27 de septiembre de 2012

Calabacines rellenos



La primera vez que probé unos calabacines rellenos tenía yo quince años, fue en casa de mi comadre Maca y ese día su madre, mi querida Marga, los estaba guisando.
Poner ahora en pie la receta de ese día es imposible, y por aquella época lo cierto es que todavía no me había dado por ir pidiendo recetas a la gente, esa manía me llegó después. Con quince años Maca no era todavía mi comadre, el título le llegó unos cuantos años después, pero nuestra amistad se remonta a esa edad, y lo que nos queda  ¿verdad, mi niña?
Mi memoria guardó este plato muchos años hasta que los hice por primera vez, en casa no había costumbre de consumir calabacines, que yo recuerde sólo se compraban cuando se hacía pisto, pero fuera de esta receta nunca más volvía a entrar en casa hasta que tocaba pisto de nuevo.
               

No sé si ahora se consume más esta verdura que antes, pero para mí fue un descubrimiento. Por más que expliqué en casa lo rico que estaba lo que había comido, no me hicieron mucho caso, pues no eran especialmente seguidores de esta verdura . Así que cuando fui mayor y tuve mi cocina, fue de los primeros platos con los que experimenté, y hoy en día los consumo mucho en distintas preparaciones.
Siempre que hago esta receta doblo cantidades, ya que es un plato entretenido, de esa forma lo tengo preparado en el congelador y sólo es cuestión de dejarlo descongelar, y gratinar en el último momento.


Uno de mis hijos llama a este plato cáscaras rellenas, desde pequeño, cuando le preguntaron un día qué había comido y desde entonces los llamamos así, aquí os las dejo por si os animáis, nosotros la disfrutamos mucho.

Necesitaremos: (para ocho personas)


  • Un calabacín mediano por persona.En este caso ocho, si son pequeños, entonces dos por barba.
  • 1/2 kilo de beicon, que sea bueno y tenga mucho magro. Cortado en lonchas gruesas para poder después hacer taquitos.
  • 250 grs de champiñones o setas (en este caso cogí un mezcla de setas : Cardo, Nameko, Boletus luteus y Boletus edulis).
  • Aceite de oliva.
  • 1 litro de leche entera.
  • 4 cdas soperas  con copete, de harina.
  • Nuez moscada.
  • Perejil picado muy fino.
  • 250 grs de queso tipo gouda u otro de sabor suave y que sea fundible.
  • Un poco de tomate frito para fondo de los calabacines al servirlos, opcional, otros prefieren disponer los calabacines directamente y sin mezclar con el tomate.
Como los haremos: 



  • Lo primero que vamos a hacer es cortar los calabacines por la mitad a lo largo.
  • Con ayuda de un cuchillo al principio y con una cuchara sopera para terminar, le sacamos toda la carne y dejamos la piel preparada para ser rellenada.
  • Disponemos las pieles en una olla para cocerlas al vapor. Tardarán unos 20 minutos, tienen que quedar tiernas, pero que podamos manejarlas, que no se nos rompan al cogerlas.
  • La carne de los calabacines la reservamos.

    • Partimos la carne de los calabacines, el beicon y las setas.
    • Vigilamos las pieles porque deben estar a punto ya
      • En una sartén ponemos un poco de aceite, y cuando esté caliente añadimos la carne de los calabacines, refreímos hasta que la veamos blanda y la pasamos a un colador para que suelten todo el agua. Los calabacines tienen muchísima agua.
      • En otra sartén ponemos otro poco de aceite, y añadimos el beicon y las setas, movemos hasta que estén hechos y entonces añadimos la harina. Sin dejar de mover, veremos como la harina se va integrando y cogiendo color, se va tostando, esto es importante, para que la bechamel tenga mejor sabor.
      • En la bandeja del horno, vamos disponiendo las pieles ya cocidas, esperando a ser rellenadas.
      • Cuando ya tenemos la  harina tostada, vamos añadiendo la leche sin dejar de mover en ningún momento.La bechamel tiene que quedar más clara que si fuese para hacer croquetas, pues cuando enfríe siempre espesa y nos quedaría un relleno demasiado denso, buscamos que quede suave al paladar y en la textura. Le añadimos entonces la nuez moscada y rectificamos de sal.
      • Cuando la bechamel esté hecha, le añadimos la carne de los calabacines y ya tendremos hecho el relleno. Dejamos templar un poco antes de rellenar.
      • Cuando lo veamos templado rellenamos los calabacines, ya casi hemos terminado.
        • Rallamos el queso, y lo disponemos sobre los calabacines. Ahora espolvoreamos un poco de perejil  y listos.
        • Encendemos el horno a 200º durante quince minutos antes de meterlos.
        • Los ponemos a media altura, calor arriba y abajo durante quince minutos y listos para comer.

        Lo cierto es que queda un plato muy lucido, no es difícil aunque sí entretenido. Si tenéis invitados, siempre quedaréis bien, espero que os gusten.                             


                                                              Que aproveche!!!

          

                        

        10 comentarios:

        1. Hay que ver lo reacios que éramos de niños y adolescentes a probar la verdura y con la edad nos termina encantando. Yo estoy intentando que eso no pase con mi hijo y creo que lo estoy consiguiendo. El pobre se lo come tó. Muy buena la receta y un besito.

          ResponderEliminar
          Respuestas
          1. Hola Jose, creo que si volviese a tener a mis hijos pequeños hubiera hecho las cosas de otra forma con el tema de las verduras, las madres tenemos mucha culpa de esas manías anti-verduras.Tu hijo con lo bien que cocinas, como para hacerle ascos a algo, faltaría más.
            Gracias por el comentario,besotes mi niño.

            Eliminar
        2. Nuria guapa, que receta mas rica, y ese nonbre que le ha puesto tu hijo esta pero que muy bien puesto, se ven unos calabacines mas que ricos, desde luego muy elaborados, pero ricos de verdad,que preciosos recuerdos tienes de tu comadre, eso es maravilloso. Un abrazo amiga

          ResponderEliminar
          Respuestas
          1. Hola María guapetona, ricos ricos, si los haces de verdad que te gustarán. Es que mi comadre y yo hemos echado los dientes juntas como quien dice, ahora no la veo todo lo que quisiera, la vida es así, pero los recuerdos, el teléfono y lo que nos queremos, eso sí es maravilloso como tú dices.
            Mil besotes mi niña.

            Eliminar
        3. Pues en mi casa lo comiamos mucho rellenos y recuerdo que hasta cocido con mayonesa, quizá dependa de la zona geografica en la que nos encontremos, desde luego tambien lo comiamos en pisto que por cierto nos volvia locas y mi madre se tiraba las horas muertas picando finisimamente las verduras. Me alegro que los descubrieses asi tengo una receta diferente más.
          Besos

          ResponderEliminar
          Respuestas
          1. Hola Teresa, yo desde luego los consumo mucho.Pruebala cuando puedas, te gustará.
            Besotes preciosa.

            Eliminar
        4. Me encantan los calabacines rellenos Nuria, que pinta...además segun con que relleno es un plato completísimo!
          Un besito

          ResponderEliminar
          Respuestas
          1. Hola Inma, tienes razón, depende de lo que los rellenes, te queda un plato completísimo.
            Besote mi niña.

            Eliminar
        5. Hice la receta siguiendo todos los pasos y en casa han sido un éxito. Seguro que los repetimos pronto.
          BSS Patricia.

          ResponderEliminar
          Respuestas
          1. Hola Patricia, muchas gracias por tu comentario, lo cierto es que cuando alguien hace una receta del blog y comenta que le ha quedado bien, gusta mucho.
            De verdad, muchas gracias.
            Besotes mi niña.

            Eliminar


        ¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
        Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
        Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?