24 de septiembre de 2012

Pimientos rojos en conserva.

            
Este fin de semana me he dedicado a hacer algunas conservas, entre ellas las de pimiento rojo.
Es un básico para tener en la despensa, ya que un día de prisas podemos sacarlos y tenemos un plato de lo más apetitoso en un periquete. Igual nos lo podemos comer en aliño frío como refritos con un ajo, o de acompañante a una carne a la plancha o un pescado al horno....imaginación que no falte.
Ahora están en su mejor momento, tienen mucha carne y aprovecho donde los vea a buen precio para hacer acopio de ellos.
En casa siempre se hicieron, y después en invierno se iban sacando con mimo, como el que saca un tesoro, y ciertamente lo eran, aunque cuando una es chinija no  se aprecian estos manjares.
Vamos con la receta.
Necesitaremos: No pongo cantidades porque depende de la cantidad que nos interese.


  • Pimientos rojos.
  • Aceite de oliva.
  • Botes esterilizados.
Como hacerlos:


  • Ponemos los pimientos enteros pero sin el rabo y sin pepitas en la bandeja del horno con fuego arriba y abajo.
  • Le damos con una brocha o con las manos por toda la superficie con un poco de aceite de oliva.
           

  • Los dejamos asar durante unos cuarenta y cinco minutos más o menos a 200º. Pincharemos, y cuando los veamos tiernos los sacamos.
  • Los tapamos y los dejamos sudar un rato, hasta que estén templados o fríos. De esta forma podremos pelarlos facilmente.
 

  • Los vamos pelando y los dejamos enteros, no hace falta trocearlos, vamos reservando también el líquido que van soltando.
   

  • Esterilizamos los botes y las tapaderas durante media hora, los botes los escurrimos boca abajo pero sin tocar su interior. Las tapaderas también las dejamos secar boca abajo, yo pongo todo sobre papel de cocina.
  • Introduzco un dedo de aceite en el fondo de cada bote, y empiezo a rellenar con los pimientos, apretando, para intentar que quede la menor cantidad de aire posible.
  • Cuando esté el bote casi lleno, entonces incorporamos líquido de los pimientos y por último aceite de oliva para terminar de cubrir.
  • Movemos un poco el bote y lo tapamos, si lo hago de noche, lo dejo hasta el día siguiente por la mañana para que se acomoden bien.
  • A la mañana siguiente veo si necesitan que le añada un poco más de aceite, los pimientos tienen que quedar totalmente sumergidos y mientras se acomodaban puede haber bajado el nivel de aceite.
  • Si es así,  rellenamos y tapamos.
  • En una olla bien profunda, ponemos un trapo en el fondo y llenamos de agua, acomodamos los botes, que queden bien cubiertos pero que el agua no llegue a la tapa.
  • Los dejamos cocer diez minutos, más tiempo haría que la carne del pimiento se haga demasiado.
  • Dejamos templar dentro de la olla, sacamos, etiquetamos y listos para guardar en un sitio libre de luz y cambios de temperaturas.
  • Consumir antes del año, en casa siempre se gastan en unos meses.

  Que aproveche!!!                           
  

14 comentarios:

  1. Hola Nuria, fíjate que suelo tener pimientos rojos en conserva, pero éste verano se ha pasado sin que los haya hecho y eso que siempre vienen fenomenal para lo que comentas. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose, que todavía estás a tiempo.
      Un besote mi niño.

      Eliminar
  2. Hola Nuria. en mi casa siempre se han hecho las conservas caseras de todo lo posible del huerto y eso nos ha alimentado (somos nueve hijos) durante los meses de invierno. anda que no saben ricos verdad? un beso y gracias por tu comentario en mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar, madre mía pues para tanta gente no me imagino la cantidad de botes que habría que hacer para conservas. Pero claro, teniendo huerto es que además de más ricos es que se produce una barbaridad. Tienes un blog fantástico.
      Un besote mi niña.

      Eliminar
  3. Ellerinize sağlık, çok leziz ve iştah açıcı görünüyor.

    Saygılar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fuat Gencal, espero decirtelo bien:Teşekkürler.

      Saygilar.

      Eliminar
  4. HOLA NURIA, UNA RECETA MUY NECESARIA, NO LA TENÍA Y TE AGRADEZCO, PUES SIEMPRE COMPRO MIS PIMIENTOS YA EN BOTE, ESTA TEMPORADA LOS HARÉ YO MISMA. BESITOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pam, qué gusto verte de nuevo, la verdad es que merece la pena, todo lo casero siempre sabe mejor.
      Besotes.

      Eliminar
  5. Me encanta combinar los pimientos con un buen trozo de pan!! Y que mejor que tenerlos en conservas.

    Besis
    Eva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Eva, si es que lo pimientos le van bien a tantas cosas. Mi hijo ayer se hizo un sandwich con atún en conserva casero y estos pimientos, que yo creo que todavía se está relamiendo el tío.
      Besotes.

      Eliminar
  6. Nuria que buenísimos los pimientos estos, a nosotros nos encantan. Te han quedado estupendos.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Inma, anda que unos pepitos de los tuyos rellenos de atún y pimientos no tienen que estar ricos.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Que trabajadora los fines de semana con la cocina. Me gusta mucho esta receta, el problema es que no tengo espacio para almacenar, le diré a mi madre que me los guarde!! pero hay que hacer antes de que se pongan más caros. Con ajo también quedarán ricos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena no aprovechar los precios de algunos productos y hacerlos conservas, también estuve haciendo atún, ocho kilos pesaba el tío, un campeón. Y no te me quiero imaginar cuando saque este invierno un bote de atún y otro de pimientos para hacer un aliño.....qué lujazo.
      Tienes razón, con el ajo quedan buenísimos, pero en casa no gusta a todos, así que muchas veces me limito a lo que gusta a la gran mayoría.
      Un besote mi niña.

      Eliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?