5 de junio de 2012

Lasaña de espinacas y champiñones.


Hace años me invitaron a una pizzería muy famosa en donde vivo, además de la carta ¨normal¨ había otra que nos llamó la atención porque sólo se la entregaban a quien la iba pidiendo.
Así que nosotros, levantamos el dedito cuando nos miró la simpática camarera para que nos acercase una. Resulta que era una Carta Vegetariana.

Ya sé que ahora la cocina de este tipo está muy extendida y cuenta con platos de gran popularidad. Pero hace de esto unos cuantos años y yo era bastante ignorante en este tipo de alimentación. Ahora no es que sea experta, ni mucho menos, pero al menos sé que es el seitán, tofu, quinoa, soja texturizada, leches vegetales, okara...

Quedé impresionada de todas las cosas que venían, de hecho aquella comida sólo la hicimos con recomendaciones de aquella Carta porque encontramos sugerencias exquisitas. Y muchas veces que fuimos a comer a allí, nos limitábamos a estos platos. A mis hijos les encantaba y algunas recetas que hago hoy en día, están basadas en ellas.

 Para que después piense la gente que los vegetarianos comen mal y aburrido, nada más lejos de la realidad, gracias a esta forma de alimentarse a mí se me abrió un mundo de combinaciones que no habría imaginado antes.
Uno de mis platos favoritos, era la lasaña de espinacas y champiñones, digo uno porque ponían unos calabacines rellenos para morirse, unos champiñones que quitaban el hipo y unas berenjenas rebozadas con miel de caña que pa qué te cuento.
Ajustándome lo más que he podido, he hecho la lasaña, espero que si la pruebas, te guste.
Así la hemos comido, así la hago y así os lo cuento.

NECESITAREMOS:


  • Un paquete y medio  de placas de lasaña.He utilizado placas de lasaña precocida El Pavo.
  • 2 botes de espinacas  o una bolsa grande de las congeladas.
  • 2 litros de leche para hacer la bechamel.
  • 2 bandejas de champiñones laminados. O 2 latas grandes en el caso de nos ser frescos.
  • 2 cebollas medianas.
  • 5 cucharadas soperas de harina, puede ser de trigo o garbanzos. Para hacer la bechamel.
  • Nuez moscada.
  • Un puñadito de piñones.
  • Sal.
  • Aceite de oliva.
  • Queso rallado.
CÓMO HACERLA:
  • Escurrimos muy bien las espinacas si son de bote. Suelo colocarlas en un colador y con la ayuda de un cuenco con menor diametro, las prenso bien. En caso de ser congeladas, cocerlas siguiendo las indicaciones del paquete y escurrirlas también muy bien.
  • Picamos en juliana las cebollas.
  • Escurrimos en un colador los champiñones,si son naturales los ponemos directamente en la sartén pero yo no he encontrado.
  • Ponemos en una sartén los champiñones con una de las cebollas y lo refreimos todo a fuego medio. Utilizaremos muy poco aceite. Cuando los veamos en su punto lo apartamos del fuego y reservamos.
  • Ponemos en otra sartén las espinacas con la otra cebolla y las rehogamos también a fuego medio, lo haremos también con poco aceite. Cuando las veamos rehogadas, las apartamos del fuego y las reservamos.
  • En otra olla, haremos la bechamel. Tiene que ser ligera, pues es la salsa que va a llevar la lasaña. Yo utilizo aceite en vez de mantequilla, pero aquí cada uno que la haga como más le guste. Seremos más bien generosos con las nuez moscada, pues le da un punto muy rico al conjunto.
  • En una sartén a fuego muy bajo tostaremos levemente los piñones y reservamos.
  • Una vez rehogadas las espinacas, y apartadas del fuego, le iremos añadiendo bechamel poco a poco, hasta que veamos que nos queda una mezcla cremosa.
  • Y empezamos a montar nuestra lasaña:
-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-
  1.  Ponemos en la base de la bandeja un cucharón de bechamel y repartimos bien por el fondo.
  2. Aquí viene la primera capa de planchas de lasaña, como es de la fácil no hace falta cocerla,las ponemos duras, tal cual las sacamos de la caja, son muy cómodas,la verdad.
  3. Ahora ponemos una buena capa de nuestra mezcla de espinacas, cebolla y bechamel.
  4. Encima le ponemos unos champiñones.
  5. Ahora, dejamos caer unos piñones por encima.
  6. Sobre los champiñones unas buenas cucharadas de bechamel.
  7. Ahora viene de nuevo otra capa de planchas de lasaña y repetimos todos las capas de nuevo.
  8. Terminamos con una capa de planchas y encima la cubrimos generosamente de bechamel. Listo para el horno.
  9. Aquí podeis ponerle el queso antes de meterla en el horno. En casa cada uno le ralla el queso que quiere cuando la tiene en su plato bien caliente, pues les gusta más derretido que tostado del grill. Pero eso ya, a gusto del consumidor.
Parece más larga de explicar que de hacer. El no tener que cocer las placas de pasta nos adelanta mucho trabajo.

Que aproveche!!


* Siento que las fotos no le hagan justicia a lo buena que estaba,la próxima vez intentaré sacar unas más decentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?