4 de noviembre de 2013

Cardos en salsa.

                            

Este año sólo he conseguido comprar cardos frescos en una ocasión, así que he tenido que optar por comprarlos envasados si quería repetir esta receta que tanto me gusta.
Tengo que reconocer que si eliges una marca de calidad, ya tienes la mitad del éxito asegurado.
          

Es de estos platos de toda la vida, bien conocidos desde los tiempos de mi abuela. Y por los ingredientes, estoy segura que debió ser al principio de puro aprovechamiento.
 Quien de verdad los guisa para quitar el hipo, es mi madre. Así que yo me he limitado a hacer solamente las fotos en esta ocasión. Pero no me avisó a tiempo, y mira que le advertí que tenía que ser desde el principio, pero me dijo entre risas, que con los nervios escénicos, se le olvidó.
 En fin mamá, te perdono, porque me has hecho disfrutar como una enana, pero para la próxima quiero hacer el paso a paso.
          

No a todo el mundo le gusta esta verdura, y para muchos es una gran desconocida, pero si tenéis ocasión de probarlos, os aseguro que formará parte de vuestra compra habitual y de vuestros platos gourmets, porque es una delicia.


Lo podéis servir como tapa, plato único acompañado de un huevo cuajado, o como acompañante de carne o pescado, es así de versátil.

Y ahora vamos a por los ingredientes.

NECESITAREMOS   (para cuatro personas)

          


CÓMO LOS HAREMOS:

  • Si son cardos naturales, les quitamos los hilos, troceamos y cocemos.
  • Si son cardos de bote, eliminamos el agua, los lavamos y dejamos escurrir.
  • Ponemos una olla de barro con el fondo cubierto de aceite, añadimos los tomates triturados y dejamos rehogar un poco.
  • Añadimos el diente de ajo, el comino, la sal y el pimentón.
  • En una sartén freímos el pan, el aceite no debe estar muy caliente, no queremos el pan muy oscuro, estropearía la salsa.
                 
  • Añadimos los cardos a la salsa del tomate y rehogamos a fuego muy bajo.
  • En el vaso de la batidora, ponemos 3 rebanadas de pan, y añadimos agua hasta cubrirlas, si los cardos son naturales, el agua será la de la cocción de éstos.
  • Batimos y añadimos a la olla donde se están haciendo los cardos, mover con cuidado y seguir a fuego bajo.
  • En un plato, mojamos la última rebanada de pan y la aplastamos con el tenedor, la añadimos al resto del guiso.

Los cardos son las pencas de las alcachofas y el plato queda igualmente rico con las pencas de las acelgas.                
Si lo hacemos la víspera está más bueno.
Antes de llevar a la mesa, se puede cuajar un huevo por comensal en la misma olla.

El secreto de que salga tan bueno, según mi madre, es que se haga a fuego muy lento y en olla de barro, y yo me lo creo.

                          Y eso es todo, una verdadera delicia, que deberíais probar.

    33 comentarios:

    1. Nunca he comido cardos.....tu post de hoy tiene una pinta buenísima.

      ResponderEliminar
    2. No compro esta verdura nunca porque no se muy bien como cocinarla. Me encanta que nos hayas preparado esta salsa, que seguro estará buenísima, para acompañar estos cardos que voy a probar gracias a tí porque los pienso hacer con tu receta.
      Un beso.

      ResponderEliminar
    3. Nuria, me encantan estas salsas de cazuela de barro y majadito, esta´n para mojar pan y si las culminas con un huevo cuajado te chupas los dedos. Y estos son de campo , que menuda yema que tienen!!. Felicita a tu madre, aunque seguro que ya les has plantao dos buenos besos.

      Un besote enorme.

      Con mil sabores.

      ResponderEliminar
    4. Pues talmente de acuerdo contigo Nuria, delicioso es poco. El cardo a pesar de gustarme es algo que no suelo cocinar mucho, pero por la zona de Cádiz es muy apreciado y cocinan varios platos con él que son una auténtica maravilla, como ésta que hoy ha preparado tu madre, que tiene todo el arte (lo de los nervios escénicos me ha encantao...jajaja), así que felicitala de mi parte y no dudes que la próxima vez que caigan cardos en mi poder, los haré así en honor a vosotras. Un beso y feliz semana.

      ResponderEliminar
    5. vaya platazo de cardos, desde luego que tu madre lo borda, se ven riquisimos. En casa poco comemos los cardos, al verdad, y es que no se por qué, es algo que cuando tastamos nos encanta!, pues ala, a ponerse las pilas!
      Besos y feliz semana
      Silvia

      ResponderEliminar
    6. Me encantan los cardos pero así nunca los habia probado Nuria..Con tu permiso tomo nota!1 :)
      Besazo enorme y feliz semana

      ResponderEliminar
    7. Yo soy de las que nunca ha probado los cardos, ni siquiera sabía que son la penca de la alcachofa, (nunca te acostarás sin saber una cosa más), así que con lo que me gusta a mí la alcachofa, seguro que la penca me encanta, si consigo encontrarlos, los pruebo, tienen una pinta tremenda, tu mami si que sabe.... y es que no hay nada como un chup chup a fuego lento. Besitos a ti y a tu madre.

      besosdecanelaymenta

      ResponderEliminar
    8. Es un plato que me gusta mucho pero que se me olvida hacer, no se porqué. Gracias por recordarmelo, es una recetas muy rica. Bs.
      Julia y sus recetas.

      ResponderEliminar
    9. Un plato calentito para estos dias fresquitos y que no falte el pan jajaja, Un abrazo

      ResponderEliminar
    10. Me has hecho pensar y creo que nunca los he probado; desde luego cocinarlos, fijo que no. Pero tal y como nos has explicado me han entrado unas ganas locas de probarlos (con los de conserva, porque frescos no los he visto) y hacer tu receta.

      Un beso

      ResponderEliminar
    11. Desde que vivo aquí no he comido cardos, cuando vivía en el norte si porque allí se comen mucho. Mucha gracia, la verdad, no me hacían pero es verdad que no los he comido como los prepara tu madre, que seguro que me encantarían. Pero vamos, para una vez que no cocinas y no estás ahí dale que te pego a las fotos?? no tienes perdón, jajaja.
      A mi los niños de halloween no me tiraron huevos, jajaja, qué pasa con los niños de Canarias, madre de Dios! Yo solo desconecto el telefonillo y me echo unas risas mientras le oigo darle con todas sus fuerzas al timbre, jajaja, para bruja yo, no me hace falta ni disfrazarme.
      Un beso gordo niña, y otro a tu madre por esa pedazo de receta!!

      ResponderEliminar
    12. Hola preciosa, ya me gsutaria a mi probar esos cardos, por aqui no los veo, tan solo en conserva y aun asi me gustan, asi que frescos tienen que estar de muerte, bicos

      ResponderEliminar
    13. Que guisito tan rico, me encanta el cardo, queda muy rico.
      Besos. Lola

      ResponderEliminar
    14. Felicita a tu madre por la receta, que tiene una pinta bárbara.
      Por aquí no hay tradición de comerlos, y sólo se encuentran en conserva o congelados, los he preparados poco y siempre con almendras, así que tomo buena nota, que tengo un paquete en el congelador, aunque no me quedarán tan buenos, me falta su mano y no tengo cazuela de barro, las moderneces de la inducción, es lo que tiene :(
      Un besazo!

      ResponderEliminar
    15. Si es que las madres......yo por mas que intento imitar a la mia no lo consiguen, esa mano que tiene con la comida es que no es normal!!!

      Mi madre los preparaba mucho, así que le voy a decir que me los prepare ella de nuevo, jajaajaj (que floja soy....)

      Me encanta el plato de hoy una delicia!!!

      Besazos!!!

      ResponderEliminar
    16. Me lo creo, me lo creo....todo eso de que está que quita el hipo....pero si algún día fuera (o fuese) a tu casa.....ni se te ocurra ponerme esto.....que yo me lo creo y me creo a pies juntillas que le salga de muerte a tu madre...amos! que casi te diría que mi parte se lo dieras a los niños del "truco o trato", o se lo lanzaras si llegara el caso......que te juro que me lo creo jajajaja, pero la verdurita te la quedas tú....o mejor aún...amos a dársela a la Núria....que está pasando una jambre la condená....con lo de la dieta.....yo me mojo el pan en ese tomate que tiene muy buena pinta, pero la verdurita pa'ella si eso.....

      Besosssss

      PD que me lo creo que está bueno...te lo juro jajajajaja

      ResponderEliminar
    17. Que maravilla de receta! Me encanta el cardo y así guisado y con el huevo escalfado tiene que estar buenísimo. Me recuerda a un guisito con espárragos trigueros que preparaban mi madre y mi abuela y que ahora hago yo
      Bss y gracias por compartir esta delicia y sobre todo a tu madre
      Bss
      Patricia

      ResponderEliminar
    18. Anda leches,!!! ¿que le ha pasao al paparazzi, jajaja, ta ha hecho un buen quiebro señorita Nuria..!!! jajja, es la primera vez que veo esta forma de hacer los cardos, aquí le arreamos más a las pencas pero solo para los guisotes de alubias y el puchero, pero con el tomatito y en esas cazuelitas de barro me lo has vendido bien vendido, me lo apuntaré en recetas de invierno, que ya mismo lo tengo encima...no veas que fresquito empieza a hacer por aqui

      BESITOS A LAS DOS...

      ResponderEliminar
    19. jejejej de mi parte le das un fuertisimo abrazo a tu madre.... mira si me gusta el cardo, que lo tengo sembrado, con lo que ocupa, jejeej desde luego que para mí, la odisea es a la hora de limpiarlos, pela que te pela, a cada trozo que cortas alaaaaaaaa mas hilos, así hasta terminar, pero no creas que eso es todo, noooooo, ahora mírate las manos, jejejej negrassssss, se te quedan mas negras que para qué si no se te a ocurrido ponerte guantes, jajajaja, pero el sabor y la textura tan crujiente y fresca, eso no lo tienen los comprados de bote, jejejejej. perdonnnnnnnnnnnn, va a parecer que todo en el cardo es malo: NO SEÑOR@S, ESTA BUENISIMO, INCLUSO CRUDO CON UN TROZO DE PAN, JEJEJEJEJ Animaros y lo hacéis, veréis que aunque receta de pobres, bien podría estar en los banquetes de los reyes. buenísima receta. un besazo. muakkkkkkkkkkkkkk

      ResponderEliminar
    20. Que plato más rico, yo preparo mucho los cardos con garbanzos pero me has dado una idea genial para probarlos de otra forma. Felicita a tu madre por ser tan buena cocinera, besos

      ResponderEliminar
    21. Hum.... !!!!!!!! Qué ricura, Núria !! Me encantan esos platos que vienen con historias de familia por detrás. No tengo dudas de que este plato de manos de tu mamá debe ser excelente.
      Voy a tener que leer acerca de los cardos. Para nosotros cardo es una flor silvestre y vos me decís que es el tallo de las alcachofas/alcauciles !! Qué sorpresa me llevé. Pensar que esta a punto de terminar la temporada de alcauciles y yo recién me entero de este plato ahora ... En fin ... la próxima seguro que no se me escapa. Besos ambas.

      ResponderEliminar
    22. Me gusta tu forma de hacer los cardos, yo no los uso mucho, mi familia no quiere ni verlos, yo los en comido en guisos que es donde los solía poner mi madre, a mi no me disgusta esta verdura. En esta receta seguro que están más sabrosos, tiene muy buena pinta con ese huevo en medio, fantástica receta. Un besazo guapa.

      ResponderEliminar
    23. hola guapaaaaaaaaaaa pues nunca he probado cardos pero nunca es tarde si la dicha es buena dicen no? jajaa, tienen una pinta esas cazuelitas que me animaba ahora mismo a comerme una, un besin

      ResponderEliminar
    24. Pues en mi casa los cardos eran una verdura habitual. De bote no me gustan. Lo que dice PIlar es verdad, cuestan de limpiar pero vale la pena. Bien por tu madre. La receta me encanta y la haré para mí solita porque la puedo tomar y estoy segura de qu eme va a gustar mucho.
      En casa se usan en el cocido, con tomate frito y ajos, en un guiso con costillas.
      Ya te cuento qué tal me salen. Un besote grande

      ResponderEliminar
    25. Mi querida amiga, ya veo de donde vienen tus dotes maravillosos en la cocina, de esa preciosa madre, que ademas de guapa, tiene unas manos benditas, que maravilla de plato, y como tiene que estar, con esa salsica que se ve divina, nunca he probado los cardos asi de elaborados, pero es como bien dices para disfrutar de el, por que se ve un manjar, Bueno cielo, un abrazo enorme para ti, y otro para esa preciosa madre que tienes que es todo un lujo.

      ResponderEliminar
    26. Así me gusta "de tal palo..." y cierto es que platos como los de las madres..na de na, ya sea cardo o caldo...da lo mismo, le ponen tanto cariño a sus guisos que cualquier cosa le sale divina... Así que esta vez Reina Guanche los elogios son para la cocinera y para ti unos poquitos por las fotos...y por ser vos quien sois.
      Un bico enorme

      ResponderEliminar
    27. Que arte tiene tu madre jajjaja con sus nervios y todo jajjajajaj
      Yo no soy de cardos pero os doy la razón en varias cosas, buenas marcas, éxito asegurado y la salsa, me parece buenísima.
      Besazos.

      ResponderEliminar
    28. Que pintaza tienen estas cazuelas de cardos! Me podria comer una barra de pan entera con este plato tuyo! Una verdadera pasada. Un besote!

      ResponderEliminar
    29. Hola Nuria!! Llego tarde a ver estos cardos, pero que sepas que les tenia el ojo puesto desde hace unos dias y no me olvidaba de ellos!! Felicita a tu madre de mi parte que desde luego con la pintaza que tienen se le perdona que con los nervios escenicos no hiciese el reportaje fotografico jjaaj valla tela, con la niña!! pensará ella!! jajajaja
      Los cardos me gustan muchísimo y como bien dices son desconocidos para muchas personas, y dificiles de encontrar frescos, suelo comprarlos envasados y si son buenos, como bien dices, quedan genial, lo que no sabía es que son la penca de la alcachofa, si, lo confieso!! ains que pena me doy jajajja pero archivado queda el dato, y la otra opción con pencas de alcachofa tampoo la descarto...así que como casi todo lo de tu cocina, me lo llevo, que me recuerda a platos de la infancia (mi madre nos tenia muy bien educados, en lo que a comida se refiere, y nos comiamos unos pistos, y unos platos así en cazuelitas con huevo...que pa que te voy a contar) así que lo único que temo es el pan que pide!! me ataré una mano para no coger pan!! jajajaj
      salu2 preciosa, una entrada que me a gustado muchisimo y me ha recordado muchas cosas buenas!!
      cocinandovoyrecetandovengo.

      ResponderEliminar
    30. Hace ya algunos años cuando vivía en Vitoria, teníamos un huerto donde se sembraban los cardos y cuando ya estaban altos se tapaban con papel para que creciesen blancos, lo pesado era limpiarlos para quitar las hebras, pero luego el resultado era unos ricos cardos con almendras y jamón que era un plato se lujo y que mucha gente lo come en Navidad.
      Hora que vivo en Jerez cuando quiero cocinar este plato los compro de bote, aunque de buena calidad, pues aunque por aquí se venden los cardos frescos, no tienen nada que ver con las pencas blancas y grandes que sacábamos del huerto.
      Felicita a tú madre por el plato, pues aunque nunca los he comido así, estoy segura que deben estar riquísimos.
      Un besazo

      ResponderEliminar
    31. Pedazo de receta tan rica que te has marcado, y con unas fotos increibles. A mi me encanta la verdura, así que esta receta me la guardo, que seguro que cae. Un beso guapa.

      ResponderEliminar
    32. Me viene fenomenal esta receta para mi dieta! me puntúa casi nada.Sólo compré una vez los cardos de bote, no recuerdo la marca así que espero que tu me recomiendes una buena, porque esto será sólo para mí y no quiero que se pierda por no acertar con el producto, tu me lo dices por aquí o por donde quieras, guapa... me estoy poniendo las botas con unas y otras cositas... ñammm

      ResponderEliminar


    ¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
    Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
    Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?