11 de diciembre de 2017

Bollos de Santa Lucía. Lussekatter.


Tenía muchas ganas de publicar estos bollos, pero estuve esperando a que se acercara la festividad de Santa Lucía que es el 13 de Diciembre, para repetirlos de nuevo este pasado fin de semana largo que hemos podido disfrutar.

Pensé poner el título de la entrada con el nombre en sueco en primer lugar, es decir: Lussekatter, pero seguramente no tendrías idea de si te estoy dando la bienvenida, o haciendo una pedorreta en dicho idioma. Y es que es rarito el sueco ¿verdad? yo cuando voy a Ikea y me da por leer el ticket de compra, si te soy sincera no sé si me lo han dado correctamente o es el de la persona que iba delante. Porque vamos, si lo que llevo son seis cojines y un juego de vasos y lo que leo es SKOGSNÄVA y  ÖVERSIKT . . . me quedo con cara de  . . . pues vale. Definitavamente no entiendo ná de ná.

La palabra más sencilla de pronunciar en sueco, creo yo ¿eh? es ABBA. Que ese nombre si que nos lo aprendimos en nuestra época (quien pinte unas cuantas canas como yo, claro) porque el grupo musical cruzó fronteras con sus famosísimas canciones y ahí estábamos pegados a la tele cuando los anunciaban en un programa del sábado por la tarde que se llamaba Aplauso. Si, estoy tarareando "Mamma Mía" y "Chiquitita"  mientras escribo todas estas parrafadas.

Y también fue en Ikea hace unos años, donde vi por primera vez unas fotos tamaño poster, con una chica super rubia, vestida de blanco y una corona con velas en la cabeza, rodeada de más jóvenes super rubias, ataviadas de la misma guisa. Además de pensar que representaban alguna fiesta que en aquél entonces no conocía, mi imaginación lucubró que si  hipotéticamente yo hubiera sido alguna vez la chica super rubia de la corona iluminada :  . . . me habría manchado el vestido con los chorretones de cera derretida y se me habrían apagado las velas, no sin antes quemar a la otra chica super rubia que estuviera más cerca . . . si lo sabré yo.

                
          

En casa solamente se nombraba a Santa Lucía, cuando alguien oía mal lo que se le había dicho y contestaba un disparate que nada tenía que ver con la conversación. Normalmente era mi madre o mis tías las que decían:   . . .  " Que Santa Lucía te conserve la vista, porque lo que es el oído . . . " dando a entender que te habías ido por los cerros de Úbeda y no te habías enterado de nada. Bueno, también se daban prisa en decirlo cuando yo cantaba, que lo sigo haciendo de pena por mucho que ponga empeño 😄

No es la primera vez que te cuento que la bollería me vuelve loca. Así que estos bollos suecos me parecieron muy ricos, desde la primera vez que los hice. Muy parecidos en textura a nuestras Mediasnoches por cierto. Tienen un ligero sabor a azafrán muy agradable, super tiernos y muy atractivos a la vista. Las formas son variadas, pero la más extendida es la que que ves en las fotos, como si fueran una S, que se llama Julegris. Y esta otra que ves en la siguiente imagen y que solamente formé dos, en casa la llaman pulpos, pero en realidad su nombre es Prestens här . . . casi, casi parecidos.

          

La fiesta se remonta a la Edad Media, donde se celebraba que era el día más corto del año y por consiguiente la noche más larga. Con el tiempo, se fusionó esta tradición con las creencias religiosas al igual que ocurre con muchas otras festividades. Hoy en día es un acontecimiento a nivel nacional en Suecia. En este blog, hay una estupenda información. No quiero  resumir y reproducirlo aquí para no hacer tan larga la entrada. Pero no dejes de leerlo, si las recetas tradicionales tienen su historia, sabes que no las dejo escapar.

Y como de Santa Lucia se trata y todos sabemos que es la patrona de la vista, me gustaría dedicarle estos ricos bollos a mi querida Pilar, del estupendo blog La Olla Vegetariana. Aunque no estoy segura que pueda verlos, seguro que su hermana, mi amiga  Concha, se lo cuenta bajito al oído.
Pilar, con toda mi energía positiva te deseo una pronta recuperación. Un besote bien gordo mi niña.



 {22 Bollos de 50 gr}
500 grs Harina de Fuerza
250-275 grs Leche entera
1/2 cta de las de moca Azafran en hebras
75 grs Mantequilla
80 grs Azúcar
1 Huevo L
1/2 cta Levadura tipo Royal (polvos de hornear)
10 grs Levadura seca de panadero (25 grs si es Fresca)
1/2 cta Sal marina fina
44 Pasas sin semillas
 1 Huevo para pincelar







 - En un caldero pondremos la leche con el azafrán, llevamos al fuego hasta que esté a punto de hervir.
 - Retiramos del fuego y dejamos infusionar tapada hasta que esté templada la leche.
 - Colamos y reservamos.

-  En la cubeta de la panificadora introducimos los ingredientes secos: harina, sal, levadura de panadero y polvos de horner.
- Seleccionamos el programa de amasar que dura quince minutos, y esperamos que estén todos los ingredientes mezclados antes de añadir la mantequilla y el huevo.
- Por último, agregamos la leche. Deja una poca reservada, por si no es necesario. 
- Una vez el programa termina, comprobamos la textura de la masa, es un poco pegajosa pero no añadas más harina.
- Deja levar hasta doblar volumen dentro de la cubeta. Cierra la panificadora.
- Pasado el tiempo, una hora en mi caso, volcamos la masa sobre la encimera.
- Separamos porciones de 50 grs y damos forma de bola.
- Una vez terminadas dejamos reposar diez minutos las bolas antes de darles forma.
- Mientras, dejamos en remojo las pasas. Lo hice en Ron Añejo para que se pusieran contentas. Reservamos.
- Coge la primera bola, que empezamos.
- Estira con una mano la bola como si fuese una croqueta.
- Ya seguimos con las dos manos, amasando como si fuese plastilina hasta dejarla hecha una tira larga.
 - Empezamos a enrollar un extremo.
 - Después el extremo contrario por la parte de abajo.
 - Y lista la forma. Vamos colocando sobre la bandeja del horno forrada con papel.
 - Una vez todos terminados de formar, colamos las pasas y las introducimos en todos los bollos. En cada uno de los remolinos de los extremos, va una pasa.
 - Dejamos de nuevo que doblen volumen y pintamos con huevo. Esta vez esperé media hora.
 - Dejé dos bolas más grandes, de 120 grs cada una para formar el Prestens här.
 - Para este, tienes que hacer tres tiras y enrollas los extremos de dos de ellas, la tercera la cortas por el medio sin llegar a cortar la parte superiror y también enrollas los extremos.
 - Coloca las pasas en cada remolino, pintas y esperas que leve antes de hornear el mismo tiempo que los otros.
- Encendemos el horno a 210º y a media altura, quince minutos después ya puedes ir sacando estos bollos de Santa Lucía.
- Los enfrías sobre una rejilla y a disfrutar.



Cuando están todavía templados son irresistibles.
Me encantaría que pudieras olerlos y ver lo tiernos y jugosos que son.

     




- Como toda la bollería casera, el mismo día que se hornean es cuando están en todo su esplendor. Así que si te sobran, es mejor congelarlos envueltos en papel film y los vas sacando según necesites, parecerán recién hechos.
- Después de enfriarlos sobre una rejilla, los dejo  en una bolsa de plástico hasta el momento de comerlos.
- No es precisa la cantidad de leche en la receta, porque todas las harinas no se comportan igual, algunas he necesitado más y otras un poco menos. Tienes que ir tocando la masa y verla bien hidratada y que se pegue un poco en las manos. Tras el primer levado, se maneja mejor y no se pega tanto.
- Las pasas las puedes poner sin remojar, pero las mías estaban demasiado resecas y en algunas recetas vi que las remojaban en licor. No se aprecia demasiado el sabor, pero si que la pasa queda más jugosa.
- Como cualquier receta tradicional, se establece sobre la misma base de ingredientes, pero las recetas pueden variar en cantidades y forma de llevarlas a cabo. Vi unas cuantas antes de hacerlos por primera vez, y no encontre dos iguales.

Esto es todo por hoy, nos vemos en unos días, hasta entonces espero que seas feliz.

28 comentarios:

  1. El nombre en sueco será raro, pero el aspecto que tienen es magnífico. Además la explicación de la receta y las fotos de las ilustraciones no pueden ser mejores. Paso a paso y sin lugar a dudas.
    Ya te contaré como nos sale.
    Con respecto a IKEA, (ya que lo mencionas en la receta) me gustaría enseñarte un truco porque yo me he perdido un par de veces por los pasillos buscando la salida. Te hacen pasearte por delante de todos los muebles y cachivaches que allí tienen a la fuerza. Consiste en sacar un cigarro y ponerte a fumar. Enseguida llega un vigilante y te acompaña amablemente a la salida.
    Prueba y verás.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Estos bollos de suecos solo tienen el nombre, todo lo demás se lo has puesto tú, o sea, tipical spanish absolutamente. ¿Que son tradicionales en Santa Lucía? Pues que viva la santa, que es la que te recuerda que en esta fecha toca hacerlos.A mi me parecen riquísimos y preciosos, y como estamos en fechas de regalar, seguro que a más de uno le gustaría recibir un obsequio semejante. Yo voy dando ideas...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa !!!
    El nombrecito se las trae jajaja , mira que nos resultan enrevesados y a la vez atractivos .
    Soy adicta a este tipo de bollería , cada vez que hago vuelan , es raro que nos sobre para el día siguiente porque lo tomamos con ansia jaja y aparte suelo regalar a la famili próxima.
    Yo creo que mejor no me acerco a la pantalla a olerlo porque te aseguro que no podría resistirme a llevármelos todos , todos y todosssss !!!
    Qué manos tienes hija .
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pues a parte de quedarme con tu receta y llevarla a la carpeta de pendientes, ahora la duda que tengo es que no sé cual elegiría primero si el Prestens här o el Julegris. Una dura decisión. Me encanta como se ve la masita en la última foto y si algo me anima es que se puede mezclar y dejar leudar en la panificadora, eso me gusta y como ando en etapa bollera (de hacer) pues...me pongo y ya!!! Muchas gracias por compartir.Bss

    ResponderEliminar
  5. Hola Nuria! Eres un encanto por dedicarle esta receta a Pilar, eso dice mucho de ti, la pobre con su ojito no podía tener mejor apoyo que con esta receta tuya!! Y yo la verdad que no sabía que Santa Lucía era la santa de la vista jaja! Lo que me queda por aprender jaja! En fin, por eso también me encanta tu blog, aprendo mucho tanto con las recetas como con las historias que cuentas, ah y soy fan de ABBA también jaja!! Tus bollitos me han encantado y siempre que veo recetas así me entran unas ganas locas de hacer más bollos, más a menudo quiero decir, tengo que plantearmelo seriamente porque tus lussekatter se ven estupendos, con un tazón de cola cao me zamparía unos cuantos ;) Ah y el pulpo es mi favorito ♥ Un besote fuerte y un abrazo guapísima!! Feliz semana!!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Nuria!! Yo también me acuerdo de Aplauso, lo hacían los sábados por la tarde, y aunque yo era muy pequeñita, recuerdo cuando mi hermana mayor ponía la tele bastante alta porque lo escuchaba desde el cuarto de baño mientras se secaba el pelo (esa imagen la tengo super clavada) Pero tengo una relación mucho más estrecha con el programa, pues casualidades de la vida, una de las bailarinas del programa (una mulata guapísima), fue a vivir por un tiempo al pequeño lugar donde yo vivía. La pobre estaba un poquito pasada con las drogas, por eso llegó a aquél lugar tan alejado de ellas, y para sacarse un dinerillo, empezó a darnos clases de baile. Resultó una buenísima profesora y nos metió el gusanillo del baile en el cuerpo, al son de Michael Jackson y el funcky más puro, aprendí a bailar, con la que ahora pienso (después de haber tenido muchos profesores más), sin duda, fue la mejor profesora. Ya no sé qué fue de ella, pero siempre la recordaré.
    En fin, después de todo este rollo, ja, ja, todo para decirte que he visto muchas veces estos bollos, pero no los he hecho porque siempre le he tenido miedo a las masas, ahora me veo más preparada, así que a ver si un día me animo y los preparo. Tu receta me ha encantado, y es que, te sale todo tan bien, que parece todo facilísimo en tus manos.
    Muchos besitos para Pilar, la vi en una foto el otro día en Instagram, con alas, era lo único que le faltaba para ser un auténtico ángel. Besitos para ti también y feliz semana.

    ResponderEliminar
  7. Pues a mi también lo de ABBA solo me suena del grupo musical por lo demás me pasa como a ti no me entero de lo que pone en el tiquet de IKEA, eso si miro que valga lo que ponía en su estantería y si coincide todo esta bien.
    Que contenta se pondrá pilar, cuando vea tu receta, me da de que ya mismo lo leerá perfectamente, el otro día la vi en instagram y no llevaba ya gafas, eso es buena señal.
    Pero de todas formas Concha se lo leerá si hiciera falta.
    Se ven riquísimos esos bollitos, si no te importa yo no los llamo con ese nombre tan raro, les llamare los bollitos de Nuria, que suena mucho mejor.
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Nuria querida hoy me has dejado totalmente tocada; que contenta se pone mi hermana cuando le digo lo que os preocupa su vista. Ahora mismo hablo con ella y se lo cuento, porque verlo ya lo puede ver, gracias a Dios. Lo que pasa es que debe hacer reposo.
    Y lo que me he reído con tu periplo sueco, jajaja, lo de ABBA es un puntazo, Jajajaja. Yo creo que a las de nuestra generación y a los jóvenes, porque aquí, como que sueco no creo que hable mucha gente, a menos que tenga unas determinadas circunstancias,que no es nuestro caso jajaja.
    Por cierto me ha traído a la memoria un monólogo de El Club de la Comedia, que se llama “El catálogo de Ikea, que ella no lo lea”, es un gaditano con mucho aje, que se pase por uno de sus centros el día de la inauguración, para morirse de risa. Si tienes ocasión búscalo en Google, te reirás un rato.
    Mi hermana se va a partir de risa, cuando lea tu post, lo haces con mucho arte, se lo voy a decir, para que no lo pase por alto, además con lo bueno que tiene que estar estos lacitos, ya me la veo dale que te pego a la masa, porque es algo que le fascina, y como tiene más paciencia que yo, todo lo hace perfecto, cuando de dulces hablamos claro está, jejejeje.
    Estoy fascinada contigo, todo lo haces bordado, como si llevases toda la vida haciendo lo mismoy fuera súper fácil, y me da a mí que no lo es. Pero no, ya nos has demostrado con creces que eres capaz de todo. No hay reto que se te resista.
    Besos guapísima, hoy más que nunca quisiera estar en tu isla para pasar un buen ratito contigo. Gracias ❤️❤️❤️

    ResponderEliminar
  9. Te han quedado de relujo no lo siguiente no ves pero estoy haciendo la ola no un sutnamiiiii.
    Que migaaaaaaaaaaa que to si es que te libras que no me tienes de vecina por que no te dejaba parar ni un segundo ,me tendrias en casa dia si y dia tambien.
    Hace años que quiero hacer estos bollos tambien pero no hay manera ,lo dicho me voy a empadronar en tu casa y listo.
    Como siempre receta y fotos del paso a paso son de 20 points.
    Bicos mil y feliz semana potita mia.

    ResponderEliminar
  10. ummm deliciosos¡¡¡¡ Nuri esa ultima foto me ha echo salivar, que esponjosidad¡¡¡¡ besitos guapa

    ResponderEliminar
  11. Hola Nuria,
    Ya has hecho bien en no poner únicamente el nombre original porque al final de la entrada soy incapaz de acordarme, además con mi memoria de pez, ni te cuento. Ah!, eso sí, de Abba me acuerdo perfectamente jiji.
    Pues qué mejor manera de celebrar el día de Santa Lucía que comiendo estos ricos bollitos. ¡Qué color!, y deben oler, ummmm.
    No he visto la cantidad exacta de azafrán ¿pusiste un tarrito de los redondos?, parece que lleva bastante ¿no?.
    Tomo nota porque este tipo de bollitos me encantan.
    Y lo dicho, que Santa Lucía nos conserve la vista por muchos años.
    Un besito
    Sil
    Ah!, referente al comentario que me has dejado, eso mismo me dijo mi marido al leer la entrada: - por el olor los encontraré Jijiji

    ResponderEliminar
  12. Jajaja. madre mía tenía pensado hacerlos hoy y con todos los ingredientes ya a mano, y zas!! vino mi madre por la mañana para que la llevara a hacer unos recados, claro, ya se fue la mañana, por la tarde tuve que hacer cosas para mi, el puente no estuve y ahí se quedaron, los haré igualmente seguro, los tuyos han quedado estupendos y maravillosos,, pero es que tu para las masas tienes un don guapa, tienen que estar deliciosos...Besss

    ResponderEliminar
  13. Hola Nuria. Acabo de comentar en otro blog la receta de estos ricos bollos suecos. Se pusieron de moda hace unos años y ya no los volví a ver.
    No es necesario decir, que me comería un par ahora mismo. Soy de las que le gusta el sabor a azafrán y el color que le da a la masa, es muy agradable.
    Te han quedado preciosos y perfectos, como no podía ser menos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hacía tiempo que no me pasaba por aquí...un poco liadilla he estado, pero me ha dado tiempo a ver todo lo que me había perdido!! El nombre de los bollo es un poco raro pero en español queda más atractivo y bonito, tanto como la formita que tienen, y lo esponjosos que te han quedado!! me encantan, seguro que da gusto comerlos!! Bs.

    ResponderEliminar
  15. No tenía dudas sobre que te quedarían de lujo, hagas lo que hagas, porque de sobra se que bordas cualquier cosa que te propongas. Las explicaciones están tan claritas que si no los hago es porque no tengo tiempo y en estos días se me acumulan las cosas, con lo que me basta con salir airosa del día a día. Me he quedado con las ganas de probarlos. Espero que Pilar se mejore pronto, no sabía nada. Un besazo para ti.

    ResponderEliminar
  16. Nuria, ayer me pase a leerte y algo paso con el mensaje, ahora ya con más calma te digo que tienes magia en esas manos, me fascina ver el paso a paso, siempre tan claro, muy bonitos estos bollos de santa lucía. Te han quedado esponjosos, y la forma de pulpitos me gusta mucho, claro que la original también ^_^, alguna vez los vi y están entre las recetas por hacer.

    No sabía lo de Pilar, espero se encuentre bien, estos días han sido medio locos, pero leyendo a Concha me tranquilizo, igual tengo que pasar por su cocina. A propósito visité el blog que me dijiste y fue un placer ver la imagen de Colombia desde la perspectiva de personas turistas.
    Nuria querida, guardo tus bollos, con ese paso a paso perfecto será cuestión de alistar ingredientes y a bailar con las masas, porque como ya lo dicen por acá no hay excusa.
    Un beso grande para ti!

    ResponderEliminar
  17. Jajaja, qué razón tienes, cuando ves esos nombres como "Klästa", o "Lillehömmer", no sabes si estás comprando un juego de vasos o un armario.
    Los bollos son preciosos, me encantan las distintas formas que tienen. Y deben de estar buenísimos, con ese toquecito azafranado.
    No sabía que Pilar estuviese enferma, espero que se mejore. Un besote.

    ResponderEliminar
  18. Nuria, hija, qué risas con tu hipótesis de que habrías que,ado a la rubia de tu lado y te habrías chorreteado de la cera desde arriba ja ja ja cayendo por toda la ropa, no sabes las risas.
    Hablando de lo de Suecia te diré que una de las mejores amigas de mi madre es sueca así que hemos probado mil y un dulce de aquellas tierras frías y preciosas. Lo de Abba sí que no, ja ja no me gustaban nada y me siguen sin gustar, me parecían ya entonces antiguos y relamidos. Vaya, que no me gustaban nada... ja ja ja
    Te han quedado preciosos y me encantaría hacerlos, estoy panarra total así que seguro que el día menos pensado los hago. Me parecen ideales para mojar en un chcolate calentito.
    Muchos besos y si los hago te cuento.

    ResponderEliminar
  19. Nuria, mi querida Nuria... ni te imaginas la ilusión que me hace leer que me dedicas esta receta... Gracias de todo corazón.
    Mi operación, como te habrá contado mi hermana, fue el día 4 de diciembre y estoy en pleno post-operatorio... recuperándome, poco a poco. Pero gracias a Dios (o Santa Lucía) como prefieras, la evolución está siendo muy buena. Debo ir con calma y no hacer ningún tipo de esfuerzo, sobre todo físico, por estricta orden médica... pero en cuanto a la visión... te cuento que he recuperado prácticamente más del 50% y eso es lo más maravilloso del mundo!!! (si no fuera por el astigmatismo... tan feo que tengo... porque la hipermetropía me la han solucionado).
    El día que el médico me quitó el vendaje, tras la operación, se HIZO LA LUZ EN MI VIDA, tras años de ver mal y no poder apreciar, como quisiera, las cosas buenas de esta vida...
    Ahora, lo estoy haciendo todo al pie de la letra, según la receta médica... 4 tipos de gotas distintas que me tengo que ir echando en los ojos cada 2 horas, cada 4 horas, cada 6 horas... en fin, gotas y gotas y más gotas... ríos y ríos de gotas... pero esta tarde me voy contenta con uno de tus bollitos de Santa Lucía y me voy a preparar un cafecito a tu salud.
    Muchos besos y abrazos y gracias por acordarte de mí.
    Nos vemos pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima !!!
      Cómo me alegra verte por aquí mi querida Pilar, eso es señal de que las cosas van viento en popa. Todo lo que me cuentas es bueno y como sé que eres disciplinada y obediente con las indicaciones del médico, en poco tiempo estarás mejor que al principio de todo esto.
      Coge todos los bollos que quieras, que son tuyos.
      Besotes gordos mi niña.

      Eliminar
  20. Abba y su "Chiquitita". Me río porque me has recordado a una prima mía a mí, cantando como locas esta canción en mi casa, en el patio y con el tocadiscos a todo volumen puesto. Pero como ya no hago estas cosas, ( entre tú y yo, de vez en cuando me pongo a cantar a toda voz, loca perdida por el salón de mi casa fregona en mano, jajajaja) . Bueno , como te decía , vaya cosas ricas que haces Nuria. Tienes un arte y un don especial para las masas y este tipo de dulce, aunque de todo hagas, pero es que te admiro, de verdad. me llevo uno para mañana para desayunar aunque pensándolo bien , cojo otro para merendar. Un beso muy grande!! Pilar estará emocionada, seguro que sí!!

    ResponderEliminar
  21. Ayy Nuría!! Cómo me río cada vez que vengo a visitarte!! Eres tremenda!!
    Lo del Ikea ya ahí me has matado jaja

    Cada vez que me visitas me echas unas flores que me pones colorá, y chica... tu no te quedas atrás. Madre mía el aspecto que tiene estas "Santa Lucia". Si es que parecen una obra de arte!! Están perfectas en todo!! Tamaño, forma, color, tiernas... En fin que ni compradas.

    Otra cosa... tu a mi casa no tienes que venir de okupa, tu vienes de invitada, además creo que somos de la misma quinta y nos lo pasaríamos genial viendo Abba ;)

    Un besote gordo!!!

    ResponderEliminar
  22. Alucinada me hallo con estos presten harg, aunque los julegris esos también tienen su encanto, jajaja. Madre mía, qué influencia tienen los suecos en nuestra vida y no son conscientes de ello, verdad? Ikea nos ha facilitado la vida, bueno... una vez que identificas el nombre de los tornillos, lo que suele ser más difícil que montar el mueble en si.
    A mí dame un par de esos pulpos como dice tu hija y déjate de nombrecitos que no hacen ninguna falta. Pero niña, qué manitas tienes, hagas lo que hagas está para hacerle un monumento!!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  23. Nuria no sabes cómo me gusta venir a tu cocina y es por eso que aunque tarde prefiero hacerlo con tiempo para leerte y escribirte.

    Yo no peino canas (o casi porque alguna tengo) y conozco a ABBA y me encanta y me sé muchísimas de sus canciones y gracias a ti esta tarde ya estaré canturreándolas hasta que en casa me digan ¡basta ya de ABBA! Eso si no me da por poner Mamma mía! esta noche para horror de mi marido que odia los musicales ja ja ja

    No tendrás don para la canción pero con las masas te sales y yo creo que en casa salen ganando con eso. Desde que tengo el blog veo por estas fechas siempre estos bollitos y me apetece hacerlos aunque como comprenderás con la niña no es plan de ponerse a hacer bollitos con levados ¡acabamos locos todos! Pero eso no quiere decir que no los guarde para mejor ocasión y disfrute como una enana con los tuyos.

    Yo tengo la desgracia (o la fortuna para mi cuenta) de que IKEA me pilla mínimo a más de 300 kilómetros así que salvo que empiecen a hacer una venta online con menos gastos de envío por el momento sólo he ido una vez y en largo tiempo no espero repetir. Más que nada porque saldría con un coche lleno de boles, vasos y moldes junto con velas y mantas y en casa ya no cabe nada, pero sí que es cierto que el ticket de compra da miedo sólo al primer vistazo y no precisamente por el total que marca ja ja ja

    Creo que sólo me queda decir que es un precioso detalle dedicarle esta entrada a Pilar para que Santa Lucía le conserve esa vista que unos cirujanos estupendos le están devolviendo

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  24. Hola Nuria
    La verdad es que yo no estoy muy puesta en lo del santoral y no tenía ni idea de que estos bollos eran típicos de Santa Lucia, pero desde luego sabían celebrarlo muy bien. Estos bollos se ven estupendos, son esponjosos y tiernos, una verdadera maravilla, menos mal que a mi no me gusta el dulce, eh?...jeje, se me hace la boca agua, me voy a tener que poner un babero, jeje, buenísimos.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  25. Que buen aspecto tienen y que esponjosos. Una delicia.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Qué bonitos te han quedado... y qué esponjostitos se ven... cuando vivía en gran canaria trabajaba en una empresa con suecos, alemanes, hokandeses y noruegos y mira tú que aprendí a decir muchas cosas en sueco. Ahora que llevo 17 años en Madrid, no me acuerdo de nada, y cuando voy a idea, los nombres me suenan a chino!. Un besico, guapa

    ResponderEliminar
  27. Hola!! Jaja , qué recuerdos con ABBA, es verdad y lo bien que pasábamos con sus canciones, aún hoy en dia, la verdad, a mi me gustaban mucho. Como estos bollitos que son tentadores y san ganas de llevárselos ahora mismo, justo estoy tomando un café... Me vendrían de perlas :) Un beso y muy feliz semana :)

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?