13 de junio de 2012

Gazpacho


       Aunque la base sea la misma, creo que pueden existir tantas variantes como personas que hacen esta receta. Una de las  gracias de esta sopa, es que nunca sabe igual, depende de donde la pruebes, cada casa, cada restaurante tiene su forma de hacerlo.
      A todos nos habrá pasado el haber probado alguno que no había forma de digerirlo. Recuerdo hace años, un amigo de la familia, presumía que el suyo era buenísimo. Tanto insistió que un fín de semana le dijimos que nos lo hiciese. Madre mía, yo creo que si el conde Drácula volviese a hacer rondas nocturnas, nosotros nos librábamos seguro.    
       Además de estar bastante aguado, el ajo era el ingrediente predominante. Vamos, un horror. Así que cuando alguien presume ahora de hacer el mejor gazpacho del mundo,me acuerdo de aquella ocasión y de si no le pasará lo mismo.
      Mi madre siempre ha hecho un gazpacho riquísimo, el mío también me gusta mucho, pero si pruebas uno y otro, son diferentes. Lo que yo decía, nunca sabe igual.
     Creo que el secreto está en encontrar una cantidad armónica para todos los ingredientes, sin que sobresalga ninguno, sin que ninguno destaque, aunque podamos adivinar sus componentes cuando lo probamos. Y por supuesto unos buenos tomates, maduros, rojos y en su punto.
      Esta sopa fría es perfecta cuando empieza el calor, llegar de la calle y sentarte delante de un plato bien fresquito es una delicia. Nos soluciona el primer plato, y además aporta muchas vitaminas al llevar verduras y hortalizas.
      En casa nos encanta, tanto lo tomamos en cuenco con guarnición como bebido acompañando a la comida. Hoy hago el primero de la temporada, así que abierta la veda del gazpacho en casa.
Espero que lo probéis y que lo disfruteis tanto como nosotros.

Necesitaremos:
  • 1 kilo de tomate maduros.
  • Un trozo de pan, mejor de un día anterior.
  • 1/2 pepino (200 grs).
  • 1/2 diente de ajo sin el corazón, ya sabéis que dicen que así no se repite.
  • 1 pimiento rojo grande, de esta forma nos aseguramos que se nos quede un color precioso de gazpacho, y este tipo de pimientos le resta acidez al tomate.
  • Sal Marina.
  • Agua. La cantidad depende del gusto, yo recomiendo añadir un vaso al principio e ir añadiendo según vayamos viendo la textura. Habrá quien lo quiera para beber y otros en cambio les gustará más tomarlo con cuchara y su guarnición, como en mi caso.
  • 100 cc  aceite de oliva,yo lo pongo suave para que no sobresalga sobre el resto de los sabores,pues a los niños no les suele gustar.
  • Vinagre.Cada uno en su plato o vaso a la hora de tomarlo le añade la cantidad que más le guste.
Cómo hacerlo:
  • El pan lo ponemos en remojo para que ablande, mejor que el pan sea del día anterior.
  • Troceamos todos los ingredientes y los vamos pasando al vaso de la batidora. Los tomates no hace falta pelarlos.
  • Vamos pasando el líquido resultante a una olla, donde habremos puesto un colador fino, de esta forma eliminamos todas las pieles y pepitas, se nos quedará un líquido limpio de  molestas pieles. Yo me ayudo con un cucharón de cocina para exprimirlo  al máximo.
  • Cuando ya tenemos todo batido, lavamos el vaso de la batidora y ponemos de nuevo  un poco de gazpacho dentro. Añadiremos el aceite y la sal. No se lo hemos añadido antes, porque no teniamos colado el gazpacho, y sería desperdiciar el aceite virgen.
  • Veremos que la mezcla se torna un poco anaranjada, perfecto. Esto lo haremos a velocidad baja, para que no se nos airee el gazpacho tanto, se nos quedaría como espumoso.
  • Ahora sacamos el contenido del vaso y lo añadimos al gazpacho que teniamos en la olla, movemos bien para que se mezcle todo.
  • Listo para llevarlo a la nevera.
  • Yo lo pongo siempre en una olla en vez de una fuente de cristal o de plástico,pues éste se enfría bastante, que es lo que buscamos con el gazpacho. Ya a la hora de sacarlo a la mesa, lo ponemos en otro recipiente más apropiado para presentarlo, o en jarra si vamos a beberlo.
Guarnición:
  • La guarnición consta de todos los ingredientes que le ponemos al gazpacho,más alguno que combina muy bien,como el huevo duro.Yo no le pongo cebolla por ejemplo al hacerlo,pero lo ofrezco como guarnición a los comensales.
  • Puedes variar los ingredientes,poner más o menos según te apetezcan o te gusten,eso sí,siempre picados muy pequeños para poder elegir varios a la vez y que queden como pequeños tropezones en nuestro gazpacho.
  • Éste de hoy llevaba:tomate,cebolla,pan y huevo duro.Pero le podeis añadir además pimiento,pepino....
  • Hay otro acompañamiento que es menos usual  y que a mí me encanta el contraste,los trocitos pequeños de manzana.Si os atrevéis,probadlo,ya me direis que tal.
Espero que os guste,así lo hago,así lo cuento y así lo disfrutamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?