19 de junio de 2015

Flognarde De Uvas Moscatel

       
      En cuanto llega la época de las cerezas, la Blogosfera se da un empacho de Clafoutis. Ahora pensarás que porqué hago este profundo análisis, cuando la receta de hoy tiene otro nombre y no lleva cerezas.
            
      Pues verás, resulta que cuando las tartas que se preparan con la misma masa de las Clafoutis, pero se les añade otra fruta diferente a las cerezas, se llaman Flognarde o Flaugnarde.
      ¿Curioso, verdad? También pensé lo mismo, cuando lo leí.
      Si has hecho alguna vez creps, la masa de esta tarta te la recordará sin lugar a dudas.Y si no has comido creps, para que te hagas una idea, te recordará  a un flan suave, pero con frutas. ¿te va apeteciendo, más?      
      Como la empecé a hacer el verano pasado, y lo que tenía de sobra eran uvas  ¿recuerdas ésta Mermelada?,  esa fue la fruta que elegí para hacer éste pastel tan jugoso.
      Ya he repetido en distintas ocasiones. Sobre todo, después del día 31 de Diciembre, cuando todos nos dedicamos a comprar racimos y más racimos, como si fuesemos los encargados de hacer el reparto de las uvas en la Puerta del Sol.
      La he probado también con melocotones y albaricoques {una fruta cada vez, claro} y me ha encantado también. Pero para muestra, con la de uvas es suficiente ¿no te parece?
      Por supuesto, con ese nombre habrás adivinado que tiene su origen en la cocina gala. Y es que los franceses, también son unos buenos golosos que cuentan con verdaderas maravillas reposteriles.
       Si eres de las que disfrutas con las tartas que llevan frutas, te recomiendo que la pruebes. Es una forma sencilla de darnos un capricho dulce, ligero, fresco y nada empalagoso.
       Y si como yo, eres nula haciendo adornos, un desastre con la manga pastelera e impaciente con los detalles milimétricos, es perfecta para quedar estupendamente y sin apenas haberte despeinado.
                                     
                                         Ahora, vamos a hacerla.                                               
                                                   
    
                                                   
* Enciende el horno a 180º.
* Pon todos los ingredientes {menos las uvas y la mitad de la mantequilla} en la batidora y le das marcha. Una vez batido, lo llevas al frigo para que repose una media hora.
   
* Forra el molde con papel de horno. Siempre lo mojo para amoldarlo mejor.
  
* Lava las uvas, partiéndolas por la mitad sin llegar al final para que no se separen las dos partes.
* Quita las pepitas. Esta es la parte más entretenida.
* Coloca las uvas hasta llenar el fondo y vierte la mezcla que tenías en el frigo. Las uvas subirán a la superficie, es normal.
    
* Sobre la mezcla, coloca la mantequilla que tenías reservada en pequeños pegotes por la superficie.
* Lleva a hornear unos cuarenta minutos. Comprueba con una aguja pasado este tiempo y aunque veas que no sale totalmente limpia, apaga el horno y la dejas dentro hasta que esté totalmente fría.
                                          Ya la tenemos lista para servir.
       

* El molde que utilicé era de 15x15
* Se suele espolvorear la superficie antes de servir con un poco de azúcar glasé. Pero como tiende a humedecerse, es mejor hacerlo justo antes de servirla. A mí me gusta tal cual, con ese aire más rústico.
* Si la vas a conservar en el frigo, te aconsejo sacarla un rato antes, para que el frío no le reste sabor. Personalmente, me gusta más a temperatura ambiente, incluso comerla antes de que haya enfriado del todo.
* Con este molde salen nueve raciones como las que ves en las fotos, diría que es perfecta para cuatro personas en una sobremesa, sin que sobre nada. Tú verás si necesitas doblar cantidades.
Y eso es todo, nos vemos en unos días. Hasta entonces, se feliz, o al menos, inténtalo.
                                      

22 comentarios:

  1. Hoy no tengo excusa, si no hago este pastel de nombre imposible es porque no quiero. A la sencillez de la elaboración, se une que me encantan los dulces con fruta y uvas no tengo, pero melocotones y albaricoques los hay a granel ahora. Pues me voy a por el boli y mi repleta libreta de pendientes, aunque esta receta me va a caber si o si.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Nuria!! Pues no tenía ni idea qué era el flognarde. Cuando he leído el título me ha descolocado un poco, pero tu explicación me ha vuelto a poner en el sitio y contenta de aprender algo más. ¡¡La de cosas que me queda por aprender aún!! Pues este postre tiene que estar riquísimo. A mi sí me gustan los postres con frutas, y eso que cuando era más jovencilla los odiaba porque no me gustaba nada el sabor de la fruta cocida. Menos mal que ya me he reconciliado con la fruta preparada de esta manera y ahora lo encuentro todo un manjar, como tu flognarde de uvas moscatel. Besitos y feliz finde.

    ResponderEliminar
  3. Uummmmmmmmmmmm como tenia que estar esa flognarde no hay mas que ver la foto, de uvas no la he echo nunca , tengo varias pblicadas en el blog la de peras nos encanta al igual que la de fresas o una que llamo de navidad con la que se aprovechan las frutas secas que quedan de las fiestas .
    Me llevo un caxin de esta tuya para el postre que en nada voy a comer ,como siempre receta , paso a paso y fotos son de 20 points.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaaa.

    ResponderEliminar
  4. Que delicia¡¡¡ pasame un trocito.... se me hace la boca agua, besos

    ResponderEliminar
  5. Buahh..que cosa más rica porfavor..!! yo si que me he quedao como un flan cuando me has recordado esa mermelada de uvas moscatel..aun recuerdo las fotos y ese brillico de Ocedar que le sacas a los potitos de mermelada.. irresistibles.. lo de los nombrecitos estos que te gastas , como que no se me queda ninguno Nuria.. ya sé que me tengo que culturizar pero a mi hablame de cocas y poco más que me siento pequeñita , porque por mucho que quiero decir un nombre entero no me sale...parece que tengo un chicle en la boca..jaja..

    bueno xoxi, esta me la guardo en el "joyero de los pendientes..." que me ha encantao
    a ver si me arranco ya con alguna tuya que te tengo unas ganassss....que pa qué..
    besitos guapisima.. me voy a ver tu tocaya..más besitos

    ResponderEliminar
  6. ¡Uy que rico!, la fruta me encanta, es más me gusta tanto, que me da pereza meterme en la cocina, para hacer postres con ella, me lío y me lío que cuando me doy cuenta, no me queda suficiente para elaborar un postre, je, je, je...pero si me pones por delante un pastel tan rico como el tuyo, no podría evitar la tentación de comerlo, dejando aparcado por un día la fruta en el frutero de la mesa.
    Para mí es perfecta, tu tarta no necesita de decorados ostentosos, ni nada que oculte, la maravilla que se esconde dentro, esa riquísima fruta, que es la verdadera protagonista del flognarde.
    Besos guapa, te deseo un felicísimo fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta el flaugnarde pero nunca lo he probado con uvas ¡tengo en cuenta tu idea!

    ¡Feliz finde!

    ResponderEliminar
  8. Pues tiene muy buena pinta este flognarde...aunque sea dificil de pronunciar su nombre...todo lo que lleve fruta a mi me gusta mucho, asi que en cuanto empiece la temporada de las uvas me pongo a ello!! Feliz finde. Bs.

    ResponderEliminar
  9. Hola Nuria, me encantan las tartas con frutas y nunca la he probado con uvas, menuda delicia y la verdad es que no sabia que se llamará así está variante del clafoutis, me ha gustado pero mucho.
    Un besito y feliz finde.

    ResponderEliminar
  10. Jajajaja ¡cómo me identifico con la compra por toneladas de uvas! Al final ya no sé ni qué hacer con ellas y acaban colgadas en la terraza convirtiéndose en pasas (que luego me como como si fueran pipas cada vez que salgo y las veo). Pero es que yo creo que es inevitable, y una casa sin el frutero lleno de uvas en enero, no es una casa. Como si se fueran a extinguir o algo. Me pasa también con los plátanos. Lo malo de los plátanos es que los hay todo el año y al final, como de lo que se come se cría, ya verás que me sale alguno (para disgusto del Notario ajajjajaja)
    La primera vez que comí un flaugnarde fue en un restaurante, que yo no sabía ni qué era. Le pregunté a la camarera qué era eso que me estaba zampando en dos bocados y me dijo con acento franchute: "floñagggd d'albaguicoqu" y yo: "¿que dices qué?" Y así estuvimos un rato (que la mujer ya se reía) porque no entendía lo que me decía. Terminó por apuntármelo en una servilleta y ya terminamos la conversación conmigo diciendo: "aaaaaaahh!, vale. Muchas gracias!" Puedes adivinar lo que hice a los dos días en casa jajajajaja Así que, cuando tengo fruta rebosando (que a veces me vuelvo loca en la frutería comprando) siempre cae una de éstas y le digo al personal (con el mismo acento de aquella mujer): "Hoy de postre floñagggd de (loquetoque)" Y nos reímos todos, así como por compromiso, porque sé que están pensando "que se calle ya y reparta en los platos que están vacíos" jajajaja Aunque la de uvas no la he probado así que me anoto la opción en mi recetario. Que esto es un recetón de lo más socorrido y rico. ¡Estos franceses, cómo son! (que con todos los bollos y tartas que tienen no entiendo cómo es posible que estén todos tan esbeltos, bellos y tonificados). Un besazo grande!!

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa. LLego tarde, pero llego. Conocía la flognarde y de hecho, como soy una francófona total, la tenia en pendientes desde hace mucho. Ahí sigue. La tuya con uvas, tiene una pinta excepcional. Ganas me dan de probar un buen trozo.
    Muchos besos y feliz finde.

    ResponderEliminar
  12. Mira tu que cosas más curiosas, a mi me va justo con el Clafoutis, como para conocer los otros dos hombrecitos ,pero mira que son caprichosos los franceses, cambiando el nombre por llevar otra fruta! Pues no tenía ni idea. La de cerezas la tengo pendiente de subir, pero no quiero colapsar la blogosfera con otra perla más, lo dejaré para otro año, jajajaja Esta con uvas me apetece mucho más, vaya pinta más rica! Feliz finde guapa

    ResponderEliminar
  13. Holaaaa, ah que curioso, no se para de aprender eh? pues si con cerezas me encanta no te digo con estas uvas que tienen que estar divinas. No había oído nunca hablar del flognarde, que nombres tan impronunciables madre mía. Te ha quedado un dulce espectacular, bien de postre o para la merienda, que artista.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  14. Que bueno te ha quedado Nuria, yo lo hice con arándanos y en casa nos gusto mucho, además que tienes toda la razón cuando lo preparaba, quería averiguar a que masa me recordaba y si es como la masa de los crepes, solo que al horno, deliciosa y con uvas, tiene que estar bien rica, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  15. Pues sí, yo soy un auténtico desastre con la manga y con la pastelera así que este tipo de tartas son las mías y si encima no empalagan me apunto a doble ración. La he hecho con cerezas (cómo no!) con melocotones y ciruelas, pero con uvas no se me había escurrido...menos mal que estas tu para recordarme que estas hermosas bolitas tienen más funciones que las de atragantarme a la sexta cada nochevieja...un abrazo enoooooorme y millones de dulces besos.

    ResponderEliminar
  16. A mi también me llamó la atención lo de flognarde la primera vez que lo leí jajaja el caso es que con uvas no lo he probado a hacer y me ha parecido una idea deliciosa y lo del sirope de ágave también.

    besazos

    ResponderEliminar
  17. Buenos días! que desayuno más dulce para hoy. Lo de la manga y yo es como una relación un poco amor-odio, ahora si, ahora no... e fin no todo va a ser fácil en el mundo de las cocinillas, al menos para mi. Pues la tarta con muuuucha uva me ha gustado y queda genial, como dices con albaricoques tiene que estar que clama al cielo, un beso!! y feliz lunes;

    ResponderEliminar
  18. Imposible de pronunciar, pero espectacularmente delicioso, me ha encantado, lo he probado, pero no lo he preparado todavia en casa.
    Un besazo enorme!!!
    Ettore

    ResponderEliminar
  19. Viendo la receta y las fotos, me da igual el nombre, se me hace la boca agua !!Qué delicia de pastel y la mermelada es espectacular, Nunca la he hecho y creo que hay que hacerla ya que me rindo ante una de tus mermeladas caseras!!Un besazo querida amiga!!

    ResponderEliminar
  20. Nuria, estupendo pastel como postre para terminar una comida informal o como un gustito en cualquier momento del día. ¡Delicioso! Me encanta, además, para salir del clásico clafoutis y disfrutar con otras frutas. Madre mía, se me hace agua la boca ;)
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  21. Hay que mal me acabas de dejar... la tengo publicada con ciruelas y le he llamado clafoutis ¡micachis! y conozco la historia... ¿imperdonable? o ¡tal vez no!
    El nombre es lo de menos, es un postre que me encanta, me recuerda más a un flan que a los creps, se da la casualidad que antes de ayer me apetecía un montón y lo hice en el micro... ya os contaré.
    Bicos sonoros corazón

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?