7 de septiembre de 2012

Papaya con queso y crujiente de jamón.

              
En casa nunca falta la papaya, siempre la tomamos en el desayuno. Pero de vez en cuando nos animamos también con algún plato sencillo, jugoso, resultón, y que si tienes invitados a comer te queda  un entrante estupendo.


Es una fruta preciosa, llena de color, con un suave sabor,  os diría que os puede recordar  al melón francés pero de una forma tamizada, una textura melosa, y que te alegra sólo mirarla, como es de sabor suave,  sirve  para acompañar tanto dulce como  salado, en esta ocasión hemos elegido el jamón y el queso.
Antes la hacia con queso fresco de cabra, pero desde que hago  paneer   en casa, se ha convertido en el acompañante de turno, con gran satisfación por mi parte, todo hay que decirlo.

                  
Hay que escoger unas buenas papayas,tienen que estar resistentes al presionar, y con un color verde y parte amarilla en su exterior, las pepitas se deshechan,aunque si hago zumo  dejo algunas. Si se te ocurre masticar alguna pepita, es picante a mi me recuerda al sabor de los rabanitos.
                 
El papayo es diferente,es mucho más grande,algunos alcanzan el tamaño de melones,pero estos no me gustan, no llegan a alcanzar la dulzura y delicadeza de la papaya.
              
Y ahora vamos a hacer este plato sencillo pero rico,rico.

Necesitaremos: (para dos personas)


  •  1 papaya mediana.
  •  150 grs más o menos de queso blanco de untar, tipo San Millán o Filadelfia. En mi caso paneer.
  • 6 lonchas de jamón serrano crujiente.
  • Miel de palma o en su defecto miel de caña o caramelo líquido.
Cómo lo haremos:
  • Lo primero que vamos a hacer es  el crujiente de jamón,para ello ponemos las lonchas entre dos láminas de papel de cocina y colocamos ésto sobre la bandeja del horno,Encima de las lonchas ponemos algo de peso, he puesto una bandeja tipo duralex apta para el horno y lo llevamos a 180º durante 15 minutos.
  • Pasado este tiempo,el jamón está deshidratado y muy crujiente, lo dejamos unos minutos que se enfríe y mientras vamos montando el plato. Esta forma de secar el jamón se lo ví a Arguiñano en uno de sus programas, está buenísimo.
  • Pelamos la papaya y la cortamos en rodajas de un centímetro más o menos.Por supuesto,eliminamos todas las pepitas con cuidado,podeis ayudaros de una cuchara pequeña o presionando con los mismos dedos.
  • El queso lo ponemos en la manga pastelera con boquilla de rizo.
  • Disponemos las rodajas de papaya  por comensal que veamos oportunas,yo he utilizado tres por plato.
                   
  • Encima de cada rodaja de papaya vamos dejando caer con la manga el queso, que quede gracioso, como si estuvieseis adornando un pastel.
  • El jamón que ya está frío lo partimos en trozos muy pequeños,se nos quebrará porque está crujiente.
  • Salpicamos el jamón por el plato.

                                
  • Una vez montado, sólo nos queda aderezar con un hilo de miel de palma o de caña o caramelo líquido.

             
 Ya está listo para tomar.


     Que aproveche!!!                          

8 comentarios:

  1. Hola Nuria, te quieres creer que no he probado jamás la papaya? Pues ya va siendo hora, pensarás. Vale, no me regañes, cuando vea alguna, te prometo que la compro...jiji. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda que ya te vale Jose ¿pero tú sabes lo que te estás perdiendo? ains, las cosas que hay que oir jaja
      Besotes.

      Eliminar
  2. Me encanta esta combinacion!!!!¿como no se me ocurrio??? la papaya jugosa, el salado del jamón y la cremosidad del queso ....mmmmm que ricoooo. Un beso muy grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se te ocurrió, porque algo tienes que dejar para las demás jaja. Que eres una máquina haciendo maravillas.
      Un gusto verte por aquí mi niña.
      Besotes gordos.

      Eliminar
  3. Que maravilla de aperitivo, y con esa combinacion tiene que ser una delicia, en alguna ocasion he probado la papaya, y si que me gusta su sabor, tengo que probarla de esta forma. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, rico rico, anímate que te gustará.
      Besotes.

      Eliminar
  4. Hola Nuria. A mi la papaya bien madurita me gusta con zumo de naranja y limón con un toque de azúcar. Pero tu versión la veo la mar de apetitosa también y otra manera diferente.
    Unos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hirmina,guapa.La verdad es que está muy rica, el zumo de papaya con naranja es el desayuno de cada día o sóla con agua y miel.
      Besotes.

      Eliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?