19 de enero de 2013

Tortilla de papas.



Cuatro cosas necesitarás: Huevos, papas, aceite y sal.

Y deje ya usted de contar, que para tamaña hermosura, con esto bastará.

Hay quien le añade cebolla, buen  criterio, y pa´ la olla.

Hay quien darle la vuelta no sabe, pero aprenderá, antes que acabe.

Hay quien la emborracha, y ya te digo, que no empacha.

Hay quien le pone pimiento, en casa goza de buen acogimiento.

Si cocinero eres sabrás, que nadie nace aprendido, pero aprenderás.

Bueno, después de esta  tontura que se me ocurrió al hacer la entrada, nos centraremos en la tortilla de papas, que es una referencia de nuestra cocina más tradicional, y no falta en ninguna de nuestras casas.
Las variaciones van, desde la forma de cortar las papas que puede ser en pequeños trozos o en rodajas finas, pasando por freirlas o dejarlas semi cocidas en el aceite, y terminando con el punto de cuajar el huevo y dejarlo semi líquido o totalmente cuajado.
 Cada cocinero elige su forma, yo dejaré aquí la que comemos en casa : rodaja fina, semi cocida-frita y bien cuajada y nunca más de dedo y medio de gruesa.
Mis hijos cada vez que la comen, le dan las gracias  a Colón, por haberse ido de viaje y traerse este maravilloso tubérculo, que tanto ha significado para el ser humano.
Y ahora vamos al lío.
Necesitaremos:


  • 2 papas medianas por comensal.
  • 2 huevos por comensal
  • Aceite de oliva.
  • Sal Marina.
Esta es la receta base, ahora se le puede añadir también : cebolla, pimiento,chorizo  y ultimamente probé una receta que me pasaron, de Sanlucar de Barrameda, que es añadirle una copita de manzanilla, y os aseguro que está divina. La llaman tortilla de papas borrachita.
La explicación va a ser un poco extensa, porque es para un novato en estos menesteres. Así que los expertos tortilleros, que pasen de largo.

Cómo hacerla:


  • Una de las cosas que más preocupa al principiante es darle la vuelta a la tortilla, no hay problema, éstas de la foto son de tamaño individual. Las vamos a hacer en una sartén pequeña, tamaño huevo frito, de esta forma con un plato de tamaño postre nos será mucho más fácil darle la vuelta. Ya según cojamos experiencia,  la iremos haciendo mayor.
  • Vamos a pelar las papas,  cortar en rodajas, no tan finas como las fritas de paquete, ese tamaño pues dos o tres veces más gruesas.
  • Las lavamos bien una vez cortadas, así eliminará el almidón.
  • Encendemos la freidora a la temperatura más baja, una vez lista, introducimos las papas y le ponemos la tapa a la freidora, de esta forma se nos quedarán tiernas, no queremos que se nos tuesten. Si las hacemos en sartén, pondremos un dedo de aceite y cuando estén templado las introducimos a fuego medio-bajo y las tapamos, para que se vayan cociendo-friendo. Pero siempre tenemos que tener en cuenta que no las queremos tostadas ni con color.
  • Vamos pinchando con el tenedor, cuando las veamos blandas, las dejamos escurrrir en el cesto. Este paso es muy importante, tienen que quedar sin ningún aceite.
  • Si vamos a añadirle algún otro ingrediente, es el momento de ir haciéndolo en otra sartén. Como las tortillas son individuales, según el gusto del comensal, añadiremos o no el ingrediente elegido: pimientos, chorizo, cebolla....
  • Empezamos a batir los huevos y le añadimos sal.
  • Le añadimos las papas a los huevos y las vamos a dejar un buen rato, calculo que unos quince minutos, para que la papa se empape bien, movemos el conjunto.
  • Ponemos nuestras sartén al fuego, temperatura media-baja, añadimos una cta pequeña de aceite, y con ayuda del mango de la sartén, hacemos que el aceite cubra  todo el fondo.
  • Ahora le añadimos la mezcla, que no sea más de de dedo y medio de gruesa la cantidad que añadamos.
  • Con ayuda de la paleta, vamos a aplanar las papas de la superficie, y seguidamente iremos dándole forma a los bordes de  la siguiente manera: despacito y rodeando el contorno de la sartén, vamos a conseguir que nos queden esos bordes redondeados, y movemos con el mango de la sartén en forma circular para ver que la tortilla se mueve y está bien despegada.
  • Cuando veamos que los bordes están cogiendo color y han cuajado, le ponemos un plato de tamaño postre a modo de tapadera y con la palma de la mano abierta sobre el plato, agarramos la sartén con firmeza y en un giro rápido, le damos la vuelta a la tortilla.

  • Volvemos a dejar la sartén sobre el fuego, le añadimos nuevamente un poco de aceite y deslizamos la tortilla despacio dentro de la sartén,  ayudándonos con la paleta, para que se haga por el otro lado.
  • Repetimos la operación para redondear los bordes con la paleta, y cuando veamos que ya la tenemos cuajada por los bordes, la vamos pinchando con un tenedor o palillo  por toda la superficie y apretando con la paleta de forma suave, de esta forma podrá respirar y si le queda huevo líquido lo sabremos.
  • Cuando la hayamos cuajado, la podemos sacar de la sartén utilizando ya un plato limpio, nunca con el que hemos utilizado para darle la vuelta, pues tiene huevo crudo. 
Y lista para disfrutarla : caliente, fría o templada, como plato principal o acompañante, como tapa o bocadillo ....las posibilades son múltiples y a cada cual más rica.

                                          Espero que la hagais y que os guste tanto como nosotros.                                          

23 comentarios:

  1. Holaaa, divina tortilla! siempre triunfa y a todo el mundo gusta. Cuando hay invitados en casa, tortilla al canto, en el campo en verano, en casita en invierno...siempre es bienvenida. Ah, yo siempre siempre con cebolla! Me chiflan las tortillas.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina, ya somos dos chifladas :) si es que una tortilla de papas, es una buena compañera.
      Besotes guapa.

      Eliminar
  2. Nuria, Ayyyyyyyyyyyy la tortilla española. Mira ya te podía publicar la entrada algún periódico, te ha salido bordada, la entrada y la tortilla. Felicidades nena lo has explicado a las mil maravillas. Un !OLE¡ por ti y otro !OLE! por tu tortilla. besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ala, Rosalía, que exagerada!! muchas gracias por los comentarios,es que tengo un novato que quería ver la tortilla en el blog ¿como resistirse?
      Ole por tí mi niña,besotes.

      Eliminar
  3. Lo mejor de lo mejor, una buena tortilla de patatas y la tuya te ha quedado divina. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dí que sí Maite, La crème de la crème de nuestras cocinas, la comen hasta los que niegan el gusto por los huevos.
      Muchas gracias guapa, besotes.

      Eliminar
  4. Si es que no hay nada mejor que una buena tortilla de papas!!!!

    A mi me encanta, probaré ha hacerla con una copita de fino de Jerez, que yo barro pa casa...jajajaja

    Te ha quedado divina!!!

    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Chela, yo también la he hecho con fino, porque suelo tenerlo en casa y te aseguro que está buenísima.
      Muchas gracias guapetona, besotes.

      Eliminar
  5. Me encanta la tortilla Nuria, así que al verla me ha entrado hambre, un taquito que bien me sentaba. Así chiquitas te han quedado chulísimas.
    Un bico y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Milia guapetona, tú llevate los cachitos que te apetezcan mi niña, que ya haremos más :)
      Besotes guapa.

      Eliminar
  6. Uuummmm! Tienen un aspecto buenísimo.
    En Madrid, en algunos restaurantes, suelen cocer las papas en vez de freírlas, pero a mi no me gustan así. Sale, como dice Woody Allen, un "revuelto de huevos con patatas recauchutado".
    El caso de Woody Allen es curioso, unos dicen que le encantan las tortillas de papas y otros que las odia. En cualquier caso tendríamos que hacerle probar las tuyas para que se hiciera un fan incondicional de las tortillas de papas.
    En casa le agregamos cebolla, pero muy poquita, solo para que se note un poco su sabor.

    Salud(os)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja Jose, la próxima vez que venga Woody, avisame, que lo sentamos a catar la tortilla, para ver qué le parece, una con cebolla y otra sin, y entre tanto que nos toque un solo de clarinete.
      Besotes y Salud(os).

      Eliminar
  7. Pero que buena está una buena tortilla de papas!! La tuya tiene una pinta estupenda, y la poesía me ha encantado, no sabía yo que tenías esas habilidades..... Un besote guapa.

    besosdecanelaymenta.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maribel, como si viese esta entrada cualquier poeta que se precie, seguro que me corre a gorrazos :):)
      Lo importante es que las tortillas estaban riquísimas.
      Besotes mi niña.

      Eliminar
  8. Pues la "tontura" como la llamas me ha encantado....jajaja, es buenísimo y las tortillas son preciosas. Un plato tradicional que me encanta, en casa no puede faltar al menos una vez a la semana. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapetón, las tortillas lo importante es que estaban ricas ricas, y que alguno de mis novatos haya aprendido a hacerlas.
      La tontura :) pues eso, una de las mías.
      Besotes mi niño.

      Eliminar
  9. Hola Nuria! Qué pinta!!
    Con esta Oda a la tortilla que nos traes, para hacerle alabanzas y destacar sus virtudes...que más puedo decirte yo...que es un manjar, que gusta a todos en casa y que como bien dices, caliente, templada, fría...al que la prueba le cambia incluso hasta el ánimo!! Es una de mis debilidades...
    Me gusta tu propuesta "mini" para animar a quien le tenga miedo a dar ese primer paso...aunque también viene bien para que nadie se pase...que en mi casa como te descuides...no te queda un pincho...!! Jiji
    Salu2 preciosa!!
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah Sonia ¿por qué crees que empecé a hacerlas pequeñas? para que cada una tuviera su "dueño" que estaba cansada de darme la vuelta y ver el plato vacio :) así no hay trampa.
      Y sí, así es mucho más fácil para el que empiza, de todas formas conozco a mucha gente que le tira para atrás hacer tortillas por el miedo a darle la vuelta, y siempre les digo que las hagan minis para perderlo.
      Besotes mi niña.

      Eliminar
  10. La tortilla de papas es la reina de la cocina española, por algo la llaman así también. No hay aperitivo, cena, celebración, picnic, que no la incluya en su menú. Una joya de nuestra gastronomia.Se merece el homenaje que le has hecho, Bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola gupetona, muchas gracias por tus comentarios, y sí es cierto que se presente como se presente, es una campeona, porque donde va triunfa.
      Besotes mi niña.

      Eliminar
  11. No me gusta este blog ya que no permite que uno copie la receta para tenerla archivada en la computadora!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo " Anónimo" me alegra que expreses tus pensamientos. Pero verás, aunque el blog es algo que se hacer por gusto, lleva un gran trabajo detrás. De este trabajo, hay personas que se aprovechan descaradamente, copiando fotos y texto. Y estoy cansada de este comportamiento y de que me avisen diciendo dónde tienen fotos mías, robadas, porque no tiene otro nombre.
      Y si en mi mano está, ponerlo un poco más difícl, y es evitando el copia-pega . . . . siento que a alguien le moleste, pero no pienso cambiar de momento, esta política del blog.
      Saludos cordiales.
      Por cierto, se puede guardar en el ordenador todas las páginas que visitas, y así tener a mano, las que más te interesen.

      Eliminar
  12. Hola Nuria, soy PABLO, un estudiante que vivo en otra ciudad durante el curso, lejos de la cocina de mi madre. Asi que los fines de semana que tengo más tiempo libre me gusta comer mejor que entre semana y uno de los platos que más echo de menos son las tortillas caseras.
    Gracias a tí, acabo de hacer mi primera tortilla y me ha salido buenísima
    Volverá a por más recetas.

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?