19 de junio de 2017

Quiché de Cebolla & Piquillos


Estaba con esta receta haciendo lo mismo que quien deshoja margaritas. La subo  . . . no la subo . . . me espero . . . no me espero . . . Y al final, . . . la subí.

Es que en los últimos días estoy leyendo en vuestros blogs que hace tanta, tanta calor, que hasta hay quien fríe huevos en la terraza. Y claro, en esas circunstancias es normal pensar que el horno cuanto más lejos, mejor. Que es de locas encenderlo, que hasta que pase el Verano nanai de la china, que vaya disparate a quien se le ocurra; que tararí por aquí y tararí por allí . . . y es por eso que me entraron las dudas.

Diré que de momento no ha llegado esa  horrible ola de calor hasta estos andurriales, así que cruzaré los dedos y hasta los pies, sin con ello evito que ocurra. No llevo nada bien que suban las temperaturas a más de 30ºC así que miedo me da cuando oigo en la radio o veo en las noticias que los 40ºC o más, están presentes por donde vivís. ¡¡¡ Qué sofoco !!!

   

Pero también os digo una cosa, que lo de hornear es una necesidad, una dependencia o un vicio; vete tú a saber, pero por mucho calor que haga, no puedo vivir sin encender el horno. Más calor paso en la cocina si tengo que andar moviendo guisos, rehogando sofritos o cociendo verduras, ahí si que sudo la gota gorda. Fijate cómo es la cosa, que pongo el ventilador a máxima potencia sobre la encimera, y ríete tú de Paulina Rubio cuando cantaba con uno frente a ella para que le diera movimiento a la melena. No se puede cocinar con más glamour jajaja

Mi estrategia, es huir de la cocina como una cobarde gallina resabiada, mientras la bandeja está horneándose; poner el reloj para que me avise cuando pase el tiempo fijado y dejar abierta la ventana. En cuanto la campana anuncia que terminó, llego a la cocina en plan Cuerpos Especiales y con unos movimientos sincronizados, rápidos y bien estudiados: abro el horno, compruebo la cocción, la dejo en fase de reposo sobre una rejilla preparada, apago el horno  . . . y salgo huyendo de nuevo. Tiempo estimado, un minuto, otro tanto en llegar al sofá y desplomarme con la alegría de haberlo conseguido.


Hace ya tiempo que publiqué otra Quiché de Cebolla, pero en aquella ocasión la base incluía mantequilla, y el relleno llevaba queso. Después de probar estos pequeños cambios, y comprobando que no restan sabor, pero si unas cuantas calorías, no dudo que seguiré haciéndola de esta forma.

Y ahora, que estamos a punto de estrenar otro Verano, estoy segura que a todas nos apetece las comidas en la terraza, no complicarnos en la cocina y tener preparado con antelación ricos platos. Ya cada uno, que se lo coma a medida que va llegando.


{Base de 20 cms y 24 cms en la parte superior}

Para la Masa brisa:
200 grs Harina
50 grs Aceite de oliva virgen extra
65 grs Agua mineral
1/2 cta Sal marina

Relleno:
200 mls leche evaporada
3 Pimientos del piquillo
60 grs jamón serrano en taquitos
500 grs cebollas (4 cebollas)
2 huevos
sal marina
2 Cdas Aceite oliva virgen extra
Pimienta negra molida




     

Lo primero, será preparar la base. Desde que probé la masa brisa con aceite de oliva en vez de mantequilla, es la que hago, buenísima por cierto.
- En un cuenco agregamos todos los ingredientes de la base. Mezclamos con una cuchara hasta que sea demasiado densa la masa, seguimos haciéndola con las manos. No es pegajosa, en unos minutos está lista.
- Una ver terminada, le damos forma de bola, envolvemos en plástico y la llevamos al frigo menos media hora. Engrasamos ligeramente el molde donde la vamos a hornear. Este era de 20 cms en la base y 24 cms en la parte más alta del borde.
- Mientras la masa se refrigera, cortamos las cebollas en pluma, y en una sartén con el aceite de oliva la pochamos a fuego lento. Tardaremos una media hora más o menos. Una vez hecha, reservarmos hasta que enfríe.
- Picamos el jamón en pequeños taquitos. Los pimientos del piquillos, los abrimos por la mitad para quitarles las semillas y los igualamos en forma.
- Pasado el tiempo estiramos con ayuda del rodillo la masa, la colocamos sobre el molde y pasamos el rodillo por el borde para eliminar la masa sobrante. Pinchamos con un tenedor toda la base. Pondremos peso sobre el fondo de la masa para llevarla al horno a 200º durante quince minutos y que no se hinche. Lo habitual es colocar garbanzos sobre papel de horno, pero a mí me funciona bien este sistema. Esto se llama hornear en blanco.
 
- En un cuenco batimos los huevos. Agregamos la leche evaporada, el jamón y la cebolla ya fría. Rectificamos de sal y añadimos la pimienta molida.

- Mezclamos bien todo lo anterior, y vertemos la mezcla sobre la base ya horneada. Colocamos los pimientos del piquillo.

- Llevamos al horno durante media hora a 210º en la segunda ranura del horno empezando por abajo, de todas formas vigila que cada horno es un mundo. Cuando haya cuajado el relleno y la masa presente un tono dorado, sacamos y dejamos enfríar. Si ves que le falta un poco para terminar de cuajarse, la puedes sacar, igualmente con el calor interno, termina de hacerse.


Comer templada o a temperatura ambiente. Como picoteo o acompañada de una ensalada, tienes la comida. Una fruta, el cafelito y a dormir la siesta.

¿ Te corto un trozo ?


Eso es todo por hoy, nos vemos en unos días.
Hasta entonces, espero que seas feliz.

32 comentarios:

  1. A mi me gusta una quiche más que a un tonto un lápiz. Me da igual el calor, pues anda que no hago asados y bizcochos para todo el que pasa por casa en verano, que no son pocos, así que por un rato más de horno no va a ocurrir nada si el resultado va a ser una tarta salada de esta talla. Y lo que la vamos a disfrutar luego al fresquito con la gente que queremos ¿no vale nada? Aunque el verano no sea mi estación preferida procuro vivirlo lo mejor que puedo. Alrededor de una mesa, en buena compañía, con preparaciones como ésta, es un plan perfecto que por supuesto llevo a cabo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ayy Nuria babeo viendo las fotos!! Es que chica... siempre pones ese tenedor tan cerquita de la pantalla que me haces caer rendida.
    Tienes razón cuando dices que mas calor da hacer un guiso que meter algo en el horno.
    Mi horno también trabaja en verano, total que más da unos grados mas de calor :)
    Me suelto la melena igual que la Paulina jaja

    Besote guapa!!!

    ResponderEliminar
  3. Buenísima quiche... Creo que hasta aquí llega el rico olor...

    ResponderEliminar
  4. Oyeee pues si , cortame un trozo Paulina !!
    jaja ains que te estoy escribiendo con una sonrisa de oreja a oreja , señora de la patrulla bomberos..jaja eres buenisima para contar las cosas como las vives , única diria yo !! pues yo el horno lo chuto igual Nuria ,estoy contigo con esto de soltar las cosas y salir corriendo , ahora ...a la próxima me enchufo el ventilador en tu honor pero yo a capela con una de mi Camilo ...viviiir asíi es morrirrr de calóoo jaja

    La quiche te ha salido expectacular y sin garbanzos vaya ser que se cuele alguno como me paso una vez que tuvimos que salir corriendo al dentista jaja , con su jamoncito mmm... superior!! y te digo una cosa ¿sabes lo que da calor de verdad ? el puñetero ordenador , así que yo no sé tu .. pero voy a intentar estar lo justito que no hace el efecto sauna que yo quiero y neeecesito

    ale guapisima , ya se me ha calentao el teclado
    te dejo que lo mismo te pillo en otra patrulla de esas
    vete tu a saber ..jaja buenisima !!

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola Nuria!! Pues yo estoy igual que tú, que ya no sé si publicar recetas con horno o qué, porque me da miedo que todos me asalten diciendo que es imposible encender el horno, ja, ja. Pero vamos, tengo unas galletas de mantequilla (esas no te van a gustar porque llevan muuuucha mantequilla, je, je), que las voy a publicar igualmente, pero vamos, creo que despido la temporada de horno en el blog, aunque en mi casa no pare, pues soy de tu opinión, que si guisas, casi pasas más calor, pero bueno, también reconozco que en mi cocina se puede respirar, pero si hiciera mucho, mucho calor, probablemente, sólo comería gazpacho y no encendería ni el horno ni los fogones.
    Por cierto, yo también suelo hacer varias tartas saladas con harina y aceite de oliva, sabe a galletas saladas y está muy rica. Este año me da más cosa, porque el aceite que es de la cooperativa donde llevamos nuestras aceitunas, ha salido muy fuerte, está menos refinado, lo que es mejor y ha salido de muy buena calidad, pero claro, tiene un sabor muy potente y para la repostería casi no lo puedo utilizar, y en las tartas saladas, a veces, le quita todo el protagonismo al relleno del sabor que tiene la base, pero veo que tú lo rebajas con agua, yo es que no lo hacía, así que me voy a animar a seguir haciéndola, pero rebajando la cantidad de aceite por agua, así que gracias por la idea.
    Las quiches a mi me encantan, te solucionan muy bien el problema de la comida o cena, y si hay invitados, ni te cuento.¡¡Riquísima!! Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Uummmmmmmm pintaza tiene madre seguro que esta de muerte relenta de buena gana me tenias ahi para dar cuenta de un buen trozo,te ha quedado de relujo.
    Aqui ayer llegamos a los 42 grados y cuando nos subimos en el coche a las tres y cinco al salir de trabajar el termometro maracaba 49 grados no aire acondicionado ni naaaaaaaa no te imaginas como ibamos en el coche mis tres compañeras y yo nunca nos parecieron tan largos los 8 km que hacemos todos los dias para ir a trabajar ,por suerte hoy el dia esta nublado aunque no llueve hay 30 grados y hasta parece que hace fresco jajajaja aqui te queria ver yo encender el horno ni con ventilador ni con ventana abierta ,es tanto el calor que entra de la calle que no se puede abrir hasta la noche y se cierra a la mañana , envidia sana me das por qle clima que teneis ahi.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaaaa.

    ResponderEliminar
  7. Jajaja Nuria para glamour el que tus manos le dan a todo lo que cocinas, me río yo de Paulina, que seguro no sabe freír ni un huevo por mucho que npmueva la melena, jajaja.
    Yo tengo la temporada de horno clausurada, con los 46 que tuvimos ayer y hoy más de lo mismo, tú me dirás si lo enciendes, en casa de mi madre todavía hago cosas calentitas, pero en mi casa del gazpacho y la ensalada, no hay quien nos saque, Jajajaja.
    La quiche suelo hacerla en invierno, los rellenos son muy diversos, de hecho tengo tres en borradores desde el año de la polka, pero como son de comienzos en esto no son de muy buena calidad, siempre me repito que debo repetirlas porque están para chuparse los dedos, y al final por h y por b, nunca encuentro el momento.
    Lo que sí encuentro es el momento de venir a verte y deleitarme contigo, porque mi niña ¡qué bien lo haces!
    Besos y que disfrutes de tu bendita tierra que es el paraíso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Paulina!jajajajajaja quien te verá con el ventilador jajaja que buena eres me troncho.Has hecho bien en publicarla,porque yo sigo horneando y porque me ha parecido extraordinaria y,no es por nada pero encima tengo todos los ingredientes,querrá el destino que la haga?creo que sí jajaja viva el horno!!!!! Que pena me dan las pobres que no lo pueden usar desde mayor por el calor uffff y eso que hoy aqui en santander hemos tenido 3p grados pero son días aislados,por suerte.Un beso guapetona

    ResponderEliminar
  9. Pero que buena! yo encantada de que la subas, porque es una delicia y me encantaría probarla. Si que hace calor si, jeje, pero es que da igual encender el horno, un poco mas.... Yo lo enciendo todo el año, la verdad :) La quiche está de lujo, me encanta! Besos y buena semana ;)

    ResponderEliminar
  10. Yo me apunto a un trozo antes de que se acabe, ya puedes imaginar que te ha quedado pequeña para tantos como estamos por aquí con los ojos haciendo chirivitas y lampando por probarla. Todas las novedades me llaman la atención, no tardaré en dar rienda suelta y poner de nuevo en funcionamiento el dichoso horno que me tiene la cocina a los mismos grados que están los pobres ceutíes :) Besos preciosa.

    ResponderEliminar
  11. Ya sabes que soy de las tuyas. Horno en verano, huir de la cocina o poner el ventilador o el aire acondicionado, pero no perder el placer de hornear lo que sea y si es una masa de quiche o una hogaza, mucho mejor.
    También te unes a las masas sin mantequilla y a la leche evaporada. Yo hace mucho que no las echo de menos.
    Me gusta tu quiche e igual te la copio sudando a mares y deseándote que sigas sin recibir "el caloret" sofocante que tenemos los de por aquí. Y yo no me quejo, porque aunque hace mucho y además, es húmedo, no hemos llegado a los 40, pero sudar, sudar, de eso ya no me libro y no lo soporto.
    Ya te cuento cuando la haga.
    Besos con calor de amiga y del otro.

    ResponderEliminar
  12. Síiii por favor un trozo grande para mí!!!!!
    Nuria me encanta leerte!!, con lo del calor de acuerdo contigo, muchas veces una se acalora mucho más cocinando guisos y platos de fogones, que encendiendo el ventilador y a sacudir melena se dijo!!! ^_^, me río de la escena pero es muy cierta y con estilo y glamour creo que una manera única de preparar una comida como estas, encender horno y desaparecer para luego como bien dices y que me causa gracia la forma en que lo describes, ya te imagino en un minuto haciendo movimientos rápidos y efectivos en la comprobar, apagar y dejar reposar, pero tienes razón, cuando nos volvemos tan amigas del horno es muy difícil dejarlo. Ojalá no suban mucho las temperaturas por allá que 40ºC ya es una cosa imposible de manejar, por mí feliz de ver esta quiche, que tanto con jamón como con sardinas esta deliciosa y reposada creo que debe ganar mucho sabor, esa textura cremosa me encanta.
    Te mando un abrazo y que tengas una linda semana!

    ResponderEliminar
  13. ¡Buenos días Nuria!

    Mira, aquí una loca, que ni con cuarenta grados deja de encender el horno. Comparto tu opinión de que más calor se pasa moviendo un sofrito o cociendo verdura que plantando la bandeja en el horno y salir corriendo a atrincherarse en el salón bajo el chorro del aire acondicionado.

    Y como esto de los veranos intensos parece que va a ir a más (por mucho que los políticos se empeñen en decir que es un cuento de viejas lo del cambio climático) o nos acostumbramos a hornear con calor o a este paso encendemos el horno para navidad y ni eso...

    El ventilador nunca lo he puesto en la cocina, pero te aseguro que hasta ahora he sido la que planchaba con más glamour de mi bloque porque además me pongo la radio para cantar y bailar y sudar más aún si cabe ¡y el tipín que se queda! Me río yo de las operaciones biquini cuando yo hago la "operación plancha en pleno verano al ritmo de música machacona" ¡infalible!

    Bueno y ahora a la receta que me ha dejado con unas ganas de meter mano y llevarme un trozo... ¡lo buena que te ha quedado! ¡y lo que yo me alegro que tu margarita dijera que sí y la hayas publicado! que un trozo para la cena o la comida de verano cuando llego con la lengua fuera a las tres de la tarde (llego después que salgo a las tres y el teletransporte no pasa por la puerta de casa aún) me va a venir de lujo.

    Y ahora sí que dejo de enrollarme y continúo haciendo rentas ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  14. Hola mi Nuria !!!
    La verdad que yo soy de las tuyas, por mucho calor que haya si se me mete entre ceja y ceja encender el horno, allá que me voy , aunque termine sudando como un pollo, nada que no arregle después una relajante ducha no? jajaja...
    Las quichés son una de mis comidas preferidas y para llevármelas de picnic las suelo hacer a menudo, dan muchísimo juego y poco trabajo.
    La tuya es para ponerle un cuadro , qué maravilla niñaaa !!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Nuria! Estoy contigo: el horno al poder!! Jaja! Lo que tu dices, me cuesta mucho más estar una hora cocinando que meter al horno y ya está! Eso sí, tu Quiche es maravillosa solo que yo ahí pondría una masa del comercio (la del Lidl riquísima) para no sudar la gota gorda haciéndola jaja! Me encanta la quiche (ya se que aquí decís "el" pero en Francia es femenino y me cuesta, igual que brioche jeje) y me gusta casi más fría, así que mira preparo tu deliciosa Quiche por la mañana con la fresca y ya la ceno fresquita en la terracita... Nunca la he preparado con estos ingredientes pero tiene pintaza, se ve muy sabrosa!! Besitos guapa y prepárate que ya van los 40 grados para arriba jeje! Aquí nos estamos derritiendo 😓😁

    ResponderEliminar
  16. Pue por aquí estamos a 40ºC, pero a mi me da igual yo siempre he dicho que soy como los lagartos, necesito sol y calor!! y me da igual , el horno lo pongo durante todo el año, hago como tu, lo pongo y me voy al salon con el aire acondicionado..jajaja.
    Pero es que en casa los bizcochos, magdalenas ...etc, no pueden faltar caseras, asi que aprovecho y horneo todo lo que quiero...me encanta la pint que tiene tu quiche, debe ser deliciosa!! Bs.

    ResponderEliminar
  17. Hola, pues yo enciendo el horno, reconozco que el calor es mucho pero a veces lo prefiero. mientras se hornea me voy a otro lado más fresco. Hace tiempo que no hago un pastel o quiché pero me has picado, me encantan y es una buena solución a cualquier momento. Lo veo delicioso , buenísimo y con ingredientes que tenemos a mono siempre. Así que , amiga , es todo un acierto!!!Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
  18. Imposible no encender el horno de vez en cuando en verano...sobre todo para una quiche.
    Excelente opción para una quiche. ¡¡¡Arriba los piquillos!!!
    Un besote, "mi niña". ;)

    ResponderEliminar
  19. Pero que rica, me pido un trozo si queda, un beset

    ResponderEliminar
  20. madre del amor hermoso que cosa mas rica !! como no la vas a subir, que mas da que haga calo, yo tambien enciendo el horno en verano, y solo por esta receta merece la pena, te ha quedado espectacular. Hace tiempo que no hago quiches , creo que tendre que encender el horno mañana o pasado jeje. Me encanta Nuria.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  21. A mi no me importa encender el horno, si el resultado es un plato tan delicioso como este mmmmm es para chuparse los dedos.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  22. Reconozco que estoy en una época diferente en mi vida y a penas tengo ganas de cocinar, pero como normal general soy igual que tu, no tengo miedo a encender el horno en cualquier época del año.. otra cosa es quedarse dentro de la cocina mientras estamos horneando, hay que ser valiente, aquí en Sevilla ya estamos sudando la gota gorda sin hacer nada.. imagina junto al horno.
    Tu propuesta se ve bastante apetecible, solo he preparado una quiche en casa hace bastante tiempo, me gusta su versatilidad y sencillez , tu propuesta deliciosa. Un besito.

    ResponderEliminar
  23. Hola Nuria, tienes un blog muy interesante y bonito. Esta receta por ejemplo esta muy bien elaborada y explicada. El quiche siempre es una buena solución para todo, cenas frías con amigos, de primero, como plato único, etc. Me ha gustado mucho. Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Un olé por esos cuerpazos especiales que arriesgan su integridad física para deleitarnos al resto de mortales con un quiche que, eso sí, yo lo siento mucho pero me lo voy a zampar en mi terraza en penumbra y a los pies del aire acondicionado. Pensaba yo, que era el único que estaba enviciado con el horno porque en casa no para en todo el año, eso sí, tomo nota de esas poses glamourosas para con el mismo. Me ha encantado tu quiche y me he divertido con tu entrada, así que me voy como siempre contento de tu cocina y con muy buen sabor de boca.
    ¡¡¡Un gran abrazo desde el infierno!!!

    ResponderEliminar
  25. Tu quiche se ve buenisimo!! Me gustan la combinacion de piquillos y cebolla, yummm!
    Bs

    ResponderEliminar
  26. Hola Nuria, cariño, yo soy una que hace eso con los huevos¡¡¡¡¡jajaja
    Te digo una cosa, a la hora de cocinar en esta época prefiero usar el horno, como tu dices, eso de estar meneando el puchero y teniendo que estar alerta para darle el siguiente meneo porque sino se te pega, en mi caso es lo que peor llevo, prefiero platos como este, un sofritito rápido y al horno, toca dejarlo hacer, me gusta.
    Este quiche me encanta, es facilito y sin mucho lío, además, tiene que estar muy rico porque esos ingredientes casan divinamente, tiene una pinta como para repetir, buenísimo.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  27. Yo no me acabo de decidir nunca, cuando cocino normal pienso que mucho mejor el horno, pero cuando enciendo el horno acabo diciendo que nunca más en todo el verano, jajaja, lo mejor es irse a comer fuera... aunque coger el coche a mediodía también tiene el peligro de morir en el intento... pues nada, nos queda la mejor opción: vacaciones en un hotelazo y que te lo hagan todo! Despertar del sueño y con calor, no tiene precio como el anuncio, jajaja.
    Me gusta tu quiche, yo hago algo parecido con masa comprada (por supuesto) y sin piquillos, pero como me gustan tanto creo que te copio para la próxima... de cara a octubre, jajaja.
    Un beso gordo

    ResponderEliminar
  28. Una maravilla tu blog Perdon por el sitio que salio antes

    ResponderEliminar
  29. Pues sí... sofoco y bastante, llego a ver tu receta el lunes, y Reina Guanche, no se lo que pensaría, pero seguro que en hacer una quiche ¡ni de broma! Gracias a dios la cosa se ha normalizado y ya se puede encender el horno sin morir en el intento.
    La pinta es buenísima, los ingredientes me gustan todos, y la propuesta que nos haces es de lo más tentadora... no sabes tu nada de la buena vida Majestad!
    Bicos mil mi querida Reina

    ResponderEliminar
  30. Hola guapa
    Lástima que llego un poco tarde y seguro que ya no queda ni la prueba para mí, porque hubiera pagado por un trozo de ese quiché. El jamón me encanta como no podía ser de otra manera, los piquillos lo mismo, y la cebolla previamente bien pochadita le tiene que aportar un toque dulce y una jugosidad deliciosos. Vamos, que la combinación de ingredientes se adapta totalmente a mis gustos, de modo que te copio la receta y ya no sé cuántas van. Eso sí, como haga una calor como la de estos días de atrás no enciendo el horno aunque me paguen ^-^
    Por suerte la cosa ya cambió y ahora ya no me da miedo encenderlo, porque eses días de tanto calor vivía literalmente pegada al ventilador,y asi estoy ahora con dolor de garganta... ¡Qué envidia de los canarios con ese clima tan maravilloso que tenéis!
    Un beso enorme guapa. Que pases un buen día.

    ResponderEliminar
  31. Me encantan los quiche, son ideales para llevar a la playa, al parque, para ir de picnic, me gusta porque se puede comer tanto en frío como caliente y este quiche se ve maravilloso!
    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Pues sí, Nuria ¡qué calorrr! pero entre ola y ola de éste tipo (que las otras del mar aquí, en el interior, no llegan) el horno no se priva de estar bien relleno! Me imagino la escena de melena al viento y lo cronometrado de sacar la quiche en tiempo record jaja Anoche me atreví yo y oye ¡no morí en el intento! creo que da más miedito pensarlo que poner el horno en un momento y salir corriendo. Luego el resultado siendo una quiche como la tuya tan deliciosa merece la pena ¡¡tan riquísima!!
    Un besote, guapa

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?