26 de junio de 2017

Pan Integral con Porridge


Que el Porridge está de moda, nadie lo discute.

No hay más que darse un paseo por las Redes Sociales, para ver cómo cualquier famoso ávido en mostrar lo bien que desayuna, nos enseña un tazón repleto de porridge, con unas frutas molonas y coloristas muy bien colocadas como complemento. . . y todos sus seguidores se vuelven locos dándole al Like-Like-Like, como posesos.
Por cierto, el porridge sin ningún adorno, ni es un plato atractivo, ni fotogénico, ni de los que provocan que las papilas gustativas se disparen a mil por hora, así que por favor, que no intenten convencerme de lo contrario.
                  

Y  antes de seguir ¿Qué es eso del Porridge? Son unas simples gachas de avena, típicas de la cocina escocesa, que están cocidas con agua, leche o ambas. Y que ahora si eres muy "cool" lo desayunas sin rechistar porque es lo más sano del momento.  Aunque en Inglaterra y Estados Unidos llevan años practicándolo, podemos decir que hasta hace poco no ha sido tendencia en España, pero cuenta con tantos adeptos que parece que nos hemos criado "porridgeando" como el que más.

Si me das a elegir, prefiero un zumo natural de frutas, y unas buenas tostadas con jamón y aceite de oliva con su tomatito . . . eso si que es fotogénico, más mediterráneo y culturalmente más nuestro ¿ o no ?
                 

            
La primera vez que vi esto de las gachas de avena, fue en Inglaterra, una mañana que se lo dieron a los niños de la casa. Venían ya preparadas y solo hubo que añadir agua caliente en el plato y una pieza en bloque del tamaño de una galleta gigante, que sacó Gill del paquete de cereales; y a esperar unos minutos hasta que se fue deshaciendo en el líquido. Me dio la sensación de que le daban comida de perros a las pobres criaturas, me limité a observar aquél invento tan extraño mientras me tomaba el café antes de salir apurada para coger el tren y llegar con tiempo a clase. Pobres niños, pensé. . . lo que son las costumbres.

Años después, cuando leí Las Cenizas de Ángela, las volví a recordar, y ahora no hace falta que nadie lo haga porque te encuentras la avena por todas partes.
Pero no te creas, esto de las gachas es también  tradicional en nuestro país, no con avena, pero si con otras harinas. Mi tía Isa, las hacía dulces, con harina de millo y estaban riquísimas. Eran iguales a estas de Mari, el famoso Frangollo. Todavía calientes, les ponía un hilo de miel por encima y los niños nos codeábamos con disimulo para conseguir ser el primero en meter la cuchara en el plato. Famosas son también las Gachas Manchegas y Las Poleás andaluzas, todas ellas exquisitas.

                    

Y hoy, nos vamos a comer el porridge en el pan, {sin la fruta} formando parte de los ingredientes. Se me ocurrió utilizar estas gachas, mientras repasaba la receta de las Barras con Tanz Zong. Pensé que si funcionaba tan bien aquella papilla de trigo, por qué no lo iba a hacer con la avena. Así que busqué los ajustes necesarios, y tras dos intentos conseguí lo que quería, un rico pan integral con copos de avena.
Cabezona soy un rato, y algunas veces lo empleo en cosas buenas 😌

La miga queda consistente, prieta, pero a la misma vez jugosa, húmeda y elástica. Si estás buscando un pan totalmente integral, de molde, sin aditivos, y bien rico, probaría este. No, no es difícil y si, merece la pena hacerlo casero y evitarnos comer la cantidad de ingredientes raros, innecesarios y perjudiciales que llevan los comerciales.

Ya me callo, dentro pan.
 

{Pan de molde de 30 cms} 

110 grs Copos integrales de avena
550 grs Harina integral de trigo
375 grs Agua mineral
100 grs Leche
25 grs Aceite de Oliva Virgen
175 grs Masa Vieja Integral
15 grs Sal marina
13 grs Levadura seca
Copos de avena para decorar





- En un caldero, dejamos los copos de avena con 325 grs de agua. 
- A fuego medio, dejaremos que los copos se ablanden y que el agua se consuma. No dejes de mover, se pueden pegar al fondo.
- Retirar del fuego y reservar hasta que esté tibio.
     

- En un vaso templamos los 100 grs de leche y los 50 grs de agua restantes, añadimos los 15 grs de levadura y movemos hasta disolver.
- En la cubeta de la panificadora, u otra amasadora que tengas, vamos añadiendo los ingredientes: la avena cocida, la levadura disuelta, la masa vieja, el aceite de oliva, la harina y por último la sal. Si no tienes Masa Vieja, no pasa nada, obvia este ingrediente.
              

- Seleccionamos el programa de amasado que dura 15 minutos. Una vez terminado, dejar levar dentro de la misma cubeta, hasta que veas que creció de volumen.
- Es una masa ligeramente pegajosa, así que mejor te enharinas las manos para trabajar con ella, pero no añadas más harina.
- La volcamos sobre la encimera o mesa de trabajo,  retiramos 175 de la masa y la guardamos en un bote dentro del frigo, es la masa vieja para el siguiente pan que hagas.
- Damos forma de bola para empezar a trabajar con ella.
          

 - Estiramos sin presionar mucho, no queremos desgasificarla por completo, y la enrollamos sobre si misma, calculando el largo del molde.

- Ponemos unas hojuelas de avena sobre la encimera y hacemos rodar el pan para que se impregne la superficie.
-  Colocamos la masa dentro del molde,
        

-  Aquí está el pan recién metido en el molde. No llegará a doblar volumen pero si sube bastante. Fíjate en el nivel de la masa.
       

- Una hora y media después, observa lo que ha crecido. Lo dejé dentro del horno apagado, para evitar corrientes.
- Todavía crecerá algo más mientras se esté horneando.
     

 - Precalentamos el horno a 250º durante quince minutos. Pondremos en el suelo del horno un recipiente con agua para que genere vapor.
- Metemos el molde a media altura con calor arriba y abajo. 
-  Horneamos durante diez minutos a 250º y después bajamos a 210º veinte minutos más.
- Sacar el pan y desmoldar si tienes el molde forrado, en caso contrario espera diez minutos, pues se te puede romper.
- Enfriamos sobre una rejilla.
- Cuando esté casi frío, envuelve el pan en papel film hasta que vayas a cortarlo. Si lo hago por la mañana, lo corto por la tarde y si lo horneo por la tarde, lo corto al día siguiente.

          

¡¡¡ Listo !!!
Un buen sandwich de desayuno: Queso crema de KÉFIR, Atún en conserva casero, rodajas de tomate sin piel y lechuga troceada.
 

Nos vemos en unos días.
Hasta entonces espero, que seas feliz.

24 comentarios:

  1. Hola preciosa !!!
    Pues nada chica con tu pan ya podemos ser cool y disfrutar de las dos alternativas, el porridge y el jamoncito con tomate jaja...anda que no eres lista !!!
    Los panes con avena quedan ideales, les aporta una jugosidad extra , a mi me encantan .
    Me voy a desayunar contigo mañana jaja..
    Un abrazo y feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenos días Nuria!

    Hoy nos recibes con un pan estupendo y con un tema que da para mucho... Chica no hay nada como subirnos al tren del ingrediente o la receta del momento ¿verdad? nuestras redes sociales se vuelven locas y nosotros somos de lo más cool por tomar el desayuno de moda... ¡ay! si la abuela de más de uno lo vieran... Porque yo recuerdo que cuando era pequeña pensaba que las gachas era de lo más antiguo y trasnochado del mundo mundial cuando escuchaba a mi abuela hablar de ellas, que en las meriendas de los noventa triunfaban los bollycaos y los phoskitos y no me saques de ahí que a mis amigas no les hacen comer otras cosas.

    Hoy nos matamos por unas gachas hechas con avena e importadas de otros países cuando probablemente las nuestras estén más ricas, pero las otras "se llevan" y te subes al carro o te quedas atrás. Pero por probar ¡que no quede! cosa diferente es que lo vendas como lo mejor del mundo y además de mirar con cara de pena lo hagas por encima del hombro a aquellos que no están porrigdeando como locos cada mañana... Que frívolos los hay en todos sitios (y tontos también ja ja ja)

    Me gusta mucho tu versión hecha pan integral y me alegro que tu cabezonería haya dado este fruto. Anotado queda ¡que no quiero quedarme fuera de la moda! ja ja ja

    Por cierto me he reído muchísimo al leer que pensabas que a los pobres niños les daban comida de perro ¡ay que me da! porque yo lo he pensado en otras ocasiones cuando he visto costumbres similares ja ja ja ¡lo que pensarán ellos de nosotros!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Eres una cómica total jajjajajajajaja me encantas.Pues yo lo del porridge no lo habia oído en mi vida y se me han quitado las ganas de comerlo así solo,que lo coman las de instagram y les sigan dando likes jjajaja,peeeero asi como lo has metido en el pan me parece excelente,una buena forma de comerlo porque la avena es súper sana.Te mando un besazoooo y gracias por hacerme reir siempre

    ResponderEliminar
  4. Ostras Nuria!!
    Si el medico me tiene que recetar por cualquier razón el desayuno de los ingleses, entonces prefiero morirme jaja. Yo para las comidas que en la vista me recuerda a otras cosas NO PUEDO!!! Además es que no puedo ni con los Kellog's.
    Yo me quedo con tu pan, que ahí no me entero de lo que va dentro. Lo unto con el tomate, el aceite y su loncha de jamón y así duro 100 años seguro ;). Es que los ingleses no saben...

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  5. Siempre me sorprendes, hoy también. A partir de unas gachas de avena con nombre raro, te haces un pan integral que es una maravilla visual y sabrosa. A mi me gusta seguro porque me encanta la avena y ese pan solo o en compañía no tiene rival en la mesa. Nadie amasa como tú.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Nuria!! Pues que las gachas de avena se llaman porridge, me acabo de enterar, ja, ja, pero es que yo soy un mundo aparte en algunas cosas. Y como no sigo a ninguna bloguera Healthy ni me entero quienes son los cocineros de moda y no tan moda, no sé ni lo que se lleva, yo como siempre a lo mío, y sólo si se lo veo a alguna bloguera amiga, sé lo que se lleva, o me entero dos años después, ja, ja, que eso me ha pasado muchas veces. Bueno, si que he visto por Instagram alguna foto como comentas, un bol acompañado de fruta y por lo que dices, debajo suele llevar porridge.
    Pues hace años que yo también probé las gachas de avena, y fue por casualidad. Tenemos un piso en Valencia al lado del Corte Ingles, y como en verano, o tienes aire acondicionado o es imposible estar en ningún piso, y nosotros no tenemos el dichoso aparato (para cuatro días que vamos), reconozco que paso tiempo dando vueltas por el Corte Inglés, no veas lo fresquito que se está, y de ahí, al cine de al lado a pasar la tarde. Y bueno, que me enrollo, como me encantan las latas, soy una gran enamorada de ellas, vi en el supermercado de El Corte Inglés una lata de copos de Avena Quaker, preciosa, negra y marrón, con aire vintage, con la cara de un Amish y todo en inglés, me encantó, así que me la llevé a casa (junto con un bote de tomate Campbell, ¡¡chulísima también la lata, ja, ja!!). Detrás de la lata de copos de avena llevaba una receta de dicho desayuno, en frío no me gustó, pero en caliente si que desayuné parte del invierno con ellas, y recuerdo que hice unas galletas también. La lata aún la conservo vacía, ea, me gustan, qué le vamos a hacer.
    Bueno, ya no me enrollo más, ja, ja, hemos venido a hablar de tu pan, por cierto, riquísimo, me encanta ese aspecto rústico (aunque no sea una lata), ideal para mis desayunos, tierno, casero, sin grasas extrañas y muy rico. Me lo anoto.
    Por cierto, tengo en proceso tus champiñones en vinagre, ahí están remojados en el vinagre y yo agitándolos de vez en cuando. Mañana los terminaré y ya te enseñaré la foto. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Toc, toc toc! Nuria, ábreme la puerta que vengo loooooca, jajaja.
    Pero mira que sabes mi niña, eres un pozo sin fondo, de sabiduría, porque no solo haces cosas ricas, sino que lo haces todo perfecto, como este pan que yo me comería contigo en tu terraza o en el patio de tu casa, sentadas al fresco de la mañana, y con un cafecito y una de tus mermeladas, sería como estar en el paraíso ¡¡qué bueno!!
    Es cierto que somos un poco "tontos" con esto de las redes sociales, nos ponen una súper mega fotaza con cuatro ingredientes bien dispuestos, y nos creemos que hemos descubierto América de nuevo, jajaja.
    Yo también conocía el porridge desde niña, mi hermana estuvo varios años de au-pair en Londres, y cada vez que venía, nos traía la maleta llena de chucherías, y costumbres culinarias como los huevos revueltos, los sándwiches de queso blue stilton, o las tortillas de queso cheddar; también entre ellas estas gachas, que a nosotras nos gustaban porque somos de buen pico, jajaja, pero claro donde me pongan unas poleás de las de mi madre, que me dejen de tonterías.
    Y ya que estamos puestas, ¿podríamos hacer doblete, con ese sándwich de bonito?
    Un millón de besos y achuchones preciosa, y gracias por la parte que me toca, jajaja.

    ResponderEliminar
  8. Te quedó un pan espectacular, además de muy sano, me encanta y tiene que estar riquisimo, queda anotada la receta.
    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  9. Querida Nuria. Me acabo de tomar las pastis y no puedo comer nada en una hora, pero te aseguro, que si no fuera así, me iba a picar algo pensando que me estoy comiendo una tostada igualita que la tuya y con el mismo relleno. El porridge no lo comí, ni siquiera cuando fui a Escocia, pero lo conozco porque si das clases de inglés, te lo encuentras hasta en la sopa, casi tanto como el té.
    Me gusta la avena en el pan, pero tu pan es tan original y debe estar tan bueno, que te lo copio, bueno, uno más, que no sé cuándo haré. Con el calor, no me importa encender el horno, pero hacer fotos, sí.
    Ayer hice un pan que ya he repetido 3 veces y no lo he fotografiado. Cuando sea capaz y lo publique, me parece que te va a gustar.1
    Muchos besos y felicidades por ese pedazo de pan integral con porridge. Como lo vea "Goldilocks and the Three Bears", vas a tener que poner más de una cama en tu casa, porque se te aposentan.
    Buenas noches desde mi terraza en la que a estas horas, hace fresquito y aún no han llegado las fieras veraniegas.

    ResponderEliminar
  10. Hola Nuria, me haces reír con tu comentario tan cierto del porridge y de acuerdo cada quien con su manera y cultura de desayunar ^_^, sin ser el más vistoso esta de moda es un hecho, por mi parte debo decir que como tal porridge no me desayuno pero si le meto fruta y granola a una parte del desayuno por costumbre del cuerpo, además de cosillas dulces de bollería que siempre hago y que por tradición en Brasil se consumen para el desayuno y en eso ya adquirí un poco de la cultura de acá. Ese desayuno con una rebanada de pan como el que nos traes hoy se ve tan tentador y rico!!!, debo decir que nunca he intentado preparar pan con porridge, ya con la avena semicocida y quedo maravillada como te ha quedado (claramente eres una panarra de raca mandaca (que es una expresión que utilizamos en Colombia y que se refiere a algo impresionante, "de lo mejor"). Yo veo que creció bastante, y la miga deliciosa, para mí esta perfecto para un súper almuerzo saludable, guardo este pan que me llama mucho la atención.

    besitos y feliz semana!

    ResponderEliminar
  11. Hola!! me encanta el pan que has hecho, pero yo lo quiero con unas buenas lonchas de jamón o queso y un zumito de naranja o de fruta rica. Si que es verdad eso del porridge, esta de moda en las rrss, pero es que no lo he tomado nunca, me parecen sopas para cuando no tienes dentadura, jejeje. ( me recuerda a mi suegra ) bueno, fuera bromas. ya veremos como estoy yo con esas edades.... Como mucho, un poco de cereales y avena remojados en leche con chocolate, si que he probado, y es que no es lo mio... Dame pan, como el que traes, me molaaa!!! besitos

    ResponderEliminar
  12. Ostras !! entre tu y la Nuria os habeis vuelto de un pijo con las palabrejas que no hay quien os sople !!
    si yo aun no me enterao de tanta tonteria , yo veia a la gente comiendo pienso como bien dices y no tenia ni pajolera idea de que era una moda con nombre !! bag.. me quedo con tus bocatas de jamón , estoy segurisima que el pan está pa morise del gusto , como medio orgásmo más o menos .. solo de pensarlo me dan ganas de meterme a hacerlo porque el Gabriel lo tengo con la tonteria de lo integral y no te lo pierdas ... ayer queria haber venido y no pude porque estuve comprando harina de avena por internet y me dieron las tantas..jaja .. ya te la enseñaré , es de sabor a donuts.. que te parece ?

    Oye una cosita , la masa vieja la puedo congelar para otra ocasión ? porque ultimamente no llego a ná !!
    bueno , ya me contestarás por aquí ..que me voy a dar un voltio por todos los enlaces que me has puesto que tengo un escaparate que no veas
    un besazo maestra !!
    gracias por el recetón !!

    ResponderEliminar
  13. ¡¡¡Un pan de porridge, que buena idea para el desayuno y si además lo acompaño de mermeladas, zumo, aceite, algún quesito (soy poco de jamón) y un aromático café con leche ...se convierte en un desayuno digno de hotel de muchas estrellas.
    Un abrazo, Nuria.

    ResponderEliminar
  14. Con el porridge no puedo y eso que la avena me encanta , llevo tiempo llevando avena con yogurt ,leche ,chia y fruta para desayunar lo preparo por la noche lo dejo en la nevera hasta el dia siguiente y ese es mi desayuno en el trabajo a las 10 y media antes mi compañeros me miraban raro pero desde que les lleve para que lo provasen ya son vari@s los que se han apuntado a mi desayuno jajjaa.
    Me encantan las masas con el tan zong asi que no dudo que este que has echo tu versionandolo con el porridge este para morirse por que las fotos no dejan de decirme comeeeeemeeeee yaa.
    Ahora no enciendo el horno ni aunque tenga que hornear un bizcocho para el rey jjajaja pero palabrica que en el invierno lo hare.
    Como siempre receta y fotos del paso a paso son de 20 points.
    Bicos mil y feliz semana potita mia.

    ResponderEliminar
  15. Hooolaaaaaa!!! Pues a ver por donde empiezo. Te he comentado que mi cuñada es inglesa y como buena inglesa sus desayunos son "especiales". Conozco el porridge pues lo he visto tomar a ella. No me atrae para nada, yo es que sy de una buena tostá, con jamón o si él, con mi tomate y mi aceite chorreando, jajajaja!! Así que me perece mejor idea ponerlo en este maravilloso pan que nos has hecho. Con un buen jamón de mi tierra, ese atún que asoma , tomate o una buena sardina tiene que estar de muerte. Un beso muy muy grande!!!

    ResponderEliminar
  16. Hola Nuria¡¡
    Pues por el nombre ya te digo que no suene muy bien, y bajo el punto de vista que tu le has dado a esa especie de gachas, ka verdad es que muy tentadoras no parece que sean, jeje. En cambio, si que tengo que decir que en el pan se ve de miedo, tiene una pintaza increíble y se ve muy tierno, al pan me animaba ahora mismo, una buena tostadita por la mañana acompañado de tomate o de una buena mermelada seguro que está divino...me apunto ese pan.
    Un besazooooo.

    ResponderEliminar
  17. Jajaja, si yo nada más con el nombrecito me quedo "obnubilada", es feo con ganas ¿quién lo idearía?
    Lo conozco, claro que sí, pero no lo he comido y creo que no lo haré conscientemente (si me mandas un trocito de tu pan me desdigo, que como no soy río...), para mí que esa papilla es lo que precede a un contraste radiológico. Yo soy más de tus gustos. Está claro que lo que se impone por modas es lo más, la que me armaron con las bayas de goji, con el tofu, con el seitán, con la quinoa y con mil cosas más que no te nombro para no aburrirte. Si no lo consumes estás fuera de onda. No discuto sus buenas propiedades, que las tienen, pero todos los alimentos tienen las suyas y ahí está la inteligencia de las personas en saber aprovechar lo que cada uno nos aporta, no hay panaceas ni milagros. Lo mejor, comer cada uno lo que le entre por el ojo ¿y ves? a mí me ha entrado tu fabuloso pan integral, lleve lo que lleve, porque es una verdadera obra de arte y combinado con lo que realmente nos gusta (ese jamoncillo del bueno, ese queso manchego, esas anchoas de Santoña...) es un privilegio comerlo ;o)
    Ya voy por los segundos champis en vinagre ¡están muy ricos! y casi, casi son de dieta. Besitos y perdón por la Filípica y la Catilinaria.

    ResponderEliminar
  18. Hola querida Nuria
    Qué gustazo siempre venir a leerte. No me canso de decírtelo.
    Mira por donde yo también me he apuntado a la moda de la avena. No hago exactamente un porridge, o digamos que lo hago a mi manera, adaptado a mis gustos, porque en lugar de auga o leche, le añado zumo de naranja a la avena, y además le incluyo otras frutas licuadas. Con ello le preparo un desayuno a mi madre, que ahora en verano le resulta más fresquito y está lleno de nutrientes. ¡No veas qué bien le sienta! Está como una rosa, este año está siendo tranquilo en lo que respecta a su salud, y yo me siento muy feliz como te puedes imaginar.
    Del pan que nos traes, poco puedo decirte, no hay más que ver las fotos. No te quepa duda de que lo probaré, para eso me llevo tu receta, y ya no sé cuántas van ;)
    Desde luego aparte de simpática y buena persona, eres muy pillina, porque te apuntas a la moda del porridge pero sin renunciar a la dieta de mediterránea con la que nos sentimos más identificados, pues ese sandwich con el pan que preparaste, el queso, el atún, el tomate y la lechuga, me parece muy propio de esa dieta tan rica y saludable. Si además lo acompañas de un vasito de zumo de naranja recién exprimida no se me ocurre mejor desayuno.
    Un beso enorme Nuria.

    ResponderEliminar
  19. Hola Nuria!! No se si has intentado vender el porridge o sabotearlo jajaja!! Qué risa! Pobres niños con su comida de perro... Jaja!
    Pues mira yo caí en la tentación o en la moda y he estado haciéndome algunos pero con fruta, miel, frutos secos, semillas... Pero me di cuenta que no me iba bien la avena, qué pena porque sí que me gusta pero mi estómago me dice que no! A ver si encuentro solución para evitar que me sienta mal y volver a usar la avena! Porque tu pan de molde con porridge se ve mejor que bien y este sandwich del final me está haciendo tilin jeje! Una receta estupenda y sana! Yo cada vez más voy a lo sano, soy golosa pero ya intento cuidarme más 😉 Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
  20. Sabes Nuria!! a mi las gachas como que no me llaman, yo soy mas de desayunar como tu un zumo de naranja, una buena llesca de pan con su aceite de oliva virgen y una buena loncha de jamón, pero del bueno ehhh, claro que un buen trozo de queso curado tampoco me importa jaja.
    Tiene muy buena pinta ese pan, tendré que probarlo ya sabes que me encanta hacer pan en casa.
    Un besito muy grande mi niña.

    ResponderEliminar
  21. Que buena y sana se ve tu receta de pan! Es lo que me gusta desayunar!
    Bs

    ResponderEliminar
  22. Nuria, este pan estará rico seguro. Lo de las gachas inglesas la verdad que están en el ADN y yo creo que no lo tengo escrito. Tu pan divino. Nada que ver con esa pasta de moda y totalmente "in". Unas tostadas con tomate, aceite de oliva y jamón como tú. Sin duda. Besos, y buen domingo

    ResponderEliminar
  23. Yo también soy de las que prefiere una buena tostada con aceite de oliva para desayunar, el jamón para mi es opcional, simplemente un buen pan con aceite ya se me hace de lo más apetecible.
    Me ha hecho mucha gracia cuando has puesto "nos hemos criado "porridgeando" como el que más", las modas son así, aunque como bien has dicho aquí en españa las gachas ya se cocinaban no de avena pero si se que se comía.. no se está descubriendo nada nuevo.
    El pan que has preparado, increible, se ve bien macizo.. justo estos días me cabrea lo difícil que resulta encontrar pan bueno, con miga de verdad, que lo tuestes y no sea aire.. este es uno de esos panes que no encuentras en el mercado. Delicioso.

    ResponderEliminar
  24. Hola! uy este pan se ve estupendo, me guardo la receta. Un beso.

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?