17 de junio de 2012

Ensalada De Col o Coleslaw.


       La primera vez que probé esta ensalada fue hace al menos 23 años en un envase industrial de la zona de refrigerados. Era el  super de una conocida firma inglesa de grandes almacenes: Marks & Spencer.

      Fue amor al primer mordisco, y desde entonces siempre que he tenido oportunidad he hecho acopio  industrial de esta ensalada, creo que alguna vez exageradamente, para qué vamos a negarlo. Pero cuando una descubre un sabor que le fascina se deja llevar, qué le vamos a hacer.
     Cada vez se ha ido haciendo más popular, yo he probado varias recetas hasta conseguir una que me guste. Pero si tengo que ser sincera, aquellas comerciales eran las que más ricas he probado nunca.
                                                        Y ahora vamos al lío
                                                   
                                                  
             

- Cortaremos la col en tiras muy finas. Si tienes mandolina, mejor, yo con cuchillo. Al ser una verdura dura se hace bien.
          
- Quitamos la piel a la zanahoria y la rallamos por la parte más gruesa del rallador.
         
- La manzana, la rallamos también.
      
- Reunimos todo en una ensaladera y mezclamos bien antes de hacer la salsa.
     
                                           VAMOS CON LA SALSA
- En un cuenco agregamos la nata {lo puedes sustituir por yogur natural} y la mayonesa.
     
- Seguimos con la mostaza y el vinagre
       
- A continación la sal y la pimienta
   
- Movemos bien, y lo volcamos sobre las verduras.
    
- Mezclamos muy bien, que quede todo impregnado y llevamos al frigo unas cuantas horas. 
- Lista para servir.
   
                                                     
  
 - La cantidad de col y zanahoria va en preferencias, calculo siempre la mitad del peso de zanahoria que de col.
 - La manzana que más me gusta es la Granny Smith, con su punto de acidez, queda magnífica.
 - La mayonesa si es casera, mejor, pero que no esté espesa. Y si eres generosa con el limón quedará más sabrosa. El resultado final debe ser una salsa ligera.
 - Puedes sustituir la nata por yogur natural, queda realmente estupenda y nos evitamos grasas. 
 - El vinagre, mejor que sea de vino blanco, es más suave.
 - La mostaza, para que no sobresalga mucho en sabor, utiliza la más suave que conozcas.
 - Es frecuente, añadirle cebolla a la ensalada, pero nosotros la preferimos sin ella.     
 - Si te sobra, no te preocupes, de un día para otro, está más rica todavía. 
 - Acompaña perfectamente tanto pescado como carne.

                               Espero que si la haces, te guste tanto como a mí.
                                                    Hasta la próxima entrada.     
     

2 comentarios:

  1. Uf, que pinta, yo no le pongo nata y sí cebolla, pero voy a probar la tuya, hace tiempo que no la hago y es verdad que la última vez me pasé con la cebolla y no la querían, me la comí yo, así que se me quitaron las ganas para una temporada;)

    ResponderEliminar
  2. Hola Nuria, la encontré jajajaja, es prácticamente igual, menos por el jamón, y sé que la que vi llevaba los trocitos de jamón. Que rica verdad?? Besos y gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?