2 de febrero de 2015

Barquillos Rellenos de Cabello de Ángel

        Este invento de   "INTERNET"  cada día me gusta más.  
       Siempre pienso que es como una Bibioteca Universal, con la comodidad de que nos acerca los conocimientos en cuestión de segundos. Desde que tecleas lo que buscas, hasta que aparece en tu pantalla, tardas el tiempo de un suspiro corto en aprender algo nuevo.
       Y con las recetas de cocina ocurre lo mismo. Que ese día te acuerdas de algo que probaste hace años y tu memoria la rescata del baúl del recuerdo, ahí tienes INTERNET. Te facilita una receta parecida o similar, y con toda clase de explicaciones para que no tengas problemas en reproducirla a tu manera.
        Eso es lo que me ocurrió con estos Barquillos Rellenos. Mi madre se acordó de ellos; alabó tanto lo ricos que estaban y lo que le gustaban, y tan entusiasmada estuvo contando cómo solía comerlos algunas tardes con el café . . . que ahí estaba yo, tecleando y encontrándome en menos de lo que canta un gallo  {tiempo estimado diez segundos, el gallo creo que tarda más}  con los que tenía en mi carpeta de pendientes.
     
       Una gran receta, debo decirlo y un resultado maravilloso . . . también tengo que decirlo. No es porque la haya hecho yo, sino porque estaba tan bien explicada que era imposible perderse en el proceso.
      Así que desde aquí quiero felicitar y agradecer a todos los ingenieros, científicos, informáticos y personas que hicieron posible que INTERNET, creada en un principio para fines militares, se haya convertido hoy por hoy en una herramienta común en muchos hogares.
      Y no les pongo un monumento, pero vamos, que les mando un pastelito de éstos con una moña, si se manifiestan, levantan el dedo y me dicen quienes fueron.
       
   
                                                      Y ahora, vamos al lío.
   
                                                  {Para dieciocho pastelitos}
        



 El pastel tiene tres partes: la capa inferior formada de hojaldre, el relleno de cabello de ángel y la parte superior, que es una capa fina de magdalena, coronada con un baño de almíbar. Con estas cantidades salen dieciocho pastelitos.
                                     Así que también lo haremos por partes.

VAMOS A HACER PRIMERO LA MASA DE LAS MAGDALENAS: 

* Batimos los huevos con el azúcar, cuando hayan blanqueado seguimos añadiendo todos los demás ingredientes líquidos, una vez bien mezclados, unimos la harina poco a poco, tamizada con la levadura.
* Llevamos la mezcla a la nevera, hasta el momento de utilizarla.

AHORA VAMOS A DAR FORMA DE BARQUILLOS AL HOJALDRE:

* Extendemos la masa de hojaldre sobre la encimera, sin quitarle el papel donde viene envuelto.
* Vamos colocando los moldes entre el papel y el hojaldre, y con la misma palma de la mano, presionamos un poco y se cortará.
* Con ayuda de un trozo de hojaldre, hacemos una bolita y  con suavidad presionamos para que se amolde bien el hojaldre y tome forma de barquillo.
* Así con todos, hasta terminar.
* Encendemos el horno a 180º para que vaya precalentando.

EMPEZAMOS CON EL RELLENO:

* Vamos colocando una cta. de cabello de ángel en cada molde y lo extendemos ligeramente. Me he ayudado de una cuchara pequeña.
* Sobre ella, añadimos ahora una Cda. sopera de la masa de magdalenas. Así, hasta terminar.
* Introducir en el horno durante unos quince o veinte minutos, posición media. Hasta que los veáis con un bonito color dorado. Yo hice la prueba de pincharlos con la aguja,  y asegurarme que la masa estaba bien cocida.
*Sacamos los pasteles y dejamos templar un poco, antes de desmoldarlos.
* Enfriar sobre rejilla.

PREPARAMOS EL ALMÍBAR:

* Pondremos en un cazo el agua y el azúcar y lo dejaremos hervir unos minutos sin dejar de mover.
* Cuando veamos que empieza a espesar y a tener un tono blanquecino, Ya tenenmos el almíbar. Cuidado, porque si nos pasamos, espesará demasiado.
* Iremos pincelando nuestros barquillos y ya están terminados.

                   Sólo queda dejarlos enfriar, y a disfrutar de una buena merienda.
      El veredicto de mi madre : " Niña, te han quedado de pastelería fina " . . . pá comersela ¿ o no?
     


* El hojaldre que utilizo es comprado, y el que más me gusta es el del Lidl.
* Hay que tener en cuenta, que no debemos poner mucho relleno, ni masa de magdalena, ya que el hojaldre si tiene excesivo "peso" encima, no se horneará creando esas fantásticas capas tan características. Recordad, es un pastel plano.
* Como aquí no se tira nada, con los recortes de la plancha de hojaldre, hice una bola, y aplané con el rodillo, manteniendo la masa entre dos láminas de papel de hornear, pincelé de mantequilla y llevé al frigo un buen rato. Después, recorté, coloqué en moldes de magdalenas, y horneé como los anteriores. Salieron seis de éstos redondos, y doce con forma de barquillos. Así que si no tenéis los moldes, como veis se puede buscar alternativas.

      ¿Y donde vi esta receta tan estupenda? En el Blog de Carmen Mis recetas de cocina aunque tengo que decir que he seguido el mismo orden en la elaboración que José Manuel, Asopaipas. Ya que los que recordaba haber comido son similares a los suyos. 
      Así que no dejéis de pasar por sus cocinas, estoy segura que os van a gustar.
                  Esto es todo por hoy amigos, nos vemos en la próxima entrada.
                                         Sean felices o al menos, inténtenlo.
http://www.printfriendly.com/print/?source=site&url=http%3A%2F%2Felcuadernoderecetas.blogspot.com.es%2F2015%2F02%2Fbarquillos-rellenos-de-cabello-de-angel.html%23more


42 comentarios:

  1. Hola Núria, que bien!! llego prontito para no quedarme sin! Oye pues no las veo tan complicadas como a mi me suelen parecer este tipo de preparaciones, tienen que estar buenísimas, Y los moldes super chulos, pues nada que habrá que probar esta delicia :) babeando me quedo...
    besos y feliz semana :)

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con tu madre, son de pastelería fina, pero es que cuando tú te pones rodillo en mano, no hay quien te iguale, internet te echará una mano y luego con las dos tuyas haces estas maravillas. Tengo que decir en honor a la verdad que a mí el cabello de ángel no me gusta nada, pero mis amigos los cocineros de la tele me dicen que todo se puede sustituir o eliminar, con lo cual problema resuelto. Una ricura tus barquillos chica, otra prueba superada con nota.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. o sea que tu madre tenía toda la razón :) qué pintaaaaaaaaaaaaaaaa y qué originales no lo habia visto en mi vida. Me chifla ya te he puesto en 'pendientes' :) muaaaaaaaaaaak

    ResponderEliminar
  4. Que ricas Núria!!! estas se comen mucho en mi pueblo, y a mis padres les encantan!! no solo a ellos, me ha encantado encontrarme con esta versión casera, las tengo que hacer, un día que ellos me visiten, les doy la sorpresa, gracias por compartir tus nuevos conocimientos con nosotras. Un besote.

    besosdecanelaymenta

    ResponderEliminar
  5. Pues si querida Nuria internet es la caña, tener la información a golpe de click es fantástico, para recetas o para cualquier duda. Nunca he probado éstos barquillos rellenos y tienen una pinta que quita el hipo, aunque el cabello de ángel no me emociona con el resto de ingredientes que lleva seguro que me gustaba estoy segura. Un besazo reina.

    ResponderEliminar
  6. Hola !!!
    Estoy completamente de acuerdo contigo, esto de Internet es increíble . Muchas veces me acuerdo de mi padre que se murió joven, con lo estudioso y observador que era, le hubiera encantado .......
    Vaya pastelitos mas ricos , según los vi , pensé que eran unos dulces típicos de mi tierra muy conocidos, pero luego al leer ya vi que no.............Tu madre para comerla con esos piropos que te ha echado pero es que te los mereces por buena hija , di que sí, ellas se lo merecen todo y sus deseos son órdenes para nosotras y si se los podemos cumplir , qué satisfacción verdad ?....
    Te han quedado de lujo y me han gustado mucho , tengo cabello de ángel en la nevera que ya se como voy a utilizar ;)
    Muchos besines y que tengas un buen dia preciosa.

    ResponderEliminar
  7. Qué delicia Nuria!!!!!!! Qué ganas de poder dan un bocado!!!!!
    El resultado, totalmente de acuerdo con tu madre, de pastelería fina:)
    Y el paso a paso magistral, como nos acostumbras!!!
    Una maravillosa receta y unas bellísimas fotos!!!!!
    Un besazo grande preciosa!!!

    ResponderEliminar
  8. Pues lleva razón tu madre , te han quedado mejor que los de las pastelerías...vamos de portada de revista culinaria!! y no te digo na de lo buenos que tienen que estar!! me encana el cabello de ángel, asi que te los copio ya!! los haré en el momento en que encuentre esas tartaletas tan bonitas!! Besitos guapa!!

    ResponderEliminar
  9. Se ven genial!!! esas tres capitas :-))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  10. No me puedo imaginar qué sería de nuestras vidas sin internet, paso tantas horas delante del portátil que el día que me falta me entra la depre, jjajaja. Y para las recetas es lo más, por algo también vienen a vernos a nosotras, verdad? Los libros de cocina tienen su encanto, yo tengo a decenas y ni te cuento mi colección de revistas de cocina desde el año de la tos, pero hay que reconocer que nada como darle a la tecla y tener a tu disposición cientos de recetas!
    Tú no estás a dieta, está claro, no se yo si tus paseos diarios te compensan... pero vamos que estos barquillos-magdalenas-pastelitos son la bomba!!!! Estoy con tu madre, mejor que en la pastelería más fina del mundo mundial, jajaja. Te has sobrado, guapa, menuda forma de empezar la semana!
    Besitossss

    ResponderEliminar
  11. Ala , vengaaa... hoy tocamos todos los palos, hojaldre, cabello de ángel , madalenas.. no has dejao títere con cabeza , y como dices que se llama este peazo pastelito??... barquillos bomba? jaja, desde luego vaya con la apuntaora de tu madre que te ha hecho recordar semejante receta buena, dile de mi parte que no tenga tanta memoria que nos estás haciendo los dientes largos y yo aquí detrás con una triste galleta integral que sabe a chuzo...!! mecanguen, Nuria.. así no vamos ..ehhh
    así no..!!
    un besazo golosona , y otro pa la mami si no te la has comido ya.. ;)

    ResponderEliminar
  12. me gustaria hacer la receta ...como consigo el cabello de ángel con que otro nombre se conoce

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julieta, el cabello de ángel también se conoce como calabaza de cidra o dulce de alcayota.
      Haber si así te es más fácil reconocerlo, con estos nombres.
      Besotes mi niña.

      Eliminar
  13. ¡Me relamo! ¡Que ricos! Que bocado tienen madre mía. Tu madre llevaba razón, estos pastelitos son de lo más ricos que puedan comerse, yo hice la receta y la subí al blog en marzo del año pasado y no he vuelto a hacerlos desde entonces porque desparecieron en el mismo día TODOS aquellos y otra tanda seguida de lo buenos e irresistibles que están pero es que, es ver los tuyos y creo que ha llegado el momento de repetir. Te han quedado de lujo, jugosos, fantásticos.
    Besos y feliz semana guapísima.

    ResponderEliminar
  14. Aunque no los he catado, una pena, ya estás tardando demasiado en mandar la prueba del delito... estoy completamente de acuerdo con el veredicto de tu madre "de pastelería fina". Si señor!
    Ya sabes, las madres, siempre tenemos razón y si no la tenemos, aplicamos el artículo 1° ;D
    Has conseguido unas fotazas, que se salen de la pantalla. Ñam!
    Siga usted cuidando así de bien a su Sra. madre. Un besazo para ambas.

    ResponderEliminar
  15. Pues sí, no me extraña que te madre los recordase con tanto entusiasmo, es que se ven tremendamente ricos, yo no los he probado nunca, pero desde luego me apuntaría a merendar, menuda pinta tiene, esa combinación del hojaldre, el cabello de angel y la masa de magdelena con ese almibar por encima, uuummm, se me hace la boca agua mientras lo escribo, jaja, desde ya te digo que me la guardo.
    Un besazo guapa.

    ResponderEliminar
  16. Hola Nuria. Curiosa esta receta que has hecho y además de curiosa y original tengo la completa seguridad de que es una delicia. Me encanta el hojaldre, el cabello de ángel no tanto aunque no me disgusta así que puedo asegurarte que de estos barquillos iba a dar buena cuenta porque se me antoja que tiene que estar sensacionales. Pintan de fábula.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Pues aquí me tienes, salivando como una loca. Estoy por decirte que me estoy poniendo de mala hostia y todo de ver esos pasteleros, esas fotacas que se salen de la pantalla y no poder comerme ninguno. Y entre tú y yo, me da un poco de pereza, me podría enviar una cajita por favor? Te lo suplico. Esto no se hace una amiga internautas, jajajajaj Bueno, niña, estoy contigo, internet es una maravilla. Ya me imagino a tu madre alucinada de que le hicieses los pasteles que ella recordaba, que seguro que te salieron clavados. Bueno, niña, voy a ver si me hago algo para cenar, que ahora me ha entrado una hambrunaaaa. Besitos guapetona

    ResponderEliminar
  18. Que buenísimos Nuria, tienes razón que Internet nos facilita mucho la búsqueda de recetas y otras cosas, desde luego tu has encontrado la receta perfecta, como bien dice tu madre, me ha encantado la receta y el paso a paso.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  19. Con ésta explicación y las fotos se hace la mar de bien¡¡¡¡¡¡
    Un postre muy rico¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  20. Qué maravilla!! Están súper ricos seguro!! De pastelería fina, sí señora :-))
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Hasta el día de hoy nunca he dudado de mi tendencia sexual, pero hoy lo he descubierto, Nuria...CÁSATE CONMIGO!!!!!, fué entrar en tu página y ver la foto de tus barquitos y fué "amor a primera vista", así que no tengo muy claro si me quiero casar contigo ó con ellos.BARQUITOS!!!!!, mi dulce favorito de toda la vida. Pero si los tuyos son aún más ricos que los de CICOPAN, unos que hacen en el pueblo de al lado y son los que tienen el mejor glaseado. No, que no me convencen ya otras marcas, que lo tengo claro (y esto no es un anuncio de detergente), que los que quiero son los tuyos Nuria.

    Un besote enorme amiga mia.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
  22. Hola preciosa!! Te han quedado genial,menuda pinta tienen tus barquitos. Ya veo que le has puesto el cabello de ángel de relleno,por aquí solemos ponerlo por encima.
    Muchas gracias por mencionarme,me alegra mucho que mi receta te haya venido bien.
    Un besazo y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto monta, monta tanto Carmen. Desde que hice los primeros, ya he repetido tres veces y la última seguí tu receta al pie de la letra. Lo cierto es que el sabor es el mismo y aquí aplico la propiedad conmutativa: El orden de los factores no altera el producto jaja
      Gracias a tí por esta maravilla de receta, no hubiera imaginado nunca hacerlos en casa.

      Eliminar
  23. a ver...todavía estoy procesando lo de darle la forma de barquilla, pero tranquila...lo conseguiré...por lo demás...todavía estoy babeando con las imágenes

    ResponderEliminar
  24. Me parecen deliciosos, con tu permiso me quedo con la receta.Bsssss cielo.

    ResponderEliminar
  25. Vamos por partes!!: Internet desde luego indispensable, y más para las que tenemos blog y nos llevamos todo el día con el portátil a cuestas. Pero hay algo que nunca podrán hacer las nuevas tecnologías que es tener el arte que tu tienes.
    Unos barquillos como estos no se encuentran en ningún sitio, sólo en tu cocina!!! Un besazo guapísima!!!

    ResponderEliminar
  26. Estoy de acuerdo contigo, internet nos da mucho juego para buscar cualquier cosa en cuestión de segundos. Pero en tu caso, también hay que saber elegir la receta mejor, más rica y tú tienes ese don. A parte claro está, que la elaboración y lo excelente que te han quedado es solo mérito tuyo. Me han gustado mucho, se ven deliciosos. Me gustan mucho las ayudas que nos das al final, y el aprovechamiento con lo que te quedó, genial.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  27. madre que receta , mucha elavoracion tiene esto y ademas de donde sacamos esos moldes tan monos para darle forma de barquillo, desde luego no me extraña que le guste a tu madre que buenisima receta pero si nos ponemos con los dulces que estamos viendo , cuando vamos a empezar con la dietita , como me haceis sufrir con estas cosas y yo a mirar, de momento, besssssssssss

    ResponderEliminar
  28. Vine a buscar la receta de la tarta de chocolate con calabacil y me encontre este dulce jeje. Delicioso!
    Hoy es cumple de mi hija pequeña, 16 años!! voy a buscar la tarta jejeje
    besos

    ResponderEliminar
  29. Te han quedado divinos, menudos bocaditos tan ricos que te has montado, tengo esos moldecitos sin estrenar desde hace un monton de tiempo, que ricura...Bess

    ResponderEliminar
  30. Tus pasteles son todo un capricho, una delicia Nuria, como a tu madre me han gustado y pienso que para una pastelería de lujo no iban a desentonar, todo lo contrario serían el dulce estrella. Siento no haberlos probado. Besitos y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  31. Madre mia mi querida amiga, que pastelitos, estos parecen que esten caidos del cielo, por que su pinta es celestial, que buena idea tuvo tu madre con acordarse de ellos, y tu de sacarlos por internet,como me han gustado, y como te he dicho mas de una vez cuanto me gustaria estar charlando contigo toda una tarde y al lado una bandeja de estas delicias, hoy mas que nunca, me gustaria estar a tu lado y contarte muchas cosas, pero bueno la vida es larga y seguro que algun dia podre darte un abrazo. Mil besicos y miles de gracias por tus siempre hermosas palabras en tus comentarios

    ResponderEliminar
  32. Gracias por la referencia y la verdad es que son adictivos, me encantan. Te han quedado de lujo vamos.

    ResponderEliminar
  33. Dos lágrimas, que bien podrías recoger en los moldes de los barquillos, se me acaban de caer mejillas abajo y todo por no poder estar al lado de esa taza de café y poder contestarle a tu madre: " Qué razón tié señora, pero qué razón!". Un abrazo. Que se me han hecho las 2 y tengo que preparme el caldito.

    ResponderEliminar
  34. Fantástica la receta mi niña, soy una apasionada del hojaldre y el cabello pero estos barquillos no los conocía y van derechitos a la carpeta de pendientes urgentes. Tienes mucha razón en todo lo que comentas de internet, ha hecho el mundo más pequeño, nos ha acercado mucho las cosas y para quien tiene curiosidad por un tema en concreto es una maravilla. Y además ¿que sería de nosotras pobres blogueras sin este invento?. Un beso preciosa!

    ResponderEliminar
  35. Es muy cautivador tu blog y esta receta se pasa de exquisita

    ResponderEliminar
  36. Yo soy más de libro en papel y si es de los clásicos, mejor que mejor... Pero hay que reconocer, que internet y "San Google" son un buen invento, que en cuestión de segundos te resuelven las dudas que te puedan surgir. ¡Es alucinante! Muchas veces me pregunto, qué pensarían mis abuelos si viesen sus recetas publicadas en el medio virtual... Una cosa se segura, que si viesen recetas como esta que nos traes pedirían probarlas de inmediato.

    ResponderEliminar
  37. Me encanta esta receta y como tengo cabello de ángel recién hecho, la haré seguro, seguro. Por supuesto te contaré a ver como sale. Muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
  38. Hola Reina Guanche! yo también me uno a tu agradecimiento a los creadores de este fantástico invento... y de paso a los cocinillas como tu, que nos dejan constancia gráfica de sus maravillosos trabajos, y que nos facilitan mucho la labor a los aprendices... eres una artista amiga Nuria, estos pastelitos son una tentación en toda regla.
    Un bico enorme y buen finde

    ResponderEliminar
  39. Hola guapa, hoy más que nunca te voy a dar las gracias por la receta, mi madre los hacia en casa así que me has traido unos recuerdos increibles. Se le daba mucho mejor el salado pero dentro de los dulces siempre hacia tres que eran los que se le daban de maravilla, los roscos de sartén, el bizcocho de manzana y las barquitas como decia ella. Así que tomo nota aunque seguramente no me quedarán ni como a ella ni como a ti que te han quedado de pasteleria. Un besote bien fuerte. Muaaaaa.

    ResponderEliminar
  40. Es exactamente ese barquillo que comíamos antes, el recuerdo de ese sabor me ha llevado a comprar a veces algunos pero nada que ver con aquello que se hacían en Alcalá, en Carmona, Sevillla y resto de la zona, ideales te han salido, y ahora que tendré que ir a comprar cacharro para las tortitas, dime dónde encuentro esos moldes mi niña. muaccc

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?