27 de noviembre de 2017

Arroz con Tomate & Pimientos Fritos

            

Hay platos sencillos y caseros que no se publican, van quedando en la rampa de salida una y otra vez. Craso error.
Como los vemos tan del día a día, los bajamos de puesto, porque total, esto lo hace cualquiera y no son nada especial. Y ahí está lo interesante y en lo que cada día pienso más, lo mejor de las recetas de nuestros blogs es que puedan hacerlas desde un principiante entre fogones que decide comer ese día rico en vez de tanta comida prefabricada, hasta la cocinera más avezada que apuesta por un plato sabroso en su mesa sin más artilugios ni ingredientes rebuscados.

Este arroz se lo vi a mi querida Elisa {Que no te falte un perejil}. Y recordé tanto al de mi casa, que lo preparé a los pocos días. Como de esto hace más de dos años, te puedes hacer idea de la cantidad de veces que lo he repetido desde entonces. El otro día que volví a cocinarlo, lo fotografié como se merece y por fin sale al escenario.

A Elisa se lo guisaba su abuela Ángela, y a nosotros mi tía Isa y aunque con leves diferencias, es el mismo plato. Sabe a casa, a niñez y a darse un codazo con tu hermano para ver si podías repetir plato;  estaba tan rico que pronto veías el fondo de la fuente de servir. Al principio, mi tía lo cocinaba como aprovechamiento.


          
              


Verás, en casa era costumbre comer paella todos los Domingos. Pero como además había algún entrante, pollo de segundo, y pasteles para la sobremesa, la paella en ocasiones no se terminaba.
Así que mi tía Isa, al día siguiente, siguiendo la tónica de muchas casas {aquí no se tira nada} quitaba todos los tropezones (mejillones, gambas, almejas y calamares) hacía el sofrito y lo hervía; seguidamente venía al salón donde estábamos los niños viendo la tele recién llegados del colegio y decía aquello de: - "Venga, a lavarse las manos que vamos a comer".

Hasta que no estábamos sentados a la mesa, no añadía el arroz al caldo para que no se pasara. Era cuestión de dos minutos hirviendo y ya lo teníamos humeando en nuestro plato.
Si algún Domingo no sobraba paella, daba igual, porque se hacía tal y como lo traigo hoy cualquier otro día de la semana, y ese Lunes comíamos lentejas. Y de segundo, no fallaba el pescado, casi siempre sardinas rellenas o acedías.

El especialista en hacer esta receta familiar viejuna es mi hermano, le sale para derretirte de gusto y chuparte los diez dedos. Él lo cocina todo a fuego muy bajo, con la cebolla casi caramelizada y tarda mucho en que se haga, pero dice que ese es el truco para que quede rico. Lo creo a pies juntillas, el fuego lento hace milagros en los sabores sencillos.

Elisa dice que no es la mejor receta del mundo, no sé si tiene razón, porque cuando tengo un plato de este arroz por delante, no pienso lo mismo. Animate, merece la pena.



{cuatro humanos moderados}


1 Lata de Tomate natural triturado
Agua: tomaremos la medida de la lata de tomate
300 grs de Arroz
1 Cebolla
2 Dientes de ajo
1 Pimiento rojo (le puse verde porque no tenía)
3 Pimientos verdes de freír ( utilicé 6 pimientos tipo Padrón)
1 cucharadita de Orégano
1 cucharadita de Azúcar (yo de abedul)
Sal marina al gusto
50 grs de Aceite de oliva virgen extra





 - Pica la cebolla, el pimiento rojo (yo verde en esta ocasión) y los ajos en láminas.
 - Pon el aceite a calentar en un caldero y sofríe, moviendo para que no se queme.

 - Añade el tomate triturado, el agua y la sal.

 - Agrega también el orégano, el azúcar (la mía de abedul) y espera hasta que hierva, para incorporar el arroz.

 - Remueve de vez en cuando con cuchara de madera para que no se pegue  al fondo.
 - Baja el fuego a medio bajo. Del 1 al 9, lo hago al 3.
 - Si ves que necesita más agua, añádela caliente. Necesité incorporar media lata más.
 - Yo lo hiervo quince minutos y lo dejo cinco de reposo fuera del fuego.
 - Mientras, puedes ir friendo los pimientos. Como los míos era tipo Padrón, los dejé enteros. Si utilizas pimientos tipo italiano, los partes en tiras.



Sirve el plato con los pimientos por encima
. . . y disfruta.




Eso es todo por hoy, nos vemos en unos días.
Hasta entonces, espero que seas feliz.

28 comentarios:

  1. Nuria este plato me recuerda un poco uno que hice este fin de semana en casa, de esas recetas que para una son algo completamente ajeno a su cultura, una receta de reto de esas que aprendo con ellos, una receta española con arroz..., y la cuestión comenzó por conseguir el tipo de arroz que utilizan en España, que es bien diferente al que utilizamos acá, un arroz que apodo desde ahora "normalito y casi sin gracia jajajja porque la verdad es que como no solemos tener técnica para potenciar un arroz como ese que tienen alla el cual gana tanto sabor con un buen caldo o fondo...) pues ya me he quedado enamorada de esta receta, logré conseguir el arroz e intenté realizar algo se aquel país que tanto gusto y buenas recetas tanto de mar como de tierra tienen por delante. Así que al ver estearroz de Elisa, concuerdo contigo, a veces muchas veces se ven recetas que no valoramos mucho por pensar que son "muy sencillas" pero que para unos principiantes en la materia como una creo que van de maravilla para con ingredientes sencillos aprender a realizar arroces maravillos, con solo verlo ese brillo, color que tiene es para repetir muchas veces Nuria. Ya ves que por lo menos a mí me parece una receta novedosa, porque acá no salimos del arroz con verduras, arroz oriental, arroz blanco... y pare de contar (que nos falta mucho en ese sentido ;) ) así que gracias por esta delicia de receta.
    Te mando un abrazo grande y feliz semana para ti

    ResponderEliminar
  2. que maravilla
    con lo que me gusta el arroz
    ahora tengo
    una nueva receta

    ResponderEliminar
  3. Querida Nuria, este arrocito tiene tan buena pinta que me lo comería ahora mismo para merendar.
    En mi casa se cocina muchas veces, y es que se hace con cuatro cosas, y sabe a gloria. Debe ser cosa de nuestra madres y abuelas, que con lo poco que tenían, hacían milagros de auténticas delicias.
    Yo lo versioné para publicarlo en forma de risotto, y sabe riquísimo. Pero después del de Elisa, que me gustó un montón, y ahora tú, también me planteo cocinarlo para tenerlo entre mis arroces, que no son pocos, toooodos me gustan.
    Cómo me gustaría que me cocinaran (a excepción de mi santo, nadie cocina nunca para mí) ese arroz a fuego lento con la cebollita caramelizada, sin prisas, pero sin pausas, para poder disfrutar con el placer que da el saber que quién lo cocinó, lo hizo pensando en mí.
    Besos, que pases una feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Cuando se lo vi a Elisa ya me pareció riquísimo, aunque yo no he tenido la suerte de tenerlo dentro de las recetas de aprovechamiento que se hacían en casa, lo más parecido fue el arroz a la cubana que se incorporó más tarde al menú familiar. Bien mirado aquí va de escándalo un huevo frito y más sano no puede ser, así que me lo agencio para mi mesa, y mira lo que te digo, ¿a que lo planto en Navidad?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya arrocito que te has marcado muchacha! No pongo en duda que siendo sencillo, sin mucho artilugio y tonterías es un plato que te cura todos los males. No hay más que prestar atención a esa jugosidad que tiene. Me lo quedo, creo que también le dije ésto a nuestra querida Elisa. Brindaré por vosotras con un buen vino español. Besillos Nuria Eme.

    ResponderEliminar
  6. Hola Nuria!!
    Que pedazo arroz has cocinado, las cosas sencillas tienes razón por hacerlas con frecuencia las dejas y no las subimos al blog, menudo error, este arroz se merece una estrella michelin, ya quisieran algunos cocineros de renombre preparar un arroz así, con mimo, en su punto un manjar vamos!! los arroces me encantan todos y este ahora mismo me servía ese plato bien calentito, te ha quedado de escándalo reina mía, la pena no tenerte cerca que en tu puerta me presentaría...Bess

    ResponderEliminar
  7. Como no se si podre encender estos días el ordenador te comento desde el movil por que este arroz no deja de decirme comeme, el viernes descanso asi que como aun tengo en el cajon de la nevera pimientos de casa lo hare, pero tengo una duda, la lata de tomate que es la grande o la pequeña ?.
    No se como sera el que hace tu hermano pero este tuyo esta para ponerle un piso, te ha quedado de relujo no lo siguiente.
    No me ves pero me voy haciendote la ola ��
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaa ��

    ResponderEliminar
  8. Hola Nuria! Las recetas que te hacía la abuela o la tía o la mamá siempre serán las mejores, por muy sencillas que sean o parezcan, no será un plato sofisticado y con un montón de adornos pero son los más ricos y acaban siendo los mejores del mundo mundial! Es sobre todo porque lleva el ingrediente especial que es "el ingrediente sentimental" jeje! Este ingrediente hace que nos trasladamos otra vez a esa época donde nos sentíamos tan bien y por eso para mi esos platos son los mejores del mundo!
    Este arroz me parece de lo más increíble e apetecible, esta para chuparse los 10 dedos como bien dices pero si el de tu hermano es aún mejor, tiene que ser brutal porque el tuyo ya tiene una pintaza que da calambre!
    Gracias por hacerme recordar a los platos de la abuela ♥ Un besote fuerte y feliz semana!

    ResponderEliminar
  9. Ostras Nuría!! Yo es que soy tan arrocera que me derrito viendo las fotos!!
    Elisa se sentirá muy orgullosa de ver como te ha quedado su arroz, aunque como cuentas ya era conocido en tu familia.
    Ya veo que tu tía te alimentaba muy bien. El problema de eso es que más añoranza tendrás jiji.

    Un beso y espero verte algún día mis Spätzles ;)Seguro que aquí tu hermano no te gana :)

    ResponderEliminar
  10. Nuria por una vez le voy a llevar la contraria a Elisa. Cualquier plato que se cocine en casa con mucho amor es el mejor del mundo.

    Y más si como este viene cargado de buenos recuerdos ¡es que no se me ocurre qué más pedirle! Justo hace unos minutos le comentaba a Lola en su blog que en la cocina como en todos los ámbitos de la vida hay modas pero que las recetas de siempre se mantienen pasen los años que pasen y por algo será. Me parece maravilloso que cada cual use su blog para enseñar lo que quiera pero a mí me encanta que se rescaten las recetas de toda la vida y se publiquen para hacer que estén al alcance de cualqueira.

    La nueva cocina está muy bien, pero yo prefiero la sencilla, que si además no dominamos ¿cómo vamos a meternos en otros jaleos?

    Sin duda yo me quedo con tu (vuestro) arroz que tiene que saber a gloria bendita y bendita tu tía Isa que aprovechaba tan bien los restos de la paella ¡para que luego digan que el arroz que sobra no se puede aprovechar!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Hola Nuria!! Ya ves, pues yo nunca he comido el arroz así, para mi es toda una novedad, aunque para ti sea un plato de lo más corriente, y es que como cada casa es un mundo, lo que para ti es harto conocido, para la casa de al lado, puede ser todo un descubrimiento, pues así es tu arroz para mi. Fácil, económico, sin grasa y un plato de cuchara muy necesario, sobre todo cuando el frío aprieta, como nos está sucediendo en estos días. Y seguro que para más de uno, este si que es un plato es la mejor receta del mundo. Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Ainsss, pues qué tonta soy, pues si me vieras estoy que no puedo escribir, se me salen las lagrimillas, no veoooo ¡¡¡jajajaja!!! Es que he visto el nombre de mi abuela Ángela en tu blog y no lo he podido evitar, pero de contenta y de nostalgia a la vez. Nunca hubiera imaginado que su nombre iba a verse tanto. Esta receta tuvo 11.000 visitas en facebook, increíble. La receta de una mujer que no salío de Huelva y que cocinó sólo para su familia y sin grandes pretensiones. ¡¡ Qué cosas pasan, si ella lo viera o mi madre!! Aunque quizás lo estén viendo. Nuria, entre otros, me has hecho el mejor regalo del mundo y lo sabes porque me conoces. Es todo un honor para mí ver esta receta en tu blog. La has presentado preciosa y con todo lujo de detalles.
    ¡¡¡Un aplauso merecido para tu tía Isa, para mi abuela, para nuestras madres, para todas las que nos criaron y han hecho posible que nos guste la cocina de siempre .Y como no, para tu hermano, para ti y para mí que somos estupendos y cocinamos de lujo!!! ( es que ya no tenemos abuelas, jajajajaja, )
    Mil besos , un achuchón muy grande y mil gracias querida amiga!!!

    ResponderEliminar
  13. Es verdad que a veces no hacemos el suficiente caso a las recetas sencillas, las que forman parte de nuestro día a día y que en realidad son muy buenas. Además, los recuerdos que acompañan a te receta la hacen aún más interesante.

    En casa he comido toda la vida arroz con tomate, cocinado más o menos de la misma manera, aunque nunca con pimientos. Tomo nota para la próxima vez que lo haga

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Hola mi querida Nuria !
    Tienes mucha razón, hay platos que por rutinarios no les damos el sitio que se merecen en nuestro blog, sitio distinguido que se han ganado a pulso porque no por sencillo está menos rico y además como bien dices, son comidas con alma, de las que nos retrotraen a la niñez , aquella que ahora vemos lejos pero que rememoramos como si fuera hoy mismo.
    Yo elaboro el arroz muy parecido , aunque no igual y como tu hermano el sofrito siempre a fuego lento .
    Apenas tengo recetas con este ingrediente en el blog porque logicamente les gusta comerlo en su punto y nunca me dejan sacarle fotos jaja . A ver si la próxima vez que lo haga me es posible.
    De momento me alimento virtualmente con un platazo de los tuyos que está exquisito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Que buen plato de arroz, me encanta el sabor que el tomato y los pimientos le dan, riquisimo!
    Bs

    ResponderEliminar
  16. Hola Nuria¡¡
    Cierto es que siempre se van dejando recetas apartadas por su sencillez de ingredientes y también es verdad que la mayoría de las veces cuanto menos ingredientes lleva más saboreas el ingrediente principal que usas. Yo soy una fanática del arroz, me gusta de cualquier forma y con todo lo que se le ponga, es muy agradecido todo le sienta bien. Para mi este plato se ve estupendo, muy rico, con sabores sencillos y sin mucha mezcla, estoy segura de que tiene que estar muy rico, desde luego la pinta es estupenda.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  17. Que confundidas estamos cuando pensamos en hacer un plato bien sencillo, es cualquier cosa pero no nos equivoquemos, porque puede ser realmente delicioso, como este arroz, yo me temo que no os va a sobrar para el día siguiente porque se ve bien rico.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Hola Nuria
    En primer lugar quiero pedirte disculpas porque llevo una temporada bastante ausente, pero es que a duras penas he podido actualizar el blog. Primero fue un tema que tenía pendiente y que finalmente se pospuso (ya te contaré por privado) después unas pequeñas reformas en casa, y últimamente la gripe y la alergia, pero por fin aquí estoy visitando tu cocina y como no podía ser de otro modo me ha encantado todo lo que has preparado en mi ausencia.
    El arroz me gusta de cualquier manera que se cocine, y aunque esta receta que nos presentas hoy no la conocía no te quepa duda que dejaría el plato limpito ^-^
    Bueno guapísima, cualquier día te envío un correo y nos ponemos al día.
    Un beso inmenso. Cuídate mucho y un millón de gracias por todo

    ResponderEliminar
  19. Bueno, bueno, bueno. Este es un platazo de esos ricos que se comen en invierno, calentito y con saborcete del bueno. Me encanta. Parece que puedo saborear ya ese arroz caldosito y tan bueno que se ve en las fotos ^^
    Me apunto la receta.
    Un besazo guapi!

    ResponderEliminar
  20. Por fin! Esta era la receta fantasma del otro dia que me dejó con las ganas, no? Ya vi el arroz de Elisa y me gustó mucho. En mi casa no se hacía, te lo digo desde ya, así que para mi son recetas nuevas... o sea, las que me gustan!! Si es que da tanto gusto cuando encuentras recetas sencillas pero con la garantía de la cocina de siempre... y te diré que eso que hacía tu abuela de poner el caldo al final me ha encantado!
    Pues nada, esto lo tengo que probar enseguida y como guste en casa ya te digo que lo adoptaré!
    Besitossssss

    ResponderEliminar
  21. Nuria, llegó con retraso por todo el follón de mi Internet en casa por culpa de Vodafone, nos dejaron sin líneas de móviles 21 días y andábamos descontrolados y cabraeados sin posibilidad de echar marcha atrás. Un desastre, he visto este plato cuando lo publicaste; pero imposible comentar, escribía y se borraba. En fin. Bueno, creo que no hay nada que me guste más que un arroz bien hecho, con cosas sencillas y con hambre es lo mejor.
    Anda, que no da alegría encontrarte como dices y nevar hace mucha gracia “en la rampa de salida” una buena receta y que te alivia la prisa por tener que publicar algo ya. En mi blog tengo un apartado de “cocina para novatos” creo que es fundamental dar “armas” a lios que empiezan en estas lides, tengo a uno, que me llama para saber cómo se hace esto o aquello y él fue mi inductor a escribir esta sección para novatos, que por otra parte siguen algunos chicos muy jóvenes que no tienen más remedio que cocinar en sus pisos de estudiantes o de solteros ya algo mayores si quieren comer mejor y no tener que recurrir a la comida de “teléfono, tráigame tal o cual”, está cocina escademas la que han comido con alguna variación en sus propias casas desde pequeños. Aquí no se tira nada de nada. Entiendo que la lata de tomate ¿es de medio kilo?.
    Gracias por esta receta tan sencilla y tan buena.
    Muchos besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  22. Hola Nuria. Es imperdonable que recetas tan sencillas y de esas que cocinaban nuestras abuelas puedan perderse en beneficio de otras que debido a la publicidad se van haciendo hueco a costa de no saber que se come. Aquella cocina era sana, era la de aprovechamiento, la de que nunca se tiraba nada ya que con esas sobras se preparaba otro plato tan rico o más que el original.
    Este arroz que has hecho tiene todo el aspecto de ser un plato de los ricos de verdad, de esos que estás deseando pasen los días para volver a saborearlo.
    Una receta sencilla pero no por ello menos deliciosa. Un arroz para disfrutarlo.
    Que pases un buen fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Hola guapísima. Qué razón tienes con lo de no subir al blog algunas recetas antes. En mi caso hace un año que hice las famosas galletas springerle, que por cierto a mí no me gustaron, y ahí están las fotos en el archivo, saltándome las una y otra vez y es que las he cogido manía, ja, ja... por cierto, no se puede decir lo mismo de este rico arroz que nos traes. Preciosa prensa ión. Un beso mi niña

    ResponderEliminar
  24. Tiene una pinta deliciosa, me gusta la receta. Besos

    ResponderEliminar
  25. Yo sí suelo publicar recetas muy sencillas, porque mi blog es, como dice el título del tuyo, "mi cuaderno de recetas". Y así, cualquiera que esté interesado las puede consultar, porque muchas veces, las recetas fáciles son las que más busca la gente.
    Y, después de este rollo, te diré que a mí el arroz me vuelve loca, y que esta forma de prepararlo, con tomate y pimientos, es de chuparse los dedos, ¡qué rico plato!.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  26. Pues yo debo ser de las pocas personas que jamás han comido el arroz preparado de esta forma ¿será por la ubicación geográfica?, lo que si es bien cierto es que me han entrado unas ganas enormes de hacerlo y no creo que pase de mañana. Ahora que si tu hermano lo borda con la cebollita caramelizada, yo voy a ser paciente y voy a intentar que se asemeje al suyo y pimiento rojo no tengo ahora en casa, pero sí uno verde que como veo que tu lo has puesto pues yo... otro tanto. Un beso y gracias por esta fantástica receta.

    ResponderEliminar
  27. Prácticamente es casi igual que el que hacemos en casa.
    A mis nietos les encanta.
    Estas son las comidas "de verdad" las que se aconsejan a los hijos para un día a día. Nutritivas, sabrosas y si te has puesto malo "será por otra cosa, porque lo que comimos ayer no puede haberte hecho daño".
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Pues así no he comido nunca el arroz, lo probaré, porque todos los ingredientes me gustan!! no te guardes estas recetas sencillitas para ti sola, que seguro que es una delicia!! Ba.

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?