16 de octubre de 2017

Mermelada de Tomates Cherrys {Apta para Diabéticos}


En casa suelen decirme: No, . . . si algún vicio tenías que tener.

Lo confieso, mi perdición son los tomates. Desde el desayuno a la cena, siempre los tengo presentes. y si hay cherrys sobre la encimera, yo que no soy de ir picoteando por la cocina, es a lo único que mi voluntad claudica, y cojo un puñado como la que no quiere la cosa cuando paso por su lado.

Hasta hace dos años no me lancé a hacer la mermelada de tomate, y como en verano es la época que aprovecho para hacer la mayoría de las conservas, y mis tomateras nuevamente se han portado bien, he preparado unos cuantos botes. No pensé que me iba a gustar tanto esta mermelada, y aunque lleva tiempo de moda y todo el mundo aplaude el resultado, no estaba convencida del todo.

Está claro que la mente hay que mantenerla abierta en todos los ámbitos de la vida, y que en la cocina no podemos cerrarnos a nuevas preparaciones. Hasta algunos de la familia, que son un poco más reticentes para probar "modernidades" culinarias, cuando abrieron el bote que les envié junto a otras conservas caseras las pasadas Navidades, ni os cuento lo rápido que llamaron para decirme el éxito que había tenido.

           

Como los tomates que utilicé eran cherrys, el paso de pelarlos como comprenderás, lo obviamos. Ya pasaremos el resultado por un colador para eliminar la piel junto a las semillas. Como siempre te digo cada vez que publico una mermelada, igual piensas que la cantidad de azúcar no es mucha. Pero hay que tener en cuenta la maduración y dulzura de la fruta o verdura que estamos preparando y no creo que haga falta añadir el mismo peso de azúcar, es más, considero que es una exageración y desde luego no sería capaz de comerla. Soy golosa sin que me guste el empalago, por supuesto si tú eres más dulcera, sólo tienes que añadir más cantidad.

El paso a paso no lo traigo hoy, tuve problemas con el disco duro externo donde almaceno las recetas pendientes de publicar, y se han borrado todas. Así que después del cabreo monumental de los primeros momentos y días posteriores, para qué vamos a negarlo; solo queda aceptarlo y punto. Más pena si lo pienso me da las fotos familiares, que esas no podré volver a repetir; las receta tarde o temprano las prepararé de nuevo. De todas formas la mermelada no es una elaboración complicada, y con las indicaciones creo que será suficiente.

Animate a hacerla, que en el mercado todavía hay unos tomates excelentes y llenos de sabor, ya sabemos que en el invierno, la pinta será buena pero no saben a ná de ná. Este pasado puente, he recogido los últimos tomates, y me han dado para hacer 3 kilos más de mermelada, a partir de ahora toca esperar hasta la siguiente temporada.

La receta se la copié a mi querida Elisa {Que no te falte un perejil}, otra loca apasionada de las mermeladas caseras que hace unas combinaciones maravillosas. Lo de añadirle clavos y canela, le da un toque muy peligroso, la convierte en adictiva.

             



 2 Kilos Tomates Cherrys
450 grs Azúcar de Abedul
3 Clavos de olor
Zumo de un Limón
1 Palo de canela

** Si utilizas azúcar blanca, es la misma cantidad**



          

- Partir los tomates por la mitad y dejarlos en un cuenco amplio para que repose con el azúcar durante una hora.
- Llevar al fuego fuerte durante diez minutos con el resto de los ingredientes y si produce espuma, retirarla con una espumadera.
- Bajar el fuego a media fuerza, dejar cocer la mermelada hasta que tenga la consistencia deseada. No dejes que quede muy espesa, que al enfriar endurece aún más.
- Retirar la canela y los clavos.
- Si quieres que quede la mezcla libre de pieles y semillas, pásala por un colador como hice yo. Con esta cantidad, tardé unos cuarenta y cinco minutos en tenerla lista.
- Si utilizas otra variedad de tomates, te aconsejo pelarlos y trocearlos pequeños, la mermelada queda con una textura más gruesa, exquisita también.

Mientras, puedes hervir los botes donde las vayas a embasar junto con sus tapas. Rellenalos con la mermelada caliente y si los quieres conservar por más tiempo, los cueces al baño maría durante media hora. Después le das la vuelta a los botes y los dejas así hasta el día siguiente.



 ¡¡¡ A disfrutar !!!


Eso es todo por hoy, nos vemos en unos días.
Hasta entonces, espero que seas feliz.


29 comentarios:

  1. Como me gustaría ser duende y entrar en tu despensa sin que me viera nadie, me iba a poner morada con todas las cosas ricas que encontrara y algunas más que recopilara para el invierno. Incluyo en la sustracción por supuesto esta riquíiisima mermelada que no hay más que ver para enamorarse de ella. Para mi también sería una adicción,tampoco me gustan empalagosas y creo que tiene el punto justo de dulzor para ser increiblemente buena. Felicito a Elisa por la receta y a ti por la creación.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Nuria, me parece que si a mí me pasara lo que a ti, con lo del disco duro, me moriría ¡horror! Tengo más 500 Gb en fotos, hasta pierdo el sueño cuando tardo en hacer copias de seguridad en un disco externo periódicamente, y es que no solo las de la familia son importantes para mí (que son muchísimas), si no para un foodblogger, también las de nuestras recetas son como el tesoro de las joyas de la corona. Y en mi caso los vídeos, que son una cosa que me da mucho trabajo, aunque tengan tan poco éxito (soy un poco masoca, ¡qué le voy a hacer, jajaja), desde luego no es que pretenda ser Coppola ni Tarantino, pero montar mis vídeos recetas es como un gusanillo que se despierta en mí cada vez que publico una receta, a mí me gustan, de momento me divierten y eso es suficiente, yo como Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como, jajajaja.
    Lo que sí me comería sin ningún tipo de reparos, es tu mermelada, o la de Elisa, desde que se la vi a ella estoy deseando probarla, y ya con la tuya se me hace la boca agua, ¡me encanta el color que tiene!
    Ya estoy haciendo una nueva remesa de tarros para liarme con ellas, este verano me ha dado por las mermeladas caseras, después de años sin poder hacerlas por la escasez de tiempo, gracias a vosotras he cambiado el chip, y estoy aprendiendo mucho, como por ejemplo, que las clásicas 1 kg de fruta = 1 kg de azúcar, ya no es necesario, si mantenemos la precaución de esterilizarlas para su posterior conservación durante meses.
    La última que hice con esa fórmula, fue en 2014, y aún tengo un par de tarros en la despensa reservados para rellenar bizcochos, ahí si que no se nota el exceso de azúcar, pero claro es el único método que te permite con seguridad la conservación de las mermeladas durante años, doy fe que no se estropean, bien conservadas en lugar fresco y oscuro.
    Besos, y no te rindas, a lo mejor algún informático es capaz de recuperar tus fotos, cruza los dedos, yo te mando toda la energía positiva posible para que así sea.

    ResponderEliminar
  3. Hola Nuria, puedes creer que nunca he probado la mermelada de tomates... y mira que mi huerto también me da gran cantidad cada año... a ver si me animo el año que viene y preparo unos botecitos. La tuya tiene un aspecto sensacional y seguro que está riquísima, como bien dices. Besos y hasta la próxima. Por cierto, te han quedado unas fotos preciosas y con mucha luz... no se echa de menos el paso a paso, pues las fotos de presentación son muy bonitas.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la mermelada de tomates, te quedó muy bien.

    ResponderEliminar
  5. Yo de tomate no la hice aun Nuria, pero tengo que probarla, besos

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Nuria!! Yo soy otra loca de las mermeladas, también me encanta regalarlas por navidad y antes de que acabe el año, ya me están recordando que a ver si llegan otra vez por navidad esas ricas mermeladas.
    La primera vez que probé la mermelada de tomate también me llamó mucho la atención y a pesar de mis reticencias, me gustó, y eso que era de compra. Después, una amiga mía que tenía una conservera ecológica de tomate, hizo mermelada de tomate y ya me enamoré de ella totalmente, su sabor era mucho mejor que el de compra, y eso que el suyo también era para la venta, pero mucho más limitadamente. Qué pena que desde que se casó y tuvo que irse a vivir al pueblo de su marido, ya no volvió a hacer más mermelada de tomate y cerró la conservera, pues no he probado mermelada de tomate igual de buena, pero es que sus tomates estaban por si solos, buenísimos. Y te aseguro que hecho de menos el sabor de un buen tomate, sólo los que me dan de las huertas me están buenos, pero los que compro, si uno está insípido, el otro más. Desde que cerraron una frutería muy buena que había aquí, no consigo ya comer ninguna fruta y verdura con fundamento, y si la encuentro, es porque me he tenido que ir a comprar a otro pueblo. ¡¡Qué desastre!!
    Y qué desastre lo de las fotos, da un montón de rabia que se pierdan, ya sean para el blog, o familiar, da rabia igualmente, pero bueno, nos lo has redactado tan bien, que nos ha gustado igualmente la receta. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Madre mía, Nuria. Yo también soy adicta al tomate, no sólo yo, toda mi familia. La mermelada y dulce de tomate en casa, desde siempre y ahora yo, sin azúcar. Esta mermelada también se la copié a Elisa hace un tiempo. Seguimos con las casualidades, pero me parece que cada vez son menos casualidades y es que, se demuestra, que aunque amigas en la distancia, coincidimos en muchas cosas y eso es maravilloso.
    Tengo sorpresa para ti relacionada con este tema. Aún te queda un poco para saber más.
    Los cherry de cosecha, menudo lujo. Yo también estaría todo el día picoteando.
    Me encanta el resultado y me llevo mi bote.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. Uauuu!!! Con tomates "chirris" como decía mi padre y nosotras nos partíamos a reir y decíamos por lo bajini: "lo dirá a propósito o no sabe lo que dice?". Me parece deliciosa tu receta, y te doy la razón en lo de las cantidades de azúcar, yo también suelo tirar para abajo. Mis chirris los he secado al horno y metido luego en aceite...a ver lo que sale. Me has dejado un poco loca con lo del azúcar de abedul, no la conocía. Otro deber, ir corriendo a ver que es.Un dulce abrazo, como tu mermelada

    ResponderEliminar
  9. ¡Mi querida Nuria...!

    Entiendo ese cabreo monumental con las fotos. Si antes me daba rabia perder algunos archivos, ahora que tengo miles de fotos y vídeos de mi peque me da pánico. Las tengo en la tarjeta del móvil, en el portátil y voy a copiarlas en una memoria externa por lo que pueda pasar. Como bien dices las recetas se pueden repetir pero los momentos familiares no. Afrontemos lo que ha pasado y no nos hagamos más sangre ¡para la próxima aprendemos ¿no?! Además por mucho que te enfades ya no se pueden recuperar así que mejor olvidar el incidente.

    En cuanto a tu vicio...¡ojalá todos los vicios fueran iguales! tan sanos y confesables ja ja ja La adicción a los tomates no creo que traiga nada malo (bueno, quizá gota, pero ...) La mermelada de tomate, junto con la de pimiento, son de mis favoritas, pero hace mil que no las preparo en casa. No me extraña que tus familiares y amigos poco dados a las modernidades culinarias se volvieran locos con los botes que le mandaste ¡y si no los quieren que me los manden a mí! Increíble la receta que le has copiado a Elisa y dado tu toque ¡anotada queda!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  10. Yo también hago mermelada de tomate, aunque este año no he hecho, aun me queda algún botecillo por ahí en la despensa, pero no se me había ocurrido hacerlos de cherry, buena idea!! están tan ricos, es un no parar.
    Anda que no esta rica sobre una tostada untada con un poco de queso fresco, una delicia, no me digas que no?
    Menudas dos Elisa y tu, vaya dos chefs de las mermeladas estáis hechas.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  11. Hola Nuria, que preciosidad de mermelada, este año hubo muchos tomates y tuve cherrys, aunque al final cogieron una mosquilla africana o no se de donde y se los comieron todos, tanto unos como otros, que rabia, después del trabajo viene una plaga y te los lleva todos. la mermelada es una pasada, te quedo maravillosa, yo la hice de tomates normales y me ha encantado. Co el disco duro y las fotos ni te cuento lo que tengo sufrido jeje, solo se sabe cuando se anda con estas cosas. Tu no te preocupes como dice mi marido cuando me pasa algo así, oye no te enfades, así lo comemos otra vez jaja...Bess

    ResponderEliminar
  12. Pues aquí venía yo tan contenta a ver tu receta cuado leo que es de mermelada de tomates. Me digo: esto lo copio yo ya, con cherrys, estupendo porque no los he usado en mermeladas. Sigo leyendo de lo más atenta y ....¡ZÄS! ¡Sorpresa! ¡ qué ni imaginalrlo, de verdad, que si no me nombras ni me doy cuenta!!! Ainssss, que te comería a besos!! Ahora me llevo yo la tuya, pues cn esos tomatitos debe ser una pura delicia y todo un manjar!!! Pendiente queda sin duadarlo ni un minuto.
    Mil gracias por nombrarme y a mi blog me la llevo!! Mil besos preciosa!!! ainsss, que me voy como niña con apatos nuevos, jajajajaja!!!

    ResponderEliminar
  13. me encanta, aunque ultimamente hago de tomate verde y de pera son muy consistentes y queda epesa por poca azucar que le pongas, esta mia para las navidades es ideal la usamos para la carne asada y le da un toque agridulce, pero la probare al año que viene que por aqui la tomateras acabaron,muchos bessss y disfruta de esta mermelada que tiene una pinta....

    ResponderEliminar
  14. Hola Nuria! Quién pillará esta mermelada ahora... mmm! No solo tendrá el sabor adictivo sino también el color, qué bonito! Y la textura maravillosa! Te diré la verdad pero nunca he probado ésta mermelada, me gusta probar las cosas raras y me considero una "original" en la cocina pero no sé, pensaba que se llamaba mermelada pero no era para nada dulce jajaja y no la llegué a probar! Viendo las maravillas que cuentas de ella creo que tendré que sacrificarme en breve jeje!
    Qué faena lo de las fotos! Es uno de mis grandes temores que algún día me de cuenta de que han desaparecido las fotos del disco duro y no hablo de las recetas porque como bien dices se pueden repetir... Tengo todas las fotos de Luca ahí y no tengo casi ninguna en papel, es una tarea que dejo siempre para más tarde y al final se me olvida! Me has recordado mi temor jajaja!!
    Bueno, te deseo una muy feliz semana, yo mientras me llevo un botecito de tu riquísima mermelada para ir probando por fin!! Besotes fuertes!!

    ResponderEliminar
  15. Hola guapetona, he visto que recolectabas los tomates de tu huerto y digo, a ver que ha hecho mi Nuria, claro que fuera lo que fuera te iba a quedar de escándalo.
    Mira yo ando muy tonta con las mermeladas últimamente, pero esta se me antoja, así cambio un poco de o típico.
    Y lo del disco duro es un fastidio total, qué pena da perder fotos ...cachis.
    besos enormes.

    ResponderEliminar
  16. Cuando vivía en gran canaria probé la mermelada de tomate y me encantó...lo del disco duro es una faena, a mí me ha pasado muchas veces... incluso se me borraron las fotos de vacaciones de 6 años... una gran faena, pero la tecnología tiene estos fallos!

    ResponderEliminar
  17. Nuria!!, qu color y textura más bonita la de esta mermelada, nunca antes he preparado mermelada de tomates y menos cherry, lo del paso a paso la verdad para esta receta no hace falta, lo explicas muy bien, lo que si da rabia es perder las fotos familiares, muchas veces se pueden rescatar esos discos externos. Esa idea de combinar clavos y canela no la imagino, tendré que hacerla porque me gustan mucho las mermeladas y aprovecharé que por acá se vienen los tomates, ya veremos..., por lo pronto te digo que la guardo en mis pines preciados por hacer de cocinas deliciosas como la tuya. Te mando un gran abrazo y si me dejas un canasto de cherrys en la encimera, irán desapareciendo por arte de magia con cada paso sin duda. Bolitas pequeñas llenas de saborcito, adictivas y explosión en la boca. Me encantan!!
    te mando un gran abrazo Nuria y feliz semana

    ResponderEliminar
  18. Hace unos años perdi un monton de fotos tanto de recetas para editar en el blog como familiares y aun es el dia que no me lamente ,te entiendo perfectamente tenemos que concienciarnos que las tecnologias es lo que tienen ,lo de tener las cosas guardadas en un disco duro es muy practico no ocupa lugar y tiene mucha capacidad de almacenamiento pero el dia que seva todo al garete no hay forma de recuparlo.
    La mermelada de tomate me pierde y la que mas me gusta es la de tomates verdes te recomiendo la hagas ,tendre que hacerla con los cherrys es la unica version de ella que me queda sin probar , otra que esta muy rica es la de tomate con naranja tambien esta publicada en el blog ,estoy segura de que te encantara.
    Te ha quedado de relujo y seguro que esta de rexupete no lo siguiente.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaa.

    ResponderEliminar
  19. Mi querida amiga, no sabia yo de tus cosechas de tomates, menuda maravilla, por mi tierra tenemos muy buenos, pero la verdad que me quedo con los tuyos, que se que son autenticos sin conservantes ni colorantes jijiji, y que decir de esta mermelada que con esa materia prima, y esa manos divinas que tienes esta mermelada tiene que ser un manjar de dioses, Bueno cielo que ya me voy encontrando un poquito mejor, y sigo disfrutando visitandote cada vez mas. besicos cielo

    ResponderEliminar
  20. Nuria, me pasa a mí eso del disco duro externo y me muero. Soy muy precavida con eso. Tengo una copia en un disco externo y luego lo paso a otro definitivo, o sea tengo dos unidades con mucha capacidad y lo del ordenador, claro. Hago copias también a menudo del blog que muy poca gente hace. Es muy fácil y siempre lo recomiendo pues puede pasar y lo he visto en el blog de una chica que perdió todas sus recetas. Son dos copias diferentes, una el contenido del blog y otra la plantilla en la que vas añadiendo cosas nuevas. No sé por qué te he soltado este rollo, pues quizá tú sí lo haces, pero ya te digo que poca gente se acuerda. Lo ideal es hacer una copia al mes y borar las copias anteriores por si lo necesitaras que no te lies. Si necesitas ayuda para esto que te he dicho me escribes un mail y lo hacemos en un segundo.

    Bueno, receta. Fantástica y tampoco yo la he hecho nunca aunque sí la he probado y no casera. Eso de tener tomates propios y poder hacer estas dosas es una gozada.

    Nosotros aquí en el campo teníamos un huerto hasta que ya era imposible el trabajo que daba pues había que venir a regar a recortar a quitar hierbajos y mi marido me convenció para quitarlo. A veces se lo recuerdo.
    Muy buena propuesta.
    Muchos besos desde Cádiz y ya por fin en otoño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) gracias guapa, te contesté en tu blog.
      Besotes.

      Eliminar
  21. Madre mía, me has metido el miedo en el cuerpo... solo me faltaría perderlo todo, jajaja, con lo que tengo encima que ya te contaré. En fin, vamos a lo guay. Daría lo que fuera por estar en tu despensa, nena, tienes botes de todo y a cual más rico, no? Mermelada de tomate no he hecho ni mucho menos de cherrys, que también son un vicio para mi, aunque los míos son comprados y nada que ver con los de tu propio huerto, verdad? Bueno, me imagino que el pan también es tuyo, hija, si es que eres la pera, en serio!
    Un besazo preciosa, te escribo un día de estos que esté menos liada.

    ResponderEliminar
  22. Me encanta la mermelada de tomate y aunque con cherrys no la he probado, la pinta es espectacular y me parece ideal la cantidad de azúcar, a nosotros muy dulce no nos gusta.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  23. Parecemos primas hermanas, al menos en cuestión de gustos,jjj. Tanto es así que aquí, entre nosotras, y ya que parece que "todo el mundo" te ha visitado, te diré callandito que mi madre me rebautizó con el nombre de Alicia tomate, jajaja, por algo sería jajaja. Me parece una mermelada espectacular con pintaza, irresistible y muchas cosas más.Me llevo un botecillo. Besos guapísima.

    ResponderEliminar
  24. Hola Nuria, he tenido un largo verano y hacía tiempo que no pasaba por tu espacio. Siempre es un placer reencontrarte.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Hola!! me encanta el color y el sabor que me estoy imaginando... con la combinación que has preparado tiene que ser muy especial, de cherrys no la he hecho nunca, así que una más para pendientes y para tastar. Besos mil y muy buena semana :)

    ResponderEliminar
  26. Vaya Nuria, siento que perdieras las imágenes, aunque por la receta no te preocupes, se entiende igual. Es verdad que una imagen vale más que mil palabras, pero en esta receta en concreto no son primordiales las imágenes del paso a paso.
    Lo malo son las fotos de la familia, espero al menos que no hayan sido muchas, y que no sean de seres queridos que ya no están. A mí me pasó que presté un pen drive a una prima y con las prisas no lo vacié. El caso es que dejé pasar el tiempo, y al ver que no me lo devolvía se lo pedí y no lo encuentra..., ahí iban fotos de mi madrina que ahora ya falleció, y de un perra que teníamos que tampoco está ya con nosotros.
    Respecto a tu receta de hoy, me encanta la mermelada de tomate, y la hago en casa, pero en cambo de tomates cherrys nunca la hice y seguro que está deliciosa, de hecho yo hago como tú, me gustan tanto eses tomatitos, que cuando estamos en temporada y tengo una cesta con ellos en la cocina, los como así solos como si fuesen bombones ;)
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  27. Creo que la de tomate fue una de las primeras mermeladas que hice, porque a mi me encanta con queso e incluso con la carne... y lo del disco duro...no me cuentes... así empezó mi blog, porque se me ronpió mi disco duro externo y perdí todas las recetas que guardaba para hacerles un libro a cada uno de mis hijos...jajaja, mi hija me hizo el blog para que no me volviera a pasar y desde entonces todas mis fotos y borradores las guardo en dos discos diferentes!! mas vale prevenir...

    ResponderEliminar
  28. Que buena idea para desayunar!!!! 👌👌👌

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?