20 de noviembre de 2017

Gató {Pastel de Almendra Mallorquín}

   


Llegando esta época, no puede faltar para merendar un bizcocho casero. Y a éste particularmente, le tenía ganas desde hace tiempo porque sabía que me iba a gustar, ¿he dicho gustar? eso es quedarme corta, nos ha encantado.

De nuevo viajo virtualmente a las Islas Baleares, para disfrutar de este afamado y rico postre. El nombre deriva de la palabra francesa gâteau {pastel} que tras acomodarla a nuestro idioma, quedó definitivamente como Gató.  La utilización de la almendra en la repostería de la zona viene de siglos atrás, ya sabemos que aprovechar los productos del momento era y sigue siendo lo habitual en la cocina; y Mallorca cuenta con extensos cultivos de almendros. Como todos sabemos, estos árboles frutales son todo un espectáculo verlos en flor, por lo que celebran una Feria en el mes de Febrero con gran afluencia de visitantes locales y turistas, donde además de dar a conocer las más de cincuenta variedades de almendras de la isla; se muestran productos elaborados con ellas.

           
Según he leído, en el siglo XVII, concretamente en el año 1.679 se recibió la visita del Obispo Bernat Cotoner en el Santuario de San Salvador, y como es costumbre en esas ocasiones, para agasajar a tan ilustre invitado {además del cargo eclesiástico, pertenecía a la nobleza mallorquina} le ofrecieron una comida repleta de ricas viandas. Subir hasta la cima de la colina donde está emplazado el Santuario en aquella época no debía ser tarea fácil, así que bien merecido fue el postre, que el dulce siempre alegra el espíritu. Entre las golosinas de la sobremesa, se encontraban las Tortas de Almendras.
Seguramente le supieron a gloria celestial, y nunca mejor dicho.

          

Resumiendo, que con la  aportación de la sabiduría francesa para cocinarlo y las ricas almendras de la zona, pasó de ser Le gâteau d´amandes a Gató de almendras, y así ha llegado hasta nuestros días. Considerado para muchos, patrimonio de la cocina Mallorquina, es habitual encontrarlo en el resto de las Islas Baleares. Añadiré que gracias a los blogs de cocina, también se da a conocer la receta hasta el último rincón, y en este caso a mi cocina.


Cuando lo publicó Maribel {Miel y limón} tenía claro que lo haría igual. Sabiendo que ella es de Mallorca y que además es la receta que hornean en su familia de toda la vida, contaba con la garantía de no fallar con el resultado. Te invito a que lo hagas en la próxima ocasión que se te presente, porque no puede ser más fácil ni estar más rico. Es delicado en sabor y textura ligera al no llevar más que almendra molida y ausencia de cualquier harina. He visto que algunas comparaciones la hacen con la Tarta de Santiago gallega {qué rica por cierto}, pero si te digo la verdad, este Gató me recuerda más a las Marquesas de Navidad.


Habitualmente lo encuentas en pastelerías, cafeterías y restaurantes. La suelen acompañar de helado de almendra, pero como todavía estoy con este resfriado que me ha cogido un cariño desbordante y no se decide a dejarme, lo acompañé de un chocolate caliente, que también he leído que es habitual en invierno y a mí me pareció mejor idea. De todas formas, como se va a quedar como uno de los bizcochos fijos de casa, ya llegará el momento de comerlo con su respectiva bola de helado, porque el contraste debe ser una maravilla.


                       

       

Y sin más historias, vamos con la receta.


{diez porciones}

125 grs Azúcar {en mi caso de Abedul}
125 Almendras molidas
4 Huevos
Piel de medio limón
1/1 cta Canela molida
Azúcar glass para espolvorear (la mía de abedul)

**Hice la receta con la mitad de los ingredientes indicados en la receta de Maribel**




       
       
 

- Separar las claras de las yemas.
- Montar las claras hasta que estén bien firmes.
- Batir las yemas junto con el azúcar (yo de abedul) hasta que blanqueen.
- Rallar la piel de limón, y añadirla a la almendra molida.
- Agregar la canela y mezclar bien el conjunto.
- Unir la mezcla de las almendras con las yemas en dos o tres veces, con movimientos envolventes.
- El preparado anterior, mezclarlo ahora con las claras montadas en dos o tres veces también.
- Los movimientos que sean envolventes, para que no pierda volumen.
- Precalentar el horno a 170º por ser azúcar de abedul. Si utilizas azúcar blanca lo harás a 180º.
- Volcar la mezcla en un molde redondo de 20 cms, previamente engrasado. Lo hice en uno que no se desmolda, mejor que lo elijas desmoldable, que me dio la lata para sacarlo.
- Hornear a media altura, con calor arriba y abajo durante 30 minutos.
- Enfriar sobre rejilla, desmoldar y espolvorear de azúcar glass (yo de abedul hecha en casa).



 ¡¡¡ Listo !!!

 Voy cortando un trozo de esta nube de almendra, que estoy segura te va a encantar.




Esto es todo por hoy, nos vemos en unos días.
Hasta entonces, espero que seas feliz.

* Parte de la información, la encontré aquí

31 comentarios:

  1. Pues yo me apunto a ese café y voy a probar ese gateau que yo no lo he probado nunca, guardame un trocito que se ve muy rico.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Por los ingredientes sí que se le parece a la tarta de Santiago, pero el tuyo al menos lo veo más esponjoso. También lo conozco a través de algunos blogs, me llama la atención el nombre, ahora que se de donde viene entiendo la simplificación. No me puede parece más delicioso y para merendar me gusta más la idea del chocolate que la del helado, debe ser por la época del año, aunque con ambos es un placer degustarlo. Ya mi gustaría a mi tenerlo cerquita ahora.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapetona!!!!!! Menudo pastel te has marcado!no sabía que en las islas hubiera tantas clases de almendras a ver si algún día puedo ir a esa feria de febrero con lo que me gustan esas cosas..oye,tiene una pinta de lujo y a mí me gustan más las marquesas que la tarta de Santiago,ojo,que también me gusta ehhhh,así que si,creo que te lo copio y gracias también a la chica de miel y limón .Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Nuria sí que te ha quedado como una nube, pero celestial, un bocado exquisito que tuvela oportunidad de comer hace años, y que no recuerdo muy bien su sabor, pero si tengo la sensa que me gustó porque lo recuerdo como algo rico. Si además dices que el tuyo es como un bocado de marquesas de almendras, entonces me gustaría mucho más, porque me encantan.
    Yo soy más de café solo y sin azúcar, pero a esta taza de chocolate calentito no te diría que no porque cuando me siento un poco decaída, y con un cuerpo como si me hubieran apaleado, es lo más reconfortante que te puedas tomar. ¡Qué maravilla!
    Como siempre me dan ganas de cruzar el Atlántico en un tris, y presentarme en tu isla bonita, si me recibes con esta rica merienda, me temo que me tendré que llevar un buen tupper para traerme en la maleta, jajaja.
    Besos mi niña, cuídate porque un resfriado mal curado puede ser un fastidio. Nos vemos el domingo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Nuri, conocía este bizcocho y nunca lo hice, la verdad, los veo y luego se me olvidan jja, te ha quedado maravilloso, tiene que estar delicioso, soy muy amante de la almendra, que pena que los almendros aquí no salgan de lo contrario tendría el huerto lleno jaja, te ha quedado de cine y un buen trocito para mi merienda junto con un cafecito en un día frío como el de hoy sería ideal..Besos guapa.

    ResponderEliminar
  6. Nuria últimamente los pasteles en casa llevan almendras por montones (aprovechando lo que me gustan y que acá están en buen precio, porque el año pasado fueron imposibles...), te digo que me encanta conocer recetas típicas y gracias a tu blog pues por estas latitudes lo conozco. Viendo ingredientes de entrada todo es una completa delicia, la canela me fascina y el toque de piel de limón es una combinación en sabor deliciosa; le da su gusto diferencial, así que esta nube de almendras la dejo entre mis deseos por hornear. No me cabe duda con ese bocado final te quedó para repetir muchas veces más.
    Te mando un abrazo grande y feliz semana

    ResponderEliminar
  7. Me encantan los dulces con almendra, se ve delicioso.
    Bss

    ResponderEliminar
  8. Buenas noches, Nuria. Te me has adelantado. Desde que lo publicó Maribel, tenía ganas. Yo soy un poco de Baleares. Trabajar allí por primera vez de maestra, me marcó y me encanta todo lo que viene de allí y volver siempre que puedo.
    Aquí en estas tierras, los árabes también nos dejaron un buen legado de recetas que incluyen la almendra. En mi familia, la "Tortà d'ametlla", era lo que siempre se preparaba en cualquier celebración importante.
    Tu Gató, me lo comería yo con chocolate ya lo puedes tener bien seguro, pero poco a poco para que me dure.
    Has tomado la mejor de las decisiones, hacerlo como el de Maribel y quedártelo en casa, para siempre.
    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  9. Pues tienen razón los que la comparan con la de Santiago o la de almendra que hacemos aquí... lo siento Reina Guanche! Los ingredientes son los mismos, solo que con menos azúcar que la receta oficial, porque luego cada uno le pone el que quiere... a mi también me gusta con menos azúcar. Lo único que varía es lo de las claras a punto de nieve, la nuestra lleva los huevos enteros... pero lo que si tengo claro es que las dos están divinas!
    Biquiños Majestad

    ResponderEliminar
  10. Hola Nuria! Me pasé por aquí ayer por la mañana y no habías publicado aún, me alegro volver a pasarme ahora que se me acerca la hora del café mañanero y así me llevo un trozo de este riquísimo gâteau aux amandes, qué bonita historia, al menos interesante, siempre nos lo cuentas todo bien detallado y me encanta! No conocía este gâteau pero tengo una receta pendiente de publicar (no lo he hecho aún porque las fotos son terriblemente feas jaja) que si te gusta la almendra en los gâteaux, te va a encantar! :) Espero que machaques pronto a este resfriado pero si te cuidas tan bien, chocolatito y gâteau incluido, creo que te repondrás rápidamente jajaja! Un besazo y me llevo mi trozo que me voy a poner las botas! Feliz semana!

    ResponderEliminar
  11. Nuria por muy liada que esté te aseguro qeu me apunto a un trozo de este Gató contigo porque te ha quedado superior. También optaría por una bebida caliente para acompañarlo ¿un té quizá? Es que estoy en plena operación post verano que se me va a juntar con la pre navideña y estoy harta de que la báscula me recuerde que los helados me dejaron dos kilos en el pandero ja ja ja

    Pero me cuesta tanto renunciar a un bocadito dulce que creo que se van a quedar conmigo.

    Mira ¿sabes qué te digo? que me pongas una taza de chocolate que un día es un día y tu receta bien lo merece ¡qué fácil me dejo arrastrar!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  12. Hola Nuria. la verdad es que viendo el aspecto que presenta el corte de este gató uno no puede por menos que lamentar no tenerlo cerca y comenzar a saborearlo. Tiene un aspecto sensacional y de sabor ya debe ser el no va más.
    Me ha hecho gracia que hayas utilizado el azúcar que yo he empleado para preparar unos yogures, me ha aficionado mi hija a ese azúcar, creo que se llama xilitol, digo creo porque ya no la tengo, se la llevó, aunque es menos dulce que la normal su sabor es estupendo.
    Me guardo la receta porque seguro que lo hago,
    Que te mejores del resfriado, seguro que con un trozo de esta delicia y acompañado de un chocolate bien caliente, los virus han tomado las de villadiego jj.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Hola Nuria!! Yo también he visto en muchos blogs este gató, que me ha sorprendido, a la vez que ya me ha parecido normal el nombre que gató viene de gateaux, ya ves, lógico, pero ni idea de que era tal cual se pronuncia la palabra en francés, ja, ja.
    No he probado este pastel, pero también le tengo ganas, y más si sabe parecido a las marquesas, pues es de los pocos dulces navideños que me gustan, si ya ves, yo tan golosa y no soy de dulces navideños (bueno, si te hago una lista seguro que dirás, pues para no gustarte casi ninguno... ja, ja) Besitos.

    ResponderEliminar
  14. Bueno, bueno, qué cosa tan rica... Buena idea me das para la próxima reunión familiar! Besos, guapa

    ResponderEliminar
  15. Hola Nuria!!
    Estoy haciendo un curso de macarons. Y siempre me sobra harina de almendra en casa. 😋😋 ya sabes en que pienso. Hum.. Pero eres una enciclopedia o la señora Wikipedia, si nos traes más información que el Internet mismo. Me encanta leerte, y siempre vuelvo con mucho gusto aquí.
    Hay un pastel de almendras que tengo pendiente de preparar. Lo prometí a mi madre este verano, pero por falta de tiempo no pudo ser.
    Gracias por tu visita de hoy, y si te da tiempo, vuelve, que te he dejado una respuesta.
    Un abrazo grande y mejorate de este resfriado.
    Besos Eni.

    ResponderEliminar
  16. hola Nuria!! Siempre elijes lo mejor, y este gtó se ve delicadamente delicioso. Nunca lo he probado ni lo he hecho pero si me quedara la mitad de bueno que a tí, me daría por satisfecha. tengo ganas de dedicarme a hacer un poco de repostería, sencilla , no te vayas a creer que para eso no me to en elaboraciones muy complicadas. Pero es que veo estas cosas tan buenas y con esa pinta tan espectacular que me iría ahora mismo a la cocina.
    Un beso Nuria, buenas noches!!

    ResponderEliminar
  17. Hola Nuria.
    Fantástico gató español con pizcas de reminiscencias francesas que no hacen sino potenciar el buen producto de las Islas.
    Me recuerda sin duda a la tarta de Santiago, tan de almendra, tan querida y afamada y tan estupenda.
    Una receta, la tuya, más para añadir a la lista.
    Un beso y gracias por tu cocina.

    ResponderEliminar
  18. No me extraña que lo comparen con la tarta de Santiago por que los ingredientes son mas o menos los mismos aunque se prepare de diferente manera , como buena lambireteira que soy no me queda otra que llevarme la receta a mi carpeta de pendientes de vete a saber cuando lo podre hacer jajaja .
    Te ha quedado de relujo no lo siguiente de buena gana te acompañaba con un chocolate calentito y un pezado de ese gato uummmmmmmmm relamiendome me tienes y no me extraña que ese catarro no te abondone con la buena vida que le haces como para irse con las cosas ricas que haces imposible que te abondone.
    Ahora en serio , cuidate mucho a ver si consigues librarte de ese catarro.
    Bicos mil y feliz semana potita mia.

    ResponderEliminar
  19. Hola preciosa !
    Espero que ese resfriado vaya mejor , al menos , lo llevarás con más resignación con la ayuda de estas dos exquisiteces : el chocolate y el bizcocho jaja...No hay mejor combinación !
    La almendra en los postres me fascina , les confiere un toque muy especial .
    Un abrazo y que te mejores !

    ResponderEliminar
  20. Como otras recetas que has publicado tengo ya pendiente ésta también. No he probado nunca el Gató, aunque sí que lo he visto por algunos blogs. Debe ser una delicia en toda regla y por eso has decidido no cambiar nada.
    Espero que te mejores del resfriado cuanto antes. Un besazo guapa.

    ResponderEliminar
  21. hummmm.... ¡Qué bien huele este blog!
    Hoy a repostería de la buena. La repostería de las Baleares es de las mejores. El gató, las ensaimadas, la greixonera....
    A la última imagen que pones, entra ganas de meterle el diente a la pantalla.
    Mi hija vive en Ibiza y cuando voy a visitarla y salimos a comer, siempre estoy deseando de que lleguen los postres.
    Creo que ya te he comentado que, en mi casa, lo que se nos da peor en la cocina son los dulces. Quizás por eso cuando salimos a comer fuera el postre es algo especial.
    No entiendo a esas personas que después de una buena comida solo piden café.
    Esta receta la probaremos. Ahora que estoy jubilado tengo más tiempo libre y colaboro mucho más en la cocina.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Hola guapa!!

    Gracias por todas esas lindas palabras que me dejas siempre en mi Blog.

    Sobre el Mató, a mi no me tienes que convencer de lo rico que está. Lo tengo también publicado y eso era el no poderme frenar. De trocito a trocito me lo acabé en el día. Y oye... remordimientos por las calorías 0. No veas lo que lo disfruté jaja

    Besos!!

    ResponderEliminar
  23. El paso a paso muy bien para este resultado final :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  24. Yo lo suelo acompañar de helado más que de chocolate caliente, pero nunca lo he hecho en casa (todavía). La verdad es que es un bizcocho espectacular, para mi gusto mucho mejor que las ensaimadas pero con menos fama. Y sobre los almendros "eran" un espectáculo. Llevamos unos cuantos inviernos que no hay por donde cogerlos y los almendros se vuelven locos y florecen cuando no toca, y te pones a pensar qué c..estamos haciéndole al planeta... oye, que se me va la pinza, jajaja.
    Bueno preciosa, tomate unos cuantos chocolates calentitos a mi salud, con un buen trocito que te ha salido de escándalo!
    Besitos

    ResponderEliminar
  25. Hola Núria, me parece un pastel delicioso, que en alguna ocasión he probado y me ha encantado. Veo que no es complicado hacerlo en casa, aunque hay que tener buena mano para prepararlo. Me encanta esa textura, que bonito y bueno te ha quedado. Voy a por un café, jeje besos!

    ResponderEliminar
  26. Dios mio mi querida amiga, me ha vuelto loca soy una fanatica de toda clase de bizcochos pero esta gato me ha enamorado para siempre, lo has bordado por que tus manos de Angel son especiales para todo, Bueno cielo ya voy estando mas animadica como se que te alegras por eso te lo digo. Mil besicos de tu amiga que te quiere de verdad

    ResponderEliminar
  27. Hola cielo¡¡
    Yo me apunto a ese chocolate caliente con un trocito de pastel sin pensarlo mucho, te ha quedado con una pinta estupenda...me lo voy a guardar para probarlo ya mismo, me parece que será la única forma de probarlo porque nuestra combinación de tupper va fatal, se los comen los de paqueteria porque no nos llega nada, jeje, bromas a parte, se ve muy rico Nuria.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  28. Si señora, tu lo has dicho recuerda y mucho a las Marquesas y hablando de marquesas...seguro que en tu casa te han nombrado marquesa de todos los almendrales y no es para menos, loquitos me los tienes que tener con todas las delicias, casi celestiales, que les preparas. Y bueno, también se parece (se parece, he escrito) a la tarta de Santiago, pero el Gató es más "etéreo". Millones de abrazos.

    ResponderEliminar
  29. Hola Nuria ¡menuda merendola de lujo te has montado! y con lo que me gustan los pasteles de almendra ya estaba tardando en verlo...qué delicia de gató!! no lo he probado pero ya estoy salivando, como comprenderás es lo lógico viniendo a tu cocina!
    Muchos besos y que te mejores del resfriado.

    ResponderEliminar
  30. Madre mia que cosa más rica!! y si gluten!! apuntado queda para hacerselo a mi yerno!! no me va a dejar ni una miga!! Bs,

    ResponderEliminar
  31. Nuria, por fin puedo comentar, (solo desde el ordenador...un rollo) Me encantó cuando vi esta receta, me gusta casi todo lo que lleve almendra y en general frutos secos. Te ha quedado apetitoso y muy bonito. Este gató nunca lo he probado, debe ser una gozada, a ver si me organizo y lo puedo hacer estas navidades, segro que triunfaría en mi casa.
    Muchos besos

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?