13 de noviembre de 2017

Espuma de Fresas {Apta para Diabéticos}

           


Soy una persona muy congeladora. A bote pronto sé que en este momento en el arcón hay judías verdes, lomos de Atún, Ventrescas, guisantes, Viejas, pan integral, caldo de pollo, fumet de gambas, plátanos, fresas, cerezas, tarta de chocolate y algo de carne. 

Aunque practique cocina de temporada, me gusta además disfrutar de ciertos productos cuando no es su época, y este sistema de conservación me parece perfecto. Además, en ocasiones me veo desbordada con kilos de pescado que trae mi hijo. Ya he contado en anteriores ocasiones que es aficionado a la pesca y me da muchas alegrías pero que aunque nos guste comerlo, no damos abasto para consumirlo fresco, así que van al arcón de cabeza una vez limpio. Otro motivo para congelar productos, es que cuando me gustan tanto, me da pena pensar que no podré comerlos hasta dentro de muchos meses. Amén de comida, que una vez preparada, congelo con la alegría de tener platos listos en un plis, para esos días de corre - corre.

Me voy a centrar en las fresas, ya que son las protagonistas de la receta. Como más las consumimos en casa son al natural, con su rabito cortado, bien lavadas y a bocados; y aunque aguantan bien el proceso de congelación, guardando el sabor intacto aunque no la textura, sirven perfectamente para preparar con ellas ricas recetas como zumos, polos, batidos y pasteles. Así que cuando están bien de precio, me vuelvo loca y compro cajas para este fin.

     


Cuando mi querida Marisa, anunció por segundo año consecutivo, su Reto Congelando el Verano II decidí que esta vez iba a participar. Hace años que no tomo parte en este tipo de "eventos sociales" entre otro motivos, por cuestión de tiempo. Cuando empecé con el blog, me hacía ilusión hacerlo y como virtualmente no tenía amistades, me apuntaba a los que me apetecía sin orden ni concierto. Pero a medida que vas creando lazos, y esas personas deciden celebrar alguno, participas. El problema es que tu círculo va creciendo, y con él, el compromiso de participar cada vez, en más Retos.
Al final, me vi desbordada y decidí abandonar esta práctica. Porque es mejor cortar por lo sano, que tener la sensación de haber perdido el control de tu propio blog.

           
Congelando el Verano II

Ahora, que me encuentro con la madurez suficiente, de acudir de nuevo a participaciones sin que me invada el sentimiento de querer quedar bien con todo el mundo, y simplemente por el hecho de querer hacerlo, vengo con este postre riquísimo que hago a menudo. Tardas en tenerlo preparado diez minutos, y te aseguro que además de vistoso, es muy sencillo y no conozco a nadie que tras probarlo, no haya pedido la receta. Espero que tomes nota, y que la próxima temporada de fresas, te acuerdes de congelarlas para poder disfrutar de ellas en cualquier momento del año.



{5 vasitos}

 300 grs de Fresas Congeladas
100 grs de Azúcar de Abedul 
2 claras de Huevo
1/2 Limón exprimido

 ** Si utilizas azúcar blanca, es mejor que la pulverices o que la compres glass, necesitarás la misma cantidad**





-  En un cuenco amplio, batimos las claras de huevo con el azúcar de abedul y zumo de limón.
- Tendremos que conseguir un merengue firme, pues será la textura de nuestra espuma.

 
 - En el vaso de la batidora, pondremos las fresas congeladas y batimos bien.

- Mezclamos las dos preparaciones hasta que estén bien integradas.
- Distribuimos en los vasos de presentación y llevamos al frigo al menos dos horas.



¡¡ Lista !!

¿Nos tomamos un vasito?




Nos vemos en unos días, espero que hasta entonces seáis felices.

Perdonad si no me veis estos días por vuestro blogs, pero estoy desbordada en el trabajo y no me llega el día para más. Espero ir normalizando el ritmo lo antes posible.


23 comentarios:

  1. Hola Nuria;
    que maravilla de espuma, tenemos fresas en el huerto y si te digo que a estas alturas aun cojo de vez en cuando un puñadito no me lo crees, pues es así, este año han tenido muchas y muy buenas. Esta espuma te quedo de lujo y con fresas congeladas una maravilla, siempre hay que tener cosas en el congelador para cuando vamos apuradas o están luego con un precio inalcanzable. Me ha encantado esta espuma y esos pañitos Nuria, eres una artista...Besss

    ResponderEliminar
  2. Querida Nuria. Nos conocemos un poquito y esta mañana me he pasado pensando que podías haber publicado la receta para Congelando el verano. Ya ves, una bobada, porque me avisa Blogger de que has publicado, pero es que tengo que reconocer que me hacía ilusión saber qué habías preparado. Es un honor tenerte y te lo agradezco mucho, lo sabes.
    También sé que congelas muchísimas cosas y me encantaría poder llegar a hacerlo al mismo nivel porque es muy útil y es práctico.
    Tu espuma de fresas congeladas me gusta mucho. La tengo en el blog, pero diferente y las fresas, creo recordar que no eran congeladas.
    Muchas gracias un estar en esta segunda edición y un besazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Al contrario que tú, no acostumbro a congelar casi nada. Antes lo hacía más, pero con esta afición que me entró por el producto de temporada y las comidas de temporada, terminé por no necesitar ningún congelado y los que tengo a veces se me olvida que están ahí y van a la basura con el tiempo. Cuando veo estas recetas lamento no hacerlo porque esas copitas vendrían de perlas para Navidad, sanas y fáciles, como postre son lo más. Y aunque se que las venden congeladas, no es lo mismo el mimo que le damos nosotros al prepararlas. Me gusta tu espuma y cuando tenga fresas seguro que la probaré.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Querida Nuria, no te preocupes porque te entiendo, aunque yo nunca he participado en casi ningún reto, ya sabes que el tiempo es oro, y el mío brilla por su ausencia. Pero cuando una amiga, como nuestra querida Marisa nos invita a un evento tan bonito, donde no se compite, ni se sortea nada, no puedo negarme, estas son las cosas que me gusta, disfrutar en la cocina y compartirlo, sin necesidad de luchar para ganar nada, eso me genera estrés y deja de ser divertido.
    Me encanta tu mousse, es súper fácil y se ve tentadora a amas no poder, pero el problema de la salmonela me da un miedo terrible, y nunca utilizo huevo crudo en mi cocina, pero quizá con esta Mousse podría hacerla utilizando claras pasteurizadas ¿no crees?
    Sin duda ver tu congelador tiene que ser una gozada, desde luego hambre no pasaréis en años, jejejeje.
    Besos mi niña preciosa, que disfrutes de tu isla bonita, el tiempo que el trabajo te lo permita. Nos vemos cuando puedas.

    ResponderEliminar
  5. Oh... Nuria, qué bonito postre para una ocasión especial... me encanta!!! ES fácil, rápido y quedas como una reina.
    Yo no soy de congelar prácticamente nada... aunque últimamente, de vez en cuando sí estoy congelando algunas cositas... pero es que no me acabo de acostumbrar. A lo sumo, lo que más congelo son legumbres remojadas y salsa boloñesa (vegana) para tenerla lista un día día con prisas... pero por lo demás, estoy acostumbrada a consumir lo que hay en casa y fresco.
    Loas fresas, sí que las he congelado alguna vez para hacer smoothies, me encantan!! Pero ahora, con el frío... los suelo hacer con fruta del tiempo... Besos guapa, hoy me alegraste el día con el fantástico color de tu postre... que por cierto, el rosa es mi color preferido desde que era pequeña (que te cuente mi hermana) jajaja!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola!!! qué arte con las fresas congeladas, me llevo tu porpuesta aunque no tengo congeladas. Es una delicia de postre, fresquita y apetecible totalmente, un beso!!!

    ResponderEliminar
  7. Nuria yo me tomo contigo un vasito y lo que tú quieras reina. Me ha gustado mucho tu aportación para el reto ¡qué bonito color tiene esta espuma y qué bonita presentación has hecho! Sabía que no participabas en estos eventos y me ha gustado mucho que te hayas unido.

    Dices una cosa en la que tienes mucha razón (como siempre) y es que a veces por querer participar en muchos retos acabas desbordada, convirtiendo el blog en una obligación y perdiendo casi por completo el poder de decidir qué quieres compartir cada semana. Por eso a mí me gustan los retos de Marisa porque son muy amplios en cuanto a ingredientes, recetas y sobre todo plazos lo que me permite organizarme que buena falta me hace con la peque en casa y más cosas que han pasado y que os contaré en la próxima entrada.

    Ánimo con el trabajo. Todos tenemos rachas así. No te preocupes por las visitas, si no vas dejaremos de visitarte a ti ja ja ja ¡Que no! que te vamos a seguir queriendo igual porque a todas nos pasa

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola Nuria!! Ya pensaba que te habían regalado para tu cumple un viaje espectacular y te habías ido sin previo aviso y nos habías dejado aquí con este frío que ya azota la península mientras tú disfrutabas en una isla paradisíaca, pero veo que no, que aunque sea martes, aquí estás con nosotros muy para alegría nuestra, no sé si para ti, tanta, ja, ja.
    Y qué maravilla poder tomarte una espuma de fresas tan buena a estas alturas del otoño, porque desde que desaparecieron las fresas allá por mayo del mercado (por lo menos aquí), ya no he podido disfrutar de algo igual. Alguna tengo congelada, de esas que venden en el Lidlt ya congeladas, así que me han entrado unas ganas locas de ponerme a hacer una de estas espumas. También tengo congeladas cerezas, no estaría nada mal tampoco hacerlo con ellas, ¡¡cuántas ideas se me están ocurriendo!! Si es que no hay nada como venir a visitarte para salir de aquí con ideas y de las buenas.
    No te preocupes por las visitas, lo primero es lo primero, y los bloggers, somos tan prolíferos subiendo recetas, que, a veces, es imposible llegar a todo ni ver todo. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Nuria! Estamos de celebraciones yuhu! Este reto trae muy buenas recetas, esta espuma de fresas es irresistible... Qué rica debe de estar! Además bien fácil de hacer ;) No congelo tanto como tu pero es verdad que agradecería tener platos hechos y listos para sacarlos un día de estos que no tienes tiempo a nada, a ver si cambio el chip jeje!
    Tengo una receta de mousse de fresa en el blog y la verdad que es casi la misma que la tuya jaja! Tu receta me ha recordado lo rica que estaba... una nube en la boca! Utilice fresas frescas pero también tengo congeladas ahora mismo, me has dado ganas de repetir mmm! Y para gastar las yemas yo hice una crema pastelera y monte unas pequeñas tartas de fresas con speculoos... jiji! Me perderé lo golosa que soy jaja! Un besote muy fuerte y no te agobies con los comentarios ;)

    ResponderEliminar
  10. Antes congelaba muchisimas mas cosas porque mi madre tenia un arcon en su bodega y me servia de el pero desde que lo hemos apagado haces tres años mis congelaciones se han reducido a lo mas imprescindible por que con los cajones del combi no hay capacidad para mucho.
    La espuma de fresas se ve deliciosa uuuummmmmmmmm de buena gana daba cuenta de una copa pintaza tienen no dudo ni un segundo que esten de rexupete.
    Te han quedado de relujo.
    Bicos mil wapisimaa.

    ResponderEliminar
  11. Hola!! ya eseraba tu receta de congelador, jejeje!! Yo no sé qué haría sin los mío, cualquier día me congelo hasta yo, jajajaja!! te ha quedado una espuma deliciosa, qué rica y con ese color tan suave y natural que no hay nada que lo supere.
    No te preocupes por no llegar a los comentarios de los blogs, yo creo que todas vamos contrareloj, yo ando de reformillas en casa y como imaginas un poco liadilla. pero de todo se sale. Un beso preciosa!1

    ResponderEliminar
  12. Mi Nuria querida, esta semana la comencé metida entre harinas y no me había podido pasar, primero te respondo tu comentario de la tarta Bakewell, me sorprendiste tu también, pues espero que hayas pasado un grato cumpleaños, el placer y honor es para mí porque siempre se aprende de cocinas como la tuya, todo tan bien explicado, con tu sinceridad con tu amor plasmado en cada cosa, eso no tiene precio y lo respeto y admiro mucho.
    Con respecto a esta deliciosa receta, me apunto y me grabo lo que dices de la practica de participar en retos, que una va conociendo personas que se topan por el camino como me paso en tu cocina, pero tienes toda la razón, y cuando el tiempo no da a cortar con las practicas jajajjaja, en mi caso que soy muy de retos los hago más por aprender... pero creo que llegará el tiempo de dejarlos por cuestiones de tiempos y cambios que vendrán... ya veremos. Pero tienes toda la razón.
    Por otro lado esta participación es una completa delicia que entra por los ojos, y es que aunque nunca me gusto el color rosado en la ropa, el color rosado de sorbetes, zumos, espumas y postres en general sí que me gusta y ese color solo lo dan las fresas o también las guayabas. Pues tu espuma de fresas me parece un postre fresquito y rico, perfecta captura del verano ahora que llega el invierno a esas latitudes, esa idea me parece una metafora muy bonita la de congelar el verano. Un placer venir a verte Nuria, un placer leerte y un placer realizar tus recetas.
    Mil besos!

    ResponderEliminar
  13. Yo también soy mucho de congelar, ya lo sabes, de hecho tengo dos congeladores, el del combi y un arcón y te aseguro que los tengo los dos a rebosar. Ayer mismo hice mermelada de fresas con un kilo y medio que me quedaba congelado, era lo último pero como ya empieza a haber fresas pues ya no necesito. Tu espuma me la comía a cubos, jajaja, vaya pinta tienen esos vasitos, hija, da gusto verlos.
    Un abrazo enorme y tranquila, que poco a poco volverás a la normalidad.

    ResponderEliminar
  14. Hola Nuria¡¡
    Andamos todos con el tiempo bastante reducido, yo la semana pasada cuando publique no estaba muy segura de solo publicar un día a la semana, pero al final he decido que sí, de esta forma no ando tan saturada y me da más tiempo para otras cosas, así que te entiendo, es que aveces no se llega por mucho que una quiera.
    Yo no soy mucho de congelar productos frescos, pero si que es cierto que comidas ya preparadas si que me gusta tener de reserva para esos días en los que se que voy a llegar con la hora muy pegada para preparar la comida, la verdad es que vienen genial. Dicho todo el párrafo que te acabo de escribir, jejeje....voy con tu postre que se ve estupendo y muy ligero, para hacer de este tipo de postres veo que es estupendo tener algunas frutas congeladas, seguro que te acabo copiando, jeje, buenísimo Nuria.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  15. Nuria, llevo un atraso curioso, he estado sin teléfono móvil 21 días por culpa de Vodafone; un desastre, por un cambio de operador que vaya día el que pensamos cambiarnos, en fin; me sigue fallando Internet y no vienen, dicen que en 24 horas y han pasado 10 días, en fin estoy tan enfadada (por ser suave) que no veas el atraso para todo; de trabajo, de comentarios, de todo. Hasta hemos atrasado un viaje pues sin móvil no queríamos irnos, me pregunto, qué hacíamos antes...😂
    Bueno me ha encantado tu receta echando mano de lo congelado; yo confieso que casi no congelo pues no sé hacerlo bien, solo congelo lo indispensable.
    Me ha parecido un postre fácil y rápido que para los tiempos que corren no es poca cosa.
    Te deseo un buen fin de semana.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Un lujo de postre y parece fácil.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. A mi me encanta la idea de congelar, guardar y aprovechar todo, precisamente estamos esperando que cambiamos el frigorífico y por fin, podré darle vidilla a mi congelador que de verdad, estoy deseando. Me ha llamado la atención eso de congelar plátano ya que hay veces que se me han puesto maduros demasiado pronto y no hemos dado a basto para comerlos, de haberlo sabido.. habría congelado para darle uso mas adelante por ejemplo para preparar una espuma como esta tan buena que has preparado que por cierto me encanta.Me encantan las fresas y también las suelos comer al natural. Un besito.

    ResponderEliminar
  18. Hola guapa! A mí me pasa lo mismo con el tema de congelar por si me entran ganas de comer lo que no es de temporada, ja,ja... Y tengo el congelador que mi contrario dice el pobre que no le queda espacio para poner hielos, pobre! Me encantan estos postres tan vistoso y fáciles de hacer!! Besitos, mi niña!

    ResponderEliminar
  19. Que maravilla de espuma!! mira que postre mas rico con fresas congeladas, ideal para terminar cualquier comida o cena navideña!! Me ha encantado!! Bs.

    ResponderEliminar
  20. Aquí llega otra congeladora :-) Empezando por fantásticos pescados, porque en casa el aficionado a la pesca de acantilado es mi marido, tengo verduras, legumbres, queso, pan, embutidos (morcillas caseras que me regalan para la fabada, huesos de jamón para caldos...) fumets de carne y pescado, tomate frito, pimientos asados, kilos de moras que he cogido este año, frambuesas y arándanos... 2 l. de zumo de limón en cubitos, y su ralladura (pues me dieron 4 bolsas de limones y se me perdían)... un montón de claras de huevo, congeladas individualmente... uffff de todo se encuentra en mi congelador jajaja.
    Bueno, al lío, que la espuma de fresas es riquísima, pero si se dispone de ella fuera de temporada es todo un lujo. Poder disponer de esta fruta tan exquisita en pleno invierno es un auténtico placer, y convertida en esa fantástica espuma que nos dejas, es para que se nos caiga la baba, porque además, presentada con esos tapetitos tan primorosos, es el complemento perfecto para una relajada y estupenda sobremesa familiar. ¡¡Me ha encantado, Nuria!!

    Un besín.

    ResponderEliminar
  21. Tú y yo tenemos mucho en común jajaja, ya te lo dije hace tiempo. Sin comentarios.
    ¿Qué quieres mi opinión desinteresada? jjj, pues te la doy con mucho gusto. Me parece rica no, riquísima, fácil no, facilísima, pero lo mejor, tal vez, es lo resultonas que quedan en esos vasitos tan monos. Envidia me da no haberla probado :( Muchos besos guapa.

    ResponderEliminar
  22. Bueno y delicado. A mi marido le encantará.

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?