16 de enero de 2017

Mediasnoches


Las Mediasnoches están buenísimas y saben a fiesta.

En mi época infantil era impensable un cumpleaños sin que estuvieran presentes. Eran el plato estrella del momento. Por supuesto el cumple se celebraba en casa; la posibilidad de festejarlo en los McDonal´s ® o en un parque de bolas no existía; eso llegaría bastante tiempo después. Nada más típico de la época, que preparar bandejas de variados rellenos. Primaban las de jamón de York con mantequilla, las de chorizo Revilla ® y las de paté (aunque decíamos foagrás) La Piara ®. Las dulces iban rellenas de Nocilla ®, y volaban por encanto. Los sandwiches repetían relleno.

Para beber, imprescindibles los refrescos de Coca cola ®, Fanta o Mirinda ® (todo un dilema) de naranja y limón. Aunque la madre de mi amiga Mariola siempre ponía La Casera ® porque según nos decía, era más sana por no tener cafeína (cosa que nos sonaba a chino y nos importaba un pepino). Por supuesto también había que tener batidos, pues había madres que no dejaban a sus criaturas beber gas. Esos venían en botellas de litro y cristal, que había que agitar antes de abrir porque el cacao se había ido al fondo. Tampoco se había inventado el tetra brik.®

Las tartas de mis cumples las compraban. Mi madre por aquella época no conocía la de galletas y la única que hacía con maestría era la de manzana. Como consideraba que no era una tarta apropiada para un cumpleaños de niños, aunque era una de mis preferidas, siempre la encargaba en un obrador de confianza que había cerca de casa.

Después de la fiesta, lo peor era ayudar a recoger el campo de batalla y lo mejor, que siempre sobraban cosas; y eso nos encantaba. Se tapaban cuidadosamente con un paño (el papel film tampoco se conocía) las mediasnoches, los sandwiches, y la tarta con su caja. Se llevaba todo al frigo y ala . . . a comerlos en las siguientes meriendas, ya tostados, hasta que acabábamos con las existencias.

Paro de contar batallitas de los años de "Cuéntame" o del Jurassic Park, según la edad que tengas.



Después de tanto recordar, te confieso que hoy siguen siendo una de mis debilidades y las considero un bocado exquisito, pero que soy una pejiguera de cuidado para encontrar una buena medianoche, créeme, no es fácil. No sólo me fijo en la textura: tierna y esponjosa; sino en la forma, me gustan alargadas y en pocos sitios las elaboran así; y el tamaño, que suelen ser exageradas y las prefiero de bocado. No me interesan las que tienen marcas de haberse besado en el horno. Tampoco elijo las de color oscuro. Ante tanto requisito, las hago en casa y me quedo más a gusto.

Parece ser que el nombre les viene dado porque en los saraos (fiestas o juergas nocturnas) y pasadas unas horas después de la cena, se ofrecían a los invitados bandejas de panecillos dulces con rellenos salados para poder seguir con el jolgorío. Como ocurría tarde, ya bien entrada la noche, se le atribuyó el nombre a este tipo de preparaciones, fáciles y rápidas de comer entre los asistentes.

Aunque todavía estés pensando que las Mediasnoches son un bocado decadente, no dejaré de reclamar su presencia en la mesa.

{24 Mediasnoches de 25 grs}

300 grs Harina de fuerza
40 grs Azúcar
2 Huevos
85 grs Suero de mantequilla ó Leche entera
15 grs Levadura fresca panadero {5 grs seca}
2 ctas Agua de Azahar
1 Pizca de Sal Marina
1 Huevo batido para pincelar




- Coloca todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora, selecciona el programa de amasar que dura 15 minutos.
- Una vez terminado, saca la masa y déjala reposar hasta que doble volumen. Como el día estaba nublado y hacía frío, tardó 2 horas y media.

- Divide la masa en porciones de 25 grs.
- Después, dale forma de bolas.
 - Precalienta el horno  a 250º.
 - Hazlas rodar por la encimera para dejar las mediasnoches de forma alargada, como si fuesen un cigarro.
- Ve colocándolas con una buena separación entre ellas sobre la bandeja del horno. Utiliza papel encerado. Deja que doblen volumen de nuevo y fuera de corrientes. Tardaron poco más de una hora.
 - Una vez levadas, pincela con  un huevo batido.
 - Baja el horno a 210º y hornealas durante 5 o 6 minutos.
 - Sácalas del horno y deja templar sobre una rejilla.

 Listas para rellenar.



Mis preferidas siguen siendo las que van con mantequilla y jamón York, sin queso. Pero tú, rellénalas de lo que prefieras, que la imaginación es la reina sin alas dentro de nuestras cocinas.




   

- La imagen de arriba es para enseñarte el agua de azahar que más me gusta, y dura bastante pues la cantidad que se utiliza no es mucha para las recetas.
- Fíjate el tamaño que tienen las mediasnoches antes de entrar al horno, son perfectas para dos bocados.
-  Utilizo suero de mantequilla si tengo a mano para la elaboración. Sigo haciendo mantequilla casi todas las semanas y tenía reservado el suero para hacerlas.Tanto los bizcochos como los panes dulces, me gustan muchísimo cómo quedan.
- No todas las harinas son iguales, quizás necesites añadir algo más a medida que amasas, pero hazlo de cucharada en cucharada. Algunas veces he necesitado hasta 50 grs más de harina.
-  Ten cuidado de no hornearlas más de la cuenta, este tipo de panes enseguida se resecan.
-  Aún templadas las guardas en una bolsa de plástico para mantenerlas jugosas y blandas.
- Congelan perfectamente, con sacarlas media hora antes, tienes suficiente.

 
 ¡¡¡ Qué ricas estaban y lo poco que duraron !!!


Nos vemos en unos días.
Espero que seas feliz, o al menos lo intentes.

29 comentarios:

  1. ¡¡Hola Nuria!! ¡¡Pero qué tiernas te han quedado estas mediasnoches, o por lo menos, las fotos es lo que trasmiten.
    En mis cumples caseros no solía haber mediasnoches, ni en los de mis amigos tampoco. Lo típico eran los sandwich de jamón y queso sin pasar por la tostadora, de nocilla y la típica tarda de galletas, además de papas, cortezas y similares. Bien regado de fanta de naranja y limón y de poca cocacola, precisamente por insana, ja, ja. Pero eran divertidos, ¿verdad?, sin móviles ni nada, sólo jugar, comer y divertirse. Aunque yo siempre terminaba mala, vomitando todo lo que había comido. Y no por zampar demasiado, siempre he "tirado" todo lo que mi cuerpo consideraba que me sobraba, bueno, menos desde hace unos pocos años, que mi cuerpo retiene ya todo, ja, ja.
    No creo que estas mediasnoches estén trasnochadas y creo que siguen muy de moda, pues un bollito tierno casero, siempre será todo un placer. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Por favooooorr... que cosa más rica te ha quedado!! se ven super esponjosos!! esto me los guardo para hcerlos pronto. Besos guapa!! hay que ver que manos tienes para el pan!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Nuría!! Me has trasladado a mi infancia. Recuerdo también esos cumpleaños. No sé si se te escapado o no lo ponías. Platos con patatas chips y ganchitos jaja.
    Oye.. estas medias lunas son una verdadera pasada. A mi me encanta ese sabor dulzón untadas con el foagrás :)
    Y veo que te han quedado requeteestupendas!!! Qué maravilla de textura y de colorcito. Eres una genio!!

    Besos

    ResponderEliminar
  4. A mi también me parecen una delicia y me saben a fiesta y no porque las recuerde de mis cumples, sino por lo ricas que están y lo variadas que pueden ser, a gusto de cada cual. Con tu maestría para todo tipo de panes, no me cabe la menor duda que un bufet a base de mediasnoches puede llegar a ser de lo más exquisito. Si piensas hacer alguno me apuntas, que vuelo hacia allá sin pensármelo dos veces.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Oye Niña!! ¿Quién te ha contado lo que se comía en mis cumpleaños? Ja, ja, ja...
    Como recuerdo aquellas medias noches rellenas de jamón york con mantequilla, las de chorizo revilla, o las de foagrás, jajaja... Y esa casera cola, que sabía a fuchina, pero que tanto nos gustaba, o en el mejor de los casos una coca-cola de las de antes, que esas si que estaban buenas.
    En mi casa las tartas las hacía mi hermana mayor, que se lleva conmigo 9 años, y ya por aquel entonces le quitaba mucho trabajo a mi madre, cuidando de nosotras, y a mi me encantaba sobretodo la de galletas hojaldradas con natillas y chocolate por encima.
    Las medias noches, evocan muy buenos recuerdos en mi memoria, incluso ya de mayor cuando trabajé ocasionalmente en un Catering muy importante en Sevilla, y las preparábamos por miles (sin exageraciones) para eventos como los cotillones de fin de Año, en recenas para Bodas o los coffees de media tarde para empresas, en fin que de esas tengo muchas que contar, jajaja...
    Te han quedado geniales, además así seguro que ninguna te sale aplastada, o chuchurría, jajaja...
    Besos y síguenos contando, porque me encantan, tus bonitas y entretenidas historias.

    ResponderEliminar
  6. Que razón tienes Nuria, antes no había cumpleaños en mcdonals ni de este tipo antes se hacia en casa con este tipo de pan y hasta te diría que no era casero se compraba hecho y se rellenaba con embutidos o nocilla te acuerdas? Y la tarta en mi casa era un bizcocho de yogur y si el mes iba bien se compraba un pastel en la pastelería, porque el mercadona no existía.
    Ahora hacer este pan para un cumple es un lujazo y bien rico porque el sabor que debe tener deja mucho que desear a lo de antes, yo me apunto al próximo cumple que hagas en tu casa jajaja.
    Un besazo mi niña

    ResponderEliminar
  7. Nuria reina que recuerdos me has despertado en mi cabeza, creo que somos de la misma quinta como dicen aquí, jaja, de verdad que todo era tal y como lo cuentas y más, mi hija a veces dice que eso no podía ser así jeje, así y más estos viven en el país de Alicia y sus maravillas, como un día se caigan o se levantan más. Bueno pues estos panecillos nunca los hice y si, siempre me han gustado muchísimo, ya tengo otra receta de pan guarda y esta igual me la guardo, a ver si me pongo con ella en breve, que bien te han quedado, tienen que estar doblemente ricas, al ser caseras mucho mejor que las industriales. lo que no tengo es suero, pero veré lo que hago, me han encantado...Bess

    ResponderEliminar
  8. Hola Nuria¡¡ que sepas que me has hecho recordar mis cumpleaños con mis amigas, jeje, como pasa el tiempo y como se van modernizando las cosas, uy¡¡parezco una ancian hablando, que no somos tan viejas, estamos en el mejor momento, jiji, y que diga alguien lo contrario....ofuuuu...
    Me encanta esta receta y desde ya te digo que me la estoy guardando para pendientes, si supieras todas las que tengo tuyas guardadas, me van a faltar días para hacer tantas, jeje, bueno que me enrrollo otra vez, que me los guardo y que los hago, eh?...se ven muy ricos, tiernito y esponjosos, me los llevo.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  9. Saca la bandeja que en breve es medianoche Reina Guanche, al menos aquí en la península, a ti aún te queda una hora más y como te han inspirado tantos estos deliciosos bollitos, pero así me puedes contar un montón de cosas... podemos recordarlas, que yo también soy de esa quinta! Lo cierto es que tus recuerdos me han trasladado a otro tiempo y como lo cuentas con tanta gracia me he reído un rato.
    Me encantan como te han quedado estos bollitos, nunca me dio por hacerlos porque estoy seguro que si los hago me pongo ciega.
    Besiños Mi Reina

    ResponderEliminar
  10. ¡Vivan los recuerdos bonitos! Me apunto a esa nostalgia tuya, que comparto y no cambio por nada. Ahora, me parece que todo es más descafeinado. Yo me lo curro para que en casa, aunque somos dos gatos, no se pierdan tradiciones importantes, pero es complicado.
    Le acabo de enseñar tu medianoche en primer plano a mi hijo y me ha dicho que cree que cuando era pequeño no le gustaban. ¿Lo mato o lo pongo en remojo? Me da igual, porque, como otras de tus recetas, se viene a mis carpetas, que por cierto, la de panes, se me ha perdido sin forma de recuperarla y me da mucha rabia.
    Se ven perfecta y me parece que no demasiado complicadas. Me encanta el sabor que tienen, pero caseras, no habrá color. Rellenitas de lo que sea, pero tengo una sobrasada ibérica que mmm, ya me imagino lo rica que estaría ahí dentro.
    Besos, preciosa. Feliz semana, imagino con menos frío que aquí y eso que estamos en Valencia.

    ResponderEliminar
  11. Hola, te estoy leyendo y me he transladado a uno de los cumpleaños de mi casa. Eran familiares , con mis primas, mis abuelos y mis padres, alguna que otra amiga del colegio, las más allegadas. Ainsss, es foagras ( jajaja ) de tapa negra, esa nocilla, los batidos o jarras de Cola Cao... Curiosamente , en mi casa se compraban también las tartas, también en un obrador que sigue siendo de los mejores que he conicido ( ya regentado actualmente por los hijos ),mi madre sólo hacía algún bizcocho pero eso era para nosotros a diario. Chuches, nunca había pues mi madre esra contraria a esas cosas. Algún caramelo en todo caso. En fin, ahora los recuerdo con mucho cariño y creo que felices fueron .
    En fin, épocas que se fueron pero ahora vienes y me traes estas mediasnoches, que con la hora que es, poco más de medianoche, te aseguro que me zampaba sin miramientos unas cuantas y las iba a disfrutar no sabes cuánto. Por lo pronto me las guardo .
    Un beso preciosa y buenas noches!!

    ResponderEliminar
  12. Hola guapísima ¡Feliz año!, hoy me reincorporo y hasta ahora no había tenido oportunidad de felicitarte el año.
    Qué buena entrada. Me has tele transportado a mi infancia (que bonito), en mi casa también ponían kas, aunque yo era más de trinaranjus de naranja porque nunca he sido mucho de 'burbujas'.
    ¡Qué bien te han quedado las mediasnoches!, son ideales para poner con embutido o nocilla, mermelada, mantequilla con cola cao..., hay qué rico por favor.
    tomo nota de la receta porque para una merendola son lo más. ¡Me encantan!.
    Un besito y feliz martes-
    Sil

    ResponderEliminar
  13. Es verdad que ver y comer una media noche hace que te transportes a la infancia y cuanto ganarían nuestros hijos si merendasen cosas asi de sanas y no tanta bolleria industrial. Me ha encantado esta entrada, un besazo.

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola guapísima! Desde luego como sabes dibujarnos una sonrisa de oreja a oreja a la menor de cambio, primero lo has conseguido con todos los copyright que aparecen en tu post, imposible no hacerlo enumerando como has hecho una fiesta de nuestra infancia ( por cierto, qué rica estaba la miranda♥) y segundo, creo que todos nos sentimos reflejados en tus palabras y en lo bien que nos lo pasábamos con menos, aunque las mediasnoches eran y son un premio o un regalo en sí. Qué alegría saber de esa receta para poder hacerla en casa y dejarles de su bocado, un recuerdo a mi infancia a mis hijos, porque creo que muy pocas veces has saboreado estas delicias. Muchas gracias y mil besos.

    ResponderEliminar
  15. Nuria creo que a todos los que hemos pasado hoy por aquí nos has transportado a tiempos muy felices. A mí me tocas especialmente la fibra porque estoy a menos de 48 horas de mi cumpleaños y lo noto todo muy cercano.

    Mi madre también encargaba la tarta en un obrador, el mejor del pueblo ¡que conste!, y que a día de hoy sigue haciendo tartas por encargo ¡por algo será! Siempre era la misma, de merengue tostado, que es el sabor de nuestros cumpleaños infantiles.

    A nosotros en casa no nos dejaban tomar bebidas con gas. Salvo en honrosas excepciones como los cumpleaños que nos permitían un vaso en el que mojábamos las patatas fritas, las cortezas, los gusanitos naranjas (ganchitos en el resto del mundo) cuando llegaron... ¡la que armábamos!

    Las medias noches empezaron a incorporarse a los cumpleaños más "finos", antes con unos bocadillos de pan de molde íbamos que chutábamos, y el relleno es justo el que has descrito ¡Bendito foagrás que se comía en todas nuestras infancias! ja ja ja

    Por cierto, por aquí se puso de moda hacer bocadillos de nocilla con salchichón o con chorizo. A mí me parecía (y me lo sigue pareciendo) una auténtica guarrada, pero había grandes defensores de la mezcla ja ja ja

    En fin reina, que me pongo a escribir y no paro, que son unas mediasnoches estupendas y el que diga que están trasnochadas ¡él se las pierde! porque a mí me siguen encantando

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué divertido es leerte! Siempre tienes las frases oportunas para levantarnos una sonrisa. Y sí, si que lo recuerdo tal como lo cuentas. Sabían a gloria, las fiestas y las mediasnoches de jamón york con mantequilla, también mis preferidas. Me entusiasma que me des la receta pues hace muuuucho que no las como y me apetecería probarlas de nuevo, pero ahora con versión Nuria Eme, jajaja ¡totalmente insuperables! Un beso preciosa.

    ResponderEliminar
  17. Hola Nuria
    No me parece nada raro que le veas defectos a las medianoches compradas. Comparadas con las tuyas los tendrán y muchos. Te han quedado prefectas y de sabor no me quiero ni imaginar. Yo me las comería incluso asi solas, sin relleno ni nada ;)
    Con tu permiso me llevo la receta porque me encanta la bollería casera, y últimamente le estoy dando poco uso a la panificadora ;)
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  18. Decadentes, dices? A mi no me vengas con esas con la necesidad que tengo ultimamente, jajaja. Qué recuerdos, madre mía, con todas las cosas de nuestra niñez que ahora son de la prehistoria, verdad? Yo recuerdo que mis padres me daban 10 céntimos de peseta y me iba tan contenta al colmado de la esquina donde me daba para comprarme un montón de aquellos caramelos enanitos de nata, te acuerdas? Las mediasnoches eran para las fiestas de cumpleaños, si señora, y qué ricos estaban los tuyos con mantequilla y jamón york, también eran mis preferidos. Me han encantado, todavía más si los pudiera comer como te puedes imaginar...
    Un beso enorme guapísima.

    ResponderEliminar
  19. Muero de amor!!! Con lo que me gusta a mi hacer pan casero, y tu me traes esta maravilla. Las hago ya mismo porque me van a encantar, y ya, rellenas de ensaladilla decangrejo, mmmmmm de muerte lenta! Besos
    Ah! Una cosa, no te tengo en Facebook y te quiero comentar una cosita. Me envías un email a mielylimonrecetas@gmail.com ?

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué ricos, pero qué ricos!
    No los he hecho nunca... Así que a la lista.
    Un abrazo, sigue así.

    ResponderEliminar
  21. Hola Nuria, te acabo de dejar un tardío mensaje en el correo y mirando blogs leo un comentario tuyo y me doy cuenta que somos de la misma quinta, que gracia querida amiga,ja,ja,ja, mira por donde con razón en todas tus entradas y ocurrencias me recuerdan tanto a mí. Mis recuerdos de cumpleaños no son tan deliciosos pues por aquí no se hacían fiestas de cumpleaños y mi madre la verdad no se le daba mucho la repostería, si recuerdo lo que dices de las bebidas con cafeína que en mi casa solo se compraban en fiestas y por supuesto que los niños no podían beber nada más que medio vaso, eso creo que me a afectado porque ahora es lo que más me gusta, ja,ja,ja.
    Estas medias noches están que se salen de la pantalla, que pena que esto solo sea virtual que si no más de una meteríamos la mano je,je,je, a mi libreta que van derechitas. Hoy poquito a poco estoy comenzando con los comentarios a los blogs amigos, el siguiente reto es publicar una receta, yujuu esto va bien.ja.ja,ja.
    Un millón de besos preciosa.

    ResponderEliminar
  22. Hola!! pero que delicia y qué recuerdos de cumpleaños, en casa también era lo que se estilaba. Rellenos y variados de embutidos ricos. Son una delicia y desde luego que las imágenes invitan a babear pensando en comer uno tras otro. Te han quedado de lo más tiernos y apetecibles, me encantan!!
    Muchos besos y muy buena semana :)

    ResponderEliminar
  23. Puedes creer que hoy precisamente, me apetecieron las mediasnoches y me propuse hacerlas la próxima semana??. Veo que más o menos somos de la quinta, porque tus experiencias cumpleañeras coinciden más o menos con las mías. ¡¡Qué tiempos, que están a la vuelta de la esquina, y qué rápido han pasado!! Pero, bueno, nos quedan las mediasnoches para atrapar aquella época tan feliz, y a la vista de las tuyas, me has transportado a recuperar unas vivencias maravillosas. Sí, no había tanta tecnología, jugábamos en la calle y conocíamos a todo el mundo de nuestro entorno. Nos preparaban el bocadillo con la onza de chocolate dentro del pan, y nos íbamos a la calle hasta las tantas de la noche sin miedo, sin riesgos ni peligros... Me han encantado, querida Nuria, por lo perfectos que los has hecho y por todo lo que les acompaña.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  24. Nuriaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa las voy a hacer esta tarde!qué guayyy qué ganas tengo de hacerlas :) es que te han quedado perfectas, mañana te cuento qué tal me han quedado sisalen bien van pal blog ;)))))

    ResponderEliminar
  25. Hola Nuria!!
    Justo, justo así eran también los cumples en mi casa...qué deliciosas me sabían las mediasnoches con esos rellenos y me apuntaba a ayudar a mi madre porque así caía también alguna antes de tiempo si se despistaba jaja La tarta también la encargaban y sabía mucho a mantequilla, pero sí la de manzana casera no faltaba...es lo que tiene ser de la misma quinta, unos bonitos recuerdos a los que tú has sabido muy bien transportarnos!! Ahora ya sólo queda guardarme tu receta e intentarlo ¡¡Qué mediasnoches más tiernas, bonitas y perfectas has hecho!!

    ResponderEliminar
  26. Las acabo de hacer ya estan catadas dios que ricassssss he sust,la mantequilla por oliva ay gracias guapaaa

    ResponderEliminar
  27. Oyeeee a mi me salieron 17 de 30 gr como es que a ti te salen 24?q he hecho mal?:(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima !!! Tú no has hecho nada mal, fui yo que puse 30 grs en vez de 25. Lo siento me confundí mar, ya lo he rectificado.
      Yo también sustituyo muchas veces el aceite en los brioches y quedan buenísimas de verdad.
      Deseando estoy de ver las tuyas, aunque sean sólo 17 jajaja, lo siento mi niña.
      Besotes.

      Eliminar
  28. Hola Nuria!! Creo que has descrito los cumpleaños de todos los niños de los 70-80. En mi casa mi madre también hacia la tarta y de sobrar, sobraba poco jejeje. Mis preferidos los de mantequilla y foiegras ... que recuerdos!!
    Pues bien, estos mediasnoches me parecen increíbles!! En cuanto vaya al pueblo y tenga tiempo los pienso hacer y te mandare fotito para que la pongas en tu galería, vale?

    Besitos guapa!!

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?