17 de agosto de 2015

Arroz al Horno con Coliflor y Chocos



Hay platos que tengo muchísimas ganas de probar, y como sé que a la familia no les va a gustar, voy dejando la ocasión de hacerlos.
Me envalentono, reúno los ingredientes, y después pienso que para qué me voy a tomar la molestia y pasar el mal rato de ver cómo arrugan el bigote . . .  y enseguida cambio de opinión decidiéndome por otra preparación.
Pero este verano, he resuelto que aun siendo para mí sola, voy a probar, cocinar y repetir todos las recetas que en casa no quieren ni ver; y que a mí la curiosidad y el paladar me están llamando a gritos. Y éste particularmente, lo vi hace tiempo en una recopilación de arroces valencianos.

Y para muestra un botón, y para ejemplo éste arroz.


Antes de empezar a ver el paso a paso {que no tiene nada del otro mundo} me gustaría convencerte para que la próxima vez que decidas hacer un arroz en casa, utilices ésta técnica para cocinarlo. De verdad, te vas a sorprender cuando veas lo fácil que es, y el punto perfecto del grano cuando lo cocinas en el horno. A mí me tiene loca, y desde entonces en casa no queda nunca ni rastro en la cazuela cuando lo hago con verduras y carne.


- Corta la coliflor en ramilletes, si tienen alguna parte negra, la eliminas.
- El choco, lo partes en tiras.
 - Trocea la cebolla y el pimiento para hacer el refrito.

- Ralla los tomates, mejor por la parte más grande del rallador.

 - En una sartén pones el aceite a calentar.
 - Añade la cebolla y deja unos minutos a fuego medio.

  - Añade el pimiento y cuando la cebolla empiece a estar transparente, añade las tiras de choco.

 - Incorpora la hoja de laurel y el perejil fresco.

 - Cuando el choco, esté blanco, añade el tomate rallado.
 - Deja que el sofrito se vaya haciendo a fuego medio, moviendo de vez en cuando.

 - Cuando veas que el tomate ha reducido el agua y el sofrito está listo, añade los ramilletes de coliflor.
 - Añade también el arroz.

 - Mueve todo el conjunto y vuelca la preparación en el caldero que va a ir al horno, en este caso de barro, pero puede ser de otro material. Recuerda que no tenga partes plásticas.
 - Añade el pimentón.
 - Precalienta el horno a 180º.

- Añade el azafrán o la cúrcuma.
- El fumet lo tendremos hirviendo, lo añadimos al arroz.

 - Movemos para igualar los ingredientes y llevamos al horno durante 45 minutos.
 - Prueba el caldo para ver si tienes que añadir sal. El mío era de gambas y estaba perfecto.

 - Pasado ese tiempo, sacamos del horno y tapamos con papel plateado, dejamos reposar 15 minutos.

  Ya lo tenemos listo para servir. Quedó perfecto.
Por supuesto, su buen chorretón de limón, que no falte.

Como sobró la mitad de la fuente, lo dejé en la encimera. Mi hijo mayor, que es un coñazo melindroso, cuando llegó por la noche, mientras se hacía su cena, fue comiéndose el arroz. Al pasar por el salón, me dijo: Oye, el arroz que había en la cocina, estaba BUENÍSIMO. 
En vez de contarle la lista de ingredientes, le contesté: Me alegro.
Haber quien los entiende . . . en fin.
Eso es todo por hoy, nos vemos en unos días. Espero que seas feliz o al menos, lo intentes.

- Te dejo el enlace con el otro Arroz al Horno que tengo en el blog.
- Te dejo la receta del gazpacho que me bebí bien frío, mientras disfrutaba de este rico plato.