27 de julio de 2015

Limones Encurtidos { Estilo Marroquí }

       

Hace unos años, mientras cotilleaba en la tienda de productos halal que frecuento, me encontré un bote sorprendente, porque lo único que contenía era un limón.
Me quedé a cuadros, ya que al leer los ingredientes, no entendía que aquél preparado artesanal que tan solo llevaba sal, agua y limón; alcanzase un precio tan alto. Lo dejé bien colocadito en su estantería y salí por la puerta, con la firme decisión de averiguar para qué se utilizaba y sobre todo, cómo podía hacerse en casa.
Estos Limones Encurtidos o Confitados como también se les conoce, son parte imprescindible de muchas recetas de la cocina marroquí. El otro día que estaba haciéndolos de nuevo, caí en la cuenta que aún no te los había enseñado, y aquí estoy poniendo remedio. Más fácil no puede ser, con unos simples pasos y un poco de paciencia {por el periodo de espera}, los tienes preparados. El Pollo con aceitunas y limón encurtido, que es como yo lo he comido, está escandalosamente rico.
Como los limones hay que tenerlos un mes hasta que podamos emplearlos, dentro de unas semanas volveré con la próxima receta.
Pero no pierdas el tiempo, y ponte con las manos en el limón.
Existen tantas recetas como arena en el desierto, la mía es sin duda, la más simplona, pero me da buen resultado y me encanta como quedan.

 
Hay quien prepara unos grandes botes llenos de limones. Pero personalmente, prefiero hacerlos en botes pequeños, donde sólo quepa uno y bien ajustado. El motivo es práctico, si no voy a utilizar más en la receta, los demás siguen tranquilos en su salmuera y no se exponen innecesariamente. Aunque una vez curados, duran meses en perfecto estado.
 Necesitas unos limones con la piel fina y libres de productos químicos. En caso de no poderlos conseguir, lávalos a conciencia y frótalos con vinagre o con algún producto desinfectante especial para la comida; terminando con un aclarado prolongado.  Date cuenta que lo que vamos a comer es la piel. Al encurtirla, ésta quedará blanda y una vez bien lavada para desalarla, el sabor será suave pero intenso.
Una pura delicia, la verdad.



- Parte el limón por la mitad desde la parte del pedúnculo, pero sin llegar a separarlo, deja dos centímetros sin cortar en la base.

 - Gira el limón y corta de la misma forma, ya tienes hecha las cuatro partes.


 - En un bote de cristal, esterilizado, pon una cucharadita de sal gruesa.


 - Introduce el limón y mientras con una mano fuerzas con los dedos los cortes que has hecho, con la otra, vas rellenándo con sal fina generosamente.

 - Poco a poco, termina de rellenarlo.
  
  - Deja bien cubierto, con otra cucharadita de sal gruesa.
  - Templa agua y la viertes por encima, hasta que llegues al borde.
         
 - Tapa bien y le das la vuelta al bote.
 - Durante los tres primeros días, cuando te acuerdes, giras el bote, y alterna {una vez tapa arriba, la siguiente tapa abajo}.
 - Guardalo en la oscuridad, y a esperar.



- Los limones se utilizan tanto en las recetas dulces como saladas, pero de momento yo sólo los he utilizado en preparaciones saladas de carne.
- En cada ocasión he necesitado un limón, por lo que una vez abierto, aunque he leído que dura bastante, no lo he comprobado.
- Cuando los vayas a utilizar, tienes que lavarlos en abundate agua, pues evidentemente están muy salados.
- No utilices sal en el plato que estés preparando hasta el último momento. El limón aporta bastante sabor y tras cinco minutos integrado en la receta, podrás probar si necesitas aderezarla más aún.   
-Éstos de la foto, están recién hechos, por eso puedes distinguir perfectamente la sal. Ahora, los tengo guardados en un armario, en la oscuridad y tranquilos, haciendo su reposo.

 Dentro de un mes te los enseño ¿vale?  


Eso es todo por hoy, nos vemos en unos días. 
Hasta entonces sé feliz, o al menos, inténtalo.

** Este es el Pollo que publiqué, utilizando estos ricos limones encurtidos: La receta, AQUÍ **

19 comentarios:

  1. Solo puedo decir que estoy deseando ver la receta que vas hacer con este limón encurtido. Que debe estar bien rica no lo dudo, pero quiero detalles. Como yo también descansaré en agosto, para la vuelta espero que la pongas y empezar con buen pié el nuevo curso, como yo lo llamo. Y otra cosa, mientras los limones descansan en sus tarros, no estaría mal tampoco tenerlos en un lugar que se vieran porque decoran y todo.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  2. Yo no conocía estos limones, pero me han entrado unas ganas increíbles de prepararlos ¡se me están ocurriendo un montón de recetas saladas con limón en las que usarlo!

    Lo intentaré, que no parece muy difícil, y te contaré qué tal me ha ido...

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Vale, dentro de un mes espero ver como te han quedado, no te olvides de enseñarmelos!!Una receta muy curiosa!!! Bs.

    ResponderEliminar
  4. jaja.. me has parecido la inspectora Gadget con gabardina y todo en halal ese que frecuentas.. jaja
    bonita eres tu , para pagar a precio de oro un limón , que por cierto .. has sido mu discreta tu saltandote justo eso ;)
    bueno , entonces.. tengo que mezclar , sal fina y sal gorda.. coooorrecto, pues nada.. ahí voy esta semana , probaré con 3 y haber que tal , pero danos tiempo a todos con la próxima recetuqui que te veo mu correcaminos ultimamente :*
    besitos Nuria mia, te dejo que me voy a ver a tu italiano.. cuidate

    ResponderEliminar
  5. Que bonitos Nuria, a ver el resultado, estoy deseando verlos dentro de un mes, y mucho más a ver la receta, pues la verdad creo recordar que nunca he oído hablar de estos limones, y me resultan muy atrayentes, pues el limón me encanta.
    Por cierto, vaya cambio al blog, me gusta te ha quedado muy bonito. a mi me viene perfecto en mi navegador, pues ese es mi color, parece que lo hubieras hecho especialmente para mi, jajaja. ya lo único que me falta es ver tu cara y me encantaría conocerte.
    Besos guapa y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  6. No se como sabran estos limones así ya que nunca los probé, pero solo ver los tarritos es una maravilla tenerlos por la cocina, hasta se ven bonitos, esto es totalmente nuevo par mi y no me imaguino como estarán pero es cuestión de probarlos...Bess

    ResponderEliminar
  7. Hola Nuria!! Mira , te cuento que este pasado invierno se presentó mi marido en casa con no sé cuántos kilos de limones que le habían regalado. Hice de todo por conservarlos, congelé, los convertí en zumo y después hice cubitos de hielo, aderecé pescados y ensaladas... En fin todo lo que imaginas. pero pensé que podría conservarlos de alguna manera y me puse a investigar por la red a ver qué encontraba, nada me convenció, Y ahora me vienes tú y me descubres la forma!! jajajaaj!! ya no se me olvida , a ver si pronto me regalan más y los preparo de esta manera. Si es que lo que tú no sepas...!!! Un besote y a ver si pasa pronto el mes que ya quiero ver qué sorpresa traes!!

    ResponderEliminar
  8. Una receta muy original como para hacerlos ya, con la cantidad que tengo en el árbol.... Espero con ansias tu nueva receta, besos

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Nuria!! ¡¡Qué receta más curiosa!! Nunca había visto estos limones con salmuera. Es cierto que tampoco soy muy de comida marroquí y muchas cosas las desconozco (ya sabes, soy más de china y japonesa, ja, ja). Nos has hecho un paso a paso tan fantástico y explícito que me ha entrado ganas de ponerme a hacer este limón en salmuera. ¡¡Ya tengo gasas de ver en qué receta lo utilizas. Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Nuria, desconocía lo de los limones encurtidos, pero supongo que el sabor que le da a los platos es delicioso. Habrá que probarlo porque no tiene mucha complicación. Un besote!
    Por cierto, soy Nauzet, María es mi peque ;)

    ResponderEliminar
  11. Te han quedado de relujooooooooo y estoy deseando ver lo que haces con ellos , me encanta tu idea de guardarlos de uno en uno , a ver cuando puedo ponerme a ello , hace tiempo que los vi pero por una cosa no los hice y ya no me acordaba de ellos.
    Como siempre receta fotos y paso a paso son de 20 points.
    Bicos mil potita miaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  12. A estos les tengo ganas, ya que hay un montón de recetas de cocina marroquí que los lleva, y yo nunca los he visto comercializados por aquí, así que un día de estos me animo y los hago. Espero que estés genial, Un abrazo.

    besosdecanelaymenta

    ResponderEliminar
  13. Que curioso Nuria, ya estoy tardando en preparar por lo menos un limón, para probarlo en un pollo asado, que si dices que tarda 4 semanas y yo que soy muy impaciente, me muero por saber el resultado, muchas gracias por esta novedosa aportación, yo tampoco los había visto por aqui, un besote preciosa.
    Sofía

    ResponderEliminar
  14. Me sorprende que sean tan caros, porque en Marruecos recuerdo que ponen varios trozos en cada plato... y oye Reina Guanche, yo tengo un limonero cuajadito de limones, no te quiero dar envidia, pero es la verdad, vivo en un paraíso... eso si, algo húmedo... no lo íbamos a tener todo! Y volviendo a los limones, creo que voy a probar a hacer algunos, la receta la tengo marcada en el libro que me inspiro el viaje Marruecos ¡fíjate! Pero has tenido que venir tu a refrescarme la memoria... bueno nunca es tarde.
    Un bico sonoro mi Reina.

    ResponderEliminar
  15. Hola, Nuria !
    Tengo unos limones que o podrían pedir mejor destino que esta conserva, así que aquí estoy leyendo a pie juntillas para que todo salga bien. Solo una pregunta: la sal, ¿debe ser marina de, manera absoluta? ¿o con sal fina y gruesa, según corresponda, común, de mesa, puede salir bien también? Bs. mi querida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Silvia:
      El reseñar en mis receta siempre el uso de Sal Marina, es más por indicar que sea una sal "natural" sin aditivos ni añadidos, como en muchas ocasiones las encontramos en el mercado. No sé por allí, pero aquí enseguida te las encuentras en el super la sal yodada y con inclusión de antiglomerantes. Y para algo tan simple como una sal, me parece totalmente innecesario.
      La sal debe ser sal y punto, por lo menos es lo que yo opino.
      Da igual que su origen sean las salinas de interior o de costa. Pero claro, la que utilizo siempre es de unas salinas que no están muy lejos de casa y que me has recordado por cierto, que tengo unas fotos preciosas de todo el proceso de la sal, y que bien podría hacer una entrada sobre el tema.
      Besotes gordos mi niña, ya me cuentas ;)

      Eliminar
  16. ¡Te admiro! Yo es entrar en una tienda y cosa que no sé para qué sirve cosa que me llevo. Luego ya miro a ver qué puedo hacer con ello jajajaja ¡Con lo que me gusta la cocina árabe! Y alucino con los platos que llevan el limón encurtido pero como era de esperar nunca me he puesto a encurtir limones. Así que voy a dejar el café y el cucharón y en cuanto termine el tour por tus maravillas esto va a tomar forma en mi despensa. Que tengo un porrillo de limones estupendos esperando en la nevera a que haga algo con ellos. Besazooos gigantes!

    ResponderEliminar
  17. Como estaba de vacaciones esta receta me la he perdido.

    Que curiosa y fácil ehhh.

    No recuerdo cuando ni donde pero si que vi una receta con limones encurtidos y me resultó de lo más curioso

    Besotes y gracias por la receta

    ResponderEliminar
  18. Ya está!!! listos para comer... en breve comparto ;) besos!

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?