18 de septiembre de 2015

Nata Montada a Mano



La receta de  hoy es un básico de la pastelería: La Nata Montada.
 En la mayoría de las ocasiones, a los que nos gusta la cocina, cometemos un error. Damos por sentado que todos sabemos hacer de todo. Y no es cierto, lo que para nosotros es algo constante en la cocina, a alguien le puede parecer un mundo.

Y este pasado Verano, una seguidora habitual, me envió un correo en el que me explicaba que estaba haciendo sus primeros pinitos en la cocina. Y que lo de montar la nata había sido un fracaso en las dos ocasiones que lo había intentado. Me pedía todos los trucos para conseguirlo y a ser posible, una entrada explicando cómo hacerlo para que saliera bien. El segundo punto interesante, es que ella no contaba con ningún tipo de aparatejo eléctrico para poder hacerlo. Ya le contesté al correo, no la iba a tener esperando tanto tiempo a Marta, pero la entrada la dejé a la espera de tenerla organizada para hacerla hoy.
Y aquí estoy, a punto de explicar cómo lo hago yo. Porque para llegar a buen puerto y que no se nos arruine la operación, es importante tener en cuenta una serie de observaciones, que he ido aprendiendo con el tiempo {incluyendo algún fiasco}.
Lo que en realidad vamos a hacer, es una emulsión, y para ello se necesita: LÍQUIDO {en éste caso, la nata} GRASA {la que lleva la nata} AIRE {que vamos a introducir con las barillas}.      
En los comercios podemos encontrar natas con distinta proporción de grasa, la mejor para montar es a partir de 35%. Las natas que suelen estar por debajo de ésta cantidad, nos dejaría una nata montada muy frágil, sin dureza ni cuerpo, y transcurrido algo de tiempo perdería textura y  consistencia.

Os lo digo por experiencia, o ¿no habéis rellenado alguna vez un pastel, y al cabo de las pocas horas os encontrasteis agüita alrededor, arruinando el trabajo?
Vamos, recuerdo una vez que por abreviar, rellené un bizcocho con nata en spray comercial, y cuando volví a la cocina para llevarlo a la mesa, un poco más y me da un síncope. Esa nata multiplica por 400 el aire al salir, pero lleva poca grasa, y pierde la forma casi al instante si no la utilizas.
          

PUNTOS IMPORTANTES A TENER EN CUENTA:
  •  Todos los utensilios que vamos a utilizar para montar la nata tienen que estar bien fríos, y me refiero de verdad a frí-os, no fresquitos.
  • La nata tiene que tener mínimo un 35% de grasa. Kalise y Puleva, comercializan una, que lleva un 35.1% y se nota bastante la dureza. El resultado final es una maravilla.
  • Una media hora antes, dejaremos en el congelador la nata, y el cuenco donde la batiremos.
  • Al endulzar la nata, lo haremos en dos veces.
PARA MEDIO LITRO DE NATA MONTADA, NECESITAREMOS: 
  • 1/2 litro de nata
  • 80 grs de azúcar.
  • 7 gramos de gelatina neutra en polvo {son los polvos de color que se ven en la foto de abajo, junto con el azúcar).
En el caso de utilizar la nata con una grasa superior a 35% no hace falta utilizar ningún tipo de estabilizante, como en éste caso añadí la gelatina porque tenía un brick abierto de otra receta que hice, y había que aprovecharla. Aquí no se tira nada.
 Hay quien para estabilizar la nata utiliza maizena, azúcar glass comercial porque contiene almidón de maíz, queso tipo philadelfia, yogur blanco....

VAMOS A MONTAR  LA NATA: 

  • En una olla ponemos hielo con agua, para mantener el frío mientras batimos la nata. {Si vives en un lugar frío, no te hará falta en invierno tomar estas medidas, pero en casa mi cocina suele oscilar entre 28-30º casi todo el año y así es imposible}. Si la montas con barillas eléctricas, que no es el caso de hoy, con dejarla en el congelador media hora, la montarás sin problema.
  • Encima colocamos el cuenco donde la vamos a batir. Nos aseguraremos que el nivel del agua de la olla sea alto, para que el fondo del cuenco esté en contacto con el agua y el hielo y siga estando bien frío. Mejor utilizarlo metálico o de cristal.
  • Sacamos la nata del congelador y empezamos a batir.
  • Añadimos la mitad del azúcar.
  • Al ser con barillas manuales, tardaremos más, pero también conseguiremos más volumen que si lo hacemos con barillas eléctricas.
  • Poco a poco, iremos viendo que la nata va espesando. Si, ya sé que estaremos cansados de batir, pero tranquilos, queda menos. {reconozco que tuve que pedír ayuda a uno de mis hijos}
  • Le añadiremos el resto del azúcar {como indico más arriba, añadí también la gelatina por ser la nata de 35% y querer que quede con una gran consistencia}
  • Y seguiremos batiendo hasta obtener la textura deseada. 
¡¡¡Ya tenemos la nata lista!!!

Si batimos más de la cuenta, se nos convertirá en mantequilla, evidentemente nos quedaremos sin nata, pero por otro lado, podemos disfrutar de una rica mantequilla casera. Hay que buscarle el lado bueno a las cosas ¿no os parece?

 Resumiendo, para montar bien la nata, los dos puntos claves son: El Frío y La Grasa.
Y si quieres una TRUFA EXPRESS, sólo tienes que añadirle dos cucharadas soperas de cacao puro a la nata una vez montada, y ya la tienes lista para utilizar. 
Os aseguro, que al día siguiente seguía con la misma consistencia, que es lo que pretendemos cuando la queremos utilizar sobre todo en rellenos.
Siento que la foto no esté más bien enfocada, pero creo que el brazo todavía se movía solo después de tanto batir.
                   

        Eso es todo por hoy. Nos vemos en unos días. 
Y ya sabes, sé feliz o al menos, inténtalo.

20 comentarios:

  1. ¡¡Hola Nuria!! ¡¡Cuánta razón tienes!! Siempre damos por hecho muchas cosas cuando redactamos las recetas. La gente que no está muy acostumbrada a cocinar no da por hecho muchas cosas. Sobre todo en la repostería. A mi me dicen que si hay que separar las yemas de las claras y montar éstas últimas para hacer una bizcocho, ya es mucho lío. Y es que montar nata o montar claras, para muchos es toda una odisea. A mi aún me pasa, que por muchas precauciones que ponga para montar la nata, a veces dice que no, y que no se monta. Aunque siempre me suele suceder cuando compro alguna marca blanca. El día que no quiere montar, no monta, te lo aseguro. Pero es que en el super al que voy, sólo tiene marca blanca en el brick de 200 ml y el de marca es de 500 ml, y claro, si no necesito tanto, pues termino con el brick de 200 ml de marca blanca aunque me la tenga que jugar a ver si tengo suerte ese día. En fin, que tus consejos nos viene muy bien a todos. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Estupendo tutorial, es cierto que a veces damos por hecho cosas que no sabemos y nos damos cuenta de ello cuando nos ponemos a hacerlas. Yo por ejemplo nunca he utilizado gelatina para que la nata tenga más consistencia y es una idea estupenda. Una de las marcas de nata para montar que a mí me ha ido muy bien es La Asturiana, lo digo por si la quieres probar. Sé que a mano sale mejor el montaje, pero hay que tener un brazo soberano porque un ratito se tarda, así que yo uso barilla eléctrica directamente. Espero que esa nata que has montado con tanto esfuerzo sirva para una de tus recetas maravillosas y que nos la cuentes próximamente. Feliz finde. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Esta es mi maestra!!!! qué explicación más de lo más así quién puede fracasar a la hora de montar la nata? Se ve de una textura suuuper. Gracias por ilustrarnos como sólo tu sabes hacerlo. besos gordos y dulces.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena explicacion gracias es bueno saberlo besitos

    ResponderEliminar
  5. Una entrada muy buena y bien explicada, es bueno tener una receta como referente y me la guardo.
    Un besote y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  6. Por eso digo siempre que todas las entradas tienen valor y lo que a nosotros nos parece de cajón hay gente que no lo controla o que no lo conoce.

    Yo por ejemplo nunca he montado nata a mano y este post me ha venido de lujo que no siempre se puede disponer de un aparato y si se dispone no debemos olvidar que también se rompen

    ¡Muy feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  7. Hola Nuria, que buen tutorial, sobre el montado de la nata, yo lo hago siempre a mano, no tengo ningún batidor eléctrico, ni sitio donde guardarlo, por eso hago siempre uso de mi as en la manga, o sea, el potente brazo batidor, de mi marido, ja, ja, ja...además aprovecho su experiencia como buen profesional de la cocina que es, y que se implique un poco en casa, ja, ja, ja...
    Te puedes imaginar el alivio que es para mi, no tener que ocuparme de tan tediosa tarea, y así de paso me quito trabajo de encima.
    Bueno mi niña, que seas muy feliz ese fin de semana, en tu preciosa isla.

    ResponderEliminar
  8. Buufffffffffff a mi tambien me duele el brazo solo con leerte eres mi heroina ,la de años que no monto asi la nata siempre la monto con las barillas de la batidora aunque hace unos meses enseñando a un amigo hacer el tiramissu me enseño a montarla con las cuchillas de la batidora y no te imaginas lo bien que queda en menos es na vamos con la boca abierta aun sigo ,eso si aun no lo he echo yo en casa que ultimamente esos trabajos los hace mi nueva ayudante .
    Seguro que esa seguidora le viene genial tu paso a paso ahora podra montar la nata sin problemas, por cierto ya habia visto lo de ponerle gelatina o queso de untar pero no lo he echo nunca como la gelatina no va hidratada ni luego se vierte en nada que este caliente no le encuentro logica a que ayude a mantener la consistencia pero habra que probar de una vez para comprobarlo .
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  9. Buenas noches guapetona. Toda la razón tienes. No debemos dar por sentado que todo el mundo sabe hacer todo o nació enseñado. Pues mira, yo que hace muchos años que cocino, nunca he montado nata a mano, así que a mí también me viene de lujo tu entrada.
    Un gran idea publicarla. Bsotes y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta esta entrada, Porque suelo comprar la nata ya hecha, porque nunca me queda bien, seguiré tus pasos.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  11. Super interesantes tus explicaciones Nuria! seguro que después de leerlas y ponerse "brazo a la obra" saldrá una nata montada a prueba de tartas!!! porque sí, qué coraje da cuando por cualquier despiste en el proceso no hay manera de que endurezca o al rato se baje...(estoy hablando de la nata eh! jjj)
    Un beso ;-) y feliz finde.

    ResponderEliminar
  12. Muy buen tutorial, genial idea la de la gelatina, seguro que cambia incluso el sabor, y más seguro todavía, que no necesitas gimnasio, debes tener unos brazos estupendos!! Un besote.

    besosdecanelaymenta

    ResponderEliminar
  13. Pues mira, a mi también me ha venido bien, suelo usar estabilizante de ese pero gelatina no se me había ocurrido, así qeu se lo echas tal cual antes de montarla? curioso! Y sí, damos cosas por hecho... Sin ir más lejos, mi hermano hizo una receta mía de galletas en la que ponía harina de repostería y él usó la de bizcochos porque pensó qeu eso era de repostería, total, las galletas hinchadísimas porque en esa ocasión esas galletas no llevaban... desde entonces trato de dar menos cosas por sabidas pero aún así hay veces qwue peco de dar por sabido...

    besos

    ResponderEliminar
  14. Holaaaa, madre mía, yo creo que no he montado la nata a mano en mi vida. Es verdad que hay cosas que damos por hecho que la gente sabe hacerlo y lo omitimos siempre. Has montado la nata como una campeona, si señora, una campeona. Ah, lo de la trufa exprés me vicia jajajjaja
    Un besooo

    ResponderEliminar
  15. Oooooleeee Toreraaaa!!!qué? como sigue el bracito? te habrá salido un biceps que ni Popeye, eres una valiente, confiesa, cuanto tiempo tardaste?,jajajaja las explicaciones muy bien, y los trucos los probaré pero lo de darle al brazo como que no que ya sabes que soy una floja
    Muchas gracias por tus mimos, estaba muy de bajona, pero ahora ya viendo que la joía hasta ha salido de copas con los compañeros se me quita el bajón...son la leche, siempre nos sorprenden
    Un besazo Nuria

    ResponderEliminar
  16. Jajajaja que te leo y no puedo evitar partirme de risa. No te imaginas la de nata que he tenido que tirar por el fregadero abajo porque nadie era capaz de decirme cómo narices se hacía aquello. La solución que me daban siempre era la misma: compra nata montada de pastelería o un bote de spray. Por mis santas lorzas que yo tenía que hacer aquello (nada de ir por el camino rápido que eso es para cobardes jajaja) y por casualidad descubrí aquello del frío. Luego ya me enteré de que era un factor clave. ¡Ay, qué bien me habría venido tu entrada! (y me viene, que con la memoria selectiva de escarabajo que tengo nunca se sabe).
    Nunca jamás en la vida he vuelto a usar unas varilla manuales desde una vez que me puse a montar claras. Las claras no recuerdo si se montaron pero los músculos de los brazos se montaron, se bajaron, se fueron de vacaciones, compraron terrenos, especularon, los vendieron, volvieron y me dejaron unas maravillosas agujetas tres días jajaja Sólo te digo que un verano en Portugal me puse a hacer una tarta y como no tenía batidora le dije a mi padre que me adaptara el taladro. Se puso el hombre a tallar un maderillo que ajustara en la boca del cacharro y con el taladro que hice la tarta jajajaja Para que luego alardeen los que cocinan en el lavavajillas. Tengo el espíriru del potaje en un cumpleaños jajaja Un besaaaaaazo enorme!

    ResponderEliminar
  17. Hola!! Pufff, pues verás esto de montar la nata siempre se me ha hecho cuesta arriba. me tocó batir y batir con mi madre en la cocina muchas veces y la verdad es que me quedé un poco hartita, jajajajaaj!! Desde que tengo mi Thermomix me he hecho vaga y yo nata la vaso. Encima he descubierto una nata en las tiendas de repostería creativa que se monta en nada, no necesita estabilizante y dura y dura, jajajaja!! pero hija mía es que lo mismo sirves para un roto que pa´ un descosío. Eres única!!!
    Un beso grande y fuerte!!

    ResponderEliminar
  18. Tienes toda la razón: a veces las preparaciones básicas, o incluso las recetas más sencillitas, las pasamos por alto, dando por hecho que todo el mundo sabe hacerlas. Y no es así, estas recetas o estas técnicas, tan bien explicadas, nos vienen genial.
    Yo reconozco que monto la nata con la Thermomix, por pura vagancia, pero, de pequeña, tanto la nata como el merengue las montaba a mano, "haciendo bíceps", jajajaja.
    Y queda genial, como la tuya. Qué rica.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  19. Queda perfecta, que maravilla de nata, yo me haría la trufa expres para rebañar el cuenco directamente, a cucharadas, jaja.
    Pues van geniales los truquis, que asi no tenemos tanto problema. Muchas gracias!!

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?