2 de octubre de 2017

Bombones de Gofio


¿Habrá algo más canario que el gofio? Desde ya, te digo que no.

En ocasiones, nos parece increíble, que un producto tan culturalmente arraigado en la cocina de nuestra zona, sea un total desconocido fuera de ella. Esto ocurre con el gofio. 
Con los dedos de una mano podríamos contar las casas canarias donde no se consume, pero fuera de aquí es un ingrediente ajeno a cualquier preparación culinaria, incluyendo la península. No ocurre lo mismo en otras partes del mundo, como Venezuela, Puerto Rico, Uruguay, República Dominicana, Brasil, Cuba, Chile . . . donde se extendió su uso como consecuencia de la emigración canaria.


El gofio es harina tostada de cereales. Un alimento prehispánico, que era la base de la alimentación de los primeros habitantes de las islas Canarias, los guanches. Principalmente se utilizaba de trigo, cebada y hasta lentejas; más tarde se incorporó el millo (maíz) y centeno cuando fueron traídos de América.


En sus orígenes, el gofio se amasaba con leche o agua dentro de un zurrón, de esta forma se podía guardar y transportar sin problema. Aparentemente es como la harina, aunque su tono es más oscuro por estar tostado. Si te acercas a olerlo, es tan aromático que enseguida dan ganas de probar, para ver a qué sabe. Es difícil explicar un sabor, y de la única forma que se me ocurre hacerlo para que te hagas una idea, es preguntarte si has hecho alguna vez mantecados caseros ¿si? pues como sabes, la harina hay que tostarla antes en el horno para después hacer la masa. Así sabe el gofio, a mantecado. ¿Te imaginas un vaso de leche endulzada y con unas cuantas cucharadas de gofio disuelto? Ummmm, me dan ganas de soltar el teclado y correr a la cocina a prepararme uno.

                      

         

A día de hoy lo encuentras tanto en los grandes supermercados como en la tienda más pequeña de cualquier pueblito. Hay muchos molinos locales donde se prepara, y puedes elegir según gustos porque el abanico es amplio. El que más consumimos en casa es el de millo; pero el de trigo, el combinado de ambos, y tanto el de tres o cinco cereales (trigo, millo, garbanzos, cebada y sal marina) también está muy demandado. Y desde hace un tiempo, incorporaron al mercado el gofio de avena, muy rico también, por cierto. Es un alimento muy completo, sano y natural. Rico en fibra, en vitaminas y minerales. Un super alimento, que lo toma todo el mundo, empezando por los niños. El día menos pensado, se pondrá de moda, y nos lo quitarán de las manos como ocurre con tantos otros productos gastronómicos. Tiempo al tiempo.


Sin olvidarnos de una de las más sencillas preparaciones como son las pellas de gofio, con el tiempo esta harina tostada de cereales se ha incorporado a la repostería; siendo protagonista o formando parte de postres como los huevos mole, queques, helados y deliciosas mousses; sin dejar olvidadas las preparaciones saladas como el gofio escaldado que tan bien acompaña a los potajes, sopas y pucheros. Si, lo sé, tengo que ponerme las pilas e ir sacando estas ricas recetas en el blog, que ya me vale después de tantos años no haberlas traído todavía.

 


La receta de hoy va dedicada a una fiel seguidora de la provincia de Zamora, Lola. Su hermana vino este verano de vacaciones y le llevó de regalo unos paquetes de gofio; lo probó en el hotel donde se alojaba con su familia y a todos les encantó. Pensó que Lola, toda una cocinitas, le daría buen uso, pero al no haberlo utilizado antes, me escribió un correo pidiendo ayuda. Quería algunas recetas de las que preparo en casa con gofio porque confía en mis recetas, y cuando ha probado alguna le ha salido bien a la primera. Estas son las cosas maravillosas que ocurren con con los blogs.


Como precisaba una cuantas recetas dulces, para una reunión familiar que tiene a mediados de este mes, me pareció una buena idea estos bombones de gofio. Suelo prepararlos cuando somos muchos, porque en un pis pas están listos y quedan deliciosos para sacarlos en la sobremesa. Ya se los adelanté a Lola por correo y ahora ven la luz por aquí. Bien sencillos, solo es necesario mezclar, formar y bañar.

¿Empezamos?

        
   
 {24 bombones}
     


100 grs Gofio (millo, trigo . . .)
2 Plátanos Canarios bien maduros
3 Cdas Miel
Puñado de Nueces picadas
Puñado de Uvas pasas
1 cta Canela molida
200 grs Chocolate de cobertura
Fideos de chocolate para adornar





- Los plátanos bien maduros, los escachamos (aplastamos) con el tenedor.
- Añadimos la miel y mezclamos bien.

- Empezamos a agregar el gofio, esto lo haremos en dos o tres veces.
- Lo haremos facilmente con un tenedor y cuando lo hayamos incorporado e integrado por completo, podemos seguir con la mano.
- Incluímos la canela y las nueces troceadas.
- Mover bien.
- Incorporar las pasas y con las manos amsar un poco el conjunto.
- Ya se podría comer tal cual, esta es una de las formas de preparar la pella de gofio. Tan solo haría falta cortarla en rodajas o comerla a pellizcos. Es como una golosina (que se lo digan a mis hijos)
- Pero nosotros vamos a ir cogiendo pequeñas porciones y le daremos forma de croqueta.
- Seguimos formándolas hasta darle fin a la masa.
- Llevamos al congelador una media hora.
- Troceamos el chocolate y derretimos en el micro o al baño maría.
- Sacamos nuestras pequeñas pellas del congelador y las bañamos en el chocolate, que queden bien cubiertas por todos lados.
- Intenté hacerlo con un tenedor, pero me resultó más fácil ir pinchándolas con un palillo de dientes.
- Las vamos dejando sobre una bandeja cubierta con papel encerado (de horno) y le añadimos los fideos enseguida, porque con el chocolate húmedo se quedarán bien pegados.
- Dejar que el chocolate endurezca y listos.


   ¡¡¡ A disfrutar !!!

¿Cuántos te pongo?

 


Eso es todo por hoy, nos vemos en unos días.
Hasta entonces, espero que seas feliz.

24 comentarios:

  1. No he probado el gofio, aunque con la explicación que has dado me ha faltado poco para salir corriendo a comprarlo, me parecía olerlo y me sabía a gloria. Y ya cuando he visto los bombones, se me ha hecho la boca agua, deben estar ricos y más. Así que a mi tocaya Lola le doy la enhorabuena por ese regalo y el buen provecho que está haciendo de él. Y a tí Nuria, que eres una artista hija mia!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que cuantos me pones dices ..uuffffff me llevaria doce docenas por no pedir mas jis jis.
    Hace tiempo que vi la primera receta con gofio a Maca ,hace años que no publica nada en el blog pero como aqui no lo encuentro pues me he quedado con las ganas de probarlo, estoy deseando que empieces a sacar a la luz esas fantasticas recetas que llevas años haciendo por que nada como las recetas tradicionales y es una pena que se pierdan.
    Los bombones son de lo mas tentadores ademas de ser muy faciles de hacer se ven divinisimos no lo siguiente y no dudo ni un segundo que esten de rexupete ,pena no poder dar cuenta de uno ahora babeando me marcho.
    Bicos mil y feliz inicio de semana wapisimaaaaa.

    ResponderEliminar
  3. ¡Oh Nuria, que locura! De rico digo, Jajajaja. Nomhace que insistas más, me lo has vendido divinamente, conocía el gofio, por supuesto, imposible no conocerlo, viendo tantos documentales sobre tu isla bonita y todo el archipiélago, lo tenéis todo, bonitos paisajes, buena gente, y unos platos increíbles, de los que me muero por comer más de uno. Nunca he probado el gofio, lo he visto en el Club del Gourmet, alguna vez, pero el desconocimiento de su uso, me ha echado para atrás a la hora de comprarlo.
    Ya no voy a tener excusa para probarlo cuando lo vea. Y como tú bien sugieres, empezaré por esa leche con el bien batido, para ir haciendo boca, Jajajaja.
    Tus bombones son una tentación, no voy a tener más remedio que salir a buscarlo.
    Jejejeje, mientras escribo este comentario, el chivato de Google, me dice que has comentado mi post, Jajajaja, voy a leerlo.
    Besitos mi niña, espero que tu ausencia de ayer no se debiera a causas mayores. Si es por descanso, bienvenido sea.

    ResponderEliminar
  4. ¡Menuda tentación Nuria!

    Conocí el gofio en 2008 cuando estuve de vacaciones en Tenerife. Ya por entonces me tentaba probar todos los productos típicos de los lugares que visitaba pero no se vino en mi maleta (sí quesos y mojos y muchísimo tabaco cosa que ahora no ocuparía lugar en mi equipaje)Me gustó todo y quiero volver pero ya será cuando Lara sea un poco mayor y podamos viajar con ella.

    Seguramente pueda comprarlo por internet y no tenga que esperar a una fecha bien indeterminada para disfrutar de estos bombones que me parecen una maravilla y seguro vuelan cada vez que los preparas

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  5. Hola Nurita;
    Pero que canaria vienes hoy. Yo por aquí nunca he visto gofio, ni lo he visto, tengo visto alguna que otra receta pero al no tenerlo al alcance de la mano paso de largo jeje, vaya bombones has preparado me parecen maravillosos, lastima no poder captarlos. Como en tu tierra hay productos solo al alcance de pocos, en la mía sevuro que pasa igual, aquí tenemos una harina de maiz blanca de molienda de piedra que saca el hipo y como esto tanaptas más supongo. Nunca estuve en tu tierra y tengo muchas ganas, de momento no puede ser pero espero ir algún día. ....Bess

    ResponderEliminar
  6. Hola Nuria! Bueno pues por ser francesa y llevar (solo jaja) 13 años en España, será por eso pero no conozco el gofio, la primera vez que oigo hablar de ello. A ver si me ha quedado claro, el gofio es más bien el hecho de que venga tostada la harina no? Es muy interesante... Tiene que dar unos toques bien ricos a las preparaciones! Miraré a ver si lo veo en el comercio pero no me suena de nada, a ver si tengo suerte! Porque tus bombones están para comérselos de 4 en 4 jeje! Me encanta el corte de como se ve por dentro, lo único que sin pasas para mi porque sintiéndolo mucho no me van mucho jeje! Un besote muy fuerte y gracias por hacerme descubrir cosas como estas :)

    ResponderEliminar
  7. Pues no he probado nunca el gofio, y eso que he estado varias veces en Canarias, y que tengo amigos canarios, ¡lo mío tiene delito!.
    Esos bombones se ven deliciosos, será cuestión de animarse a probarlos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola Nuria!! ¿Qué tal han ido las vacaciones? Supongo y espero que bien, pero que muy bien. Ya veo que has vuelto a la rutina bloguera, bueno, ya estáis prácticamente todos los blogs amigos sumergida en ella, a ver si yo me pongo esta semana también a ello.
    La verdad es que la harina de gofio es aquí una completa desconocida, yo la conozco a través de los blogs, y es una pena, pero estoy convencida, al igual que tú, que tiempo al tiempo, dentro de nada, seguro que la podremos conseguir en muchos super mercados.
    Aquí pasa un poco con la harina de almortas, que se usa casi únicamente para hacer el típico plato manchego, llamado precisamente, Almortas. Por aquí es fácil de encontrarla, pero en otras localidades, nada de nada, aunque no es una harina tan estupenda como el gofio, pues por desgracia, la harina de almortas es bastante tóxica y antiguamente producía parálisis por su excesivo consumo. Hoy en día, se manipula genéticamente y se le quita la toxicidad. Para los manchegos es exquisita, y aunque ocasionalmente, la siguen consumiendo.
    Y bueno, que con este maravilloso gofio, nos hagas estos espectaculares bombones, dan ganas de ir a buscar el gofio aunque sea moviendo cielo y tierra. ¡¡Vaya delicia!! Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Seguro que están muy ricos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  10. " El zurrón del gofio, yo lo traigo aquí, quien quiera gofio que me lo pida a mí... "
    Así era la canción, creo que sí, la cantábamos en el cole en el coro dentro de las canciones tradicionales o algo así. jajaja!! Sí que estará rico Nuria, no dudo que estos bombones estarán deliciosos, todo un manjar!! No lo imaginaba en bombones , pero ya veo que sí .
    Encantada con tu entrada de hoy, un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  11. Hola otra vez guapa
    Pues como en esta ocasión llego la primera me vas a poner media docena mínimo, pues si bien es cierto que nunca probé el gofio, si su sabor recuerda al mantecado como cuentas, me va a encantar seguro, y bañado en chocolate mucho más. Realmente me los llevaba todos pero no hay que ser egoístas y hay que dejar alguno para que los que vengan detrás los prueben también.
    Tienen una pinta estupenda, de verdad.
    Un beso enorme Nuria

    ResponderEliminar
  12. Nuria llego tarde hoy, me encanta ver este tipo de recetas y aprender con ellas. No conocía el gofio, revisando acá en Brasil lo que más se parece es la farofa que es harina tostada de mandioca (yuca), no sabía de la historia y de la importancia que tiene de su origen y demás datos que nos regalas. De seguro tu amiga los ha preparado y por ese corte me pido unos cuantos que bocados más ricos, con esas nueces y el chocolate están perfectos para acompañar un café negro y dejar que se derrita en la boca cada delicioso bocado. Esta idea de bombones esta muy buena, tendré que preparar mi propio gofio tostando harinas y probando porque como dices, no tardará en convertirse en un súper alimento..
    Te mando un beso grande y que tengas una gran semana

    ResponderEliminar
  13. Qué rico el gofio de nuestra tierra!!! Me encanta de cualquier manera, el otro día probé un licor de gofio hecho en Tacoronte, que estaba de muerte!!!.
    Esos bombones se ven deliciosos.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  14. Nuria, qué originales, nunca he probado el gofio lo preguntaré en algún herbolario que a lo mejor lo tienen, me he quedado con la curiosidad, desde luego la pintaza es bárbara.
    Me ha encantado la hostoria de esta harina mezclada con legumbres y que sea además un alimento tan primitivo, "algo tiene el agua cunado la bendicen" y esto está claro en este ingrediente.
    Muchos besos y buena semana

    ResponderEliminar
  15. Akinss. ..con lo que me gusta a mí el gofio... tanto dulce como saldo, eso sí. ..con le che no, que yo odio la elche, jaja

    ResponderEliminar
  16. Hola Nuria. Espero que hayas pasado un fabuloso verano. Ya de vuelta a la normalidad toca ponerse al día y en eso estoy.
    No he probado el gofio peo viendo la explicación que has dado y como lo has preparado para formar estos bombones no dudo de que es un bocado delicioso, tanto que no me importaría comerme unos cuantos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola!! a mi ponme como mínimo media docena, jaja. Aún tengo que probar de hacer algo con gofio, que con la maravilla que nos presentas hoy, me entran ganas de ir ya mismo a por él. A ver si me puedo y pruebo pronto. Muchas gracias por enseñarnos estas recetas tan buenas. besos :)

    ResponderEliminar
  18. Mi preciosa amiga, antes de nada darte miles de gracias por tu comentario precioso que me has hecho dandome tanto animo, la verdad que si he estado bastante mal, pero ya estoy mas fuerte y con ganas de estar por aqui, a pesar de que es muy muy triste quedarte sin los tres seres con los que pase parte de mi vida, pero bueno como no quiero ponerme triste , ni ponerte a ti, hablare de estos ricos bombones que sin probarlos me han sabido a gloria bendita solo con verlos, tengo el honor de a ver probado el gofio gracias a una amiga del alma a la que adoro y quiero con locura jejejeje, creo que la conoces muy bien. Bueno cielo que ya estoy por aqui para no perderme ninguna de tus ricuras y para saber de ti. Un abrazo muy muy grande y muy especial te quiero

    ResponderEliminar
  19. Doy fe de que cuando lo hueles apetece probarlo Reina Guanche... me encanta! Tengo unos amigos que van todos los años a Canarias y siempre me traen un paquete, antes aquí era difícil de conseguir, pero ahora ya lo venden al peso, aunque nunca lo compré. En unos días tendré la ración de este año, así que prepararé tus bombones, porque ese corte mi reina me dejado kao!
    Besos sonoros corazón!

    ResponderEliminar
  20. Hola guapa!!
    Madre mía..Ha sido ver estos bombones y empezar a salivar...¡Qué cosa más rica!, con ese chocolatito por fuera...es que están irresistibleS! Apetece llevarse uno a la boca viéndolos ya en la pantalla...Un pecadazo total!
    Si te digo la verdad, nunca he probado el gofio, y tengo ganas, porque siempre me gusta probar cosas nuevas. Me anoto estos bombones y buscaré el gofio por aquí, a ver si consigo encontrarlo y puedo hacerlos.
    Entre tanto, me llevo uno para probar ;)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  21. He probado en dos ocasiones el gofio y me ha gustado, el problema es que por Madrid no se encuentra con facilidad, pero estos bombones tienen que estar divinos, se me está haciendo la boca agua solo con verlos, besotes
    Sofía

    ResponderEliminar
  22. Ey Nuria, hola preciosa, nada más incorporarme al cibermundo después de mucho tiempo alejada, me acerco a visitarte y mira que rico lo que me traes. Pues yo como viví unos años en Las Palmas si que he probado el gofio en varias y variadas preparaciones y aunque no perdiera los papeles por él, sí que me gustaba. Ahora que en estos bomboncitos...sería imposible no decir ummmmmm!! Besos, sirena.

    ResponderEliminar
  23. Me alegra que nos hables de los productos tan maravillosos que tenéis en tu tierra y que por desgracia muchos no hemos probado aún. Voy a ver dónde encuentro el gofio, nunca es tarde si la dicha es buena, y que lo será a tenor de lo que nos traes. Los blogueros debemos ayudar a la difusión de toda esa riqueza que tiene nuestro país y alentar a su consumo, hoy con tu pica en Flandes me has entusiasmado querida Nuria Eme. De paso una docenita me iría bien. Muchos besos.

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?