16 de junio de 2014

Sardinas Asadas Al Horno & Picadillo



Que siiiiii, que ya se que hace años que no comes sardinas en casa, por la "peste" tan estupenda que van dejando por todas partes.
Y es que ellas son así, te compras unas cuantas frescas en el mercado porque las ves mirándote con esos ojitos brillantes, y no hay forma de que pasen discretamente por tu vida, se encargan de airearlo a los cuatro vientos.
Se entera la familia, tus vecinos, el gato del quinto izquierda y cualquier inocente que ese día se deje la ventana abierta, porque son escandalosas y no lo pueden evitar. ¡¡¡Pero qué ricas están!!!
       

No, no se admiten comparaciones con comerlas al lado de la playa, en el chiringuito  hasta la bandera de gente; o en un espeto en la costa malagueña, pero el que no se consuela es porque no quiere, y ya os digo que como hoy os enseño,  están para chillarle de ricas.
           

Casi nadie en casa las quiere, porque tienen espinas, qué pesados son ¿pero qué queréis que tengan, si son pescados? pues lo normal es eso, espinas.
Las mías de hoy son de tamaño XXL, las pescó uno de mis hiijo hace unos días. Nunca las vi tan grandes hasta ese momento. Y claro, yo sola, imposible darle fin a todas. Así que las limpié y congelé abiertas, pero sin quitar escamas para no dañar la piel al cocinarlas.
        

Y aunque hace años que las hago en papillote en la sartén, cuando vi las de mi querida amiga SONIA { COCINANDO VOY RECETANDO VENGO } hechas en el horno, me quedé con la copla.
Ella aseguraba que no olía nada de nada y encima te quedaba una rica salsa para mojar. Sin pensarlo, tenía un triángulo perfecto: Sardinas, Salsa y Sin olores.

     
    ¡¡¡¡¡¡ FUNCIONA !!!!!!
Así que ya puedes mirarlas con otra cara cuando las veas en el mercado. Te las llevas a casa, y os aseguro que nadie se entera de las ricas sardinas que os estáis comiendo. Ya podéis recuperar el tiempo perdido.
Y para acompañarlas nada mejor que un rico Picadillo.
       

 ¿No lo habéis probado nunca? pues en el sur de la península que es donde yo lo comí siempre, bien fresquito, es un complemento perfecto para cualquier comida veraniega.
No es más que una reunión de tomates, cebollas, pepinos y pimientos, en trozos muy pequeños, con su buen aliño de aceite virgen, sal y vinagre.
Os prometo, que de verdad, es una conjunción difícil de superar.


Hoy comí como una reina, con productos de temporada. Esas sardinas que ya empiezan a llegar, esos tomates, con sabor a tomates de verdad, y esa salsa con sabor a limón, que no sabéis cómo he tenido que atarme las manos para no coger la barra de pan y dejar bien limpia la bandeja del horno.
                          Y ahora vamos al lío, aunque de lío tiene hoy bien poco.




Tan sencillo como poner aceite en una bandeja apta para horno, añadir los ajos bien picaditos, a continuación colocamos las rodajas de limón, y sobre éstas el pescado. Terminamos con un hilo de aceite sobre las sardinas, una poca de sal marina y pizca de pimienta negra molida.
Llevamos al horno precalentado a 200º, calor arriba y abajo y entre quince y veinte minutos, estarán listas para disfrutarlas.
    





 Casi sobran las explicaciones, pero bueno, por dejarlo todo bien claro. Cortamos las verduras muy, muy pequeñas y las mezclamos en un cuenco. Lo llevamos a la nevera hasta el momento de servir.
Antes de presentarlo a la mesa, aliñamos y servimos en platos individuales. Lo más cómodo es comerlo con cuchara.


                               Y eso es todo amigos, hasta la semana que viene.

39 comentarios:

  1. jjjjjjjjaaaaaa.... ay Nuria.. Nuria que no puedo , pero primero .. tan quedao unas sardinas de superlujo ,
    tienes todita la razón con las pestes y con las comparaciones de la playa , pero dejate un huequecito
    mi arma.. que mañana vas a comer lo mismo en mi casa...jaja.. dame un besito , que me voy corriendo
    que esta semana hago de mañanas... oyee.. y el pan?

    ResponderEliminar
  2. ya es tiempo y estas tienen una pinta estupenda en mi casa mi madre las hacia abiertas y fritas con talbina y asi no huelen y encima te quitabas del problema de espinas y yo como fritas no puedo, compro pequeñitas y en el micro mirando para fuera en un plato, un machadito de ajo y perejil, nada un minuto y estan estupendas, me imaginao que asi estan mejores pero hija con 40 grados no te apetece poner el horno que estamos asados, con un buen cojondongo como decimos aqui a este tipo de ensalad,a me parece un plato muy de verano, como dices sin comparacion con los espetos en laplaya pero que le vamos hacer tierra a dentro al campo y asar sardinas que estan tambien muy buenas, una receta estupenda pero la dejare para septiembre que el tiempo este mas fresco, gracias y por cierto eneormes, que buena pesca, bessssssssss

    ResponderEliminar
  3. Joder, con perdón. Esto son sardinas o doradas? madredelamorhermoso, pero dí que sí, que caballo grande, ande o no ande. Y qué razón tienes, desde la primera hasta la última palabra de tu entrada. Tendremos que probar esas sardinotas al horno, que a mi suegra le chiflan y dentro de poco la tendré aquí y hay que tenerla contenta....jajaja. Un besote mi niña y feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Damos fe: si las haces al horno, prácticamente no se nota el olorcillo... Las hacemos muy muy parecidas. Y sí, están deliciosas.
    Y acompañadas con ese "picadillo", de lujo total. Receta veraniega a tope!!
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. Cierto es que las sardinas son enormes, no las he visto tan grandes y tan hermosas, que buena pesca hizo tu hijo. La verdad es que yo tampoco las hago por el olor y las espinas, pero que la comida que has hecho hoy es de lo más sana y veraniega también te lo digo. Me apunto a ella sin pensarlo y si haciendo las sardinas al horno todo es más limpio y menos aromático, ya me estoy poniendo a la tarea y más ahora en la época de San Juan donde estos platos tienen más sabor y alegria. Y otra cosa, esta comida es divina para la dieta. Salud y que tengas buena semana guapa.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. A mi no me gustan las sardinas, pero a mi marido si y de vez en cuando se las compro y las suelo hacer en la barbacoa o sino en una plancha fuera de casa. La próxima vez que vea, compraré y se las haré de esta manera!!
    Por cierto, mi abuela que era andaluza solía hacer este picadillo y ella lo llamaba "pipi-rana".

    Besos

    ResponderEliminar
  7. mmm que forma tan sencilla y deliciosa de tomar pescado :) me encanta y me la apunto
    un saludo!
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Por diosssss Nuria , mandame el tupper yaaaa, las sardinas sólo las como en espetos en Málaga que las de aquí están momificadas... y esa vinagretaaa, eso es verano puro...que plato y que fotos y qué rico tóooo y yo aun sin comer...me voy a recoger a las niñas , a la vuelta miro en la entrada a ver si llegó el tupper :D
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Buahh, como no sea verdad lo del "eau de sagdine" no va a haber lugar dónde esconderme, jajaja. No sabes la brasa que les he dado a los vecinos con las puñeteras sardinas, que parece que el viento siempre viene hacia mi casa y no pueden disimular que son ellos, jajajaja. Ya te contaré, me da un poco de miedo, no creas... creo que me odian, jajaja
    En fin, desde luego esas sardinas tamaño besugos están diciéndome asame, no seas tonta, si te vamos a gustar!! Y el picadillo es como el trampó de aquí, lo cortamos un poco más pequeñito y con una pizquita de pimentón en el aliño está que te inclinas!!
    Bueno corazón de melón, voy a ver qué hago de comer que no tengo ni idea y mira qué horas son.
    Besitossssss

    ResponderEliminar
  10. Hola mi preciosa Nuria :)
    Es que me haces reír siempre que te visito :) es cierto que son unos pescaditos muy poco discretos..pasan por nuestras casas y dejan huella, verdad???..aunque yo, que las he probado al horno, he de decir que mejora mucho la cosa con ese modo de hacerla ;)..ya se que no es lo mismo comerlas al borde del mar, con las olas mojando nuestros piececitos ;) pero esa sardinotas frescas con ese picadillo que te has marcado, creo que valen todas las olas del mundo :)
    miles de besos linda y gracias por estar siempre ahí :)
    Muassssss y feliz lunes!

    ResponderEliminar
  11. Jajajajajajaja es verdad! Se entera todo el mundo que estás haciendo sardinas! Yo el truco del horno hace tiempo que lo uso ;-)) aunque últimamente estoy más pasota y si me apetece freírlas pues lo hago. Y el picadillo, genial. Lo probaré con las sardinas porque yo lo como con los mejillones al vapor. Buenísimaaa tu receta!
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Me he leido tooooodo el post esperando el milagro de hacer las sardinas sin olor, pero en el horno no huelen??? Uuuufffff No dudo de tu palabra pero entenderas que me cueste creer que ese olor tan fuerte no se note con el horno. En fin, no me quedará más remedio que probarlo para averiguar jajaja Tus sardinas con picadillo me parecen inmejorables, creo que a eso le añado una rebanada de pan tostado y ya doy volteretas!!! Besoros guapa

    ResponderEliminar
  13. Madre mía Nuria!!! pedazo de sardinas, si parecen besugos;)) qué maravilla y qué pintaza tienen......
    IMPRESIONANTES!!! después del truco del almendruco, bueno del horno, yo estoy deseando hacerlas, aunque no sean tan bonitas como estas tuyas, y con ese picadillo.... vaya comida sana y rica!!!
    Y la fuente de barro con forma de pez, qué chulada y aunque no te lo creas....esta no la tengo, jaaa, jaaaaa
    Un besazo enorme preciosa y muyyyy feliz semana!!!

    ResponderEliminar
  14. Divinisimaaaaaaaaaaaaas no lo siguiente seguro que las sardinas asadas asi estan de rexupete , que pena no poder catar una con lo que me gustan .
    Tomo nota por que siempre las hago fritas ya que en casa solo me gustan a mi y a mis chicos si son pequeñas se las hago en escabeche que es la unica manera en que se las comen.
    Como siempre receta y presentacion son de 10 points.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  15. La mejor receta del mundo. Me encanta, yo en verano las hago mucho, que ricas.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  16. Pues te diré que fue una vecina cuando vivia en un bloque de pisos , que tenia una pescaderia la que hizo que yo aborreciera las sardinas, todos los dias asaba sardinas e impregnaba de su olor todos los pisos del bloque... terminé por odiarlas y solo me las como en conserva...
    Es el único pescado que no me apetece comer, cuando le vi la receta a Sonia pense en hacerlas y comprobar lo del olor, pero no me fío...algun dia lo hare. porque la verdad es que viendo las fotos y con lo que a mi me gusta el pescado me da envidia...Bs.
    JUlia

    ResponderEliminar
  17. jajajjaja la verdad es que si, vaya pesturria se queda en la casa pero lo ricas que están lo tapa todo, yo hace mil que no las como, vamos desde que era peque y cuando iba a la playa, que recuerdos, ahora de mayor como me salió alergia al pescado pues nada, a disfrutar solo con fotos, las tuyas son espectaculares ^^
    besotes! mi niña, feliz semana ;)

    ResponderEliminar
  18. ainssss hija...que esta tarde te he dejao un comentario de aquello de los míos...tres horas escribiendo en la tablet, con el internet cogido del móvil de mi marido...dentro del coche esperando que la mayor saliera de hacer un exámen (es que la tenemos mala y aprovechando que mi marido tenía fiesta, la ha llevado en coche)...la cuestión...yo ahí explayada.....como 10 minutos porque con la tablet tengo que tener cuidado de que no me coma las letras.....coge mi marido se sale del coche y se da un volteo porque se estaba agobiando....qué se me ocurre a mi? darle a "enviar comentario"......si seré gilipuertas....amos a ver, no te he dicho que el internet me lo daba él a través del móvil....pues si se aleja, mi menda se queda sin internet.....pues yo pa'mi que no se ha envíao....he pillao un rebote.....

    La cuestión, que no me voy a enrollar (jeje)...que me parece que estas serdinas tienen que estar de lo más y que además me sorprende que sea tan fácil....probaré de hacerlas...teniendo en cuenta de que puede que no las pueda comprar tan grandes... porque si las veo muy grande, son espinas más grandes...y a ver si me voy a morir con una que se me atragante.....jajajajaja

    Oye, en serio...que te tomo nota...

    Y ese picadillo, que me encanta...que me gusta echárselo al gazpacho..que lo hace mi marido....y si hago más picadillo de la cuenta, aprovecho para abrir los botes de judías blancas y hago un aliño...hala, y ya tengo la comida del día siguiente....

    Un besote gordo y sonoro

    ResponderEliminar
  19. Qué me gustan las sardinas!!! Donde sean y como sean , en el horno no las he hecho nunca y para comerlas en casa es genial!! Un beso!!

    ResponderEliminar
  20. Aquí estoy Nuria, muchas gracias por tu visita y como no podia ser de otra manera me chiflan tus recetas y tienes un montón de panificadora esas que me vuelven loca ,ja,ja. Aquí me quedo como seguidora que no quiero perderme nada y por cierto las sardinas sin olores lo tengo que probar, por que además me parece sencilla, como a mi me gustan.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  21. Que ricas Nuria,yo desde luego me apunto a este manjar....solo falta una cervecita bien fria y a disfrutar!
    Besets.

    ResponderEliminar
  22. Hola!!! es mi perdición, las sardinas, y me da igual que se molesten por los olores.... jejejeje
    De esta forma al horno están mas que ricas ya demás nos traes dos recetas, porque la del picadillo esta riquisima, que muchas veces me lo como solo, asi que, un panecito para esa salsita y a disfrutar, besos!!

    ResponderEliminar
  23. Pues ya te digo yo lo prepara con lo primero que pille o unas sardinass o unas caballitas que también me encantan. Si no dejan olor como dices creo que mi horno no va a dejar de funcionar este verano.
    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Una comida sana y deliciosa donde las haya, vaya pinta más rica tiene estas sardinas asadas y junto con el picadillo la combinación perfecta
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. A mi también me gustan mucho las sardinas, aunque como tu dices el olor que deja en la casa es inconfundible y te dura más que un perfume caro, jaja.
    Así como tu las has preparado no las he probado nunca, pero las pruebo seguro, haber si se pueden comer sin tener que perfumar a todo el mundo. El acompañamiento perfecto, el salpicón de verdura como tu dices, por aquí es un clásico, me encanta fresquito de la nevera, muy buena combinación de platos, si señor, tu si que sabes cuidarte. Un besazo guapísima.

    ResponderEliminar
  26. En casa las solemos tomar a la brasa, que es como mas me gustan,pero asi al horno me has dejado alucinando con lo buenas que estarian, asi nunca la hice y me parecen deliciosas...Besss

    ResponderEliminar
  27. Mi querida amiga, cuando las he visto tan hermosas, he pensado que seria algun otro pescado que le llamabais sardina, pero ya he visto que no que son sardinas de las de toda la vida con un tamaño superior jejeje, que buena mano tiene tu hijo para la pesca, y que buena mano tiene su mami para hacer con lo que el pesca maravillas como esta que tiene que ser un bocado divino, y mas con ese rico picadillo fresco y jugoso cien por cien, todo lo haces rico . Un abrazo enorme de tu amiga que te quiere como decia mi hija de pequeñita de aqui hasta el cielo jejeje

    ResponderEliminar
  28. Hayyy como me tientas con estas sardinas, yo soy de las que no las hago casi nunca por el olor, pero creo que las voy a probar así este mismo fin de semana, eres una fuente de inspiración !!!
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Nuria wapa, estas sardinas me estan diciéndome CÓMEEEMEE y más con ese picadillo!!! que ricas y más viniendo de tu hijo y tu buen hacer!!! un besazo

    ResponderEliminar
  30. Fantasticas!!! en casa nos encantan, y más ahora en veranito, tienen una pinta increible, y al horno perfecto que asi no huele toda la casa despues, ese picadillo me ha dejao tonto, que rico!!
    Besos
    Ettore

    ResponderEliminar
  31. Hola preciosa!! Hace y nos días te deje un comentario pero no lo veo por aquí...he pasado para que una amiga vea tus sardinas (mega ;) bueno decirte quea me hace una ilusión tremenda que te guste la receta y que verifiques que es sin olores, la he e doblemente deliciosa...yo la hago mucho en mi casa incluso en cena rápida y sabrosa...la guarnición es extraordinaria y combina de cine!!
    Muchos besos y abrazos!! Valla mesa de lujo!! Me apunto a llevar pan y a desatarte las manos para ponernos moradas jajajaja.
    Salu2
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El comentario me lo dejaste en el correo, y era de los de NO PUBLICAR !!!! jajaja, ay, que te haces mayor Sonia, y la memoria te falla, jajaja
      Besotes gordos, mi niña. . . .pan aceptado y la liberación de manos, también :)

      Eliminar
  32. Madre mía!!!! que pedazo de sardinas!!! estas que comían? Te han quedado estupendas y eso de que no huelan, me ha convencido por completo, menudo descubrimiento!!! porque es verdad, que el olor es lo que a veces nos echa para atrás. Y ese picadillo, que pinta!!!! que bonito, que fotogénico, y que bien le va al pescado. Un matrimonio perfecto!! ya solo falta el pan y la cervecita!!
    Un besote guapa!!

    besosdecanelaymenta

    ResponderEliminar
  33. Pues yo soy de las que me encantan las sardinas pero odio freirlas en casa. De hecho, aprovecho a hacerlo cuando voy al pueblo porque allí, las frio al aire libre jajaja. Te quedaron de revista hija mía, y el sabor con el ajito y el limón, tiene que ser un escándalo.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  34. Madre mia, menudas sardinas, y pensar que con lo liada que estoy esta semana casi me las pierdo..... En fin, que a mi me encantan, aunque luego huela toda la casa, me parecen un manjar, y con ese picadillo que has preparado ni te cuento. En fin guapa, haber si el próximo dia no llego tan tarde, un besote bien fuerte.

    ResponderEliminar
  35. Como no me iba a pasar a despedirme de mi profesora panadera (estaré pendiente de la panificadora Lidl en Agosto).... :)Que pases un buen Verano Nuria y nos leemos en Septiembre nuevamente...Y mientras me quedo con estas ricas sardinas al horno, mejor hacer las sardinas al horno pq fritas vaya olor que deja en casa ( pero mira como me gustan )..Siempre aprovecho cuando voy donde mis padres a comer... :) Un besazoooooo

    ResponderEliminar
  36. MARIA GRACIA, siento haber borrado tu comentario....estaba borrando los SPAM y con el dedo tonto, me llevé tu comentario por delante, pero que sepas que lo leí con mucho cariño, jajaja.
    Ay, qué peligro tengo algunas veces !!!!
    Besotes, amiga.

    ResponderEliminar
  37. Buassssss Nuuuuuuuuuuuu!!!! este post me lo guardo entre lso megafavoritos para hacer a la de ya! jaja!!! ahora que es el tiempo bueno de ellas y que ya está ahí San Juan!!! yupiii!!!! me encanta como has descrito la fiebre de las sardinas! que estaba yo leyéndote y salivando a vez!!! y bueno, el picadillo te lo plagio vilmente para el blog salsero que vaya pintón que tiene también!! si es que a veces las cosas más sencillitas son la pera limonera!!!

    Besiños salseros Nu!!!

    Muacksssssssss!!!!

    Tito

    ResponderEliminar
  38. A mi cuando me apetecen me las compro y las hago en el horno, así no huele nada.
    Ahh y que decirte de lo grandes que son... nunca había visto unas sardinas así de ese tamaño.
    Un bss

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?