2 de octubre de 2015

Pan Rallado


Vengo de nuevo con un "básico" en nuestras cocinas.
No es una receta glamurosa ni complicada por cierto, pero si útil y necesaria. Y como siempre me ocurre, mil dudas si traerla o no. Pero cuando uno de mis hijos hace ya unos años, observó el proceso, lo primero que dijo fue: "- Ah, pero ¿esto se hace? "
Me encanta estas generaciones tan ciber-espaciales y movil-expertas WhatsApperas que se sorprenden ante la mayor de las simplezas mundanas y creen que las cosas se materializan por ciencia infusa.
En casa de mi madre siempre se hizo el pan rallado casero. Mi tía Isa almacenaba todos los trozos que quedaban duros, y cuando tenía suficiente cantidad los molía y guardaba en un enorme bote dentro del armario.
Más tarde, cuando me independicé, lo cierto es que reunir pan para rallar era una labor difícil, así que empecé a comprarlo. Pero cuando me aficioné a hacer el pan en casa, pasé de nuevo a consumirlo casero y así sigo.
El pan rallado es un alimento económico, que encontramos facilmente en las estanterías de los supermercados, panaderías y tiendas pequeñas. Es una forma de dar salida por parte de las panaderías industriales a los panes que se les van quedando duros. Así que para comerme el pan duro de otro, me como el mío ¿que te parece?
 No te lleva mucho tiempo y además, me gusta hacerlo.
Evidentemente, vamos a necesitar pan. Da igual que esté totalmente duro o que sea de días anteriores, pues siempre lo tuesto en el horno. Así deshidrato completamente el pan y me evito que una vez guardado y pasadas unas semanas pueda aparecer moho.

                
* Precalentamos el horno a 250º durante quince minutos.
* Mientras, repartimos el pan por la bandeja del horno.
* Apagamos el horno, e introducimos la bandeja con el pan. La dejamos hasta que el pan esté totalmente frío.


* Vamos sacando el pan y pasándolo por la picadora (tipo Moulinex o cualquiera que traiga la batidora o robot de cocina).
* Molemos el pan hasta que tenga el grosor que nos guste.


*  Pasamos el pan rallado por un colador, para ir separando el que no ha quedado tan molido.
     

*  Una vez colado todo el pan, tan solo tendremos que guardarlo en botes de cristal bien tapado hasta su utilización.


* Depende para qué lo vayamos a utilizar puede ser que te guste el pan rallado con más o menos grosor.
Por ejemplo, para rebozar las croquetas { aquí, aquí } me gusta el pan bien fino.
 

En cambio para gratinarlo sobre algún pescado al horno o unas berenjenas, prefiero que esté grueso. Por eso separo en otro bote el que va quedando así.


* Puedes aromatizarlo a tu gusto. Si vas a freír unas pechugas o unos dados de pescado, quedan tremendamente ricos si lo mezclas con ajo en polvo y perejil seco. La proporción que utilizo es: 1 vaso de los de agua lleno de pan rallado x 1 cta. de ajo en polvo x 1 cta. de perejil seco.
* Es preferible ir añadiendo poco a poco el pan rallado en el cuenco donde estamos rebozando los alimentos. Una vez que hemos terminado de rebozar ese día, yo tiro el pan. No me gusta pensar que trazas de huevo o algún líquido de la carne ha quedado entre el pan hasta la próxima vez que vaya a utilizarlo y mucho menos, lo vuelvo a mezclar con el pan que no he utilizado aún.

36 comentarios:

  1. Qué haríamos sin los básicos de cocina? Nada, nuestra tarea sería más dificil y menos variada. Yo reconozco que siempre compro el pan rallado, aunque toda la vida se lo he visto hacer a mi madre en casa, pero me he acostumbrado a utilizar el pan sobrante en otras preparaciones como los postres y me olvido de lo esencial. Creo que tu aportación gastronómica de hoy al blog es de lo más interesante y me copio todos los pasos ahora mismo que para eso están muy bien explicados.
    Bsts

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor de éste post es el reciclaje, siempre aprovechar todo lo que tenemos me encanta. Yo también suelo almacenar bastantes trozos para hacer un super budín con frutos borrachos, y pan viejo.
    Muy buenos consejos Nuria
    abrazos!!!

    ResponderEliminar
  3. Una buena clase has dado, siempre tengo pan duro y termino tirándolo. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa !
    Me parece una idea estupenda que lo hayas posteado, pues como bien dices, estas nuevas generaciones compran cosas que piensan que son muy complicadas y es imprescindible enseñarles que no es así y que además no hay mejor forma de reciclar .
    Estas cosas básicas tenían que estar mucho mas valoradas ;)
    Besinos y feliz finde.

    ResponderEliminar
  5. Ah, pero, ¿pero esto se hace? Yo, como tu hijo, y es que a mi cualquier cosa básica es casi una novedad, por lo que te sigo agradeciendo todas estas explicaciones. Tengo una duda, ¿sabes más o menos cuanto tiempo aguanta un bote como el que nos has enseñado? Yo es que rebozo muy pocas veces, porque no soy muy de fritos y por saber más o menos qué cantidad necesitaría hacer. Besitos y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente el otro día terminé uno que había hecho a principios de Junio, y estaba perfecto. Al estar el pan totalmente seco, si está bien cerrado el bote, nos aseguramos que no se pondrá malo ni cogerá olores en unos cuantos meses.
      Bssss

      Eliminar
    2. ¡¡Muchísimas gracias por la aclaración, Nuria!!

      Eliminar
  6. Hola Nuria! Como tú bien dices es una receta sencilla, pero básica, muy básica. Yo también lo compro, pero me voy a animar a hacerlo casero, porque el sabor nada tiene que ver. El problema, que pan casero sobra poco jejeje. Tendré que esconderlo jajaja. Un besote!

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que es una de las cosas que no suelo hacer pues ahora gasto muy poco antes si que lo hacia pues hacia muchos rebozados y siempre sobraba pan pero ahora apenas hago rebozados y el pan vuela con tanto salseo que no se que sera mejor jajajaa.
    Mi madre aun lo hace se niega a comprarlo dice que veta tu a saber si es pan o que es jajaja.
    Un paso a paso fantastico para no variar y aunque tu digas que no es una entrada glamurosa para mi si lo ha sido las fotos son preciosas .
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  8. ¿Sabes? Te puede parecer una obviedad pero creo que aportará ideas a más de uno ¡y yo la primera! Lo de meterlo en el horno no lo hacía así que cuando queremos pan rallado tiramos del pan duro y lo rallamos sobre la marcha para que no se ponga malo. Así que me parecía tan tedioso que muchas veces acabo por comprarlo en el super.

    Pondré en práctica tu consejo que seguro que ahora que lo puedo hacer con antelación y dejarlo listo bien tapado en un bote no me dará tanta pereza

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. Sí, hija, los chicos de hoy saben todo sobre Facebook, Twiter y redes sociales pero si les hablas de cosas básicas en la cocina como freír un huevo, no saben si se fríen en agua o en aceite :(
    Yo el pan rallado lo hago en casa de vez en cuando, tengo que reconocer que en Mallorca se usa más la galleta Quely picada que el pan rallado, y para todos los rebozados usamos esta, y no pan. Pero yo creo que esto es un básico que debemos tener muy presente para no tirar pan, es una receta de reciclaje imprescindible. Muchos besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  10. Que idea mas buena , siempre lo compro , pero apartir de ahora lo are como tu gracias besitos

    ResponderEliminar
  11. Sin ser de esta generación cibernética como dices, jamás he hecho pan rallado... jajaja, soy lo peor, me como el pan duro de los demás... y me acabo de dar cuenta que es un poco guarrada, ahora que lo pienso, jajajaja. En fin, que me van más los pudines o sencillamente tostadas para el desayuno, pero rallarlo... oye, que nunca me ha dado por ahí, llámame rara. De todas formas si yo hiciera mi propio pan como tú, te aseguro que me daría mucha más pena tirarlo que el que compro, así que en cierta manera te entiendo.
    Bueno hermosa, que tengas un buen finde en todos los sentidos. Un beso grandeeee

    ResponderEliminar
  12. Nuria pues en mi casa se ha hecho toda la vida, y se sigue haciendo, yo creo que podría contar con los dedos de una mano, las veces que habré comprado pan rallado industrial.
    Mis padres son de los que no pueden comer sin pan, ni siquiera un yogur, por eso es inevitable, ver colgada en la cocina la talega llena de pan todos los días, y en consecuencia otra talega con los trozos duros que van sobrando, cuando tengo la de sobra llena, lo pongo en una bandeja toda la mañana al sol, tapado con una malla para que no lo toquen las moscas, y el sábado por la mañana, se lo endoso a mi hermano para que lo ralle con un rallador manual antiquísimo, que se adapta al borde de la mesa, y vas dando vueltas a una manivela, y por una abertura que tiene delante va saliendo el pan perfectamente rallado, solo habrá que tamizarlo un poco para separar los trozos más gruesos, que utilizo como el panko, ese que está tan de moda.
    ¡Bravo mi niña!, sigamos apoyando nuestras tradiciones, para que no caigan en el olvido.
    Besos, y que tu fin de semana sea de lo más feliz.

    ResponderEliminar
  13. Yo también rayo el pan que me sobra, pero nunca lo había hecho de esta forma. Me ha parecido muy curiosa la forma en que lo haces, y desde ahora, también lo haré así.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Hola bonita ¡¡¡ sera un básico de la cocina, pero yo te puedo decir que nunca lo he preparado, siempre he tirado de bolsita del super, estas recetas hay que subirlas que son muy utiles, ya te digo yo que me va a venir estupenda algún día, alguna que otra vez me ha pasado que he ido a preparar algo con pan rallado y se me a olvidado comprarlo y ese día me tpoca pegarme el carrerón al super, jaja, es una receta estupenda.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  15. Olé y olé!! A subir esto al blog sólo te atreves tú, Y encima lo elevas a una categoría superior. Si es que es verdad, a veces suponemos que todos sabemos de todo y no es cierto, sobre todo para los que empiezan en la cocina como nuestros hijos. En mi casa nunca se ha tirado nada, mi madre cuando me veía tirar algo que sabía que se podía aprovechar conservándolo bien, me decía:¡ Ni se te ocurra llegar a la basura, ya verás en qué lo convierto o dónde lo echo!
    Nosotras venimos de una cocina de aprovechamiento, de buenas costumbres y como le he dicho antes a Nuria M, no tirar nada en la cocina es de tener educación y de ser buena cocinera.
    Yo también hago pan rallado en casa, quedan muchos más ricos los rebozados que con el comprado, también añado a veces ,ajo y perejil según receta. hago mucha cantidad, pues mi madre me guarda pan para que después le de a ella , sinceramente ya sabes, yo con thermomix y lo hago más rápido que ella y encima le quito trabajo.
    Bueno, no me alargo , que me enrollo y no paro. Nuria, cariño, que me ha encantado, que eres única y espero que pases un maravilloso fin de semana,, mil besos!!!!

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado tu forma de hacer pan rallado, lo tengo preparado pero para el momento, nunca guardarlo por miedo al moho, y tu lo metes al horno para desidratarlo, me encanta la idea y probaré a ver como funciona a lo largo de los dias, te quedo maravilloso y gracias por compartir tu receta guapa...Bess

    ResponderEliminar
  17. Que maravilla, no sabía que se hacía así, siempre tengo trozos de pan y terminan el la basura y me da mucha rabia. Pienso hacerlo como tu lo explicas, es estupenda esta receta.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  18. Oleeeee ahi mi Nuria..!!
    que ganas tenia de hablar por aquí , recollons...antes de rebolcarme por tu pan , decirte que la entrada del Principe Alberto
    es para que te den 2 oscars y me quedo corta..artista...!!
    Oyes, que no tenía ni pajorela idea de que se tenía que meter el pan en el horno antes de rallarlo..asi que a la otra que me sobre..que es raro rarooo , lo haré así..y luego lo rastrillo en plan panaera..lo que aprendo contigo coño..!!
    Bueno hermosa, te dejo que estoy palastre y mañana curro gracias a dios..
    un besito fuerte , ya nos chocaos por ahí y por allá
    cuidateeeeee

    ResponderEliminar
  19. Siglos hace que quiero hacer mi propio pan, pero al final, como no compro y el mío siempre se consume descongelado... nunca me sobra. Al final, lo compro rallado. Me encanta tu básico de hoy, como no podía ser menos. Besos y buen finde

    ResponderEliminar
  20. Una clase magistral de algo que parece tan sencillo, besos

    ResponderEliminar
  21. Yo también lo rallo en casa, no me gusta el que venden, pero nunca he necesitado meterlo al horno, es buena idea cuando está medio seco...por cierto , me acabas de recordar que tengo que hacer más...voyme a la cocina
    Un besazo

    ResponderEliminar
  22. Un tutorial muy pero que muy practico, gracias guapa¡¡, besitos.

    ResponderEliminar
  23. "- Ah, pero ¿esto se hace? " JAJAJAJAJAJAJAJA Que me meo toa encima jajajajaja Que a mí eso mismo me pasa con otras cosas y siempre respondo lo mismo: " ¡Qué va! crece en macetas" Lo malo de mi respuesta es que el que la recibe se va con el gesto torcido y murmurando "ñiñiñiñiñi", lo bueno es que dejan de hacer preguntas y yo sigo tan feliz a mis cosicas jajaja
    El pan rallado para mí es un rollazo patatero porque aquí nunca sobra pan. Así que cuando lo hago es por un propósito concreto y si quiero hacerlo tengo que esconder un chusco el día anterior. Una vez hice pan adrede para rallarlo, ¿adivina? Cuando fui a echar mano alguien lo había rallado con los dientes jajaja En fin, pero yo no desisto. Si lo necesito lo hago, aunque sea escondiendo pan. Que chica, quién diría que pasamos hambre para atacar el pan de esa manera. Deben de ser los genes porque hay gente que ni lo cata (y yo les miro casi como si fueran aliens porque yo soy un predator del pan jajaja). Un beeeeeeesazo!

    ResponderEliminar
  24. Estos chicos, jaja descubrir que ¡el pan rallado no aparece por generación espontánea!
    Mi madre lo rallaba y yo de verla también (cuando me sobra) aunque nunca lo he aromatizado y eso que lo he visto en las tiendas y me ha parecido buena idea, ahora apunto tus proporciones.
    Un beso, feliz finde!!

    ResponderEliminar
  25. Nuria, creo que por muy básica que aparente ser tu receta, no deja de ser muy útil para todo aquel que quiera preparar su propio pan rallado que, además, bien puede ser a partir del pan casero que nos ha ido quedando (y, ahí, más que nunca sabemos qué nos llevamos a la boca). Además, si lo deseamos, podemos enriquecerlo con algunos ingredientes como vos bine planteás. Yo, por ejemplo, le agrego semillas de sésamo (negro, blanco e integral) tostadas, tomillo o romero seco y algunos copos de avena para hacer los empanados más sabrosos y completos.
    Hoy nos has presentado una excelente receta básica para tener siempre a mano ;)
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  26. Holaaa, yo con lo que alucino es con que la gente tire el pan duro y luego se compre el pan rallado, es como de risa no ?
    En mi casa no he comprado pan rallano nunca y mi madre tampoco. Basta con dejarlo un par de días y se queda como una piedra. Pero si hay prisa y no tenemos o como bien dices para sacarle totalmente la humedad esta opción me ha parecido fantástica, muy buena idea.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  27. Hola Nuria!! me gusta no, me encanta que nos traigas estas recetas o truquillos que son tan buenos para nuestra cocina. No te cortes para nada y sube de vez en cuando cosas de éstas. Si, te digo que lo he hecho varias veces, también metiéndolo en el horno para que se fracture mejor y se tueste un poquito, pero se me rompió la maquinita de molerlo, allí sí que se hacía bien, además en un momentico. No he pensado de momento en comprarme otra. Ahora lo compro, generalmente en Alcampo y en su defecto de la marca Bimbo, me como los panes que le han sobrado a otros, jajaja, por Dios, diciéndomelo así me da algo Nuria... Muchos besos preciosa y gracias, mil.

    ResponderEliminar
  28. Querida Nuria, Qué buena idea has tenido, no dudes nunca en subir estas recetas que son tan necesarias para mucha gente, no sólo las nuevas generaciones. Pues siempre me ha parecido una locura pagar una barbaridad por algo que podemos hacer en dos minutos en casa, no cuesta nada, ahorramos en todo sentido, que nunca ha sido bueno tirar nada a la basura. Gracias por tu comentario y muchos besos

    ResponderEliminar
  29. Pues si es un básico, es una receta fácil y rápida ¿y? todas tienen cabida en nuestras cocinas y en nuestros blogs, así que ... que sepas que me ha gustado verla por aquí jajajaja

    Yo tengo mucho morro jajaja y nunca muelo pan, tampoco lo compro, y es que a decir verdad en mi casa gastamos poco pan, así que es difícil que sobre, por ese motivo me lo regala mi mami que lo hace en la thermomix o mi suegra que lo muele ella con la turmix comoe lla dice jajajaja.

    Lo que me han regalado ahora a sido PANKO el pan rallado japonés ¿lo conoces? aún no lo he probado ya te comentaré cuando lo haga, pero se ve un pan crujiente

    Besotes y feliz semana

    Pd. ¿Tu sabes que para conservar el pan rallado sin que se ponga rancio hay que introducir unas hojas de laurel en el bote donde lo tienes guardado? Yo lo hago porque mi madre lo hace jejejeje

    ResponderEliminar
  30. Mira que apañada mi Nuria, yo la verdad es que no lo suelo rallar en casa por pura vaguería, pero debería hacerlo porque hay veces que el que compras ni es de pan ni de nada, hay marcas que..... asi que viendo lo fácil que lo haces tú, lo tendré que probar, seguro que luego no quiero otro. Además me ha gustado lo de las distintas texturas. Un besote muy grande reina.

    ResponderEliminar
  31. Encuentro muy util y basica esta publicacion para el pan rallado casero, gracias por compartirla!
    Bs!

    ResponderEliminar
  32. Una duda Nuria: yo consumo pan integral, también sirve para hacer el pan rallado? muchas gracias por tus buenos consejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joh, claro que si puedes hacerlo integral.
      De hecho también suelo tenerlo, pero en menor cantidad y sólo para mí. Los de casa prefieren el pan blanco y yo soy más de pan integral.
      Gracias a tí mi niña.
      Besotes y feliz semana.

      Eliminar
  33. Muy acertada la receta, ya lo creo, trocines y trocines que van quedando, que no se los comen ni los pajaritos, es que quizá ya están hartos, jeje. La verdad es que nos viene de lujo, porque pan sobra, y tostado a veces cansa también...
    Muchas gracias por compartir y que pases una buena semana. Besotes!!

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?