3 de julio de 2017

Bienmesabe Canario {Apto para Diabéticos}

  

Llegando la época veraniega en la que nos encontramos, no hay forma mas recurrente y original de empezar una conversación, que preguntando: ¿y este verano, dónde van ustedes?

Pues bien, ahora les voy a contar una anécdota que aunque pueda parecer un chisme, es tan cierta como la vida misma.
Mi mejor amiga vive allá en la Península, da igual la ciudad porque no es relevante. Trabaja desde hace porrocientos años en una agencia de viajes, muy reconocida a nivel nacional; y tiene fieles clientes, que confían en su criterio año tras años y se dejan asesorar para elegir un destino.

Hace unos veranos, una de esas clientas, se sentó ante ella y con determinación le hizo una propuesta más que asombrosa. Cabe decir que la señora en cuestión, había recorrido medio mundo y viajado a lo ancho y largo de varios Continentes. Pero ese año en concreto le apetecía quedarse en tierra patria. Así que ahí sentada, dijo: " Este año quiero visitar Las Murallas de Canarias".

          

Imaginate la cara de mi amiga ¿¿¿ cómo ??? es lo primero que pensó. Después creyó que era algún entretenimiento, tipo Parque de Atracciones de nueva incorporación y que ella no estaba informada. Y la señora repite de nuevo: "Si si, este año quiero visitar las murallas de Canarias".
- ¿Pero qué murallas Doña Esperanza? . . . si hija, las que están rodeando las islas, esas murallas que todo el mundo conoce. Tomaaaa ya, telita tiene la cosa.
Como aquello no conducía a nada, y no era cuestión de discutir, lo mejor llegados a este punto, fue coger un mapa y que señalara las murallas en cuestión.

Agarrense que vienen curvas. ¿ Recuerdan cuando estudiaban Geografía en el cole ? ¿Se acuerdan que Las Islas Canarias siempre estaban ubicadas y recuadradas al sur de las Islas Baleares ? Hagan memoria. Pues ese encuadre imaginario era, según la clienta, Las Murallas de Canarias.
No saben el disgusto que se llevó la buena señora, aparte del sonrojo pertinente cuando cayó en semejante equívoco. Esa tarde quedó en volver otro día para contratar un nuevo destino . . . visto lo visto.

      


El archipiélago Canario no está donde cree mucha gente. Si miran un mapa de la Península, tienen que bajar la vista y señalando con el dedo, situarse frente a la costa del sur de Marruecos, y ahí en medio del Océano Atlántico estamos nosotros. ¿ Y por qué se enclava en otro sitio y con un recuadro a las Islas Canarias ? simplemente para ahorrar papel y espacio. Ay mi madre, con la cantidad de presupuestos que se destinan a otras cosas, bien podría hacerse cargo el Ministerio pertinente  (Educación, Fomento . . . ), y diseñar unos mapas en condiciones. Un poco de rigor y mayor exactitud geográfica, no estaría nada mal.



"Nunca un ahorro de papel, ha educado en la ignorancia a tantas generaciones".





100 grs de Almendra molida sin piel
150 grs Agua mineral
125 grs Azúcar de Abedul (misma cantidad si es blanca)
2 Yemas de huevo
1 Palo de canela
1 Piel de limón




- En un caldero con agua hirviendo, dejo hervir las almendras durante dos minutos.
- Las cuelo y elimino la piel.

- Una vez peladas, muelo hasta pulverizarlas. Se puede dejar algunas en trozos más gruesos, si gusta encontrar tropezones (en casa gusta más así el bienmesabe).
- En una sartén a fuego bajo las tuesto sin dejar de mover, se queman facilmente.
- Estarán listas cuando tengan un color arena. En este punto, huelen ya divinamente.
- Añado las almendras en trocitos que había reservado.
- Aparto del fuego y hago el almíbar.

- En un caldero añado el agua, el azúcar de abedul (o blanca si es la que utilizas), la canela y la piel de limón.
- Dejo que hierva a fuego medio para conseguir un almíbar.
- Cuando tengo el punto de hebra, retiro la canela y el limón.
- Vuelco las almendras tostadas sobre el almíbar.
- Mezclo bien y dejo cocer a fuego bajo unos minutos. Aparto y dejo enfriar.
 
- Bato las yemas.
- Llevo de nuevo el caldero al fuego y añado las yemas poco a poco.
- Dejo hervir unos minutos hasta que las yemas estén cocinadas, siempre a fuego bajo y sin dejar de mover.
- Ya está hecho el bienmesabe.
 

 Se deja enfriar y listo para comer. Se puede guardar en botes y conservarlo en el frigo. Si haces mucha cantidad, puedes esterilizar los botes y proceder como si fuese una mermelada casera.



     

El Bienmesabe es una receta tradicional que como siempre ocurre, tiene sus variantes, según la persona que lo hace. Tiene fama el Bienmesabe del pueblo de Tejeda, (Gran Canaria) por ser una zona almendrera y contar con gran tradición en la elaboración de dulces con este ingrediente.
En la provincia de Las Palmas, no se suele comer solo, más que un postre en si, es un complemento de helados y flanes; o también utilizado para relleno de bizcochos. Sobre un yogur blanco, está igualmente para rechupetearse. ¿Así que está bueno? uffff, pues ¿que quieren que les diga? que aunque no soy la más golosa del mundo, me parece una mezcla de sabores increíble. Siempre digo, que es como tomar almendras garrapiñadas, pero con textura de pasta untable.

El bienmesabe de hoy, está acompañado de helado casero de plátano, (sin el cacao). No  se hacen idea de lo exquisita que resulta esta combinación. Con el helado de vainilla, se suele encontrar en la carta de postres de los restaurantes y es como más lo gastamos en casa. Mi madre en cambio, lo prefiere untado sobre unas sencillas galletas maría . . . como ven, sobre gustos los colores.

En la Isla de La Palma, el Bienmesabe también es un postre muy aprecidado y reconocido, pero se sirve sobre una cama de bizcochos dulces bañados en almíbar o aromatizados en algunos casos con malvasía, ron o coñac. Alcanzó gran fama, el que hacía Doña Matilde Arroyo, considerada la madre del Bienmesabe, como ya conté en la receta del Principe Alberto.

Cada vez se hace menos en casa, ya que lo encuentras embasado en todas las tiendas y es un producto de gran calidad, carente de conservantes, todo hay que decirlo. Aunque no deja de ser una preparación sencilla y muy rica, que suelo hacer en pequeñas cantidades, porque cucharadita a cucharadita me envicio, y hasta que no veo el bote vacío no paro.

Si transcurridos unos días, está demasiado espeso, se añaden unas cuantas cucharadas de agua a temperatura ambiente y se mezcla bien; volverá a tener la untuosidad necesaria.



  Y eso es todo por hoy.
Con este dulce sabor de boca, me despido hasta después del Verano. Espero que también puedan desconectar de algunas obligaciones, hacer lo que les guste, disfrutar de la vida, la playa, el campo, la tranquilidad o el alboroto de esta época.
Nos vemos a la vuelta, hasta entonces, ya saben . . . sean felices.

25 comentarios:

  1. Es cierto que hay personas perfectamente formadas en distintas materias y luego se pierden en la cosa más tonta que puedan imaginar, pero yo creo que eso es lo que nos hace humanos y terrenales.
    Tu bienmesabe no lo he probado nunca y mira que tiene que estar rico en solitario y en compañía de todas esas sugerencias tan ricas que haces. Habrá que ponerle remedio al asunto en cualquier momento.
    Me apena que te vayas tan pronto de vacaciones, te echaré de menos, pero te deseo que disfrutes todo lo que puedas y a la vuelta ya continuaremos con nuestras recetas y comentarios. Yo me iré en agosto a descansar del blog porque de otras cosas no creo, aunque un cambio de aires siempre viene bien.
    Hasta pronto amiga. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ay chiquilla, lo que me he reído. Oye, pues yo también quiero conocer "Las Murallas Canarias" jejejej.
    En casa siempre tengo bienmesabe, es una golosina y más ahora como dices tú, para acompañar a los helados.
    Tú sí que eres lista, con azúcar de abedul, para no pecar.
    Una delicias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Nuria no sé si reir o llorar con la anécdota que nos cuentas. Recuerdo que en el colegio la profesora hacía mucho hincapié en la ubicacion exacta de las islas y que a mí me parecía una atrocidad ese cambio de ubicación porque estaba segura de que llevaría a muchos equívocos. No imaginaba que la cosa llegara a tanto, lo de las murallas jamás se me hubiera pasado por la cabeza...

    En fin...

    Te aseguro que yo sí sé dónde están, aunque no viva allí, que no es por falta de ganas porque me quedé enamorada cuando visité Tenerife hace ya nueve años ¡y parece que fue ayer!

    El bienmesabe no llegué a probarlo, pero es tan fácil hacerlo en casa que cualquier día me pongo al lío. De todos modos para cuando regrese, porque volveré, ya tengo una lista de cosas tan grandes por probar allí y para comprar para traerme que voy a regresar redonda.

    Disfruta mucho de tus vacaciones ¡en nada estamos de nuevo publicando! aunque yo voy a aguantar por el momento unos diítas más por estos lares.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. oooooooohhhhhhhhh!!! ya te vas ?? si anda , corre corre .. no me habia fijado que ya estamos en julio , como la encargada nos paga cuando le sale el pirri..jaja , no me voy a poner de mala leche y más teniendo este pedazo de dulce que no conocia ... si quieres que te diga la verdad , yo siempre he sido una burra con esto de la geografía , por eso me he reido a medias jaja.. lo que pasa es que veo que hay gente peor que yo !! bien !! esas murallas Canarias..jaja esta noche ya se lo estoy contando a mi Albertito

    Este dulce es un pasote , sabes que me encantan las almendras además por aquí hay a montones y no sabia ni que existia , ya me lo anoto en mi libretita de deberes que contigo no doy abasto nena

    Y nada más... que te disfrutes mucho este veranito
    mete la cámara en la caja fuerte y disfrutaaaa
    ya nos vamos contado cositas por el otro lado , sobre todo en agosto
    que te enseñe donde caigo ;)
    un abrazo Nuria , te echare mucho de menos y lo sabes besitosssssss

    ResponderEliminar
  5. Hola, pobre señora, qué mal se sentiría, jajajaja!! Pero no es de extrañar, a mis hijas también les tuve que enseñar donde se encontraba situadas estas islas pues en el mapa del libro les aparecía dentro del recuadro y pegaditas a Huelva. Vamos, que nos montábamos en una barquita y a remo, ´llegábamos en un momento, jajajaja!!!
    De todas formas, aunque yo sí que nos separan unos bueno kilómetros de estas islas tan maravillosa y que nunca he visitado, estaría encantada de ir , aunque fuera solamente para probar este bienmesabe. Te despides con una delicia, te echaré de menos y sobre todo disfruta muchísimo de tu tiempo, de los tuyos y por favor, no te olvides de volver!!! Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Pobre señora, se quedó sin visitar las murallas:( me imagino la cara de tu amiga. La verdad es que a veces. por ahorrar o por comodidad lo ponen a su manera, pero si que es cierto que pensamos que están más cerca las islas. El postre con el helado se ve muy bueno, no lo he probado y eso que he visitado las islas, seguro que está muy bueno, tiene una pinta estupenda.
    Besoss

    ResponderEliminar
  7. Nuria querida, con que buen sabor de boca nos dejas, me ha gustado tu Bienmesabe, tiene que estar riquísimo, y más si tú lo recomiendas con ese rico helado de vainilla.
    Es curioso el término Bienmesabe, aquí es como llamamos al cazón en adobo, incluso en la carta de los sitios que lo sirven suele venderse con ese nombre.
    Lo de tus islas, es otra cosa, el que a estas alturas no sepa dónde están situadas, es para matarlo, pero sí, es sorprendente cuanto ignorante anda suelto, y cada vez más, que con esto de las nuevas tecnologías ni se molestan en abrir un libro, se conforman con lo que vean en la red, aunque sea mentira, no hay más que ver la cantidad de idioteces, ahora llamadas memes, que sueltan algunos,y otros se las creen como si la Espasa Calpe lo corroborara, jajaja.
    Besitos mi niña, descansa, disfruta y sé feliz. Nos vemos cuando vuelvas.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola Nuria!! Ya veo que andamos bastante mal de geografía, y bastante incomprensible para una persona que ha viajado tanto, pues el leer y el viajar, son las cosas que más te pueden enseñar en esta vida. Aunque, si te digo la verdad, a mi no me sorprende nada, pues yo he tenido también algunas de estas. Mi hermano, entre otras cosas, también tiene una agencia de viajes (un despachito, más bien), y cuando se va de vacaciones (dentro de dos semanas esta vez), me suele dejar a mi en su puesto. Sólo me quedo allí una semana al año (antes de casarme era alguna que otra más), y te aseguro que viene gente que no sabe donde está la mayoría de los países, y ya no de los países, incluso pueblos costeros muy conocidos que los sitúan en otra comunidad, en fin...
    Nunca he probado el bienmesabe, aunque si que es bastante conocido, sobre todo desde que visito blogs de cocina, ja, ja, que canarios y no canarios, suelen tener la receta en su blog, todos con una pinta estupenda. Sin duda, si decido hacerlo, elegiría tu receta y al igual que tú, me comería el bienmesabe a cucharada limpia, je, je.
    Por cierto me llamó la atención el otro día que habías visto ya la receta de los tomates, y me extrañó, no por nada, sino porque yo la saqué de una revista francesa, que el año pasado una amiga me dejó después de pasar agosto en ese país (va todos los años), y dejó que copiara varias recetas. La revista era de agosto, pero como ella me la dio en septiembre, y yo estaba de vacaciones, decidí dejarla para este verano.
    Pero, nada más que tú me lo dijiste, Sofía de la Torre, que me sigue en instagram, me dijo que ella también había hecho esa receta, sacada de la misma revista, y me llamó la atención la casualidad, porque anda que no habrá revistas de cocina en Francia, ja, ja, y fijarnos en la misma receta. Pero sí, es la misma receta. El nombre de la revista, ni me acuerdo, pero gracias a eso, he recordado que la receta que hice hace poco de la Fenetra (que pensaba era valenciana), la saqué de allí también, sólo que la tenía apuntada en otra libreta distinta. Tengo dos recetas dulces, creo, apuntadas más de esa revista, a ver si quedan tan buenas como la fenetra. Por cierto, a Sofía también le quedó la mozzarella dura, ella dice que mejor, pero a mi no me convenció y por eso cambié el tipo de queso, y mucho mejor.
    Menudo rollo te he metido hoy, ja, ja. Sólo desearte que pases un feliz verano, que disfrutes de este descanso bloguero. Yo aún me quedaré más tiempo por aquí (sola, creo, ya, ja, ja) Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Nuria!!, comencé a leerte y como no soy de anticipada, antes de bajar un par de párrafos más me fui a ver los mapas, para ubicarme y contrastar las baleares, luego volví a seguir leyendo y con la imagen que pones del famoso recuadro "ahorrador de espacio" ahora entiendo el malentendido que sabiamente has sabido decir y que me guardo esa frase tuya porque me ha sorprendido de manera increíble aquello y es que esa frase "Nunca un ahorro de papel, ha educado en la ignorancia a tantas generaciones". No puede ser mejor dicha, cuanta razón. Luego de leerte, pues con esta entrada me quedará más que claro que se encuentran súper abajo y con aquella anécdota de tu amiga es imposible de olvidar.
    En cuanto al postre tengo que decirte que por el nombre pensé que era algo parecido con uno que hay en Colombia, sé que este es un clásico pero la verdad nunca me había puesto a ver la receta, sin embargo son bien diferentes aunque de nombres parecidos... (el de allá se llama mielmesabe y lo hacen con leche cortada, limón, canela y panela). Tu postre se ve delicioso, una crema de almendras y huevo que me parece deliciosa, con ese helado de plátano debe saber a gloria, tomo nota porque creo que también con yogur natural me gustaría muchooo. Me encanta pasarme y aprender siempre contigo, te deseo un buen descanso y que disfrutes del verano y los buenos momentos compartidos en familia.
    Un abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
  10. Querida Nuria. Me has dejado temblando y a la vez, has provocado una sonrisa rara. Lo primero que he pensado es en la pobre señora y su bochorno, pero también en qué maestros tuvo en su tiempo, para que mantuviera durante años ese error. A lo mejor, no tuvo la suerte de poder ir a la escuela mucho y "mal aprendió".
    No será la única. Me has dado una idea para un futuro relato blogueril...
    Nunca he probado el Bienmesabe, ni siquiera, cuando estuve en la bonita isla de La Palma, pero como tú y a me lo has adaptado, será otra receta de las tuyas que tenga pendiente. Tengo almendra, pero sin piel, así que ya me ahorro el primer paso.
    Yo ando por una de las otras islas, esas que tengo "casi delante de casa".
    Te escribo en breve y aún así, te deseo que tu desconectes y disfrutes del verano, como mereces.
    Gracias por compartir esta delicia de tu tierra y gracias por regalarnos una historia tan especial.
    Muchos besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Núria, no he probado nunca el "Bienmesabe" y me parece muy interesante. Tiene que se muy bueno acompañado de helado o sin él, una cucharadita de vez en cuando me la pillaba... Me encanta todo lo que lleva almendras. así que para mi es una delicia. A descansar toca!!! feliz verano y muy buenas vacaciones, hasta la vuelta, un beso!!

    ResponderEliminar
  12. Hola Nuria¡¡
    Pobre mujer, que mal rato, jeje, nunca había oído, mejor dicho, leído nada parecido, pero también te digo que con lo que viaja que no sepa donde están las Islas Canarias...no tiene perdón de Dios, jeje.
    Con respecto al bienmesabe desde ya te digo que no lo he probado nunca, pero por lo que lleva y por como se hace estoy segura de con el helado tiene que estar de fabula, aunque ya veo que tiene muchas utilidades más ahora mismo me quedo con opción del helado que es la que más apetece, tiene que estar para chuparse los dedos.
    Bueno, ya solo queda desearte que pasases un feliz verano, disfruta mucho de tu tiempo de vacaciones y que sin duda espero volver a verte en septiembre.
    Muchos besos corazón, se te echará de menos.

    ResponderEliminar
  13. Lo que me hje reido oigaaaaa vaya maestros habia en su tiempo o le tocaron a ella para que ella tuviese esa equivocacion o con el recuadro ahorrador como bien le llamas ella se lo imagino asi ,sea como sea tienes razon cada cosa ha de estar ubicada en su lugar, me imagino la verguenza que tuvo que pasar.
    Nunca he comido bienmesabe ,y despues de leer los ingredientes asi como ver su elaboracion paso a paso no dudo lo mas minimo que este para dejar el cuenco requetelinpio y repetir.
    Como siempre es un placer venir a visitarte y disfrutar con tus maravillosos post y recetas .
    Disfruta del verano y las vacaciones, nos leermos a la vuelta.
    Bicos mil wapisima.

    ResponderEliminar
  14. Hola Nuria, me estoy partiendo de risa y es que la ocurrencia de esta señora no tiene perdón de Dios y menos aún estando tan curtida en viajes por todo el mundo, que creo yo que algo te enseña aunque no hayas ido al cole de pequeña, pero bueno, como anécdota es fantástica y por otro lado, deja mucho que decir de las autoridades pertinentes.
    Pedazo de receta que nos traes, canaria por los cuatro costaos y muy bien remarcada por ese helado de plátano, un bocado paradisíaco como tus queridas islas. Mil besos y que disfrutes de unas espléndidas vacaciones.
    ¡Hasta pronto!

    ResponderEliminar
  15. Hola querida Nuria
    Qué penita que nos dejas ya, te voy a echar mucho de menos, y no lo digo por quedar bien, hablo muy en serio. Yo también me tomaré un tiempo de descanso, pero de momento continúo unas semanas más si mi alergia me lo permite, que este año me está dando mucho la lata.
    Sobre la anécdota de la señora que pensaba que en Canarias había muralla, pues la verdad es que menudo palo para ella. Soy yo y me caigo muerta allí mismo.
    La verdad es que no sé por qué ese empeño en colocarlas en el mapa donde no les corresponde. Nosotros teníamos profesores que insistían mucho con el tema, de modo que tanto a mí como a mis compañeros nos quedó clara su ubicación, pero no me extraña que haya gente confundida, claro que de ahí a suponer que esa línea que aparecía alrededor de las islas era una muralla hace falta algo de imaginación, en fin, pobre señora, lo mal que lo debió pasar...
    Respecto a la receta de hoy, nunca preparé el bienmesabe ni lo he probado nunca, pero seguro que está riquísimo. Con un yogur natural debe ser una delicia por el contraste de sabores, y con el helado casero de plátano como lo presentaste tú, seguro que también es una exquisitez.
    Bueno amiga, pues solo me resta desearte que disfrutes mucho de este período vacacional, que repongas fuerzas para regresar a la vuelta del verano con las pilas cargadas. Aquí estaré esperándote.
    Un besazo y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Que delicioso postre Nuria, aunque no soy diabetica siempre ando a la busqueda de reducir azucares en postres y de buscar alternativas mas sanas asi que te agradezco la receta. Ah pero como me rei con tu relato, me hiciste el dia, jajaja! Que disfrutes tus vacaciones!
    Bs

    ResponderEliminar
  17. Hola Nuria!! Qué tarde vengo! Lo sé, perdóname mujer... Es que fui a Canarias pero aterrice en Ibiza, es que había una muralla que me impidió entrar jajajaja!! Qué fuerte! Me ha encantado tu anécdota, pensaba que la mujer estaba confundida quizás con la muralla china pero llegar a tal extremo de ignorancia me supera! Tu amiga habrá estado buscando la cámara oculta creyendo que fuera un chiste jaja!! En fin, pobre mujer también 😞
    No conocía este postre que nos traes hoy pero tiene una pinta para morirse y con el helado de plátano tiene que quedar fantástico!! Me encanta la almendra y por como defines la bienmesabe seguro que me gusta!! Yo creo que me lo comería a cucharadas jiji! Bueno guapi pues ya nos vemos a la vuelta, espero que disfrutes mucho del descanso y feliz verano!! Ten cuidado no chocarte con las murallas! Jajaja!! 😂🙈😘😘😘

    ResponderEliminar
  18. Madre mía, que bochorno pasaría la pobre señora...pero bueno, al menos ya ha aprendido algo nuevo...
    Te desides a lo grande, con una receta tradicional que debe estar para relamerse. Por aquí hay muchas almendras y yo tengo un almendro en casa que está cargadito, en cuanto recoja la cosecha estoy probando esta receta!!
    Espero que pases un estupendo verano y que disfrutes de todo lo que te apetezca. Recarga las pilas y nos vemos pronto!! Besitos.

    ResponderEliminar
  19. Madre mia como se quedaría la señora jajaja...Cuanta razón tienes en todo lo que dices.
    Menudo postre que has preparado , me encanta y ya combinándolo con ese rico helado ni te cuento.
    Que disfrutes mucho del veranín y nos vemos,leemos a la vuelta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. La anécdota es buenísima, la de cosas que tienen que oir quienes trabajan de cara al público...pero yo creo que ésta se lleva la palma, con murallas incluídas, jajajja
    Este bienmesabe de tu tierra no lo he probado pero tiene que ser exquisito!! bien endulzadas nos dejas la despedida...¡pásalo fenomenal! nos vemos a la vuelta, preciosa.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  21. Con algunas diferencias el biemesabe canario se distingue del antequerano, este último si lo he probado y me gusta, aunque dulce para mi gusto. El canario debe ser una crema deliciosa que combinada con ese helado hará un postre del gusto de todo el mundo. Me esperaré a que vuelvas a hacerlo y me envíes un paquetito con una porción por correo urgente ¿es posible? He venido a despedirme y me he encontrado con que tú también te has ido a tu descanso veraniego. Deseo que lo pases divinamente y sobre todo que descanses. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  22. Mi querida amiga, ya veo que te has despedido hasta despues de verano, pero queria decirte que he estado ausente un tiempo, y por eso no te he visitado, pero la causa ha sido que murio mi oadre hace dos meses y no he estado nada bien, ya por fin estoy un poco mejor, por que se que se ha marchado feliz y cuidado con mucho amor, yo he sido toda mi vida muy padrera y me ha costado un poco su marcha. Bueno dicho todo esto por que queria que tu lo supieras ya que te tengo entre mis grandes amigas, te dire que ese bien me sabe me ha vuelto loca, que tiene que ademas de saber bien saber a gloria bendita, que me lo has bordado y que me he reido mucho con la clienta de tu amiga, Bueno cielo que pases un feliz verano y que ta sabes que te quiero mucho. Ah se me olvidaba decirte que te deje el enlace aquel que me decias dei bizcocho el olla en el comentario que me lo pedias no estoy segura que sea ese el que querias saber pero no tengo otro que se haga en esa olla.

    ResponderEliminar
  23. Ayyy mi Nuria querida, tu no sabes cómo me he reído con la historia de la pobre señora! Ojalá sólo eso nos hubieran mal informado en el cole! Sospecho que fueron muchas otras cosas las que nos enseñaron torcidas, por tantos motivos!: TU sabes, yo soy chilena, me crié en la Patagonia y fui a un colegio inglés, de allí que aprendí que Gibraltar quedaba en las Islas Británicas, claro que gracias a mi propia curiosidad salí del tremendo error en poco tiempo, pero siempre tengo la sensación de que me mintieron mucho en esos años y los siguen haciendo. Así que para endulzar la vida, nada como esta maravilla que nos has traído, con ese ingredientes tan delicioso que son nuestras queridas almendras, ya veo que les podemos dar tanto uso, yo me anoto esta delicia ahora mismo. Besos guapa

    ResponderEliminar
  24. Que rica receta y que jugosa explicación de las Islas Canarias.
    Hacía tiempo que no visitaba tu blog y me alegra haberlo hecho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Hola Nuria:
    Mi nombre es Marita y te sigo hace tiempo pero nunca te comenté.Hoy no he podido resistirme al ver la receta porque en mis últimas vacaciones en Canarias tomé bienmesabe y me encantó. Además metí en las maletas algunos botes para la familia y amigos.
    Gracias a tí ya no tengo excusa para prepararlo y además es sencillo.
    Es una pena que haya tanta incultura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?