6 de abril de 2015

Boquerones Adobados y Fritos

          
     Conozco a personas que con una mano en el pecho te juran en arameo que el pescado no pueden ni olerlo, y con la otra los ves cómo van devorando estos boquerones sin parar.
      Y cuando les preguntas:  ¿¿¿y ésto que estás comiendo, qué es???  simplemente contestan:  . . . Ah,  ¿¿ésto??  ésto no cuenta. 
Y se quedan tan panchos y con la boca llena.
     Ya claro, aceptamos boquerón como  primo segundo del pollo, ¡¡¡qué listosss!!!


     
      Así que si tienes cerca un caso parecido, de los que aseguran que el pescado nanai de la china, ni se te ocurra prestarle atención. Prepáralos y déjalos en la mesa, verás el tiempo que tardan en que se le remuevan esos principios inquebrantables.
      El boquerón en adobo es una maravilla gastronómica típica andaluza. Desde que los empiezas a freír, impregna un olorcito en la cocina, que ya augura el éxito que vas a tener ese día. Y cuando llegan a la mesa, es un visto y no visto.
 Palabrita de madre con hijos anti-pescado.
 Y ahora, vamos al lío.
 


                                                    
  {para tres personas}


   * Si quieres un sabor más suave, pon mitad agua, mitad vinagre.
   * La Harina de Garbanzos la puedes encontrar facilmente en los herbolarios, o hacerla en casa, si cuentas con una picadora tipo 1-2-3 o Th. Simplemente moliendo los garbanzos secos.
   * Si no consigues harina de garbanzos, no pasa nada, utiliza harina de freir para enharinarlos bien y quedarán riquísimos también.


     

      Vamos a limpiar los boquerones. Imagina que el cuchillo es mi dedo pulgar {el gordo} ¿vale? no podía hacer las fotos pulsando con el dedo lleno de pescado, así que échale imaginación, que sé que la tienes.
      Tardaré más en explicártelo que en hacerlos, pero espero que así quede bien claro.
      
* Quitaremos la cabeza.

* Por la parte de la barriga, vamos con el dedo hasta llegar a la cola.

* De esa forma iremos arrastrando las vísceras {no suena nada bien, lo sé}. Las quitamos.
* Ya tenemos el boquerón limpio.
 
* Ahora lo abrimos y veremos perfectamente los dos lomos y las espinas.
 
* Haciendo pinza con el dedo pulgar e índice de la mano derecha si eres diestro {el dedo gordo y el de al lado} damos un pequeño pellizco a la raspa por la parte de la cola y desde ahí, tiramos de ella delicadamente.
 
* Hasta eliminarla del todo.
* Vamos dejando los boquerones en un recipiente, y cuando estén todos limpios le damos un enjuague rápido bajo el grifo.

* En un cuenco pondremos todos los ingredientes del adobo y batimos con la batidora.
* No se ve el orégano, se me olvidó hacerle la foto, pero estaba.

* Añadimos el adobo sobre los boquerones ya limpios y llevamos al frigo tapados.
* Dejamos que cojan bien el sabor unas horas como mínimo. Si tengo tiempo los dejo de un día para otro.

* Un rato antes de freírlos, los dejamos en un colador para que eliminen líquido y se frían bien.
* En un cuenco, mezclamos la harina de trigo con la de garbanzos. En proporción 4x1. Es decir, cada cuatro cucharadas de trigo, agregamos una de garbanzos. Quedarán unos boquerones bien crujientes.

* Pasamos los boquerones por la harina, sacudiendo el exceso. Podemos ponerlos en un colador y cernirlos, quedarán perfectos.
* Esto lo haremos justo antes de freírlo, es un paso que no se puede dejar hecho con antelación.
 
* En una sartén, añadiremos abundante aceite de oliva y esperamos que esté bien caliente para freír el pescado.
* No pondremos muchas piezas a la vez, no tardará más de un minuto por tanda.

* Dejamos el pescado sobre papel de cocina por si tiene exceso de aceite, aunque si está bien frito, no suele ocurrir.
* Y todos a la mesa que esto está listo ya.

      Después de tanta receta dulce, ya iba siendo hora de traer algo bien distinto. Tanto si los presentas como plato principal en la comida, o de aperitivo, estoy segura que te van a gustar.
                                    Y ya sabes, si te animas, vienes y me lo cascas.
     

                 Nos vemos en unos días, hasta la próxima entrada, espero que seas feliz.

39 comentarios:

  1. Estos boquerones son una delicia y el gran trabajo que haces con esas magníficas fotos y el paso a paso....de Matrícula de Honor!!!!!!!
    Un besazo muyyyyyy gordo Nuria!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Ahora nos gusta sólo aquello que nos interesa... ¡y es que con esta pinta cualquiera se resiste a estos boquerones!

    ¡Feliz y dulce semana!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. He de confesar que el adobo no se encuentra entre mis preferencias, más que nada por el exceso de vinagre, pero seguro que a mí me pasaría lo que a todo el mundo con este boquerón, que me lo comería sin respirar y después a lo mejor diría aquello de que : -estaban un poco fuertes de sabor ¿no?- La pinta de ese pescado no puede ser mejor, sin una espina y con ese rebozado tan crujiente. Hago bastante el boquerón frito y en el tiempo que ahora llega aún más, con una picadillo gaditano y una cervecita fresca soy la reina, pero tampoco le haría ascos a ese tuyo; por lo pronto voy sacando el acompañamiento y ya veremos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Vamos que ya iba yo preparada para sentarme a la mesa!! jajaja Vaya recetaza qu nos traes hoy Yo normalmente los limpio igual que tu y los frio igual que tu pero me salto el paso del adobo y sin duda es lo que e da la gracia a este pescadito.
    Para la próxima vez que compre boquerones o anchoas que es como las llamamos aquí, voy a probar a hacerlo así y vendré a cascártelo jejeje.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. buffff niña el pescaito adobao en mi casa vuela, si vieran estos boquerones se les antojaban rápido, a mi me acaba de entrar unas ganas locas de hacerlos, que buena pinta!!! Besotesssssss preciosa

    ResponderEliminar
  6. Nunca los he probado adobados así que me llevo tu receta.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  7. Y que lo digas mi querida Nuria, en mi tierra los boquerones vuelan ( y no son pirañas) y es que todo es ponerlos en la mesa y desaparecer, pero no reniegan ninguno de ellos. En Sevilla, una de las principales calles del centro (C/ Tetuan) tiene un callejón donde los preparan deliciosos y el olor de la fritura llega hasta el centro, con decirte que el otro día se bajo el crucificado de la procesión para pedir una tapita. En mi casa les llamamos "Jaimitos" pues una terraza de verano de unos amigos los hacían muy ricos y los llamaban así. Las fotos hablan por si solas!!.

    Un besote enorme.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
  8. con esto tengo alguna experiencia , mi cuñado que no le gustaban los pescaditos y en Barbate llego un hombre en una moto, no eran boquerones eran parrochitas pero venian vivas, me acorde y dije con talvina como las de mi madre, y depues de peladas hice harina pimenton,sal con agua y un poco de fermento, estaban de morirse, si me descuido mi cuñado se come el kilo y no le gustaban y esta receta la veo muy de comer y comer y encima sin espinas , buenisima , asi se las ponian a felipe segungo, muy buena y si estan con adobo mas, besssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  9. Hola preciosa !
    Como se han pasado estos dias festivos ?...Espero que muy bien.
    En mi casa los devorarían porque la verdad es que somos mas de pescado que de carne y ninguno protesta ante unos bocartinos que es como llamamos aqui a los boquerones.
    Lo que nunca los he preparado así con este adobo y se me antojan deliciosos, ya lo creo , no me extraña que vuelen aún sin gustarles ...........
    Besinos y que pases una feliz semana.

    ResponderEliminar
  10. Si es que es venir a tu cocina y no poder irme sin una receta!! En casa no tenemos problemas con el pescado y menos con los boquerones a los que somos casi adictos. Y aunque la mayoría de la gente no me cree... me relaja limpiarlos, así que no me importa prepararlos a menudo. Casi siempre los hago fritos o en vinagre, y ahora ya no me puedo resistir a hacerlos de esta forma. Por cierto... la harina de garbanzos es facil de conseguir?? porque no me suena... pero la buscaré a ver. Pero te digo desde ya, que seguro que nos encantan y repetimos.

    Un besazo y buena semana, guapetona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima, he dejado tu pregunta de la harina de garbanzos aclarada en la entrada por si a alguien más le surge. Normalmente la suelo hacer en casa con la picadora 1-2-3 Moulinex, pero en la Thermomix también se hace estupendamente o cualquier robot potente de cocina que tengas. Si no es el caso, la encuentras con facilidad en los herbolarios.
      Besotes mi niña.

      Eliminar
  11. Ummm me apunto este adobo, que tiene que estar buenísimo para el pescado.

    Bss.

    ResponderEliminar
  12. Que ricos¡¡¡ aqui en galicia no tenemos mucho boqueron, pero si xoubiñas, o sardinillas, y yo me pongo morada con lo que gustan, un beso

    ResponderEliminar
  13. Hola!! Qué raro... soy la primera???? Jajajaja!! me encanta el adobito y sobre todo el olor que tiene cuando se fríe, qué delicia!! me has puesto la mesa perfecta, vaya que ya me siento y no me voy. Yo soy pescadera, como no podría ser de otra manera en honor a mi tierra. La ensalada también me la quedo, no la retires!! Un beso cariño!!!

    ResponderEliminar
  14. Vamos a ver mi querida Nuria, yo soy una de esas personas a las que el pescado ni fu ni fa, vamos que de todos los que nadan por el mar me gustan dos especies solamente...y los boquerones no están entre esas dos, pero bien es verdad que me los pintas tan bien, con ese adobadito y ese crujientito que no se yo si me animaría a probarlos, pero ten por seguro que si es asi, aquí me tendrás de nuevo para contarte la experiencia, no te quepa duda. Besotes gordos.

    ResponderEliminar
  15. Madre mia!! así nunca los hice y tienen que estar maravillosos, no me extraña que esos ateos al pescado con estos boquerones la cosa cambie,y es que hasta a mi se me han antojado, con ese rebozado tan doradito ese platito me zamparía...Bess

    ResponderEliminar
  16. Buenas noches guapa. Me parece que esto en casa cae solo.Yo ya he conseguido que mi hijo coma boquerones y los pequeños hasta con espinas. Me llevo esta receta porque están seguro deliciosos. Bsotes y buena semana.

    ResponderEliminar
  17. Qué ricos!! Nunca los he adobado, el cazón sí. Es que sin adobar están buenísimos! Ahora bien, eso de la harina de garbanzos me ha chiflado, entre otras cosas, claro. Me apunto estos boquerones adobados!
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Madre mía Nuria, si los comiera mi marido no te dejaba ni las migas, que ricos. Mi hijo es al contrario que nosotros el pescado ni olerlo, pero cuando hago las xoubas que es lo que hay por aquí no perdona su ración, ja,ja,ja, y eso que no hago este rico adobo, te lo copio y este verano lo haré con las xoubas que será lo más parecido a los boquerones. Aunque podemos hacer una cosa yo te mando el tupper xxl con el pan y tu me lo devuelves con los boquerones, ja,ja,ja,ja.
    Un besito enorme guapísima y feliz semana.

    ResponderEliminar
  19. Uummmmmmmmm a que hora dices que se come en tu casa que me voy pipitando que pintaza tiene esos boquerones yo me los comeria a dos manos me encantaaaaaaaaaaaaan y te puedes creer que nunca los he echo fritos .
    Como siempre la receta las fotos del paso a paso y la presentacion son de 20 points ,no se si los encontrare en la pescaderia pero como los vea ten por seguro que no los dejare de hacer me muero por comer uno babeando me tienes que lo sepas.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaaaaa.

    ResponderEliminar
  20. hola!!, ya de vuelta y empezamos bien, esto me lo agencio yo para mi cocina... por cierto, eso de añadir unos garbanzos no lo sabía, lo tendré que probar seguro que es una delicia, pues nada que ya estamos en la vuelta a la rutina y tu receta me ha alegrado el día, ya lo creo que si, buenisimos!!

    ResponderEliminar
  21. Jeloww, vengo a cascártelo, jajaja. Resulta que me he incorporado hoy, con pocas ganas, para qué te voy a engañar, y un par de kilos más gracias a estos días en que me he puesto ciega de comer de todo. Esto es horrible, dos meses para perder tres kilos de m. y una semana para recuperarlos? algo falla, jajaja.
    A mi me gusta el pescado, no todo pero la mayoria si, y los boquerones me vuelven loca de remate sobre todo en vinagre, pero al adobo de los tuyos no le digo yo que no, y tendría que probar este rebozado con la harina de garbanzos porque me ha gustado mucho y supongo que para rebozar cualquier otra cosa también quedará de lujo, no?
    Bueno corazón, que ya nos vamos viendo ahora que ya estamos todas ( o casi)
    Besitossssssss

    ResponderEliminar
  22. Desde el blog de Elisa he descubierto tu blog. Me ha encantado.
    Esta receta me parece una delicia. Todo lo que esté adobado me encanta y estos boquerones deben quedar deliciosos.
    Felicidades por tu blog.
    Sil

    ResponderEliminar
  23. Cuando estuve embarazada no podía ni olerlo, pero si comerlo, así que ... tiraba de madre y de suegra para que me prepararan pescado jaja jajaja, menos mal que cuando di a luz se me fue aquel "asco" porque me gusta mucho el pescado y no imagino prescindir de él.

    Es verdad que hay algunos que gustan más que otros pero como en todo.

    Por ejemplo el salmón, las truchas y las sardinas si que no puedo ni olerlas, jajaja, es una manera de hablar, vamos que no me gustan nada de nada. Pero luego siento predilección por muchos otros.

    Nunca había comido boquerones adobados hasta que conocí a mi marido, deber ser que son típicos de Andalucía, porque los comí en casa de mi suegra que es Cordobesa, y desde entonces, no siempre los hago así pero si muchas veces y en casa nos gustan mucho.

    Besotes

    ResponderEliminar
  24. Te acuerdas de aquello de un globo, dos globos, tres.. pues a mi me pone un plato , dos platos, tres platos... aquí una fanática de los boquerones en adobo, en vinagre, fritos o como sean. Y esa mesa... nena, para cuándo el restaurante?
    Besots!!!

    ResponderEliminar
  25. Mi preciosa amiga, a este manjar no hay quien se resista, por mucho que digan que no les gusta el pescadito, solo ver ese paso a paso que nos has regalado dan ganas de ponerse hacerlo ya mismo, por que tiene que ser un bocado de esos crujientes y ricos de verdad, un aperitivo de alto lujo. Bueno cielo voy a ver todas las receticas que me he perdido estos dias he entrado poco por aqui, por que hemos tenido bastante trabajo , gracias a Dios. un abrazo lleno de cariño para mi Reina

    ResponderEliminar
  26. en adobo que bueno, así me encantan, hace mucho que no los hago, pero ahora con el buen tiempo apetecen muchisimo.
    un beso guapa

    ResponderEliminar
  27. En casa nos los comemos con mucho gusto de todas las maneras, yo los hago y luego en la calle también los pedimos. Fíjate si nos gustan que a mis hijos les encanta hacerse bocadillos con ellos ¡no se hacen los madrileños bocadillos con los calamares! ¡pues eso mismo! jajaja. Muchos besos Nuria y mil gracias por ser como eres.

    ResponderEliminar
  28. Hoal guapa, unos días de descanso y cuando vuelvo pedazo de plato que tienes, como me gustan, y encima las fotos increibles, si los pillara mi padre ni el plato te devuelve. Por cierto, nunca he probado el adobo con harina de garbanzos, pero viendo como te han quedado ya lo estoy apuntando en la lista de la compra. En fin guapa, espero que lo hayas pasado genial estas fiestas, todo lo bueno se acaba, a esperar las próximas. Besosss, muaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  29. Buenas tardes guapa, vaya paso a paso más completito que nos traes eh?? como para no aprender!! Perfecto!! Me encanta la receta, yo me los como por docenas, ainsss que ricos tienen que estar con ese adobo.
    Un besote y feliz finde
    Ettore

    ResponderEliminar
  30. A mi los boquerones también me vuelven foca...sorry, quise decir loca, que foca ya lo consigo con otros productos menos perecederos. Me encantan en vinagre, con aceitunas y sin ellas pero es que estos que nos has preparado...si es que me han entrado ganas hasta de abrirme una cerveza a ver si se obraba el milagro de los boquerones y la cerveza, ese que dicen en la biblia que hizo jesús con una gente que no conocía de nada, pues a mí que me conoce desde que era pequeño y le decia lo de jesusito de mi vida...podía traerme unos boqueroncitos de estos tuyos, solo los boquerones, la cerveza ya la pongo yo y otra para él.... un abrazo, preciosa.

    ResponderEliminar
  31. A ver.....a lo de descuajaringar un pescao, todavía no he llegao del todo.....hasta ahora he hecho lo que he podido y claro....pa eso estaba la mamá (uins la maaaama....)pero creo que llegaré......por lo demás......que están buenísimos!!!!!
    Un besote MiMargarita

    ResponderEliminar
  32. Qué receta tan estupenda, me parece ideal para cuando tenga invitados en casa. Tomo nota que me apetece hacerla y seguro que cae pronto. Besos

    ResponderEliminar
  33. Imagino lo que deben estar de sabroso, si me permites me llevo tu receta, gracias, besisss

    ResponderEliminar
  34. Nuria, no tengo perdón de Dios, vamos para una semana, y yo que casi me pierdo este adobito, ¡¡¡Que Buenoooo!!!
    El tutorial perfecto, no imaginas como me he reído imaginándote con la cámara sujeta entre el hombro y la barbilla, mientras tu dale que te pego, venga a limpiar boquerones, ja, ja, ja...a ver chiquilla, gajes del blogger@!
    Te han quedado perfectos, y si pudiera me comería el medio kilo entero yo solita, ja, ja, ja...que hasta aquí me llega el olorcillo, imaginando que estoy en la calle Tetuán en Blanco Cerrillo, comiendo unos boquerones, seguro que no tan ricos como los tuyos.
    Besos y feliz semana!!!

    ResponderEliminar
  35. Buenaaaaaaaaa, ya he vuelto!!! Lo peor de irme de vacaciones es que os ponéis a cocinar como locas y cuando vuelvo me he perdido un montón de cosas. Yo creo que lo hacéis a propósito, cocináis el doble que de costumbre para fastidiarme, jajajaja Y como no me quiero perder nada, llevo horas visitando recetas y recetas, que hambre!!!!! PD!!!! Bueno niña, me encantan tus boquerones y veo que también has hecho torrijas, me voy a dar un voltio a ver si me iluminas. Espero que hayas pasado una semana santa de súper lujo. Besotes gordos!!!

    ResponderEliminar
  36. Mmmmm, a mi los boquerones me encantan y tu los has hecho y explicado perfectamente. No hay manera posible para perderse jjjaaa. Gracias guapa, un beso!!

    ResponderEliminar
  37. Hola guapisima, no me voy a la cama sin venir a hacerte una visita y agradecerte tus comentarios en mi blog, perdona que no haya venido antes, pero es que últimamente en casa con los examenes de 2º de Bachillerato, estoy como si estuviera en un claustro y encima con el ordenador confiscado y no te quejes que tus fotos son preciosas, pero sabes una cosa, que yo siempre he dicho, que lo más importante es que lo que se presenta se pueda comer y a la vista esta que estos boquerones me estan llamando a gritos, se ven deliciosos, un besote muy grande.
    Sofía

    ResponderEliminar
  38. uins mira.-...aquí ya he estao....pues ea!
    HASTA OTRA CORASÓN!

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?