27 de marzo de 2013

Pestiños de la yaya Ernesta.

                       
      Estos pestiños son los que se han hecho en casa toda la vida. Y antes que mi madre, los hacía mi abuela. Así que es una receta familiar. Una de esas recetas que tiene tu madre anotada en su libreta ( Sí, ya lo sé, la que perdí y me sigue recordando)  de tantas veces que los he hecho, al final te la terminas aprendiendo.
      Siempre los prepararon entre mi madre y mi tía cuando se acercaban las fechas de Semana Santa, después cogí yo el testigo de mi tía y los sigo haciendo con mi madre. Aunque la pobre ya está mayor, y cuando llevamos la mitad de la masa frita, me pregunta : ¿niña, queda mucho? y ahí ya sé que tengo que llamar a la suplente {mi hija} que viene protestando porque no tiene paciencia para estas cosas, y le parecen demasiados pestiños.
     Pero entre dos este trabajo se hace mejor. Así una va dando forma a los pestiños y la otra cuidando el fuego y friéndolos.

                  

 Este año los preparamos el  Domingo, espero que duren hasta la mitad de la semana al menos, aunque el año pasado batieron records  y el Miércoles no quedaba ni uno. Pero no preguntes, que nadie ha comido.

Bien es cierto, que sale una cantidad generosa. Si sois menos, igual os conviene dividir cantidades.

** Reedito esta entrada que es la primera que hice en el blog hace justo hoy tres años (27/3/2010), pero las fotos eran tan oscuras que me apetecía renovarlas **

NECESITAREMOS:


              
  • 1 huevo bien batido o 2 si son pequeños.
  • 1 taza de vino blanco que sea bueno. 250 grs, que lo he pesado.
  • 1 taza de aceite que habremos frito anteriormente con una cáscara de naranja o de limón. 215 grs, que también lo pesé.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 1 raspadura de limón.
  • 4 tazas grandes de harina (vienen a ser como unos 750 grs. de harina de repostería). Siempre añado 700 y después voy añadiendo según veo la masa. Ya sabéis que no todas las harinas son iguales. Y porque me dio por medirlo todo, que son de esas recetas de .....la que admita.
  • 2 cucharadas soperas colmadas de anís verde o matalauva.
  • 2 cucharadas soperas de sésamo o ajonjolí.
  • 200 grs de miel.
  • 1 paquete de azúcar glasé.
  • una rama de canela o 1/2 cucharadita de canela en polvo.
  • Abundante aceite de oliva suave para freírlos.
Cómo los haremos:

       
  • Freímos la  taza de  aceite con una cáscara de naranja o limón (esto se hace para quitar fuerza al sabor del aceite), añadimos también el sésamo y el anís en grano. El aceite no debe estar fuerte, tiene que hacerse poco a poco.
                                                 
                                    

                                  
  • Ponemos en un cuenco grande los huevos, la ralladura de limón, el vino blanco y la harina tamizada.
                                   
  • Cuando el aceite esté templado se lo añadimos al resto de los ingredientes, colándolo para no añadir las semillas. Aunque si os gusta podéis dejar algunas sin colar.
  • Trabajamos la masa y enseguida estará lista para empezar.Se convierte en una masa fácil de trabajar,nada pegajosa y muy manejable.
  • En una sartén amplia, añadimos abundante aceite de oliva suave, y añadimos una cáscara de naranja para aromatizarlo y que pierda fuerza. La dejaremos hasta que la veamos tostada, el fuego que esté a temperatura baja.
                                             
                                                                 

  • Vamos cogiendo porciones  grandes y las extendemos sobre una superficie bien limpia dejándola muy fina.
  • Vamos cortando la masa con un vaso o corta pastas de tamaño pequeño, yo utilizo los vasos de los chupitos, y después estos círculos los estiro aún más con ayuda del rodillo, para dejar la masa transparente. Uno los dos extremos, presionando un poco para que no se abran al freírlos y ya los tendremos listos para ir a la sartén. {los estiro hasta que está casi transparente la masa, pero la dejé un poco más gruesa en las fotos, así se veía mejor el proceso}
                              
  • Los freímos por tandas hasta que tengan un bonito color dorado. Sin poner mucha cantidad de pestiños a la vez, pues hay que ir echando aceite con la paleta por encima, para que se hinchen, y vigilar para que cojan el punto de tostado deseado.
  •  Una vez fritos, los colocamos en una fuente a la que habremos puesto un plato pequeño boca abajo para que se vaya quedando el aceite sobrante y el pestiño quede sin grasa y crujiente. O también podemos poner papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
                                             
    Después de haberlos frito y puestos a escurrir del aceite sobrante, podemos elegir la forma de presentación: pasados por azúcar glasé o enmelados{bañarlos en agua miel}                         .
  • Si los vamos a pasar por azúcar glasé esperaremos a que estén bien fríos. De lo contrario, el azúcar formará una pasta en la superficie del pestiño. Os lo digo por experiencia de las prisas en otras ocasiones.
                                                 
                                               
  • Si elegimos bañarlos en miel, pondremos 1/2 litro de agua con 250 grs.de azúcar, 200 grs de miel, una canela en rama o 1/2 cta. en polvo y cuando lleve hirviendo un buen rato a fuego moderado iremos sumergiendo los pestiños en pequeñas tandas. Los dejamos cocer en esa melaza unos 3 minutos y los sacamos. Es el mismo proceso que en las TORRIJAS  {clica encima para verlas}
  • Es mejor irlos colocando en una bandeja con fondo y verter, cuando esté fría una poca melaza por encima.
         

              
  • Dejar en ambos casos que estén bien fríos para consumirlos
  • Tanto los pestiños de azúcar como los de miel pueden guardarse perfectamente bien una semana sin alterarse el sabor ni la textura. A mí me parecen más ricos, al día siguiente de haberlos preparado.

       En casa nos gustan de tamaño pequeño, con un sólo bocado te llevas uno sin pensar. Claro que de esta forma, te comes unos cuantos.....también sin pensar.

  
                                       
                                       Espero que los probéis y que os gusten tanto como a nosotros.

20 comentarios:

  1. He hecho la receta esta tarde y tengo que decir que me han quedado buenísimos,mañana tendré que hacer más pues se los han llevado mis hijos y tendré que repetir de nuevo.
    Gracias por compartir la receta.
    Maribel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho Maribel,gracias por pasarte por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Nuria cómo me ha gustado ese pañito verde! qué bonito!... bueno los pestiños para qué te digo si están riquísimos, mi receta es diferente pero parecida, lo curioso es que aquí se hacen en navidad, y ahora torrijas, se ve que es lo típico de tu tierra de adopción?
    Ahora otra cosa, vas a tener (yo también) que poner cositas de dieta! je que el verano ya está aquí y yo no paro de querer todos los dulces que haces. Besotes guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este pañito en realidad es una servilleta, de un juego de café, y tiene más años que yo :), hoy estuve haciendo torrijas, pero de momento no he caído en la tentación, y bueno ¿tendrás morro? me hablas de la operación bikini tú, que me tienes puesta una tarta de lo más llamativa en el blog y cargadita de mantequilla jaja este año el bikini de cuello vuelto mi querida Carmen, como no espabilemos:)
      Besotes gordos, mi niña.

      Eliminar
    2. Pero la primera que no usa bikini soy yo jaja pero es que ni el bañador a este ritmo me entra, y esa tarta era un peligro, lo reconozco ;)

      Eliminar
  4. Mi querida Nuria, que honor hacer estos pestiños con tu preciosa madre, desde luego mas bonitos no te han podido quedar, y seguro que su sabor es tan rico, que dudo, duren todo el tiempo que tu quisieras jejeje, tanto los de miel como los de azucar, me los tomaria encantada, que pena estas tan lejos jejeje, por que me iria para tu casa con una cafetera debajo del brazo ya mismo. Miles de besicos para ti y tu familia preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida María, lo cierto es que disfruto cuando me pongo con mi madre a hacer alguna receta de las suyas, aunque se ríe mucho mientras hago fotos, pero luego le gusta verlas en el blog. Y siempre le digo: mamá esto es como cuando mirabas las fotos de los libros de cocina, pero en los tiempos modernos.
      Y ahora vengo de tu blog jaja, que te decía que iba con una botella de vino a comerme las gambas, pues ya veo que yo pongo el postre y tú el café....aunque sea virtualmente.
      Besotes, mi niña.

      Eliminar
  5. Pues chicas yo de buena gana me unia a vosotrocs, comer iba a comer de maravilla y pasar lo pasaría en grande, estoy de acuerdo con María...que pena que esteis tan lejos.
    Los pestños inmejorables, como todas las recetas de las madres.
    Un bico y buen finde

    ResponderEliminar
  6. Querida Milia hasta que no dominemos la teletrasportación :) nos lo imaginaremos de momento.
    Desde luego ibamos a tener unos buenos ratos entre risas y darle al diente.
    Muchasa gracias mi niña, buen finde para tí también.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  7. Los pestiños te han quedado de lujo,tienen una pinta riquísima.Me recuerdan a los de mi madre y sobre todo por la forma de hacerlos y los preparativos.Lo que mas me gusta aparte de los dulces claro,(con lo goloso que soy)es la forma de explicarte,tienes todo el salero del mundo!!!!!.Sigue así y sigue enviando esas maravillosas recetas,que tanto gustan y nos alegran la vida.Muchos besos preciosaa!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jimmy, muchas gracias por tu comentario. Siempre gusta que te digan este tipo de cosas, te suben la moral...y de qué manera!!!
      Espero seguir viendote por aquí, que me ha encantado tu visita.
      Besotes, mi niño.

      Eliminar
  8. De nada primor,aquí me tendrás como buen amante de la cocina y como no de la repostería,para darte mis enhorabuena por tus buenísimas recetas!!!!.Besos

    ResponderEliminar
  9. Vivo em brasil y mi abuelo que era espanhol los asia muy bien haora los queria hacer para el cumpleanhos de mi madre pero ay algunas cosas que no conosco me puedem alludar um es anis verde.es el anis comun sin ser el estrellado? Yque es sesamoo ajonjoli

    ResponderEliminar
  10. Hola Adri, me alegro que hayas llegado hasta aquí. Pues seguro que a tu madre le hará mucha ilusión que prepares una receta tan española como esta.
    Claro que te ayudo encantada, tú por preguntar no te preocupes, y cualquier duda me la preguntas sin ningún problema. El anís verde es el anís común, efectivamente y el sésamo o ajonjoí son esas pepitas pequeñas que suelen ponerse en los panes de hamburguesas
    Por si no lo has visto, mi correo es: elcuadernoderecetas@gmail.com

    Ahora porque es de noche y tendría que hacer las fotos con el flash, pero si sigues teniendo dudas mañana, me lo dices que e mando unas fotos de estos ingredientes, para que no tengas problemas.
    Espero que te salgan estupendos, y si me mandas una foto tú, con los pestiños, me hará mucha ilusión.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  11. El sábado hice los pestiños y salieron riquisimos!!!
    Mi abuela los hacía y alguna vez me dio la receta cuando yo tenía 15 o 16 años y como es lógico la perdí o no la guardé en condiciones (una pena), así que pensé en ti y una vez más no me defraudaste. Mi marido no podía parar de comer, dice que le gustan más que cualquier otra cosa que haya hecho. Son un tanto laboriosos así que tardaré algo de tiempo en volver a hacerlo pero seguro que los volveré a hacer.
    Tengo pendiente enviarte una fotito.
    Una vez más, gracias por compartir tus recetas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Mónica, gracias a tí por la confianza, por venir a contármelo y por tomarte la molestia de hacer la foto y mandarla. Ya la tengo colgada jaja, anda que me ha faltado tiempo.
      Me alegro muchísimo que al catador oficial le gustase tanto. En cuanto vea a mi madre, se la enseño, no sabes la ilusión que le hace, que hagan sus pestiños.
      Y por cierto, te quedaron escandalosamente buenos, huecos e hinchados....no hay más que verlos.
      Besotos gordos, mi niña y nuevamente muchas gracias.

      Eliminar
  12. SIEMPRE MIRO LAS RECETAS DE LOS PESTIÑOS O BORRACHUELOS, COMO DECIA MI MADRE. YO POR DESGRACIA YA NO LA TENGO, PERO ESTE AÑO EN SU HONOR HICE MIS PRIMEROS PESTIÑOS/BORRACHUELOS. Y TENGO QUE DECIR QUE ME QUEDARON BUENISIMOS, QUE PENA QUE ELLA NO LOS PROBARA!!!! EN FIN, SON UN POCO DIFERENTES, YA OS DIRE LA RECETA. Y POR CIERTO! YO TAMBIEN TENGO UN PAÑUELITO MUY PARECIDO Y EN COLOR VERDE, HECHO POR MI ABUELA, JAJAJ QUE BONITO ES RECORDAR ESTAS COSAS!!! GRACIAS POR TU RECETA!!!

    ResponderEliminar
  13. ¿Qué tendrán estos postres de sartén, que con ingredientes tan básicos, son tan exquisitos?. Si además, la receta, te viene de recuerdos tan entrañables, los pestiños para tí, serán doblemente deliciosos. Mi madre, también es muy mayor la pobre, y aunque quiere, ya no puede ayudarme, y precisamente mañana voy a preparar pestiños para que ella los disfrute, pero ya sin participar en la cocina. Te quedaron de revista, Nuria :-)

    Un besín.

    ResponderEliminar
  14. ADORO estas recetas de antaño, las que nos teletransportan a nuestra infancia.

    Yo este año no he hecho pestiños, el año pasado hice la receta de la tía de mi marido y fueron un éxito, como tu dices, desaparecieron en un visto y no visto, pero debió ser cosa de duendes, porque nadie me supo decir que pasó con ellos (y eso que en casa sólo somos 3) jaja jajaja.

    Yo los prefiero rebozados en azúcar, me gustan mucho más.

    Besos preciosa, espero que estés disfrutando de las vacaciones

    Besotes

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?