones.**


- Los de cereza: Hacemos bolitas, pasamos por clara de huevo, colocamos en el centro media cereza en almíbar y aplanamos ligeramente con la mano. Pintamos con yema de huevo (la foto no está)
   

- Calentamos el horno a 190º, dejarlos cinco minutos con calor arriba y otros cinco con calor abajo. Como cada horno es un mundo, tendrás que vigilar hasta que veas que los piñones tienen un buen tono, cuidado no se vayan a quemar.
- Dejamos enfriar sobre una rejilla.
- De un día para otro están mucho más ricos.



   ¡  ¡ ¡ Listos ! ! !

Mira lo jugosos que quedaron 

¿Merendamos? Hoy el café lo pones tú.

       


Esto es todo por hoy, nos vemos en unos días.
Hasta entonces, espero que seas feliz.




Los piñones dan trabajo para que se peguen. Como he hecho la receta unas cuantas veces, te dejo los trucos que me funcionaron, por si te animas con ellos para que no desesperes:
- Pasa por clara de huevo todos los panellets y los vas dejando en la bandeja del horno. Una vez hecho este paso con todos, la clara está como más seca y así no se resbalan tanto los piñones.
- Intenté rebozarlos en un plato, pero fue imposible, así que utilicé un vaso de los de agua y lo llené hasta la mitad de piñones. Dejaba caer la bolita y agitaba en círculos, después sacaba el panellet perfectamente recubierto de piñones con una cucharita para no deformarlos y los iba colocando en la bandeja para hornear.




22 comentarios:

  1. ¡Mira que tienes arte en las manos, mi niña! Si tu tía Tina los viera, diría que llevas toda la vida haciendo su receta, Jajajaja, no creería que fue tu primera vez.
    Quien se va a poner más alegre que unas castañuelas va a ser nuestra querida Raquel, de la que no me cabe duda que su receta es más que perfecta, no hay más que ver la cantidad ingente de panellets que prepara para la castañada familiar, y a la que yo gustosamente me apuntaría si pudiera echarme una escapada, por que estoy invitada todos los años, jejejeje.
    Igual que me apunto a una de tus meriendas de domingo, porque hija cierro los ojos y miro solo tu bandeja a ver si se teletransporta a la mía (igualitas) y no hay manera, jajaja, que o me arremango yo,o no hay tú tía que valga, que yo no tuve tanta suerte y aunque mi tía Brígida cocinaba como los ángeles, no tuvo tiempo en su corta vida por desgracia, de escribir sus recetas en un cuaderno tan precioso como el tuyo.
    Bueno me voy, que me acabo de tomar un café “pelao y mondao” y arrastro más hambre que el perro de un ciego, jajajaja.
    Besitos mi niña preciosa, que disfrutes una magnífica semana en tu isla bonita.

    ResponderEliminar
  2. Los estaba esperando en tu recetario, era imposible que pasaras por alto algo tan rico, y ahora además muy vistoso. Dulces con historia, con lo que nos gusta un relato a nosotras. Lo de las celebraciones en el cementerio de llevar comida en reuniones familiares, incluso música y cantos, solo conozco que se haga en México, pero según tu crónica parece que fue una tradición extendida a más lugares. Una forma de recordar a las personas desaparecidas y queridas con lo que mejor sabemos hacer, reunirnos y charlar alrededor de la comida. A mi no me parece mal, no la encuentro irreverente y estos panellets tuyos son ideales para honrar la memoria de nuestros muertos. No me quería poner tan seria,así que te deseo que pases un buen dia de los Santos con los tuyos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Nuria reina ¡no nos mientas que yo te creo! Mira que me estaba sonando un poco raro que los panellets fueran tradicionales en las Canarias pero me estaba diciendo "Cuca, que esta mujer tiene otras raíces y tú o no te has enterado o te has olvidado con todo lo que llevas en la cabeza últimamente..." hasta que he leído que nos estabas tomando el pelo ja ja ja

    Confieso que me da cierta envidia ver cómo los blogs se llenan de dulces tradicionales estos días. De hecho en mi próxima entrada lo explico bastante bien, pero habrá que esperar al jueves.

    Me ha encantado leer que tu madre no se fiaba de la receta de tu prima. También tu prima debería de haberle explicado que había anotado lo de la patata porque la masa la llevaba, no porque estuviera distraída o no se hubiera enterado de la receta bien ¡que aquí todos tienen culpa de no hacer estas delicias en casa desde hace años!

    También me ha hecho mucha gracia el amor de tu hermano por las bolitas de piñones ¡qué cuqui! a la par que ¡menuda mala leche! jolines con el niño dando pellizcos para hacerse con la bolita de piñones ¡se las sabía todas!

    A mí los piñones no me hacen especial gracia, igual por eso aún no me he decidido a preparar estos panellets ¡aunque en mi lista de pendientes están desde el primer día de Todos los Santos que pasé con el blog abierto! ja ja ja

    Entiendo perfectamente cuando comentas en mi blog que pasas más tarde para comentar con tranquilidad. Me pasa lo mismo. Hay lunes que puedo y semanas que comento el viernes, pero necesito leerte y escribir con un poquito de tiempo

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Aqui vengo rauda y veloz a ver esos panellets antes de que no quede ni uno , a ver si ahora que ya termino la xuntanza puedo volver a la rutina que el ultimo mes ha sido de locura.
    Seguro que estaban de rexupete ,te han quedado de relujo ,yo este año no los podre hacer esta semana trabajo de tarde asi que el tiempo se me pasa volando por la mañana.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaaaa.

    ResponderEliminar
  5. Holaaa !!!
    Por fin estoy de vuelta . Cuántas recetas ricas me habré perdido pero ya iré poniéndome al día.
    Los panellets te han quedado divinos . Quien los pillara ...
    Este año no creo que me de tiempo a hacerlos pero en Navidades siempre los preparo, son un bocado que a todos les encanta.
    Me ha hecho gracia lo de la receta, a veces desconfiamos sin motivo jajaja...
    Un abrazo guapa y buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Nuria!! Pues será la primera vez que los haces, pero te han quedado como si por tus venas corriera sangre catalana por todos los poros. Podías haber pasado perfectamente porque es una tradición familiar y lo hacéis todos los años por esta fecha en casa, porque mejor, no te podían haber quedado. Yo sólo los he probado una vez de compra y otra que los hice en casa, y me gustaron más los caseros, pero no llegaron a convencernos del todo, pero es que no somos mucho de mazapán, aunque el otro día hice un dulce que pondré más adelante en el blog que parece mazapán, y que están que te mueres de buenos, ja, ja. Aunque muy dulces, eso si, que a ti sé que no te va tanto, que eres más comedida que yo, ¡¡qué suerte tienes, que no te gusta lo muy dulce!!¡¡Estupendos Nuria!! Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Nuria!! Qué bonitos te han quedado esos panellets, siendo la receta de Raquel no me extraña jeje!! Anda que vosotras también no fiaros de la prima jaja! En esa época es verdad que no había Internet para comprobar los ingredientes. Porque a mi cuando dudo de algo rápido voy al señor Google a que me aclare jeje!! Pues con tu postre tradicional, me ha picado la curiosidad y he ido a mirar si había un postre tradicional en Francia para el día de los difuntos porque no me sonaba de nada y te voy a decir lo que he encontrado: nada jajaja!! Hablan de los postres españoles jiji...
    Nunca he probado los panellets, recuerdo que el año pasado dije lo mismo y pensé que podría hacerlos pero el tiempo pasa volando y aquí estoy otro año más sin probarlos! Creo que me quedo con los de piñones, me han encantado, por dentro se ven riquísimo así que a ver si me animo de una vez jeje!! Un besote fuerte y feliz semana guapa!!

    ResponderEliminar
  8. Madre mía, Nuria querida. Es verlos y entrarme mono de comerme la bandeja entera. Es raro, pero nunca los he hecho. Por aquí en la ciudad se ven en los escaparates, pero yo, que soy de tierra adentro, aunque hace mucho tiempo que vivo en la city, soy de otras costumbres en esta fecha señalada.
    Tú que me sigues desde hace mucho tiempo, ya sabrás de la Fogassa y te recomiendo probarla, aunque no tiene nada que ver con los panellets, es una masa y con eso, te digo bastante.
    Todo lo que lleva almendra y patata, me encanta y hay más recetas similares en nuestra tradición navideña. El problema es cuando en las panaderías o confiterías, usan más patata que almendra, cosa que en muchos sitios es de lo más común.
    Te han quedado perfectos y me quedo con el de piñones, no sólo porque me chiflan, sino porque ya imaginarás que yo cerezas confitadas, no puedo comer.
    Por cierto, me tendrás que contar qué dijo tu madre cuando descubrió que la receta era correcta, después de tantos años teniéndola en el Cuaderno de recetas.
    Seguro que repites y seguro que desaparecen.
    Me llevo uno de piñones y me lo tomo con mi tacita de hierbas ahora mismo.
    Besos y feliz día 1, lleno de tradición.

    ResponderEliminar
  9. Wow Nuria! Pues te han quedado de lujo!!!!
    Yo tampoco los como normalmente, pero no sé si animarme después de ver estos!! Qué pintazas!
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  10. Pues anda que no te quedaron rechulos ni nada Nuria¡¡¡yo tampoco los hice nunca, haber si me animo, besos

    ResponderEliminar
  11. Hay mi niña que ilusión me he llevado le estaba enviando una foto de mis panellets y me dice Concha has ido a ver la receta de Nuria y le digo no, llevo en la cocina desde que he llegado de trabajar liada con los panellets y aquí estoy no sabes como me alegra que te halla gustado, hay que cer la ilusion que hace que tus amigas te hagan tu receta, estoy que me salgo jeje. De verdad que me alegra mucho que te hallan gustado.
    Igual que me ha gustado muchísimo tu post enterito. Quizas para el cafe es un poco tarde pero brindo con uno de tus panellets, por esa nueva tradicion familiar, sabes que a mi me encanta!!
    Por cierto ahora te mando una foto de los que acabo de hacer yo.
    Mil besos preciosa.

    ResponderEliminar
  12. Hola Nuria!!
    en casa hasta que yo los hice nunca se habían comido, aquí se ven ahora en las pastelerías un poco , hasta ahora nunca se veían, no es costumbr por aquí tomarlos en esta época del año, aquí los buñuelos y las castañas asadas por lo menos en mi casa es lo que más se come.
    Los tuyos están maravillosos, con piñones me rechiflan, lo malo es el precio de estos, que ni que fueran pepitas de oro.. Patata cocida yo no le puse y este año no pude pero para el año probaré, se ven maravillosos...Bess

    ResponderEliminar
  13. Hola, pues yo te cuento mi historia: los panellets no se conocían en mi casa con este nombre, sino como en la tuya, como bolitas de piñones. Mi madre los hacía y los compraba por Navidad, igual que los de coco y los de bolitas de anises de colores. Ella los hacía de boniato y son los que yo tengo publicados . EN mi casa nnca se celebraba el día de Tosantos, porque ella lo pasaba de largo, y menos el de los difuntos, decía que no había cosa más fea. Así que todos los dulces y comidas típicas, como poleás, etc, las hacía otro dia que no fuera éste. Sin embargo, cuando conocí a mi novio ( marido después ), seguimos con su costumbre de comer huesos de Santo, y desde que los hice ya nunca se compra, ya tengo hecho el mazapán para terminarlos mañana.
    Después de todo esto, decirte que te han quedado de lujo, que Raquel los borda por lo que no me extraña que te fijaras en su receta y confiaras en ella. Yo quiero hacerlos a su forma y ya a la tuya.
    Un beso muy grande!!!!

    ResponderEliminar
  14. Hola Nuria, te escribí desde el celu pero parece que algo esta mal..., te escribo del compu que acá si me sale el perfil. Te decía que al comenzar a leerte con lo de las tradiciones, juré que eran de toda la vida, luego me río con la broma. Creo que yo hubiese sido igual de desconfiada que tu madre en un inicio, porque una nunca se imaginaria aquello de la patata, pero luego veo que definitivamente es una gran idea y que al saltar al vacío y realizarla comprueba lo que dices acerca de la humedad y lo esponjoso que queda, que me valgo de tu experiencia y para mí también me los pido con batata. Esa textura de piñones crocantes con el mazapan debe contrastar delicioso, me encanta venir siempre y aprender de cocinas tradicionales, con platos tan ricos como este, que para el próximo año me los apunto. Muchas gracias por tu franqueza y con la manera de rebosar los piñones, las dos versiones ricas, pero te confieso que la de piñones me encanta. Pues ya ves que aquella receta de tu madre estaba perfecta. La receta de Raquel un lujo y tu versión adaptada a menos cantidad la guardo. Que se instauré la nueva tradición, porque con estas delicias dulces y hechas en casa, no hay nada más que celebrar la ejecución y maravilloso sabor que debe tener cada lujo de bocado hecho con el mejor ingrediente de todos, el amor!! me encantan
    te mando un abrazo grande Nuria y buena semana para ti! ;)

    ResponderEliminar
  15. Buenos y energéticos. Vamos, con uno solo que te comas puedes atravesar hasta los Pirineos.
    No puedo evitar pensar en las calorías.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Puedes creer que nunca los hice? Y mira que me lo propongo todos los años, pero aún no me explico por qué aún no les ha tocado, pero al ver esta maravilla, ya veo que me estoy perdiendo algo bueno. Te quedaron de lujo. Me imagino a tu madre la cara que le habrá quedado al ver el resultado, después de tantos años de duda. La explicación y los trucos ¡¡magistral!!, y la presentación, para que se nos caiga la baba :-)

    Un besín.

    ResponderEliminar
  17. Te han quedado preciosos... Hace mucho tiempo que quiero hacerlos, pero si me pongo a preparar todo lo que me apetece, no voy a entrar por la puerta, ja, ja... y en casa somos dos y mi contrario dice que no quiere engordar, así que "to pa mí" y no puede ser!!!! pero a la que surja una reunión los hago!Besos

    ResponderEliminar
  18. Que bonitos panellets Nuria, te quedaron de pelicula!
    Bs

    ResponderEliminar
  19. Pues ¿qué te digo Nuria Eme? que parece mentira que los hayas hecho por primera vez por lo bonitos, redonditos y cargaditos de piñones que se ven. Por descontado que cogeré tus truquis que cuando el piñón dice que no, es no. Tenían por fuerza que salir bien al tomar la receta de Raquel y en tus manos seguro que no habría fallos. He apuntado la receta pues podría ser que me animara, si los hago ya te enterarás. Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  20. Nuria, hola, vaya receta tradicional tan rica, cuando voy a Cataliña siempre me hago con unos pocos para comerlos así entre horas, adoro los piñones. En mi casa tenemos unos maravillosos, tengo que tener cuidado pues entran a casa al jardín a robarme las piñas. Los españoles son una maravilla. Un día en la ciudad no tenía y compré debajo de casa un paquete que eran para tirarlos, eran los chinos que son una birria.
    Nunca los he preparado y creo que con lo que nos gustan los haré. Me ha encantado tu frase en la que te refieres a los niños de " resumir lo obvio" exacto esa capacidad de síntsis la tienen casi todos los pequeños, quizá por la falta de recurso lingüistico, pero dan en la diana. Eso lo hacían mis hijos, estaba en alguna tienda hablando y de repente uno decía: lo que quiere decir mi madre es que si tienes tal, daban en el clavo y la dependienta entendía tal cual como si fuese uno de ellos, ja ja ja
    Cuando los haga te cuento. Los primeros piñones de casa van a este dulce maravilloso.
    Muchos besos y buen finde.

    ResponderEliminar
  21. Pues tengo azúcar de abedul, así que ya estoy tardando en hacer esta maravilla, ¡qué bien te han quedado!.
    Lo de la patata, en principio, hay que reconocer que suena raro, pero está claro que la receta es así, jajajaja. No hay más que verlos, ¡están perfectos!
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Como te dije que si los hacía te ibas a enterar y no ha podido ser, vengo a decírtelo por aquí, jajaja. La sorpresa de la que hablo en mi receta de galletas saladas son los panellets que hice a raíz de leer los tuyos. Espero que te gusten. Besillos guapa.

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?