8 de junio de 2015

Pizza Bianca / Pizza Blanca

   

      Cuando mi hija era pequeña no comía pizza. ¿Que extraño, verdad? cuando todos los niños se pirran por ellas.
      Y un buen día descubrimos el por qué. Estábamos pidiendo una  para los hermanos y tras insistirle para que ella hiciese lo mismo, nos desveló el misterio: no le gustaban las pizzas porque llevaban to-ma-te.
      Paradojas infantiles, porque mi hija viviría pegada al bote del tomate frito.
 
      Preguntamos si la podían hacer sin él, y cuando la trajeron, fue un visto y no visto. Claro que mi cuñada y yo, colaboramos activamente, porque al probarla nos encantó el descubrimiento.
      Tanto es así, que desde entonces y siempre que tomo la pizza con éstos ingredientes, nunca se lo añado.


       Pedir una pizza sin tomate, os aseguro que en según que sitios, sigue siendo cuando menos, chocante.
      El colmo fue en una ocasión, que tras tomarnos nota, tanto le debió de contrariar al cocinero, que lo vimos llegar al comedor, consultar con el camarero y acercarse a preguntarnos si era cierto que la queríamos sin ese imprescindible ingrediente.
      Por tres veces nos reafirmamos en nuestra elección. Resultó una situación, un tanto chirriante e incómoda. Y por supuesto, nunca más volvimos.


      Hace unos meses me hablaron muy bien de una Pizzería que habían abierto, donde todo el personal es italiano. Así que una noche, nos pasamos por allí e hicimos un pedido para comerlo en casa.
     Oye, con qué naturalidad, dijeron mientras lo anotaban: " Pizza Bianca". Qué gusto no ver caras raras ni comentarios al respecto.


      Como ya he vuelto más de una vez, en la última ocasión, mientras esperaba la pizza para llevar, uno de los chicos entabló conversación y me dijo que en contadas ocasiones las piden blancas.
    Y añadió, que hay muchísimas pizzas, que no llevan tomate, pero que no las suelen incluir en la Carta de los Restaurantes. Y me puso el ejemplo, de las que se hornean con rúcula {me acordé enseguida de la que publicó mi querido  Ettore en su estupendo blog y que la tengo en pendientes. Id a verlo, es cocinero de los de verdad, y algún día le darán veinte Estrellas Michelín por lo menos}
     Así que me sentí menos bicho raro {risas}. Sobre todo, cuando terminó diciendo {con una acento italiano divino}: "Señora, usted sabe apreciar los sabores, el tomate los camufla en muchas ocasiones".
     Y ahora, vamos a hacerla.                               

                                                
          
     


*  En un cuenco bien grande añadimos la harina, la levadura, el agua templada poco a poco y amasamos. Añadimos la sal al final, y seguimos amasando hasta formar una bola de masa tersa, lisa y elástica.
* Enharinamos esa bola y la dejamos reposar durante una hora, bien tapada y fuera de corrientes. Éste paso es para que se relaje el gluten y podamos darle forma cómodamente. Cuando la vayamos a extender, tendremos una masa muy blanda y aireada, pero fácil de trabajar.
* Hice la masa en la panificadora, programa amasado que dura quince minutos. Pon todos los ingredientes menos la sal. Cuando falten cinco minutos para que termine, agrégala, y comprueba que la bola se despega facilmente de las paredes. La sal y la levadura, no deben tener contacto directo, afectaría al levado de la masa.
 *Si la tocas cuano haya terminado el programa, no se debe pegar a los dedos. Deja que repose igualmente, una hora.

 * Pasado ese tiempo, divide la masa en dos partes, le das forma de bola, enharinas de nuevo y deja reposar otra media hora.
 * Ya puedes formar la pizza. Empieza a desgasificar la masa con las manos, haciéndola girar, y consiguiendo la medida que quieras. En mi caso fueron de 25 cms.
 * Precalentamos el horno a 250º
*  Si te es más fácil, puedes darle la forma con el rodillo.
*  Una vez formada, la pones sobre la bandeja que irá al horno.
 * Empieza a repartir los ingredientes: queso y beicon.
 * Sigue con los dátiles y más queso.
 * Pones la pizza en el fondo del horno durante cinco minutos. Así te quedará una base crujiente y riquísima. Pasado este tiempo, sube a la posición media, bajas el horno a 200º y dejas entre doce y quince minutos más, o hasta que veas que alcanza el tueste deseado.
* Ya fuera del horno y antes de servir, añade un hilo fino de aceite de oliva y orégano por la superficie {con el corre corre de las fotos, se me olvidó ésto último}


       No tiene más complicación, siempre es fácil hacer una pizza en casa, añades los ingredientes que más te gusten y la cantidad que te parezca mejor.
      Dependiendo del día, la masa la puedes dejar más delgada, más gruesa, los ingredientes más dispersos o cargarla porque tienes mucha hambre . . . y sobre todo, nadie te censurará si la comes sin to-ma-te.

       Hace poco descubrí, gracias a mis hijos, que me encanta ir dejando los filos de la pizza, para comerlos al final, mientras los mojo en salsa barbacoa. Lo que antes les censuraba a ellos . . . .  ahora me gusta.   
      En fin, como diría mi tía Isa: " Niña, todo se pega, menos la guapura "


        Eso es todo por hoy, hasta la próxima entrada, sé feliz o al menos, inténtalo.

31 comentarios:

  1. Tu hija si que sabe, jaja. Yo no soy muy objetiva la verdad, porque las pizzas, reconozco que me gustan todas, pero hace no mucho en una revista vi la foto de la Pizza Bianca y aqui mismo tengo el recorte, me llamó mucho la atención, tan doradita... pero prefiero la tuya, con esa historia detrás y tu paso a paso, además lo de los dátiles me ha encantado. Ah y lo de los bordes mojaditos en salsa barbacoaaaa, eso yo no lo sabía, que idea mas buena. Como siempre un pedazo de receta querida Nuria, muchos besotes reina.

    ResponderEliminar
  2. Yo no encuentro nada raro que no le guste el tomate a tu hija porque a la mía tampoco le va nada, pero en la pizza se lo come porque siempre pide la de cuatro quesos y debe camuflar el otro sabor. A mí también me da un poco igual que lo lleve o no, pues suelo disfrutar con todo tipo de ingredientes y la combinación que se haga con ellos. Así que tu pizza me encanta, tiene pinta de estar super buena y yo los filos que sobran sin relleno donde los mojo es en el aliño de la ensalada.
    bss

    ResponderEliminar
  3. que buena receta y me ha encantado sin tomate , claro que con ese queso no hace falta estara mas bueno, seguro a veces los tomates y las mayonesas son para tapar ciertas cosas que para mi no estan buenas por lo tanto viva la pizza sin, me ha encantado y ya vere cuando , que el horno esta en paro mientras sigamos con estas noches y estos diita, ya veras como no me baño cuando lleguen las vacaciones, besssssssssssss

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado divinisimaaaaaaaaaa y no dudo ni un segundo este de muerte relenta, que razon tenia el empleado de la pizzeria cuando te dijo que el tomate muchas veces camufla el sabor de los otros ingredientes y que sabes apreciar los sabores por que mira que pizza compartes hoy uummmmmmmm babeando me tienes que lo sepas .
    Mi hijo al contrario que tu hija solo comia el tomate en ñla pizza eso si tenia que ser bien poco ,pero como pasa con todo ahora a cambiado de gustos y se come a cucharadas la salsa de tomate jajjaa.
    Como siempre recetas , fotos paso a paso y presentacion son de 20 points.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaaaaa.

    ResponderEliminar
  5. Ohhhhhhhh, mi comentario ha desaparecidooooo, sorry.
    Te comentaba que me ha encantado tu pizza blanca y que la tengo que probar ya, me parece muy interesante sin el tomate y un poco diferente por lo que me gusta más todavía. Besotesssss

    ResponderEliminar
  6. qué rica y queda muy bonita así blanquita, hija a mi no me parece tan raro jajajaaj, a veces la he hecho hasta sin queso. Cosas que pasan. Me encanta la primera foto, un beso fuerte

    ResponderEliminar
  7. Nunca se me habría ocurrido pedir una pizza sin tomate pero tiene una pinta estupenda! Una pena que muchos restaurantes la descarten...Gracias por compartir una receta tan original, saludos! Lara.
    http://lasdulcesmanualidadesdelara.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Riquísima Nuria!!!!! Y estoy de acuerdo contigo, si no te gusta o no toleras el tomate, no hay porqué tomarlo por obligación y a los que pusieron mala cara...más perdieron ellos, además de ser poco profesionales.
    Y lo de los bordes para el final, también lo hago, jaaa, jaaaa
    Un besazo preciosa y muyyy feliz semana!!!

    ResponderEliminar
  9. Nuria, en mi país (la Argentina) tenemos pizza de lo que se te ocurra sin inconvenientes, incluso pizza bianca o blanca, porque somos tan fanáticos de este plato que no nos negamos ninguna versión posible (molde, a la piedra, con salsa, sin salsa, con vegetales variados, marinera, tropical... y la lista sigue). Jajaja ;) Sin embargo, esta versión que has preparado no sólo es apta para niños sino para alérgicos al tomate/jitomate que, así, no se privan del sabor y la ceremonia de comer pizza. ¡Estupenda propuesta!
    Un beso grande y excelente semana para vos

    ResponderEliminar
  10. Hola preciosa !
    Pues en mi casa lo mismo nos gusta con que sin tomate , asi que veo esta pizza bianca y de buena gana daba cuenta de ella jajaja....Hay que ver lo impertinente que puede llegar a ser la gente, ese cocinero debía ser de esas personas que se quedan ancladas en su saber y piensan que sólo ellos tienen el poder de la verdad.....me enerva.........como dice el refrán : Ni el libro cerrado da sabiduría ni el título por sí solo maestría........enfin.............Menos mal que son excepciones .
    Besinos y feliz semana mi niña .

    ResponderEliminar
  11. Que buena pitssa querida Nuria. Dependiendo de los ingredientes yo tambien la prefiero sin tomate y aunque suelo hacerlas caseras, por aqui hay varias pequeñas piserias que te las preparan sin poner caras raras. Tienes toda la razon sobre Ettore. Cuidate. Muakkkkkkkk

    ResponderEliminar
  12. Seguro que esta a mi hijo le encanta...no es muy de tomate...Te puedes creer que no tengo ni una pizza en mi blog??y lo gracioso es que tengo una pizzera en casa.. (mi hija trabaja los fines de semana en una pizzeria y las hace muy bien), le diré un dia que me haga una para publicarla jajaja!! Te a quedado estupenda!! Bs.

    ResponderEliminar
  13. Hola Nuria!!desde luego la niña sabía elegir, yo me quedo también con las de tomate pero te aseguro que ésta tiene una pinta espectacular y muy, muy rica!! la tengo pendiente de hacer que Concha Cabello también la tiene y las dos me habéis enamorado con esta pizza. Un beso guapísima y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  14. Me revientan esos cocineros intransigentes que te miran con cara de alucinados por pedir algo diferente, jajaja, vamos a ver, no son cocineros? pues eso, se trata de dar gusto a los clientes, digo yo, como si te la piden sin queso (que debe ser otra barbaridad, jajaja). Mira, la verdad es que no soy mucho de pizzas, las como de ciento a viento principalmente porque engordan y puestos a elegir me quedo con un plato de pasta que lo disfruto el doble. Ahora, una pizza hecha con tus manitas (con las tuyas...) con esa masa que debe saber a gloria, me puedes poner lo que te de la gana que no me voy a resistir, te lo digo desde ya, jajaja
    Un beso grande niña, que tengas una semana estupenda!

    ResponderEliminar
  15. Pues no sé si alguna vez he comido pizza bianca pero me ha gustado mucho la idea y la pizza tiene una pinta deliciosa así que la haré en casa y me ahorraré que nadie me mire raro.

    No entiendo la insistencia del cocinero de aquel restaurante. Debería de entender que algunas personas tienen alergias alimentarias. Yo misma soy alérgica al tomate, aunque es una reacción tan leve que lo tomo con frecuencia y no me siento mal, pero hay personas que no pueden casi ni tocarlo.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  16. Buena buenísima, multo buona, je, je, je....que cosa más rica por favor, manda una cuñita que me vuelve loquita.

    ResponderEliminar
  17. Madre mía! Beicon y datiles, vaya pizza más rica!!! Esta mezcla no pa he probado yo!!!
    Pues yo hace años nunca comía pizza porque la mezcla de tomate y quedo caliente me sentaba fatal, tenía unas digestiones terribles y alguna ocasión acababa en el baño. Pero era el tomate lo que me sentaba mal y también empecé a pedirlas sin tomate. Nunca probé estos ingrediestes, esto ya son palabras mayores!!!! Y ahora cuando las hago en casa pongo muy poquito!!! Así que entiendo perfectamente a tu hija. Ahora ya me lo como todo jajajaja El cuerpo dice, to' pa dentro!!!!
    Bueno guapa, que me ha encantado!!! Vaya manos tienes. Besitos preciosa

    ResponderEliminar
  18. A mí me encanta la pizza con y sin tomate. Y en muchos restaurantes italianos (sobre todo, en Italia) sí he visto en la carta la "pizza bianca", y muchas "pizzas carbonara" que hacen en restaurantes españoles tampoco lo llevan.
    La combinación de ingredientes que le has puesto me parece deliciosa.
    Y anda que el del restaurante, que no quería hacer la pizza sin tomate...Será porque el hombre no tiene mucha idea de cocina italiana de verdad, jajaja.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  19. Mi querida amiga, como a mi me gusta que se me pegen tus cosas jejeje esta pizza ya la tengo en mente, por que esa masa tan levada me ha enamorado, y esos ingredientes sin TOMATE lo pongo en grande para si alguna vez lo leen los de ese estupido restaurante que sepan que tambien se pueden hacer sin tomate jejeje, y sin tanto susto , por que te ha quedado divina seguro que tu hija disfruto de ella , y mira por donde los hijos enseñan muchas cosas buenas a sus papis, jejeje. Bueno cielo que te ha quedado de cine y que tienes unas manos divinas para todo cuanto hacers. Mil besicos de tu amiga que te quiere

    ResponderEliminar
  20. Holaaa, creo q no la he probado la bianca, y me parece muy buena idea, claro q las que comemos por ahi muchas veces llevan el tomate malísimo, para mi gusto, y tantas veces he pensado q le sobraba ese ingrediente. a mi con mucho queso y sin tomate me encataría, aunque ultimamente no he tomado pizzas. me apetece si, y no creo que tarde, me has abierto el apetito pizzero, jajaja, un besazo, te quedo genial y como siempre las fotos com detalles monismos, esos vasitos com menta.... Feliz semana😘

    ResponderEliminar
  21. Oleeeeee como dices tu aveces , por mi hija MA TO.. jaja que gustazo da leerte si parece que estaba yo alli en la mesa de al lao del restaurante , escuchando como te partias el pecho para que no le pusieran el dichoso .to MA TE..a la niña.. eso del tomate creo que les viene de serie en esa genaración, y que conste que lo digo por mi sobrina la mayor..buff..que porculera es la niña esa, con el tomate y con tó... pero desde luego que tiene una pintaza irresistible panaera mia.. y he leido atentamente la receta , a la otra cae con polvitos y con el hillillo de aceite al final..
    Ale, ahi te quedas , no te acuestes tardes que el viernes te espero..
    por cierto , el italiano ...tan bueno como la pizza ?? jaja... no me podido resistir..lo sientooo

    ResponderEliminar
  22. Los críos y no tan críos, son así. Al mío le gusta de todas las maneras, pero en casa somos tan tomateros...
    Me has hecho reír y eso me viene genial que me espera un día easado.
    Me envías una la próxima vez que la hagas.
    Besos +++

    ResponderEliminar
  23. Pos yo soy como tu hija, no comia casi pizza porque no me gusta el tomate que le ponen, en casa me da igual , fuera nunca la pedia por eso, me pasa lo mismo con la pasta, el tomate que le ponen es muy acido y me sienta fatal
    Pero vamos , a esos cocineros pijos los mandaba yo unos días aqui, que algunos se pasan tres pueblos con las exigencias,tardan tres horas en pedir cada plato, los camareros empiezan a apuntar las pijadas de cada uno y ponen una cara de poker que da pena...lo de pedir pizza sin tomate les parecería lo más normal
    Yo con lo que me quedo es con lo de hacerla de bacon y dátiles, con lo que me gusta esa combinacion y no haber pensado en ella para una pizza...Te pillo uno o dos trozos..las dos mitades ,sí
    Un besazo corazón de melón

    ResponderEliminar
  24. ¡¡Hola Nuria!! A mi de pequeña no me gustaban tampoco las pizzas, sobre todo esas que llevaban muchos ingredientes, como pimientos, calabacines o champiñones. Ahora me gustan las pizzas, los calabacines y los champiñones (con el pimiento aún me peleo). A mi tampoco me gusta mucho el tomate frito, pero en la pizza no me desagrada, pero en los macarrones, odio los que llevan mucho tomate frito. ¡¡Somos un mundo de gustos y colores!! Yo creo que no he probado la pizza blanca, aunque me suena que una vez no nos quedaba tomate y nos la comimos sin él, pero hace tanto ya, que quién sabe, ja, ja, ja. A mi hermana mayor le encantaría esta pizza, pues es una auténtica fan de los dátiles con beicon. ¡¡Queda anotada!! Besitos.

    ResponderEliminar
  25. Pues ¿sabes qué? a mí me encanta el tomate pero tampoco soporto que tenga que estar en toooooodas las pizzas. Si un día me apetece una pizza de tomate pues bien, pero ¿quién ha sido el dictador que ha impuesto al tomate como condición necesaria para que exista una pizza? Así que muy bien que hacéis! Tanta tontería ya....hombre! Lo bueno de leer tu post es que ahora sé que existe la posibilidad, porque siempre que la pido sin tomate o me miran mal o me dicen que es imposible (que a no ser que tengan a un ciego haciendo las pizzas no entiendo eso de que sea imposible). Así que en general me las hago en casa y si me apetece sustituyo el tomate por remolacha o por lo que me dé la real gana, que para eso es mi pizza! (Igual un día me aparece el pizzero en la cocina corriendo a ponerme el tomate. No lo descarto, que está la industria muy mal). La receta de masa de pizza que tengo es distinta, así que una autoexcusa estupenda para zamparme una pizza jajajaja y ya que estoy te la copio entera! Un besazo!

    ResponderEliminar
  26. Pues sabes que nuria?, que si nos hubiesemos criado juntas no podríamos ser más iguales, ja,ja... yo también guardo los filos de la mas, de hecho me como todos los filos de tosdos en mi casa, me pirran. Los mojo en salsa ó tal cual...uhmmmmmmmmm!!!.
    Yo lo del "sin tomate" no me extraña nada, amis hijos tampoco es que les pirre. Lo más raro que he escuchado fué a la hermana de mi amiga Manoli que le pedía a su madre que le hiciera una tortilla sin huevo, te imaginas?. Hija, que le voy a hacer si no tengo amigos normales!!!. Pues te ha quedado maravillosa y ya quisiera yo pillar este restaurante nuevo.

    Un besote enorme.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
  27. A mi me parece igual de buena con y sin tomate, yo suelo preparar algunas con base de nata y nos gusta mucho, esta que has preparado, me encanta, ya puedes ir apuntado el pedido para hacer el reparto a domicilio, me pido dos, jeje, tiene una pinta increíble, que lleguen calientes que sino no cobras, jeje.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  28. me ha encatado la receta , tomo nota, pienso hacerla seguro , besitos

    ResponderEliminar
  29. Hola preciosisima!!!! jajajajajja 20 estrellas dice, jajajajajjaja, no llego ni a media!! jajajajja pero gracias, tu siempre me dices cosas tan binitas...bueno, que me pongo tierno, a lo qie iba,...A mi me gusta con tomate, de hecho la que más me gusta es la sencilla que se come en Nápoles, que solo lleva tomate, mozzarella y albahaca, pero es verdad que hay muchas pizzas sin tomate claro, lo que pasaba en el restaurante es que ya se las traen con el tomate, listas para ponerles el resto de ingredientes y listos, por eso le fastidio, no es que le chocara, porque en Italia hay muchas sin tomate, en fin......jajajajjajajaja
    Un besote guapa
    Ettore

    ResponderEliminar
  30. Nuestro negocio familiar ha sido pizzeria durante más de 20 años, anda que no hemos servido "pizzas blancas" a los clientes,así como sin queso u otros ingredientes. Aunque del tomate se puede prescindir ( he de decirte que una salsa de tomate buena también es lo que realza la pizza en sí), desde luego que lo importante son los ingredientes y la calidad de los mismos
    Me ha gustado mucho tu receta, espero que la disfrutárais
    Un beso

    ResponderEliminar
  31. Nunca probé esta pizza, pero ... seguro que está riquísima.

    A mi el tomate frito me gusta, así que en la pizza, lo pongo, de la única forma que no lo como es en ensalada, es de la única forma que no me gusta. Pero a pesar de gustarme en la pizza ten por seguro que probaré esta pizza blanca. Me encanta probar pizzas nuevas, el año pasado hice una de jamón serrano e higos y estaba impresionante. También la hago de sobrasada y miel, bueno ... que dan mucho juego y puedes prepararlas de mil maneras !!!

    Seguro que tu hija disfrutará mucho esta pizza y estará tan contenta de que se la hagas en casa, sin poner caras raras ¿Verdad? que mal sienta eso , en fin ...

    Besotes y feliz fin de semana !!!

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?