11 de septiembre de 2017

Brownie de Katharine Hepburn



"Si obedeces todas las reglas, te pierdes toda la diversión".

Esto no lo digo yo, aunque lo suscriba igualmente, la autora es Katharine Hepbur.
Siempre me gustó muchísimo esta mujer. Me parece que era guapísima, muy expresiva, vital, con carácter, elegante y extraordinario estilo personal. Siendo ya anciana, me despertaba una especial ternura, sin dejar ese punto distinguido que la acompañaba aunque vistiera pantalones vaqueros  y camisas de linea masculina.

Pese a haber seguido a lo largo de los años su trabajo en el cine, leido biografías y anécdotas de su vida, no fue hasta hace un tiempo que descubrí además lo buena repostera que era. A raíz de su fallecimiento el 29 de junio del 2.003, el emblemático periódico New York Times abrió una sección de cartas donde el público mostraba sus condolencias, redactaba anécdotas o simplemente manifestaba sus sentimientos y buenos deseos hacia Katharine.

Una de esas cartas, firmada por la Sra. Heather Henderson era especial, y así decidieron en la redacción editarla en su totalidad el 6 de Julio del 2003, pese a la extensión de la misma. Puedes leerla integramente en el enlace de más arriba, yo simplemente la desgranaré un poco ¿vale? :

Cuenta Heather, que su padre, tenía la costumbre de ir andando a hacer la compra a la Segunda Avenida, cerca del domicilio de la actriz. En una de la ocasiones, se encontró con Katharine en una de las tiendas y la saludó, y ella devolvió el saludo. El Señor Henderson, hacía dos años que era viudo y su única hija adolescente, estaba dándole más de un quebradero de cabeza con su actitud rebelde y la intención de abandonar los estudios en el Bryn Mawr College (el mismo al que había asistido la actriz bastantes años atrás).

           


Como la hija era una gran admiradora de Katharine, al padre se le ocurrió escribir una carta exponiendo estos hechos y pidiendo ayuda a la actriz para que hablase con la hija y la hiciese entrar en razón. Así que dejó caer la carta en el buzón del domicilio uno de los días que fue a la compra. No tardó en reaccionar Katharine, al día siguiente a las 7.30 de la mañana telefoneó a Heather para sermonearla sobre el abandono de los estudios y la importancia de terminarlos.

Tras dicha regañiza, la invitó a tomar el té junto a su padre unos días después, y comieron un brownie como este. La amistad siguió durante años, y en una ocasión que la actriz estaba recuperándose de un grave accidente de tráfico, el padre de Heather se presentó con un brownie casero para desearle una pronta mejoría. En cuanto lo probó, la actriz le hizo saber que el pastel tenía demasiada harina y le dio su receta, incluyendo con énfasis  ¡¡Y no lo hornees demasiado!!
Qué carácter de mujer por cierto, yo me lo hubiera comido sin chistar, aunque me atragantase con el brownie, como si fuese un polvorón sin agua cerca, en pleno mes de Agosto.

Y aquí está el legendario Brownie de Katharine, siguiendo al pie de la letra todos los ingredientes. Sin cambiar una coma y horneándolo lo justo para que tuviera esa capita crujiente, y ese interior húmedo. La clave ciertamente está en la poca harina que se utiliza y en la baja temperatura al hornearlo. Te lo recomiendo, además de ser muy fácil, es uno de los mejores que he comido en la vida; y no soy la única que lo piensa.

Este en concreto lo preparé para una reunión de amigos, por lo que doblé cantidades. Hubo muchos Ummmm . . . pero eso te lo habrás imaginado.


            

{Para un molde de 20x20 cms}
Salen 8 porciones generosas

60 grs Cacao puro  (1/2 taza)
113 grs Mantequilla  (1 barra)
2 Huevos L
175-200 grs Azúcar  (1 taza)
30 grs Harina de repostería  (1/4 taza)
1 cta Vainilla
1 Pizca Sal
125 grs Nueces troceadas  (1 taza)




                      


- Precalienta el horno a 160º C (325ºF).
- Derrite la mantequilla en una cacerola con el cacao y revuelve hasta que esté bien mezclado. Lo hice en un cuenco metálico amplio al baño maría. Si prefieres, lo puedes hacer directamente en el fuego.
- Retira y deja que pierda un poco de temperatura.  
- Bate un huevo y añádelo a la mezcla anterior.
- Cuando esté integrado el primer huevo repite el proceso con el segundo huevo, y añade la vainilla.
- En un cuenco mezcla el azúcar, la harina, las nueces troceadas y la sal.
- Aparte dejé unas cuantas enteras para adornar.     
- Mezclamos los ingredientes secos con los húmedos.
- Forramos un molde de horno con papel vegetal y volcamos la mezcla.
- Si lo vas a adornar con la nueces, es el momento. 
- Llévalo al horno durante 40 minutos.

- Cuando lo saques del horno, dejas el molde sobre una rejilla y espera hasta que esté totalmente frío para trocearlo y desmoldar. 
- Puedes añadir un poco de azúcar glas por encima. Eso va en gustos.
     

    
     ¡¡¡ Listo !!!

 ¿Te corto un trozo?



 Eso es todo por hoy, nos vemos en unos días, hasta entonces espero que seas feliz.

26 comentarios:

  1. ¡Buenos días reina mora!

    Así da gusto empezar los lunes ¿eh?

    Me encanta Katharine en muchísimos aspectos pero no sabía que era buena repostera y mucho menos conocía esta receta que me ha hecho la boca agua. Me ha encantado esa anéctoda. Yo me hubiera callado, soy incapaz de corregir los errores de los demás cuando hacen algo con especial ilusión.

    Anotado queda, por supuesto, que hablas tan bien de él que habrá que probarlo

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco conocía esta faceta repostera de Katharine, aunque no conozco mucho su biografía más allá de lo que públicamente se ha hablado sobre ella, así que me ha gustado la introducción al tema brownie que has hecho a partír de esa carta que tan bien has resumido (pocas como tú para desgranar historias). La jugosidad del brownie es más que evidente y el sabor me llega, doy por supuesto que la receta y la preparación son buenas a la vista del resultado. Una más para la libreta de pendientes, y ésta además con historia de diva incluida. Imposible no archivarla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Querida Nuria, me dejas sin aliento, no solo nos traes una historia fantástica, sino que lo ilustras con un delicioso brownie, del que no me cabe la menor duda que debe ser una gozada meterse cada bocado en la boca y dejarlo fundirse lentamente, sí digo fundirse, por el color tan chocolatoso y decadente, pero tremendamente apetecible, que me dan ganas de hacer un vuelo transoceánico y presentarme en tu isla para merendar, la de cosas que tenemos pendientes de contarnos, jejeje, entre ellas que no conocí este don de repostera que tuvo la Hepburn, hasta este mes de mayo que Bea, de Cocinando con filus lo hizo.
    Si por entonces yo me "moría" de ganas por probarlo, imagina como me siento que me lo has hecho tú y encima me lo sirves en bandeja, y digo yo: ¿ahora que hago, cada vez que saque de mi vitrina la mía, y me la encuentre ahí toda fría y vacía como solo la porcelana lo puede ser? jajaja. No voy a tener más remedio que anotarme tu receta (¿o digo la de la Hepburn?) y hacérmelo yo misma, ¡¡qué rico, por favor!!
    Te quedó perfecto como siempre mi niña, lo has bordado.
    Un besazo requete achuchao, y gracias por hacerme soñar de placer.

    ResponderEliminar
  4. Mi querida Reina Guanche, como muchas otras veces estoy muy en sintonía contigo, en la admiración por esa gran señora del cine, señorío, que por lo que se puede ver conservaba también en la vida cotidiana... además de su legendario carácter ¡claro está! Siempre me cayó genial.
    Lo que no sabía es que fuera cocinillas, aunque no me sorprende lo más mínimo... y mira por donde estoy muy de acuerdo con ella en lo del exceso de harina en los brownies, que los deja muy apelmazados. Otra razón para admirarla más... y a ti mi querida Majestad, que me has hecho pasar un ratito bien agradable, aunque algo frustrado, ya sabes por qué... un verdadero placer leerte!
    Bicos sonoros y buena semana linda

    ResponderEliminar
  5. Uummmmmmmmmmmmm como me estas tentado con lo lamboreteira que soy madre ,hasta las rodillas me llegan las babaaaaaaas ,por que no estamos cerca que si no me tenias ahi en naaaaaaaada ,te ha quedado de relujo y no dudo ni un segundo que este de rexupete.
    Me ha encantado conocer la historia del origen de este brownie ,no dudes que pondre la receta en practica y seguro que se queda en mi recetario para siempre.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaaa.

    ResponderEliminar
  6. Adoro el brownie, y el tuyo tiene muy buena pinta!!
    Patricia.

    ResponderEliminar
  7. Hola Nuria, qué post más bonito, no sabía esta historia pero a mi me encanta también esta actriz y pienso que tenía mucho carisma, así que coincidimos ejej...Este brownie tiene un aspecto más que delicioso y de buena gana me comía un trocito para merendar. Un besito guapa .

    ResponderEliminar
  8. Guau!!! Yo mato por el chocolate y como me tientas!!! Te ha quedado de lujo y con una pintaza de 10.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  9. Buenas noches, Nuria. Antes de irme a la cama he querido venir a regalarme un trocito virtual de este delicioso brownie. Me parece recordar que alguien lo presentó en el BBSS y me parece que no me equivoco. Aunque tiene mucha mantequilla, ya daría yo por poder comerme un buen trozo.
    Lo que no conocía era la historia, ni esa faceta de esa maravillosa actriz. Yo también disfruté mucho viendo sus películas y sabía de su personalidad y carácter.
    Me llevo mi trozo virtual y me voy a la nevera a por un yogur 0 % mg.
    Gracias por compartir.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Hola Nuria! Yo tengo que confesar que esta actriz me gustaba mucho, pero al brownie no le acabo de cojer el gusto, ya sabes que soy poco chocolatera. Pero como soy de probar y después opinar, como bien me enseñó mi madre, te diré que encantada cojería un trocito . Con la buena pinta que tiene, vieniendo de tí y si tú lo dices, seguramente me volvería chocoadicta. jejejeje! un beso preciosa y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  11. Esto es la tentación en persona, porque el chocolate en todas sus formas y composiciones, vamos adicta total, un beset Nuria

    ResponderEliminar
  12. Hola Nuria!! Me ha encantado la entrada de ésta semana, no conocía a ésta actriz, me suena su apellido pero quizás más por Audrey Hepburn y según lo que he mirado ahora en la wiki no tienen nada que ver, no son familia... Qué mujer! Voy a intentar leer un poco más sobre ella porque es bastante interesante su historia, bueno y encima era algo repostera jeje!! Menudo brownie se inventó pero pobre hombre, se le habrá quedado una cara tonto con las "recomendaciones" de Katharine... yo igual que tu no le hubiera dicho nada jaja, porque que un hombre te traiga un brownie es extraordinario como para desmotivarle jajaja!! La receta de nuestra amiga es sencilla y viendo tu resultado tiene que ser increíblemente rico, una explosión de chocolate en boca! Y como soy chocoadicta para mi es ideal jeje! Un besote fuerte y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Nuria, sabes, yo también adoro a Katherine Hepbur, me habré visto seguro casi la mayoría de su películas... las de blanco y negro y las de color... qué buen cine aquél en que se contaban historias reales y con sentido... y no el cine hollywodiense actual que solo cuenta historias de zombies, fantasmas... y acción... qué pena que vayan muriendo aquellos buenos actores de toda la vida... en fin.

    No conocía la historia de la carta y mucho menos que hubiera una receta de broownie de K. H. así que me he sorprendido gratamente con tu entrada de hoy, y sobre todo, con lo fácil que es la receta... me ha encantado y me voy con muy buen sabor de boca, querida, gracias!!

    ResponderEliminar
  14. Menudo pecado de chocolate. Se ve de lujo. Un besazo.

    ResponderEliminar
  15. Pues siempre me encantó Katharine Hepburn, pero no tenía ni idea de que hiciera brownies tan deliciosos como éste. La pinta es espectacular, tan jugosito.
    Siempre le he tenido cierto miedo al brownie porque muchos de los que he probado tienden a ser secos, pero éste se ve en su punto, delicioso. Y la decoración, con las nueces, me encanta.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  16. Nuria luego de leer aquella historia de Katharine Hepbur, definitivamente tenía carácter esta señora, al igual que tu yo me hubiese atragantado o quizás hubiese sido un poco más diplomática a la hora de calificar aquel regalo. Leo esta receta y la historia y definitivamente dan ganas de hacer esta versión se ve muy rico, no me he realizado brownies de los propios, tengo uno que justamente hice hace unos días pero es otra cosa completamente diferente, con alubias o frijoles..., pues guardo tu receta con esa anécdota y ese pedazo que nos muestras lo dice todo.
    un beso para ti y feliz regreso ^_^

    ResponderEliminar
  17. Adoro a esta actriz, era maravillosa toda ella, y su-tu brownie se ve espectacular, me encanta! un besito

    ResponderEliminar
  18. Buenas tardes Nuria. Que rico Brownie que nos has preparado esta espectacular y seguro que si lo pudiera probar, no dejaba ni una sola miguita.
    Espero que hayas pasado unas muy buenas vacaciones.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
  19. Hola de nuevo guapa
    Me encanta este brownie y la historia que tiene detrás. Me ha sorprendido la poca harina que lleva y que se cocine al baño maría. Eso me da una idea de lo húmedo que tiene que resultar, lo cual me encanta, y como el chocolate y las nueces me gustan mucho no tardaré en prepararlo.
    Es un auténtico placer venir a leerte, por las historias que nos cuentas y las recetas tan ricas que nos traes. Sigue así!!!
    Un beso enome

    ResponderEliminar
  20. Hola Nuria, vaya maravilla de pastel, este tipo de pasteles me encantan, y cierto, mejor un poco húmedos me rechiflan, y menuda historia nos cuentas hoy, yo conocía a esta señora pero no conocía nada de su vida la verdad, me ha encantado, eso es lo que ami me gusta decir las cosas como son, lo malo es que a veces no te sale por miedo a herir a un tercero...Bess

    ResponderEliminar
  21. Hola guapa, que delicia de brownie!! no me extraña nada que le gustara tanto a Katharine... jugoso por dentro y crujiente por fuera...así es como deben ser. Me guardo esta receta , tengo que probarlo!! Besos.

    ResponderEliminar
  22. Hola preciosa que tal el verano, ya estoy de vuelta por aquí y creo que llego en buen momento, el mejor diría yo con este recibimiento de un buen trozo de este rico brownie de la hepburn, hay no que ya es el tuyo!!
    Se ve delicioso no hace falta que lo jures, solo hay que verlo.
    Me llevo mi trocito, un besazo mi niña.

    ResponderEliminar
  23. Nuria, tus brownies tiene que estar de locura! Yum!
    Bs

    ResponderEliminar
  24. Hola Nuria tiene que estar para chuparse los dedos, que rico....... Besos

    ResponderEliminar
  25. espectacular, menudo corte, qué jugosidad, mira que lo vi en un programa una vez y lo tengo en la cabeza desde entonces. Un beso muy fuerteeeeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  26. Buenas tardes tesoro, veo que coincidimos, crecí viendo sus películas, las he visto todas, siempre me ha encantado, era un bellezón de mujer y con una personalidad arrolladora, no me extraña que corrigiese a cualquiera aunque si es para mejorar lo presente, siempre está permitido . Hablando de mejorar lo presente no creo que se pueda a este brownie tan delicioso que nos has preparado y si es su receta seguro que es una delicia.
    Mira una cosa que no sabía era que murió el día de mi cumple.
    Un besazo preciosa, ahora a por Spencer.

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?