30 de marzo de 2015

Hornazo de Huelva




                                              



 Buenos días, hoy te quiero presentar un pastel delicioso y tradicional de la repostería de Huelva.
     No sé si lo conoces, pero te aseguro que cuando termine esta entrada tendrás ganas de probarlo porque es realmente una delicia. Este pastel plano, normalmente se suele preparar para Semana Santa, osea que vengo en el momento preciso. Pero para ser sincera, yo en casa lo hago cada vez que me da la gana . . . que me gusta demasiado como para esperar un año entero.

       
     La primera vez que lo comí, me lo regalaron unos amigos, y a partir de entonces me aficioné a él. Hasta que no conseguí la receta no paré, qué trabajito me costó, por cierto. Me la facilitó la tía Moguereña de una amiga, hace de esto más de veinte años.

     Tuve que empezar por " interpretar " las medidas. 

Ya sabes:

     - Pasarlas de vasos a gramos.

     - Ajustar . . . . . . " y la que admita " 

     - Afinar con . . .  " a ojo " 

     - Calcular . . . . .  " un dedo por debajo del borde "

     - Decidir . . . . . . " tú sabrás cuando "

     - Determinar . . . " eso lo vas viendo "

Porque ya sabemos que así la podemos liar en la cocina a base de bien ¿verdad?
     Nuestras abuelas, tenían que ser más listas, porque la medida del ojo, les funcionaba de maravilla y todo quedaba riquísimo y estupendo.
    Cocina milagro la llamaría yo.
    

      Por más información, historia y datos que he buscado sobre éste dulce, no he encontrado nada. Pero el sabor que tiene gracias a esos ingredientes tan nuestros como el ajonjolí, la mataluva, las almendras o la canela, llego a imaginar que su origen puede ser perfectamente árabe y capaz de enamorar a cualquier Reina Mora {confabulaciones mías, nada más}. Así que como sé que por aquí pasan amig@s choquer@s y de cocina saben bastante, que levanten el dedo, se manifiesten y me casquen algún dato.
      Son muchos los pueblos de la provincia donde se prepara, y existe esa pequeña rivalidad para ver dónde lo hacen más rico. No sabría decidirme por ninguno en concreto, la verdad, aunque el primero que comí era de un pueblo que se llama San Bartolomé de la Torre, y me pareció exquisito. Qué buena memoria tengo para alguna cosas, 
                       sobre todo cuando están relacionadas con darle al diente.                        




    



         
                                       
   



* En un cazo pondremos a calentar el vino y el aceite.

* Añadimos las especias: rama de canela, matalauva, ajonjolí y la pizca de sal.
  
* Dejamos hervir unos cinco minutos a fuego medio-bajo y apartamos.
* Tapamos y dejamos que repose, lo añadiremos a la harina cuando esté templado.

* Cuando ya esté templado, sacamos la rama de canela.
* Pasamos la harina y la levadura por un colador  a un cuenco amplio.
* ¿Ves los grumos de la foto?  es la levadura que estaba apelmazada, presionamos con una cuchara y la colamos. Por eso es importante cernirla siempre, al igual que la harina, de no hacerlo se pueden quedar grumos en la masa.

* El aceite, lo añadimos al cuenco con la harina. Recuerda, que esté templado.
* Movemos con una cuchara hasta formar la masa. No tardaremos más de dos minutos. Es una masa blanda, pero al llevar esa cantidad de aceite no es pegajosa.
* Forramos la bandeja del horno con papel y extendemos la masa con las manos, es fácil. Debemos dejar una capa fina.
* Los bordes, los hacemos altos para que no se salga el relleno cuando lo pongamos encima.


                                                    Empezamos con el relleno

* En un cuenco batimos los huevos, con varillas manuales o eléctricas.
* Cuando hayan doblado volumen, añadimos el azúcar y seguimos batiendo un poco más.

 * Añadimos a los huevos: el cabello de ángel, la canela, las almendras picadas y la ralladura de limón.
* Mezclamos despacio, con movimientos envolventes.
* Encendemos el horno a 200º para precalentar.

* Extendemos el relleno sobre la masa.
* Con ayuda de un colador, añadimos un poco de canela encima.
* Terminamos añadiendo las almendras fileteadas.


* Llevamos al horno y cocemos a 180º entre veinte y treinta minutos, posición media.
* El mío estuvo listo en veinticinco minutos, comprobar pinchando con una aguja.Es el mejor método para asegurarnos.
* Es normal que al salir del horno, la superficie parezca irregular, pero mientras enfría quedará totalmente plana.


*Ya sólo queda, enfriarlo sobre una rejilla.


      Una vez frío, llevamos a la mesa entero y se van haciendo porciones. Es un acompañante estupendo para el café de la tarde.
      Un bocado tierno, jugoso y no, no es empalagoso aunque lleve esos ingredientes tan dulces. Te aseguro que la bandeja, siempre vuelve vacía a la cocina, no falla.

    ¿Te voy cortando un trozo?

 
  Este pastel lo preparé en Enero, y como sé que mi querida  Elisa es de Huelva, le mandé un correo, contándole que había hecho un dulce de su tierra y que lo iba a publicar al lunes siguiente. Tiempo le faltó para preguntar cual era.
      Le envié una foto y me contestó que su madre también lo bordaba 
{figurativamente hablando, por supuesto}.
      Al preguntarle por la receta familiar, volvió a surgir el "ajuste de cantidades". Vamos que tendría que ponerse con su madre a hacerlo, para ir midiendo los ingredientes con cuidado, porque por teléfono, iba a ser imposible sacar nada en claro. Las únicas cantidades que consiguió Elisa de la receta familiar fueron:  . . . " a ojo, eso lo vas notando, o ve calculando ". . . jaja, igual que me había pasado a mí.
      Y entre éstas, se me ocurrió una idea: ella haría el Hornazo con su madre, y lo publicaríamos el mismo día. Así que mi agradecimiento y dos besos bien grandotes a la madre de Elisa, que también se ha tenido que poner el mandil, y meterse en este fregado, pero seguro que encantada ¿no es así?
    Os invito a que vayáis al blog de mi amiga Elisa. Donde se respira el buen ambiente, la alegría, la cercanía y la buena cocina "Que no te falte un perejil". Porque un blog, no es sólo las recetas que aparecen en él, cuenta el corazón del que lo escribe y Elisa lo tiene grande y le sobra.
Allí os espera su Hornazo, ¿estará rico? . . . . pues no, seguro que riquísimo.
   ¿Y Elisa? pues una tía estupenda, para comérsela también. Seguro que muchos la conocéis, pero si no así, y aunque suene a tópico, os diré que tiene uno de los blog donde merece la pena estar. Fiel reflejo de la personalidad de su autora, 
y del que disfruto muchísimo cada vez que estoy allí.

 Y eso es todo por hoy, hasta la próxima entrada,
que excepcionalmente será en dos días, ya verás por qué.
De momento, disfruta de este pastel y sé feliz.
 

20 comentarios:

  1. Bueno haciendote la ola me tienes no conocia este pastel ni lo he comido nunca claro , al leer el nombre se me vino a la cabeza el hornazo de Salamanca que nada tiene que ver con este pues el otro es como una empanada salada rellena de chorizo ,lomo ,jamon serrano.
    Has echo un trabajo espectaculaaaaaaaaaar por que el adaptar las recetas de las abuelas no es tarea facil hay cosas que hago asi a ojo que he pesado varias veces para anotar la receta definitica y nunca han llevado la misma cantidad de harina.
    Como no me llevo la receta a pendientes seguro esta de muerte relenta no lo siguiente babeando estoy que lo sepas pues no has dejado de tentarme desde la foto numero uno.
    Como siempre una receta , paso a paso y presentaciones de 20 points.
    Que tengas una feliz semana santa y disfrutes mucho de estos dias yo estare por aqui un poco desconectada pues tengo que trabajar todos los dias y algunos de tarde asi que ni tiempo de bloguear.
    Bicos mil wapisimaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  2. No es el hornazo que yo conozco y que se hace el lunes de Pascua, también llamado mona en algunos lugares. El tuyo lo veo más bien como un pastel, buenísimo como todos los que tú haces, que para eso te das buena maña. Yo le cambiaría el cabello de ángel por otra de las ricuras que también cocinas, pero si la tradición lo manda así, así nos lo comeremos. Voy corriendo a ver como le ha salido a Elisa que esa es otra a la que también le van las preparaciones dulces de maravilla. Y a tí te deseo que pases una Semana Santa estupenda en la mejor compañía.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Andaaa que no sus lo montais bien ni ná..!! menudo hornazo que nos pones para pasar las fiestas , si me llega hasta la olorcilla del anjonjolín..jaja.. me ha encantado todo , la receta completa incluido ese batecúl ( = pam pam en el culete ) que les has dado a las buenas mujeres de antes , ahí verás que esto de escribir recetas para que las pueda hacer tokiski tiene su puntito.. esto deberia de cotizar a la ss porque no veas lo que te ha estrujado la cabeza para descifrar todos esos "derechos de admisión"..
    bueno guapetona, te dejo que estoy liá con los cristales
    a ver si los acabo y ahora dos besitos bien daos y te espero en la puerta de al lao , ya tu sabes mi amol...
    que disfrutes las fiestasss...!!!

    ResponderEliminar
  4. Ya estoy aquí, vine a ver este estupendo hornazo de mi tierra tan bueno y tan bien preparado, aunque no me hacía falta verlo porque haciéndolo tú , sólo podía ser delicioso. Especialmente hoy estoy muy sensible y un poco "tontilla" porque mi madre está regular y tengo que levantarle el ánimo a ella y a mí misma como sea y tu receta y el beso que le das me va a ayudar. No hay cosa que más le guste que le digan lo buena cocinera que es, jajajaja!! Mil gracias Nuria, me ha encantado hacer esta receta contigo , ha sido todo un honor y un placer. Un beso muy grande y un achuchón muy fuerte!!!

    ResponderEliminar
  5. Nuria hoy Elisa y tú me habéis tocado la fibra, y no sólo porque este hornazo tenga una pinta irresistible, sino porque me encanta leer sobre las recetas que van expresadas a ojo, con medidas... que me recuerdan a mi abuela y porque es increíble ver lo bien que os lleváis y la complicidad que se respira.

    Gracias por compartir esta receta y esos buenos recuerdos

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Vengo del blog de Elisa, mira si es casualidad que hasta me salís juntas en mis blogs favoritos, una detrás de la otra!! Que rico dulce y que bonitas entradas, muy emotivas!! Yo siento predilección por estos dulces tradicionales...esos hechos a ojo, pero que quedan deliciosos...mi madre también es de esas y me veo negra para poder poner las cantidades cuando se trata de hacer un dulce de los que hacía ella o mi abuela...pero que cosas...siempre les quedaban estupendos!!
    Como estupendas han quedado vuestros dos hornazos, de los cuales me llevo la receta, porque me encanta todo lo que lleve cabello de angel. Ademas me lo habéis puesto muy fácil...con cantidades..jajaja!! Feliz S. Santa. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Vengo de ver el de Elisa así que ya no me pilla por sorpresa. La verdad es que no conocía este hornazo y ahora lo conozco por partida doble, jajaja, ya sabes eso de no te acostarás sin saber una cosa más...
    Me tomo unos días de vacaciones aunque echaré un ojo a ver qué traes en dos días, que me has dejado con la intriga. Ojalá descanses tu también estos días y disfrutes de lo que te guste.
    Un beso enorme y nos vemos al otro lado cuando tú quieras.

    ResponderEliminar
  8. Ni lo conocía Nuria, es verdad que tiene esa aspecto de los dulces árabes, la pinta es absoluta, como de esos que dices "si me como esto no lo voy a olvidar nunca" ya ves, lo que te pasó a ti :)
    Feliz semana :)

    ResponderEliminar
  9. Hola Nuria, he llegado hasta aquí de la mano de nuestra querida Elisa, y es que con las bonitas palabras que te dedica, hace que te den ganas hasta de llorar, es que es de un sentimiento tan entrañable, pa'comersela, vamos!!
    He de felicitarte primero por el post, me ha encantado la manera de aclararnos las tablas de medidas y cantidades de nuestras madres y abuelas, no sé como lo hacían pero les funcionaba.
    Por otro lado me ha encantado conocerte, no sé como no lo he hecho antes, pero la mejor pasarela para conocernos un@s a otr@s es a través de nuestros blogs amigos.
    Tienes un sitio precioso, fino y elegante, limpio y escueto, como a mi me gusta, llenito de publicaciones muy interesantes, de las que ten por seguro y desde este mismo momento me hago fiel seguidora.
    Bueno un beso, de esta que ya te considera una nueva amiga, y si te apetece pásate a visitarme que mi blog es para ti también tu casa.

    ResponderEliminar
  10. Hola Nuria preciosa!!!!!!! Primero gracias por tu cariño y atenciones!!!! Eres un cielo:)
    Me ha encantado esta entrada, lo bien que lo has explicado, ese maravilloso paso a paso y que hayas hecho la receta a la vez que Elisa que es otra gran bloguera y maravillosa cocinera, dan ganas de presentarse en su casa cuando lees sus entradas y pedir un platito para compartir mesa:)
    Estoycon ganas de volver, sobre todo para compartir con personas a las que quiero y admiero, como a tí :)
    Muy feliz Semana Santa y nos vemos prontito...un abrazote muyyyyy apretao:)

    ResponderEliminar
  11. Pues pienso como tú, este postre tiene toda la pinta de provenir de la cultura árabe. Normal, por otra parte. No lo conocía pero la verdad es que apetece! Qué rico con la matalauva, el sésamo, la canela...!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. La ola es poco. Menudo currazo informativo y menuda receta. No lo conocía y te aseguro que después de verlo y de leer la receta, te doy la razón. Es árabe con toda seguridad.
    Me encanta tu descripción de las medidas de nuestras antepasadas porque datar estas recetas en la época de nuestras abuelas, nos queda corto. Muy complicado y sí, eran de lo más listas, no necesitaban ni la receta, pero claro, no tenían blog y no estaban obligadas a publicar con asiduidad, variedad, calidad, buenas fotos, buena ortografía, idiomas...
    Igual por eso, mucha de estas maravillosas recetas se han perdido o es difícil saber más sobre ellas.
    Por ello, mil gracias por compartirla con nosotros.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  13. Nuria, ve cortándome un trozo y dos... porque seguro que repito, jaja. Vaya pinta más buena que tiene!! Y viendo los ingredientes que lleva... casi seguro que estás en lo cierto y tiene raíces morunas. Por cierto, me has sacado la sonrisa cuando has contado las medidas "a ojo" de la receta. Yo tengo unas cuantas, pendientes de publicar por el mismo motivo. Y es que... es lo mejor de las recetas tradicionales, se han hecho tantas veces, que ya ni les hace falta medida para sacarte un buen plato.

    Un besazo y feliz semana. Por cierto... me has dejado intrigada con lo que vas a publicar, así que en dos días nos leemos.

    ResponderEliminar
  14. Que bien te ha quedado!! ya visité a Elisa y también publico uno estupendo, vamos que un trocito tuyo y otro trocito de ella, quedaría mi casa aregladita, que preciosidad de hornazo, lo has bordado reina...Beeess

    ResponderEliminar
  15. Pero que cosa más rica Nuria, no conocía esea receta y pensaba que era una receta de un asado de carne, ja,ja, nada más lejos verdad, me ha gustado mucho la forma de explicarlo y la historia que viene con ella, la pinta espectacular, no me extraña que en cuanto lo pongas en la mesa vuele porque se ve muy bueno.
    Un besito y feliz semana guapísima.

    ResponderEliminar
  16. Sabes que eres un poco bruja , mi querida amiga ó quizás sea empatía ó predestinación que le llaman. Pues llevo dos semanas obsesionada con este dulce, no se si te lo he dicho alguna vez pero yo me dedico a la organización de eventos culturales en un Ayuntamiento, uno de los últimos que he realizado fu´un encuentro de Encajeras de bolillos, vinieron de mucho sitios y entre ellos de Rociana del Condado, un pueblo de Huelva , que por cierto conozco y que tiene un Pedro Ximénez que te mueres de rico y mira tu por donde también hacen un hornazo que tu vuelves a morir 100 veces, la señora no me quiso dar la receta, solo los ingredientes por encima, pero bicheando encontre el programa que Canal sur rodó en su pueblo y salia como hacían los hornazos y sus ingredientes y estoy deseando ponerlo en marcha, ellas me regalaron uno y te aseguro que hace mucho tiempo que no comía algo tan bueno. Aquel no llevaba cabello de ángel pero era tan jugosos que no lo necesitaba. Me llevo también tu receta. y te pongo el .enlace del programa para que veas como lo hacen.

    Un besote enorme .

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
  17. Nuría, pero como te lo has currado hija mía, menuda receta. Yo con las medidas de tazas y onzas ya me lio imagínate echando los ingredientes a ojo jajaja.. La presentación es una preciosidad y muy elegante....Ole...Ole! me llevo un trocito que no quiero hacerte un feo :=)
    Que disfrutes de estos días festivos. Un biquiño bien grande

    ResponderEliminar
  18. Mi querida amiga, ya se por la entrada de Elisa que teneis un cafelito pendiente, y lo primero que le he dicho que a ese cafelito estoy apuntada , jejeje me da igual ser invitada o no pero donde estes tu como se dice por aqui alli me zampo yo jejeje. Bueno cielo decirte que como todo lo que haces has bordado esta ricura de dulce tradicional, que como bien sabes me vuelven loca, asi que tanto a Elisa como a ti os ha quedado divino, y daria cualquier cosa por tomarme un trozito de cada, pero como eso no va a poder ser me conformo con verlo y con darte el mayor de los aplausos. Un abrazo de los grandes grandes ya sabes cuanto te quiero

    ResponderEliminar
  19. Hola yo soy de Huelva y cuando yo era pequeña compraba mi madre en San Bartolome el hornazo solo con almendras, pero ya en casi ningun lugar lo hacen, que cantidad seria de los ingredientes si no le echo el cabello de angel? Gracias

    ResponderEliminar
  20. Hola guapa, perdona que no te haya contestado antes.
    Verás, en éste caso si no le vas a añadir el cabello de ángel, la cantidad sería casi igual. Yo lo único que añadiría de más es la ralladura de otro limón y una Cda. de canela molida.
    El orden para hacer el relleno: Primero repartes la almendra molida, sobre ella la ralladura de limón, después el azucar, la canela y por último el huevo muy, muy batido, casi hecho espuma. Lo horneas y cuando lo sacas, lo espolvoreas ligeramente con canela y listo.
    Espero que te quede buenísimo y me lo cuentes.
    Besotes.

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?