6 de junio de 2016

Galletas Rústicas de Naranja & Aceite



Cada vez que llega el Otoño, hago el firme propósito de hornear galletas.
Rebobinemos . . . ¿Otoño? . . . pero si estamos cerca ya del Verano ¿que hago entonces hablando del Otoño en Primavera? Nada más que constatar, que mis propósitos son unos, y llevarlos a cabo me cuesta a veces meses, pero que al final voy  tachando  acortando mi lista de intenciones.


Lo sé, algunas ya andáis con un calor exagerado, moviendo el abanico con una destreza de muñecas, que ni Nadal en sus mejores partidos; con el aire acondicionado del coche a toda pastilla, comiendo y haciendo helados, o postres frescos y coloridos.
Pero un buen café, acompañado por la tarde con algo dulce, sigue apeteciéndome de igual modo.
Y por mucha calor que haga en la calle, el horno no dejo de utilizarlo. Porque no necesita vigilancia constante, permanecer en la cocina, ni sentarse cerca para comprobar nada a través del cristal. Además, hace años que mi horno es el mismo, y como le tengo confianza y nos une una larga amistad basada en el cuidado y limpieza con mimo, me permite huir de la cocina en pleno proceso.  Ya se encarga de avisarme con un buen silbido sonido de reloj,
terminado el tiempo establecido.

 

Las de hoy son unas sencillas galletas, que me enamoraron desde que vi los ingredientes que llevaba y que he repetido dos veces en pocas semanas porque me gustaron mucho, muchísimo. Y si quedas con alguna amiga para tomar café y te presentas con una cajita de galletas caseras, te aseguro que te querrá más si cabe en cuanto le dé el primer mordisco.
Como mi experiencia galletera es limitada, y las florituras están lejos de mis habilidades culinarias, con unas sencillas como éstas, ya estoy más que contenta.
Y que conste que las mías podían haber salido esteticamente más guapas y hermosas. Les faltó algo de líquido, pero al ser una receta nueva, no me atreví a añadir más la primera vez.
Resumiendo, estoy feliz con el resultado.

    
           
* Si eres golosa, añade 50 grs más de azúcar.
 
  

*En un cuenco amplio, ponemos: el zumo de naranja, el aceite de oliva, el azúcar de abedul y la ralladura de naranja.


* Seguimos agregando: la yema de huevo, la cucharada de leche, removemos el conjunto y añadimos la harina junto con la levadura.


 * Mezclamos con una cuchara, y cuando ya no podamos seguir moviendo porque es bastante espesa, entonces terminamos de formar una bola con las manos. {En este momento tendría que haber añadido más zumo de naranja y seguir mi instinto . . . en fin, la próxima vez si lo hice}
 * Separamos porciones de veinte gramos y formamos bolitas que iremos dejando en la bandeja del horno sobre papel y guardando una distancia.
* Precalentamos el horno a 180º


  * Aplastamos cada una de las bolas, le añadimos el sésamo y presionamos de nuevo para que se quede pegado.
  * Horneamos durante 15-20 minutos a 170º si utilizas Azúcar de Abedul, pero si las haces con Azúcar Blanca, a 180º y vigila el tueste, cada horno es un mundo.
  * Enfriamos sobre una rejilla y listo.


Ya te puedes comer todas las que te apetezcan.

¿Vas poniendo el café?

   

La receta se la he copiado descaradamente a Mar { mis recetas dulces y saladas }. Una bloguera bien simpática, que te cuenta sus impresiones culinarias sin pelos en la lengua y que cuenta con unas recetas estupendas. Le encanta hacer galletas {las suyas quedaron mucho más preciosas que las mías, el próximo día le añado almendras como hizo ella}. Mar tiene una sobrina-pinche, Ana, que es para comérsela. Bueno y su perrito Lennon, siempre aparece en las fotos, pendiente de alguna miga descuidada. 

Eso es todo por hoy, nos vemos en unos días.
Espero que seas feliz, o al menos, lo intentes.

31 comentarios:

  1. SSshhh... te voy a dar un consejo , si .. yo a ti !!
    no hables bien de los electrodomésticos que se vienen arriba y se petan tos.. esta semana no paraba de hablar de mi cafetera de bracito ( la saeco como la de los bares ) y se ma escoñao!! asi que tu mut .. el tema galletero ya sabes como lo llevo miarma, pero asi y todo tengo una duda con la receta jaja .. ¿tengo que ponerle al final más liquido o no ? harina de espelta integral tengo , que estaba deseando probarla .. pero aun no me veo haciendo galletas MamaNuria... me acojonan viva ¿ que hago , me arranco ya con las tuyas o ke ?... mira que si me salen igualitas que las tuyas me planto en tu casa con el cafelito y todo jaja
    ya me dices algo por aqui

    un abracito achuchao..artistaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  2. Hola guapetona!!
    Yo pongo el café, el té, el cacao o lo que haga falta. Viendo los ingredientes de estas galletas sé fijo que me gustarían muchísimo. Normal que las repitieras y quedases contenta con el resultado, yo quedaría contentisima ahora mismo...si pudiera alargar el brazo y echarles mano jejejeje.

    Besiness

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Nuria!! Pues yo también de las que siguen horneando en verano, como bien dices, ya se encarga el temporizador del horno de avisarme que ya tengo listo el pollo, el pescado o el bizcocho que haya dentro. Es cierto, que para el blog, si que intento subir cosas ya sin horno, pero en mi día a día, sigue en funcionamiento.
    Yo tampoco soy mucho de hacer galletas, y mira que me encanta el olor que desprenden al hornear, es que realmente huelen a Otoño, a hogar. Pero luego, es que ya tienen que estar riquísimas o llevar chocolate o algo especial para comérmelas. Así, que por ello no suelo hacer. Pero no me cabe la menor duda, que las tuyas tienen que estar de lo más ricas, porque si tú dices que están muy buenas, es que lo están. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Me parecen exquisitas Nuria y apetecibles al máximo, unas buenas galletas entran bien en cualquier época del año. Me encanta ese corte que tienen, me llaman y no pueden ser más sanas. Una ricura por supuesto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hola!! me gusta mucho los ingredientes tan sanotes que llevan, y me encanta el resultado final, además al ser rústucas quiere decir que no hace falta que queden muy muy iguales todas, cosa que a mi me chifla, entre otras cosas porque las pocas veces que hago galletas me quedan desiguales, jeje.
    Están de muerte, para empezar y no parar. Me las agencio, un beso!!

    ResponderEliminar
  6. hola Nuriaaaaa, vaya pintaza, tengo una receta parecida pero es sin virgen extra y con otra harina, me ha encantado como te han quedado, qué pintón! y eso del otoño me ha asustado sí jaajajajajaj;).Oye, acabo de publicar tus molletes, o de Elisa, pero que yo te vi a ti. DELICIOSOS :))) UN BESAZO

    ResponderEliminar
  7. Como comprenderás a mi el tema de las florituras como que me resbala bastante, ya no tengo ni la más mínima esperanza de darle al fondant, jajaja. A mi tus galletas me parecen perfectas, de sabor tienen que estar riquísimas con ese sabor a naranja que me encanta, y pues nada, que ya estoy poniendo el café... no tardes.
    Un beso corazón.

    ResponderEliminar
  8. Pues son unas galletas sin florituras Nuria, pero no por ello menos apetecibles, al contrario , a mi me han entrado igual por los ojos jaja jajaja, y es que una está necesitada de dulce, es que he hecho propósito de enmienda jaja jajaja, para dejar de comer dulce, y claro .... estoy que me subo por las paredes.

    Seguro que son riquísimas, y como tu dices, da igual que haga calor, que aunque en invierno se agradezca encender el horno y sentarse frente a el, en verano no hace falta, para esos tenemos alarmas

    Besotes linda y feliz semana

    ResponderEliminar
  9. Bueno bueno como que tus galletas no son monas son monisimaaaaaaaaaas y si las has echo dos veces no se duda ni un segundo de que esten de muerte relentisimaaaaaaaaaa.
    Tanto Mar como tu sois unos soletes estas galletas las tengo en pendientes desde que se las vi al igual que tus molletes que ha publicado hoy ella me faltan horas en el dia para llegar a toooooo ,a ver si el proximo dia que descanse me puedo poner al lio de paso que enciendo el horno jajajaja.
    te han quedado de relujo ,ya mismo me tenias en casa a tomar cafe siu estuvieras mas cerca.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaaa.

    ResponderEliminar
  10. Pues nada, nosotras con el horno encendido, jajaja!! Yo soy de las que no perdono un cafelito en verano, me encanta ese aroma que desprende y ya si tengo algo bueno como tus galletas n hay más que hablar, soy feliz como una perdiz, el helado para la noche que con el café no duermo . En fin que tienen que restar de muerte y yo como estoy cogiendo confianza, no me corto: ¿ Me mandas una cajita ? Jajaja, un beso preciosa !!

    ResponderEliminar
  11. Nuria cuando he leído Otoño, casi me da un soponcio, ojalá fuera otoño ya y no porque quiera que pase el tiempo rápido no, sino por el calorazo que tenemos en Sevilla, y lo que nos queda por pasar.
    Me encantan las galletas caseras, aunque yo las hago poco, es decir nunca, desde que hice unas de avena para subirlas al blog, no he tenido tiempo de volver a repetirlas, y eso que se hacen en un periquete, pero no tengo tiempo, así que me consuelo visitando virtualmente a amigas como tu, que tienen el precioso detalle de ponerme hasta el mantelito de hilo y la porcelana fina para tomarnos juntas el café, ¡¡qué ricas estaban!!
    ¡Que agustito me encuentro! como si estuviera en mi propia casa.
    Besotes y disfrútalas tú que puedes, je, je, je...

    ResponderEliminar
  12. Tienen un aspecto fabuloso y qué rica Se! Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  13. Nui reina por aquí por Pontevedra las temperaturas son suaves comparadas con otros sitios,y hornear en verano no me supone gran esfuerzo, las galletas te han quedado divinas y para tomar por la tarde con un café un té o lo que nos apetezca, siempre son bien venidas, que bocaditos tan ricos y otra ventaja, en verano las masas fermentan enseguida y es un gustazo disfrutarlas luego...Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  14. Pues sí el verano ya está a la vuelta de la esquina y el bochorno en Barcelona es horrible. No me gusta nada el verano, lo siento, pero para mí el otoño y el invierno son las mejores estaciones.
    Estas galletas son apetecibles en cualquier época del año. Me han gustado mucho y con zumito de naranja deben saber deliciosas.
    Te han quedado perfectas ¿cuándo dices que me paso a merendar! ;-)

    ResponderEliminar
  15. Querida Nuria, Da igual, otoño, primavera o verano. Invierno ideal, porque las naranjas están mucho más ricas que en verano y congela fatal.
    Me da la impresión de que las has hecho para mí, porque no llevan mantequilla, no llevan azúcar y todos los ingredientes, siempre que no me pase comiendo, me encantan y me van perfectas para mi dieta.
    Y sabes, pues, que me las llevo puestas.
    Espero encontrar tiempo, porque, recetas tuyas, tengo unas cuantas en pendientes.
    Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
  16. Holaaaa Nuria guapaaa!!!! Con estos ingredientes y tu buen hacer, seguro que están riquísimas y qué gran regalo llegar a casa de una amiga a tomar café y con una cajita de estas delicias debajo del brazo, sobre todo si la amiga en cuestión no es muy cocinillas ;)
    Un besazo enoooorme y muyy feliz semana!!!!

    ResponderEliminar
  17. Uffff! Menudas galletas. De las que me gustan a mi rústicas con ingredientes de primera. Soy una adicta a las galletas, hago de todo tipo. Ten por seguro que estas las voy a hacer sí o sí. Me han encantado. TE mando muchos besos guapa

    ResponderEliminar
  18. Mi Nuria , tengo que decirte que para degustar unas galletas tan exquisitas como las que has preparado , la época del año en la que se hagan es la misma , pues apetecen en cualquier momento , ya lo creo que sí !!!
    Me encanta como te han quedado , lástima no estar más cerquita que yo pinía el café jajaja..
    Un abrazo primor!

    ResponderEliminar
  19. Hola Nuria¡ por mucho calor que haga en mi casa el café se sigue tomando acompañado de algo dulce, es que parece que si no lo acompaño con algo no me sienta bien, jeje. Estas galletas se ven estupendas, tienen que tener un saborcito muy rico, te falta decirme la hora a la que se toma café en tu casa, jeje, buenísimas.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  20. Pues a mi me pasa igual...el horno no dejo de usarlo por mucho calor que haga, tanto para dulce como para salado...es indispensable en casa, nos gustan mucho los asado y los dulces horneados...que le vamos a hacer??? luego me voy a la piscina y me doy un remonjón y tan fresquita...jajaja Me encantan estas galletas, y como tu dices no hay café que no guste de acompañar con algo dulce!! Bs.

    ResponderEliminar
  21. Nuria que aspecto tan increíble estas galletas!! Azúcar de abedúl??? No sabía que el xilitol se podía llamar así, que gracioso!!. Desde luego se ven tan rústicas que apetece tomarlas con un café sentada en la montaña después de una excursión a caballo, y tienes razón, aunque haga mil grados fuera, seguiremos encendiendo el horno en casa^^

    ResponderEliminar
  22. Mi querida amiga, como bien sabes me gustan las cosas tan autenticas que estas galletas son mas florituras no tendrian el encanto que tienen, para mi estan perfectas y preciosas, y como bien dices aunque el calor ya por algunos sitios es de los grandes , Murcia es uno de ells, pero cuanro me gustaria tomar unas galleticas de estas con un buen cafe humeante que eso por mucha calor que haga es siempre un manjar, Bueno cielo voy a darma una vuelta por las receticas que me he perdido que ya he dado un vistazo y se que son como todo lo que haces de bandera. Un abrazo muy muy grande de tu amiga que te quiere

    ResponderEliminar
  23. Pues yo horneo si quiero, me da lo mismo, pues calor, cuando dice aquí estoy, no se rebaja ni con un horno parado y además yo tampoco me meto dentro. ¡Ojo! que desprender desprende. Ahora me viene a la mente el chiste del que iba por el desierto con la puerta a cuestas, jajaja, ¡y que le daba un fresquito cuando la abría! jajaja. Me divierto yo solita. En fin, qué te voy a decir de las galletas que no sepas mejor que ninguno, si te las has comido tú. Te creo porque siempre te creo. Muchos besos Nuria Eme.

    ResponderEliminar
  24. Pues a mi me encanta el verano, claro que por Lugo no hace el calor de otros sitios y mi horno funciona todos los días porque no me resisto a dejar de hacer pan y desde luego que galletas, porque yo si que soy galleta y estas galletas que nos traes tienen que ser deliciosas y sinceramente me gustan así, porque las galletas perfectas parecen industriales y dudas de si serán de verdad esa receta, que más de una vez me he llevado un chasco.
    Un besito enorme guapísima y feliz semana.

    ResponderEliminar
  25. Yo soy amiga tuya Reina Guanche, así que ya puedes mandarme una cajita de esas... tu ya sabes lo galletera que yo soy, y esas aún no las he probado....
    Y ahora en serio, viendo los ingredientes entiendo perfectamente que las hayas repetido, y eso que tu dices de que no han quedado bien, nada de nada, tienen pinta de caseras que es lo que más me gusta.
    Biquiños sonoros Mi Reina!

    ResponderEliminar
  26. Lo rústico tiene mucho encanto!! el encanto de las galletas horneadas con amor y dedicación, que para mí son las mejores ¡y que se quiten de enmedio las florituras! qué hace calor? pues abanicos y soplaores, jaja
    Mi cafelito no podría estar mejor acompañado ahora mismo ,que con el sabor tan delicioso seguro, de tus galletas!!
    Muchos besos, guapísima!!

    ResponderEliminar
  27. Yo también horneo en verano, a pesar del calor: como dices, no hay que estar a pie de horno todo el rato, así que se puede soportar.
    Estas galletas son de las que me gustan a mí, de las que empiezo a comer y no puedo parar.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  28. Hola preciosisima, serán muy rusticas, pero que bonitas y ricas son, es lo que tiene hacer las cosas con mucho cariño, mándame una docenita para el café de mañana que me pillas desabastecida, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  29. Hola Nuria
    No me extraña que estés satisfecha por como te han quedado esas galletas. Cómo para no estarlo :-)
    En serio, tienen una pinta inmejorable, tanto que he decidio copiarte la receta, aunque algunos ingredientes me va a resultar difícil encontarlos, como el azúcar de abedul o la harina integral de espelta, pero ya veré por qué puedo cambiarlos si finalmente no los encuentro.
    Un beso muy grande guapa. Feliz semana

    ResponderEliminar
  30. Geniales las galletas Nuria, desde luego que ando mal de tiempo para hornear, pero el calor tampoco me lo permitiría. Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  31. Vaya Nuria hace días que no me pasaba por aquí y empiezo a leer la receta y veo que pone en otoño y por un momento pensé de cuando es esta receta tanto no hace que no te visito jeje, si ya estamos en verano!!
    Te han quedado geniales y yo como tu, que me avise el reloj del horno.
    Un besito

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?