4 de septiembre de 2017

Tomate Frito en Conserva



Buenassssss ¡¡¡ Ya estoy de vuelta !!!

Espero que el Verano te haya tratado bien. Que hayas hecho cosas que llevabas tiempo esperando, dormido siestas sin prisas, pasado calor a ratos, tomado helados a mogollón, que hayas protagonizado más risas que sonrisas, leído libros aplazados, realizado alguna escapada, saltado sobre las olas, chapoteado en la piscina, tomado buenos cafés con hielo, sufrido pocos mosquitos, quizás hasta has bailado al ritmo de "Des-pa-ci-to" en alguna verbena, disfrutado algún concierto, celebrado comilonas familiares, organizado asaderos con amigos de los buenos, y sobre todo . . . que lo hayas disfrutado. No me quejaré del mío, que no ha estado nada mal, por cierto.

Aunque este mes sea el inicio de la vuelta, el verano no ha terminado del todo. Pero aún así retomamos los horarios inamovibles, los estudios, el cole, la oficina, las rutinas, el reencuentro con los compañeros, ver de nuevo a esos ruidosos vecinos, el trabajo, si . . . sin dudarlo, el mes de Septiembre, es el de la vuelta a muchas cosas de nuestra vida habitual. Unas nos apetecen más, otras no tanto, pero es lo que hay.

Y entre las cosas buenas que tiene esta estación veraniega que cada vez me gusta menos por cierto, porque no puedo con esas olas de calor tan exageradas que me dejan en estado catatónico, están los tomates, con sabor a tomate. Dulces, alegres, jugosos y riquísimos. Una maravilla que hay que aprovechar y comerlos a cientos, porque si no lo sabes ya te lo digo, soy tomate-adicta.

                  

En estos meses veraniegos he hecho muchas conservas {CaballaAtúnMermeladas varias }. Cada vez me gusta más enfrascarme en esta tarea. No es difícil, aunque el proceso sea algo laborioso, pero me entretiene y relaja. Cuando sé que voy a estar por casa unas horas, hago algunos botes y poco a poco voy llenando la despensa. Después es cierto, que durante el invierno gusta utilizar esos productos en las recetas del día a día, además de lo rápido que te solucionan una comida. Y lo que me gusta regalarlos, que también.

He seguido el mismo proceso que se hizo siempre en casa de mi madre, solamente he obviado incluir cebolla, porque no es del gusto de todos. Pero si no tienes problemas con ella, adelante. La zanahoria si la sigo añadiendo. Mi tía Isa lo hacía para contrarrestar el ácido del tomate, endulza de forma natural y no es necesario añadir azúcar.
Hay quien añade hierbas aromáticas, además de ajo . . . para gusto los colores. Este tomate frito es básico, pero te aseguro que delicioso, y por fin he conseguido que mis hijos lo coman, que hasta hace bien poco preferían el comercial ¿te lo puedes creer? pues si, como te lo digo, era una espinita que tenía, y me la saqué con gusto y ahora hasta suspiran por él.

El primer bote, fue directo al plato junto a un huevo frito ¿te imaginas cómo estaba? para dejar los ojos en blanco, mojar mucho pan y caerse de espaldas. Mientras escribo la entrada, ganas me dan de repetir pronto.



   
{Para cuatro botes medianos como los de la foto}

2 Kilos de tomates maduros
2 Zanahorias medianas
1/2 Vaso de Aceite de oliva virgen extra
Sal marina al gusto


           

- Hacemos una cruz en los tomates, ponemos un caldero con agua a cocer y los escaldamos durante un minuto.
- Sacamos los tomates a una fuente y los pelamos cuando pierdan temperatura. Eliminamos también el pedúnculo.
- Si los tomates son ecológicos, no los pelo pero los paso por el pasapurés. Pero hoy no era el caso.
- Cortamos las zanahorias en rodajas finas.
- En un caldero profundo (el tomate salpica bastante) introducimos los tomates troceados, junto a la zanahoria y un buen chorretón de aceite de oliva virgen extra.
- Tapamos, mejor con tapadera que deje salir el vapor, a fuego fuerte durante unos quince minutos.
 - Pasado ese tiempo, el tomate habrá evaporado bastante agua, así que el volumen habrá reducido considerablemente.
- Bajamos al mínimo el fuego y con una cuchara de madera, movemos el tomate cada poco tiempo y a la misma vez, aplastamos para deshacer los trozos. Te aconsejo que apartes el caldero del fuego y esperes un momento antes de destapar cada vez que muevas la salsa.
- A media fritura, rectificamos de sal.
- Cuando veas que el aceite ha subido a la superficie, quiere decir que el tomate está frito. Tardará una hora o poco más en estar preparado.
- Pasa la batidora y deja de nuevo a fuego mínimo unos cinco minutos. De esta forma pierde el aire de haberlo emulsionado y compacta más. Si lo pasas por el chino no hace falta.
- Mientras se hace el tomate, esterilizamos los botes y secamos boca abajo sobre un paño o papel de cocina.
- Rellenamos con la salsa caliente y terminamos añadiendo aceite para que la cubra. Cuidado con quemarte.
- Limpiamos bien los bordes externos con papel de cocina.
- Si son pocos botes y los vas a gastar en unas semanas, con darle la vuelta y dejarlos boca abajo de un día para otro, tendrás suficiente.
 - En cambio, si queremos que estos botes duren hasta un año sin problemas, ponemos un caldero amplio y profundo donde los introduciremos y cubriremos de agua.
- Desde que empiezan a hervir, cuenta veinte minutos. Después los dejas dentro del agua hasta que el agua esté fría.
- Y los guardas en un armario sin que le de la luz directa, y sin ninguna fuente de calor cercana (radiadores, termos eléctricos, hornos . . .).
           

 ¡¡¡ Listo !!!

Escandalosamente rico, si lo pruebas, no lo volverás a comprar.       




Y eso es todo por hoy, me alegra verte de vuelta.
Hasta dentro de unos días, espero que seas feliz.


19 comentarios:

  1. ¡Bien hallada! Una de las cosas buenas del final del verano, además de que comienza el otoño, es reencontrarse con los amigos virtuales, tan desaparecidos algunos en este tiempo. También disfrutar de las cosas ricas, elaboradas con mimo, que nos traen; como por ejemplo este tomate frito que con tan buen aspecto que desprende parece que llega hasta el olor. Lo de añadirle zanahoria para endulzarlo me ha gustado, no conocía el truco y es ideal, no tardaré en ponerlo en práctica. Y ahora solo hay que esperar un poco para ver lo que acompañas con él. Ansiosa estoy por saberlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Nuria de entrada te digo que con tu riquísimo tomate frito, me tienes en el bote, jajaja. ¡Lo adoro! Esa imagen del final, ofreciéndome una cucharada, es totalmente provocativa, ¡qué gusto da verla!
    Por cierto que yo también he hecho este año Tomate en conserva, y quiero publicarlo uno de estos días, pero esta vez para congelar, quería probar de esta manera. Así como lo explicas, es como suelo hacerlo habitualmente, y aunque da trabajo, el esfuerzo tiene su recompensa cuando abres un bote en invierno, y alucinas de lo buenísimo que está.
    En casa no tiene nadie problemas de como lo hago, así que según como me pille el cuerpo, le pongo una cosa u otra, cebolla, ajos, pimientos, etc. Lo que no suelo ponerle nunca es zanahoria, a menos que sea para la salsa boloñesa. Es interesante, endulzar sin añadir azúcar. En casa hay dos "diabéticos" que son los únicos que debo poner cuidado en lo que comen, pero lo soluciono añadiendo menos cantidad de azúcar, aunque luego la acidez haya que corregirla sobre la marcha o cada uno en su plato.
    En fin que siempre hay un roto para un descosido, y todo tiene arreglo para tenerlos a todos contentos.
    Me alegra verte de nuevo mi niña, esto no era lo mismo sin tu cocina, ni sin ti.
    Besitos achuchaos, nos vemos en unos días.

    ResponderEliminar
  3. Hola Nuria; ya ando por aquí yo también.
    Que maravilla de salsa, te ha quedado maravillosa, yo hice mucha también con tomates del huerto. Nuria este verano mi yerno fueron de pesca y trajeron mucha caballa viva , tienen una barquita, hice en aceite con tu receta, aun no la hemos probado y estoy deseandolo, toca probarla para octubre y ya te contaré, eres un ckac Nuri.....Besitos

    ResponderEliminar
  4. Holaaaaa... !! bienvenida a curro!! jajaja, es cierto en verano hacemos muchas conservas, al menos yo, he hecho de todo jajaja, a veces me sobra de una año para otro, pero es que es una pena no aprovechar las buenas verduras y frutas que tenemos en verano!! tengo la suerte de que me regalan pimientos, berenjenas, tomates ecológicos y en cantidad!!así que a conservar!! delicioso este tomate que has hecho, no veas lo que cunde y lo rápido que es usarlo!! Bs.

    ResponderEliminar
  5. Desde luego no hay nada como unas conservas caseras, yo tambien ando liada con ellas , aunque los tomates este año apenas coji unos pocos, por falta de cuidados se me echaron a perder, besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Nuria, feliz regreso de vacaciones!
    Me alegra que haya sido bueno este verano, esas variedades de tomates me parece una delicia, alguna vez he realizado conservas que se van en un dos por tres, al ver que se pueden conservar hasta un año con el método que nos regalas y que es un descubrimiento (tomaré nota, porque de verdad nada como una buena conserva a nuestro gusto y con sabor a tomate, tomate). Para disfrutar de muchas maneras, me siento a tu mesa a compartir estas delicia con un buen pan ^_^
    te mando un abrazo grande

    ResponderEliminar
  7. No hay nada como un buen tomate frito casero, ¡no me extraña que por fin tus hijos se hayan convencido, jejejeje!. Porque tiene una pinta espectacular.
    Yo aún no he tenido vacaciones, hasta octubre no me voy. Así que... aquí sigo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Hoooolaaaaaaaaaa!!!! Ainsss, qué alegría volver a verte, a disfrutar contigo y a retomar las buenas costumbres. Me ha costado empezar pero ya le estoy tomado el gustillo a esto. Me alegro mucísimo de que tu verano haya sido de los buenos, eso es una estuepnda señal de que la salud de todos es buena y eso es imprescindible.
    Entre mis imprescindibles está el tomate frito casero, me encanta porque es de las cosas que no tienen igual. Fíjate, yo añado alguna ve anahoria, pra la salsa boloñesa, pero para cntrarestar la acide suelo poner miel. No había caído en el detalle que cuando pongo zanahoria no pongo endulzante. a vees , hacemos las cosas por rutina y costumbre sin pensar en más. así que en cuenta lo tengo. Mi besos preciosa y contentísima de verte!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Nuria!! Veo que te lo has pasado igual de bien que yo este verano jeje! He hecho todas las cosas que enumeras al principio y más jeje! Pero es verdad que yo soy mucho más fan de la época en la que entramos, que las temperaturas del verano me matan y cada vez lo aguanto menos! Bueno pues yo también estoy de vuelta y me alegra ver que la mayoría de mis compis también! A por una nueva temporada amigas!! Antes de leer tu deliciosa receta de Tomate frito, he ido a cotillear y he entrado a ver cómo empezaste el blog... Pobrecita tu mami pero bueno ya has recuperado seguro que la mayoría de las recetas pero entiendo el disgusto que le ha podido producir, ah y me alegro de que al final hiciste caso a tu hija para hacer público el blog porque con cada receta que publicas me gusta más y más tu rinconcito. Oye, y no te estará diciendo tu hija de hacerte una cuenta en Instagram no? Jaja! No estaría mal verte por allí!!
    Bueno me lío me lío y no digo nada de tu estupendísima receta! En casa consumimos un montón de tomate frito pero el comercial claro. Cuando veo el tuyo me da ganas de ponerme enseguida a ello, qué rico y se ve hasta bonito! Un color precioso y me llama bastante la atención lo de las zanahorias, tienen que darle un sabor añadido estupendo! En fin, lo único que temo es que me pase como a ti, a mi mini chef le va a gustar más el otro porque imagínate que preparo un velouté de calabaza estupendo, para caerse de espaldas como dices tu jeje! Pues él prefiere el del cartón! Qué rabia da eh? Pero pienso que ya cambiará de idea jeje!
    Un besote muy fuerte y bienvenida!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Nuria, cuánto me alegra saludarte de nuevo... esta salsa de tomate es magnífica!!! Yo también adoro hacer conservas, ya lo sabes... y por cierto que tengo una de tomate frito, también, que hice el año pasado y que publicaré estos días...

    Yo también tengo ganas de volver a la rutina... después de tanto lío de mudanza y vacaciones.... aunque aún nos queda muchas cosas por hacer en nuestra nueva casa.... pero todo va viento en popa, gracias a Dios.

    Te mando un beso enorme y me alegro de reencontrarme contigo. Nos vemos pronto...

    ResponderEliminar
  11. Holaaaaaaaaaaaaaa potita mia aqui vengo yo deprisa y corriendo nada de despacito que en menos de dos horitas me tengo que ir a trabajar , ains que poco me gustan las vueltas de las vacaciones y no sera por que me guste el calor eeeh que aqui 40 grados los tenemos dia si y dia tambien ,con lo bien que estaba yo en mi casita haciendo conservas y bageando un poquito jajajaja.
    Me alegra que hayas disfrutado del verano seguro que tu despensa esta llena de maravillosas conservas como esta de tomate frito ,mira que es una de las que nunca falta en la mia ,yo no le pongo zanahoria pero tendre en cuenta la receta de tu madre y si este año consigo poder hacerla por que apenas tengo tomates no dudes que la pondre en practica.
    Como siempre la receta y las fotos del paso a paso son de 20 points.
    Bicos mil potita miaaaaaa.

    ResponderEliminar
  12. Hola,hola!!!
    Llegó la alegría de la casa!!!
    Nuría... vaya como has describido el verano jaja, así no hay quien se olvide de él. El mio es siempre muy cortito, aunque entra todos esos puntos que dices, incluido el de los mosquitos, ese se repite todos los veranos :)

    Sobre tus conservas... me gustaría entrar en tu despensa. Debe de ser como entrar en un ensueño!!
    Menuda pintaza y color que tiene la salsa de tomate. Lo has bordado!!

    Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola Nuria!

    A mí el mes de septiembre me ha gustado desde siempre aunque cuando era pequeña no lo decía porque parece ser que era la única niña del mundo que deseaba la vuelta al cole... Siempre he sido animal de costumbres y horarios. Me gusta mi rutina y encuentro paz en mi orden y mis obligaciones.

    El verano no ha ido mal, pero si hiciera menos calor ¡sería mucho más productivo! De nada me sirve salir del trabajo a las tres de la tarde si poner un pie en la calle antes de las nueve de la noche es misión suicida. ¡Y ojo! que hay noches que a las 10 seguíamos a más de 35 grados ¡esto no es aguantable! Este año con más razones que nunca me he tomado un gran respiro y desde junio no he reposteado nada. He comenzado hace unos días para tener algo con lo que abrir mi cocina virtual que las recetas atesoradas meses atrás se iban agotando ja ja ja

    Tu tomate me ha encantado, y el truco de la zanahoria no lo conocía, pero cuando te le leído he pensado que era lo más lógico del mundo aunque a mí solita no se me habría ocurrido... También entiendo lo del tomate frito industrial. Los niños se dejan seducir por lo que no tiene tropezones ni cosas flotantes, pero con el paso del tiempo el paladar se educa y se aprecia lo bueno de verdad (por lo general) Yo me he visto reflejada en lo que cuentas de tus hijos y supongo que con Lara me pasará igual.

    No me enrollo más que me quedan muchas visitas (amén de mucho trabajo pendiente) Encantada de reencontrarme contigo ¡nos vamos leyendo!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  14. Hola mi querida Reina Guanche, espero que tu verano haya tenido de todo esas cosas y más y que te lo hayas pasado en grande, además de trabajar a destajo... si se enteran mis paisanos de las conservas ¿no se yo?

    Yo ahora que nos nos oye nadie, te cuento que algunas conservas también he hecho, pero de frutas y verduras, de hecho publicaré en breve una de salsa de tomate que me pidió mi hija... en tu casa no gustaría, lleva cebolla, por lo demás se parece bastante y al igual que tu tía, no le pongo azúcar, porque también le añado o pimiento o zanahoria... ya ves que los truquitos de cocina están en todas partes.

    Me alegro un montón venir a tu cocina mi reina, disfruto enormemente con tus recetas y con tus post.

    Biquiños coarazón

    ResponderEliminar
  15. ESte año he podido preparar una buena remesa de tomate frito para todo el año. Merece la pena el esfuerzo. UN besazo.

    ResponderEliminar
  16. Hola preciosa. Ya te echaba de menos que una se acostumbra a venir el lunes, o cuando puedo, como hoy, pero leerte, ya te había leído en el móvil.
    En casa por fin, he conseguido que el tomate comercial aceitoso y de sabor y color raro, ya no se compre. Siempre hay tomate frito casero, con tomate de conserva o natural.
    No he hecho este verano mucho, pero aún queda un bote.
    Menuda pinta tiene el tuyo. Me llevo un bote virtual.
    Muchos besos y me alegro mucho de que hayas tenido un buen verano.

    ResponderEliminar
  17. Hola!!! Muy buenasss!!! Es una maravilla preparar la salsa de tomate en casa. A mí me encanta hacerla para conserva, pues incluso para congelar las porciones y luego poder utilizarla cuando sea necesario, te ha quedado un color y una textura fenomenal. Me alegro de volver a leerte y más de encontrarme recetas tan buenas como esta, besos!!!

    ResponderEliminar
  18. Ya poco a poco vamos volviendo todas. La salsa de tomate caserita es la mejor y la más sana. La tuya, de lujo.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  19. Hola querida Nuria. Qué alegría que hayas vuelto. Te confieso que he pensado en ti este verano... me he preguntado más de una vez qué estarías haciendo ;)
    Ahora ya volveré a tener noticias tuyas con regularidad y no sabes cuánto me alegra, más si vienen acompañadas de ua receta casera tan rica y tan versátil en la cocina como es el tomate frito. Estos días coincidimos en tareas, pues yo también estoy preparando conservas, entre otras el tomate frito, al cual yo le añado zanahoria como tú y además cebolla y un poco de ajo. Ya se sabe, cada maestrillo tiene su librillo ;))
    Un beso enorme guapa. Hasta muy pronyo

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?