10 de octubre de 2016

Mermelada de Plátano & Chocolate


Algunas combinaciones son clásicas, lo sé. Pero atemporales por su exquisitez.

Como la mermelada de hoy, que la hago hace años, pero no la tenía publicada por lo sencilla que es. Y siempre me tengo que parar un poco, y pensar que al fin y al cabo éste blog no es más que un recordatorio de las cotidianas recetas de casa, y la suma de las que voy aprendiendo por el camino.

Gracias a una artesana de conservas a la que conocí hace años por cuestiones laborales, abrí la mente a unos sabores y combinaciones de frutas totalmente novedosas. Durante una época, donde estrechamos relaciones, me regalaba cada fin de semana botes y más botes de mermeladas, mojos, mostazas, chutneys y chucruts. No te imaginas lo encantados que estaban en casa y el despiporre de botes con tantos sabores diferentes que ocupaban mi nevera. Todavía recuerdo la visita de unos buenos amigos y lo felices que fueron esa semana, viendo el despliegue mermeladero cada mañana sobre las tostadas.



El sabor de hoy es uno de los que preparaba, y como no hay nada más socorrido que las mermeladas cuando tenemos fruta en exceso, este verano han caido unos cuantos botes con este gustillo tan apetecible.
Las plataneras de casa se pusieron todas de acuerdo, y la producción de plátanos se nos descontroló un poco. Además de congelarlos para hacer helado, tomarlos en batidos, comerlos con gofio, incluirlos en las macedonias y pelarlos para el postre, algo más había que hacer porque nos iban a salir los plátanos por las orejas.



1.300 grs de plátanos ( unos 18 ya pelados)
400 grs de azúcar
200 grs de chocolate al 70%
200 grs de zumo de naranja
50 grs de whisky

Mis mermeladas no guardan la proporción de azúcar al uso. Cada vez estoy más convencida que no todas las frutas necesitan la misma cantidad, y que hay que probar para adaptarla a nuestro gusto. Particularmente no me gustan las que están excesivamente dulces, donde prima este sabor sobre el de la fruta en cuestión. Por supuesto el punto de maduración es importante, y cuando utilizo fruta más madura, guardo parte del azúcar por si no tengo que utilizarla en su totalidad. Así que si eres una purista del 50% de fruta y 50% de azúcar, ya te digo que las mermeladas que encontrarás en mi blog, no son empalagosas, al no superar el 35%.

Aún así, te invito a que las pruebes, y después me cuentas ¿vale?




- Pelamos los plátanos y eliminamos los hilos. Puedes utilizar sin ningún problema todos los plátanos maduros que tengas por casa y estés aburrida de ver en el frutero. Y los blanduzcones y negruzcos, también.
- Los llevamos a un caldero y añadimos el azúcar, no hace falta trocear la fruta.

 - Añadimos el zumo de naranja y el whisky.


 - A fuego medio dejamos que cueza el conjunto una media hora. Movemos de vez en cuando para que no se agarre al fondo. Con la misma cuchara podemos ir partiendo los plátanos.
- Cuando la fruta esté blanda y el líquido haya reducido, pasamos la batidora y dejamos un puré fino.


 - Probamos de azúcar y si vemos que necesita algo más, lo añadimos al gusto (había reservado 100 grs).
- Añadimos el chocolate troceado.


- Movemos bien hasta ver que se ha disuelto completamente. Baja el fuego, porque las salpicaduras después de pasar la batidora, alcanzan más altura y te puedes quemar.
- Dejamos hacer la mermelada unos diez minutos más, moviendo de vez en cuando.


- Probamos el punto de cocción: en un plato frío, dejamos una cucharadita de mermelada y pasamos un dedo por el medio, si no se cierra el camino, quiere decir que está perfecta.


- Mientras la mermelada termina de hacerse, podemos ir esterilizando los botes a utilizar.
- Para ello pondremos un caldero profundo con agua y dejamos hervir los botes totalmente sumergidos durante quince minutos. Las tapas también.
- Los sacaremos con unas pinzas o  con ayuda de dos cucharas pero sin manipular el interior y los dejamos boca abajo sobre papel de cocina o un paño de algodón que no suelte pelusa.



 - Seguidamente, volcamos nuestra mermelada caliente en los botes esterilizados que tenemos preparados.


- Cerramos bien y damos la vuelta a los botes hasta que estén fríos para que se haga el vacío.


Y ya está lista . . . ala, a disfrutar.



  - Te dejo AQUÍ una explicación de andar por casa de cómo nacen los plátanos.
  - Con estas cantidades han salido cinco botes de mermelada.
  - Para esterilizar los botes: Además del sistema que te explico arriba, también puedes hacerlo en el lavavajillas. Y la tercera opción que he probado este verano y me ha gustado mucho, es llenarlos hasta la mitad de agua y dejarlos cuatro minutos a temperatura máxima en el microondas, después los pones boca abajo sobre papel absorbente hasta que estén secos. Cuando los saques del micro, el agua la vuelcas en un cuenco y ahí mismo depositas las tapas para que se esterilicen también. Ese método lo descubrí en el blog de mi querida Chus.
           
             

 Eso es todo por hoy, hasta la próxima entrada. Sean felices, o al menos, inténtenlo.
  Por supuesto, el plátano, de Canarias, faltaría más.


                 

28 comentarios:

  1. Ains madre si es que ya me has roto todos los esquemas por que no te tengo cerca que si no ya mismo te estaba dando un buen achuchon muchas gracias por la mencion ,me alegra te haya gustado la forma de esterilizar os frascos en el microondas yo no desde que la descubri no uso otra al igual que hacer el vacio de los tarros en el a mi eso de dejarlos boca a bajo me da un poco de yuyo desde que hace unos años se me estropearon un monton de tarros de salsa de tomate.
    En fin que no me enrollo mas que al final esto es un Quijote jajaja , me imagino como estara esa mermelada con los platanos de tu cosecha yo la hice un par de veces hace unos años cuando la vi en un blog ,no recuerdo ya como era la receta pero creo que no llevaba ni el zumo de naranja ni el coñac ,tengo una publicada con ron que esta muy rica tambien por si aun te quedan platanos y quieres hacer una poquita ,en fin que ya tengo escusa para volver hacer unos tarritos para mis desayunos por que anda que no me has tentado.
    En casa no dejaran de hacerte la ola entre la mermelada y los panecillos suecos disfrutan de unos desayunos de relujo, pena no estar mas cerca que si no me empadronaba en tu casa.
    Te ha quedado de relujo no lo siguiente y seguro estara de muerte relentisimaaaaa.
    Bicos mil y feliz semana potita mia.

    ResponderEliminar
  2. Mi niñaaaa , después de tanto tiempo desconectada y poniéndome al día con los blogs amigos , ya me tardaba de venir a verte y no podía haber encontrado mejor recibimiento jajaja....Menuda mermelada , me ha encantado . Suelo hacerla de plátano pero el agegado del chocolate nunca lo he puesto , me apetece mucho pribarla .
    Un abrazo guapura !

    ResponderEliminar
  3. Hola Nuria!!!
    Pero que maravilla de mermelada, me has dejado boquiabierta, desde luego esta combinación jamás la había visto, tiene que estar maravillosa, a cucharadas me la comería, desde luego eres una maravillosa cocinera, hay que ver como te queda todo, cuanto sabes de cocina, yo alucino, eres un crak y esta mermelada te quedo de diez....Besss

    ResponderEliminar
  4. Madre mía, como tiene que estar esta mermelada, para tomarla a cucharadas.

    ResponderEliminar
  5. Qué ricas!!! Y que maravilla poder salir y recoger plátanos directamente del árbol. No hay como la creatividad para aprovechar todo lo que tememos a mano, y eso a ti te sobra. Besotes guapa!!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Nuria!! Pues la receta será todo lo sencilla que quieras, pero para mi es todo un descubrimiento. ¡¡Y qué descubrimiento!! Pues te aseguro que pienso hacerla, aunque tenga que comprar un montón de plátanos y esperar pacientemente que se maduren, porque los que venden por aquí, están siempre más que verdes. Yo soy mucho de mermelada casera, porque como bien decías el otro día, me luce mucho regalarlas, casi más que comerlas. Así que tengo que prepararla antes de navidad, para poder regalar unos botecitos por esas fechas.
    Por cierto, la forma que siempre utilizo para esterilizar los botes, es esta: friego los botes de cristal y las tapas con un lavavajillas común y los enjuago bien, le sacudo el exceso de agua y los pongo en el horno precalentado(con las tapas, pero sin tapar, claro) 10 minutos a 100º C y ya están listos. Estarán secos y esterilizados por completo. Si no los voy a utilizar en el momento los dejo dentro del horno, pero normalmente empiezo a esterilizarlos cuando ya veo que la mermelada está casi y así seguidamente envaso, eso sí, con un trapito para no quemarme. Para mi es la forma más rápida y que menos faena tiene. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Pues yo te agradezco muchísimo que hayas decidido publicarlo porque madre mia!!! Vaya recetón!! No conocía esta mermelada pero con lo bien que casan los ingredientes, tiene que estar tremenda. Beditos guapas

    ResponderEliminar
  8. Nuria la combinación plátano y chocolate es un triunfo seguro pero a mí jamás se ma había ocurrido hacer una mermelada con ambos. Es más, ni siquiera se me había ocurrido hacer una mermelada de plátanos ¡me ha parecido de lo más original! Ni cuando estuvimos de vacaciones en Tenerife la vi, que igual en las islas es algo de lo más común.

    Ya me gustaría a mí tener una platanera en casa.Con lo que nos gustan a mi marido y a mí, y a la pequeña Lara que ya apunta maneras con esta fruta nos ahorraríamos un buen dinerito.

    Ni qué decirte tengo que me ha encantado la receta ¡esto tiene que estar de muerte! A ver si encontrase plátanos a buen precio ¡de Canarias por supuesto que no quiero otros! y la preparo

    Por cierto, yo tampoco soy partidaria de la proporción clasista de azúcar para las mermeladas. La calculo un poco a ojo, en función del dulzor y la madurez de la fruta y hasta ahora siempre me ha ido bien y la mayor parte de las veces hago la proporción 1/3 del peso de la fruta. Lo que implica es tener que mantener la fruta más tiempo al fuego hasta que espesa y por tanto estar más pendiente y más tiempo moviéndola para que no se queme.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. ¡Vaya mermelada! Ni por asomo pensé que podría venir ya el plátano con el chocolate en un mismo envase. Ésto sí que raya en lo magnífico. Me voy asombrada Nuria Eme. Graciassssssss. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Nuria, hija mía, que suerte tienes de tener esa cantidad ingente de plátanos, aquí en la península los plátanos de Canarias, nos lo venden a precio de oro, así que a menos que vaya al Mercadona a última hora del sábado a pillar las ofertas, ja, ja, ja... me tengo que conformar comprando bananas, más baratas, que están ricas pero sin comparación.
    Lástima que no estemos más cerquita porque en casa son kilos y kilos los que compramos, bueno mis padres si no son de Canarias, no los quieren y es que tiene un radar en el paladar, no hay manera de "engañarlos", ja, ja, ja...
    Tu mermelada es auténticamente innovadora para mí, nunca he visto una con chocolate, a ver si es que me estoy quedando obsoleta, porque cada día descubro cosas nuevas, a pesar de mis años, que no son pocos, ¿o sí? ja, ja, ja...
    Yo te hago caso, para eso eres mi enciclopedia culinaria, y en esto de las mermeladas ya te conté hace días, que yo siempre utilizo la receta de la Marquesa de Parabere, cuya proporción es 50/50, y la verdad que con tanta azúcar hasta miedo me da hacerlas ya.
    Y lo mejor de todo, es que no la haces con la timomil (como diría nuestra querida Rulitos, por cierto ¿sabes algo de ella?, está desaparecida), es una alegría porque cuando veo tantas blogueras que hacen uso de ella, entonces si que me siento desfasada, pero no, como dijo la O'Hara, nunca, nunca volveré a pasar..., ¡basta Concha que estás desvariando!, ja, ja, ja...
    ¡Ayomá!
    Besos guapísima, nos vemos.

    ResponderEliminar
  11. Pero bueno Nuria, esto si que no se me habria ocurrido nunca, mermelada con chocolate..., que buena no?????, jajjajaj, tengo que probarla¡¡¡¡¡¡¡, tomo nota yaaaa, besotes

    ResponderEliminar
  12. No sabes la envidia sana que te tengo hay si yo hubiese una platanera en casa, me encantan claro que el clima de ahí no es el de aqui, asi que tendre que comformarme comprandolos, me encantan y por su puesto si no son canarios en mi casa no entran.
    Tiene muy buena pinta esa mermelada sabes!! Yo como tu, a mi tampoco me gusta muy dulce así que la tuya me encantaría.
    Besotes

    ResponderEliminar
  13. Por favor no me imagino nada más rico, es lo que mejor que se puede untar sobre el pan y sobre nada, simplemente comerla a cucharaditas pequeñas para saborearla al máximo. Un placer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Querida me has dejado con la boca abierta, qué recetón!! La combinación de plátano y chocolate me vuelve loca pero ya en mermelada debe ser la repanocha, que delicia has preparado chiquilla. Besinosssss

    ResponderEliminar
  15. Buenas noches Nuria. Sí que has hecho muy bien en publicarla. No puedo comer plátanos, pero reconozco que todo lo que lleva chocolate, me provoca un mono rápido y fuerte. Estoy segura de que me gustaría mucho y como sabes, yo también soy de mermeladas caseras y poco dulces.
    Recuerdo que tengo una publicada de manzana y chocolate.
    Gracias por compartir la información sobre los plátanos.
    Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  16. Hola, vaya mermelada!! Estaba esperando a que la publicaras pues me dijiste que la habías hecho y me llamó mucho la atención. Yo he hecho de naranja con chocolate y nueces, ya la verás.Ésta debe ser un manjar y claro, con esos plátanos tuyos el sabor será espectacular, pues por aquí , a veces, se comparan unos plátanos que no saben a nada... Bueno, que me llevo un tarrito de estos, tan monos que entre la mermelada y ese pan no voy a poder dormir esta noche, jajajaja!! Un beso guapísima!!!

    ResponderEliminar
  17. Hola Nuria
    Qué envidia me dás!!! Con lo que me gustan a mí los plátanos, qué feliz sería si tuviera
    mis plataneras...
    De la mermelada, qué decirte, me he quedado boquiabierta, nunca imaginé una mermelada con chocolate, pero viendo como la has hecho no dudo que esté rica, al contrario, creo que me la comería a cucharadas así sola ;)
    Un beso guapísima


    ResponderEliminar
  18. Buenos días Nuria, me parece una auténtica joya esta mermelada, vaya dos pedazos de ingredientes tan bien combinados y ese toque magistral del whisky, ahí es ná. En casa solemos comprar muchos plátanos (de Canarias por supuesto) y más de cuatro veces se echan a perder y tampoco puedo estar haciendo bizcochos cada dos por tres, así que hago acopio e intentaré hacer esta delicia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Hola Nuria¡¡
    Desde ya te digo que no la he probado nunca, la verdad es que las mermeladas combinadas no se ven o que yo no me fijo mucho. He de decir que esta combinación tiene que estar deliciosa porque de por si el platono con cocholate esta muy rico, yo lo combino a lo bestia, bocado de platano mojado en chocolate fundido, jeje, jamas se me habría ocurrido hacer mermelada, pero ya me he guardado tu receta, la tengo que probar, no solo por las tostadas, es que para relleno de dulces tiene que quedar fabulosa, una idea genial y muy rica.
    Ehhh, no tienes escusa Nuria lo ienes envasado al vacio, jeje, te he pillado, jeje.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  20. En dos palabras IMPRE-SIONANTE

    Tengo que reconocer que una vez hice esta mermelada y no me terminó de convencer, porque para mí gusto me empalagó muchísimo, también puede ser que yo me pasara con el azúcar, vete tu a saber, jajajaja.

    La cosa está en que en estos momentos estoy a dieta y no puedo ni "oler" estas cosas, porque seguro que con solo olerlas me engordan, así que me conformaré con ver esta mermelada en tu blog y ya si eso que engordes tú jaja jajaja.

    Besazos lindura !!!

    ResponderEliminar
  21. Hola Núria, me quedo sin palabras, cuando he visto plátano y chocolate, ya me ha gustado de entrada sin más.
    Esta mermelada ten por seguro que la probará, ya se que tengo mucho pendientes pero me quedo con ella. Que buena es poco.... lo siguiente!! un besote :)

    ResponderEliminar
  22. Tengo mermeladas en la despensa ¡¡si se sabe!! de todos los sabores, pero nunca la hice de chocolate y plátano y tiene que ser deliciosa. No me la pierdo porque el aspecto no puede ser más tentador :-)
    Gracias Nuria, por tu bienvenida. Cuesta reincorporarse, pero con compañías como la tuya, es más llevadero y agradable.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  23. No la he probado nunca y mira que me gusta la combinación. Una delicia!
    Un abrazo
    Clara

    ResponderEliminar
  24. Tú estarás harta de comerla pero te prometo que yo jamás la he probado, y como comprenderás tendré que ponerle solución,no? Por cierto soy de las de dulce, dulce, a mi el 50 de azúcar sin problemas, que ya la vida es suficientemente amarga... Bueno, en esta no sabría decirte porque los plátanos ya son dulces y el chocolate mucho más, así que veremos, ya te contaré. Serás la culpable de que mande mi dieta a tomar por el saco, que lo sepas, jajaja
    Un beso corazón

    ResponderEliminar
  25. Hola preciosa!! como me alegro de estar de vuelta, menudo recibimiento ;). Yo también hice acopio de mermeladas en la despensa. De chocolate y plátano nunca se me hubiera ocurrido y menuda pintaza tiene. Lo que me encandila son esos preciosos paños.
    Un biquiño grande

    ResponderEliminar
  26. Nuria que bueno venir a verte a manera virtual!!, esta mermelada de banano con chocolate, naranja y whisky me llama muchoooooo, siempre como bananos, casi todos los dias cuando hago ejercicio, para evitar los calambres a veces se maduran y llegan a estar en un punto incomible de lo dulces que se ponen. Entonces viene algún bizcocho de banano con canela.. pero confieso que nunca he intentado hacer mermelada y menos con estos ingredientes que claramente combinan maravillosamente, por lo que si la llego a hacer pronto, no dudaré en contarte. Muy rica receta, me encanta!!!
    Un beso y de seguro regreso, que el ritmo es a mil y hay tantas delicias por visitar cada día, pero estaré atenta porque me fascinan tus recetas,
    feliz semana!!

    ResponderEliminar
  27. Qué alegría ver tu comentario en el blog querida Nuria, por supuesto que me he venido volando a saludarte y ver en que andas, este mermelada es una maravilla! Un beso enorme

    ResponderEliminar
  28. Qué pasada, si que es verdad que tal combinación la puedes usar luego como recurso para hornear cosas o para hacer helados o para desayunar, me encanta! Cuando estuve en Francia había una tienda de estas gourmet llena de mermeladas de combinaciones de este tipo, me acuerdo que quería comprarlas todas pero era cara, tenían frutas con especias, con hierbas aromáticas, verduras con frutas, frutas con chocolate... una pasada! Me encanta, y a mi hermano le encantaría probarla :P

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?